Navigation path

Left navigation

Additional tools

Other available languages: none

Comisión Europea

Joaquín Almunia

Vicepresidente de la Comisión europea responsable de Competencia

Aprobación de los planes de reestructuración de BFA-Bankia, NCG Banco, Catalunya Banc y Banco de Valencia

Sala de prensa de la Comisión - Bruselas

28 Noviembre 2012

La Comisión Europea ha aprobado hoy los planes de reestructuración de cuatro bancos españoles: BFA/Bankia, Catalunya Banc, Nova Caixa Galicia (o sea "Banco NCG") y Banco de Valencia.

Estos planes se basan, por un lado, en el Memorando de Entendimiento firmado por España y el Eurogrupo. También se alinean por supuesto con nuestras normas sobre ayudas de estado – y en concreto con las normas que aplicamos en toda la UE desde el principio de la crisis a las entidades financieras que han recibido ayudas públicas.

El Memorando fijó una fecha límite muy ambiciosa – finales de noviembre – para tomar decisiones sobre los planes de reestructuración de cada banco. Hemos cumplido con este objetivo.

Las decisiones de hoy significan que los fondos del Mecanismo europeo de estabilidad (MEDE) pueden ser desembolsados a España a través del FROB, el Fondo español para la reestructuración bancaria.

Estas recapitalizaciones públicas son muy amplias: aproximadamente 18.000 millones de euros para Bankia, 9.000 millones para Catalunya Banc, 5.500 millones para Nova Caixa Galicia y 4.500 millones para Banco de Valencia. Por lo tanto, la cantidad total es de 37.000 millones de euros.

Sin embargo, esta enorme inyección de capital público está muy por debajo de las cifras identificadas para estos bancos por las pruebas de resistencia llevadas a cabo por Oliver Wyman. Esto es debido a que los titulares de capital de estos bancos contribuirán a los costes de reestructuración a través de la absorción de pérdidas. Esto se aplica a la vez a los accionistas y a los titulares de capital híbrido, preferentes o similares, que canjearán sus instrumentos existentes en acciones después de que se haya aplicado una quita adecuada. Eso reducirá la factura para los contribuyentes de forma significativa.

Las ayudas de Estado que los bancos van a recibir a través de nuevas inyecciones de capital se suman a las ayudas que ya habían recibido en el pasado.

Los 4 bancos también transferirán una cantidad en torno a los 45.000 millones de euros en activos a la sociedad de gestión de activos – "SAREB". El descuento medio del valor bruto en libros de los activos transferidos será aproximadamente del 63% para los activos adjudicados y del 46% para los préstamos a promotores.

Los planes de reestructuración para BFA/Bankia, Catalunya Banc y NCG aseguran que estos bancos volverán a ser viables a medio y largo plazo sin necesitar más apoyo público.

BFA/Bankia, Catalunya Banc y Nova Caixa Galicia, por lo tanto, van a someterse a una reestructuración importante durante 5 años, hasta el 31 de diciembre de 2017. Centrarán su modelo de negocio en la actividad de préstamos al por menor y a las PYMES, la llamada banca 'retail' en los lugares de España donde estaban presentes históricamente.

Abandonarán los préstamos al sector promotor y otras actividades más arriesgadas. Eso contribuirá al fortalecimiento de sus posiciones de capital y liquidez y reducirá progresivamente su dependencia de la financiación mayorista y del Banco Central.

Los 3 bancos venderán o liquidarán filiales y participaciones industriales. Los ingresos obtenidos de estas ventas serán utilizados para financiar la reestructuración de cada banco y por tanto limitarán la necesidad de más ayuda.

En total, la parte de cada uno de los tres bancos que continuará su actividad bancaria en el futuro se reducirá en aproximadamente un 60% respecto al tamaño de su balance en 2010. Esta estimación incluye la transferencia de activos a Sareb. A finales de 2017 sus redes de oficinas representarán aproximadamente la mitad de lo que eran en 2010. La relación entre préstamos y depósitos se situará en torno al 100% y por debajo de este porcentaje en el caso de NCG.

Por otra parte, BFA/Bankia, Catalunya Banc y Nova Caixa Galicia estarán sometidos a restricciones que incluyen limitaciones del paquete de remuneraciones y la prohibición del pago de cupón de los instrumentos híbridos hasta que las medidas de distribución de la carga les sean aplicadas plenamente. Los bancos no podrán hacer publicidad del apoyo público recibido o utilizar la ayuda percibida para llevar a cabo prácticas comerciales agresivas, y también serán sometidos a una prohibición de adquisiciones.

Para Catalunya Banc y Nova Caixa Galicia, las autoridades españolas han acordado vender los bancos, de modo que en el futuro serán integrados en otra institución. Los planes prevén que la venta tendrá lugar antes de finalizarse el periodo de reestructuración. Si no es el caso, las autoridades españolas tendrán que presentar un plan de resolución ordenada.

BFA/Bankia también se someterá a una reestructuración completa. Será un banco mucho más pequeño que hoy en día, concentrado en las regiones históricas de las cajas que se fusionaron para crear BFA, así como en algunos otros centros de relevancia económica y financiera dentro de España.

El caso de Banco de Valencia es muy diferente. Nuestro examen nos llevó a la conclusión que el banco no es viable como entidad autónoma. Por lo tanto se venderá a otra entidad. Banco de Valencia se integrará en CaixaBank y dejará de existir como banco independiente. La Comisión ha verificado que esta opción es más barata que simplemente liquidar el banco.

Con las decisiones de hoy se completa una etapa importante de la aplicación del Memorando. Esto significa que España podrá contar con un sector financiero cada vez más sano y viable para financiar la economía real. Las condiciones previstas en los planes de reestructuración impedirán un regreso a las prácticas insostenibles del pasado, lo que constituye una condición clave para la recuperación económica en España.

Finalmente, aunque los cuatros bancos sobre los que nos concentramos hoy representan la mayor parte de las necesidades de capital del sector bancario español, nuestro trabajo no está acabado: la Comisión deberá adoptar antes de Navidad las decisiones sobre los planes de reestructuración de otros bancos españoles que, habiendo revelado un déficit de capital en las pruebas de resistencia, necesitan fondos públicos para su recapitalización. Estos llamados "bancos del grupo 2" son CEISS, Banco Mare Nostrum, Liberbank y Caja 3. Nuestra intención es adoptar las respectivas decisiones el próximo 20 de diciembre


Side Bar

My account

Manage your searches and email notifications


Help us improve our website