Navigation path

Left navigation

Additional tools

Other available languages: none

SPEECH/12/355

Cecilia Malmström

European Commissioner responsible for Home Affairs

Proteger la memoria de las víctimas del terrorismo para un futuro más tolerante

Congreso sobre Memoria y Convivencia

Bilbao, 14 de mayo de 2012

Señoras y Señores,

Es para mí un gran placer dirigirme hoy a Vds. en la apertura del Congreso sobre Memoria y Convivencia para las víctimas del terrorismo.

La Comisión Europea está firmemente comprometida con la lucha contra el terrorismo y profundamente preocupada por el terrorismo de ETA en España. Las cuatro décadas de actividad terrorista han sido espantosas. Pero la sociedad española ha demostrado una determinación ejemplar para luchar contra el terrorismo sobre la base del respeto de la democracia y del Estado de Derecho.

El resultado de esta lucha es que ETA está cada vez más debilitada y que la Comisión Europea alberga grandes esperanzas de que los recientes comunicados darán lugar a la entrega de las armas y a la disolución de la banda terrorista.

Hoy estoy aquí para rendir homenaje a todas las víctimas del terrorismo y para compartir la esperanza de todos aquellos que aspiran a un futuro en el que España esté libre de la lacra del terrorismo.

En Euskadi, a pesar de la esperanza que ha suscitado el comunicado de ETA para poner fin a la violencia, queda aún mucho por hacer en el futuro sin olvidar los sufrimientos del pasado.

La Unión Europea se basa en los valores universales de la dignidad humana, la libertad, la igualdad y la solidaridad, el respeto de los derechos humanos y las libertades fundamentales. Si dejamos de tener presente hasta qué punto las más graves violaciones de nuestros principios fundamentales pueden poner en peligro la existencia de nuestra democracia, nos quedaremos sin pasado y sin futuro.

Aunque el tiempo alivie el sufrimiento, nunca deberá borrar el recuerdo de las víctimas. Al hablar de las víctimas, atribuirles un rostro, una identidad, reduce la resignación de la población respecto a los crímenes terroristas.

Si falta la movilización, se condena a la víctima a convertirse en un dato estadístico. Para construir una sociedad más resistente, la comunidad internacional tiene la responsabilidad de adoptar justamente la postura contraria.

El pasado mes de marzo, con ocasión de la conmemoración de los terribles atentados de Madrid, la Comisión organizó el Octavo Día Europeo en Memoria de las Víctimas del Terrorismo. Este día fue una ocasión para escuchar historias de las víctimas y para reflexionar sobre cómo pueden contribuir a dar testimonio de la amenaza que el terrorismo aún supone para la vida humana y para la democracia.

Me conmovieron muchas de las intervenciones de ese día. Un mensaje en particular, de una víctima del terrorismo de ETA, Irene Villa, me llegó especialmente por la gran carga de esperanza que contenía. Irene y su madre fueron víctimas de una bomba que ETA había puesto en su coche. En el atentado, Irene perdió ambas piernas y varios dedos, pero está decidida a vivir la vida plenamente y a trabajar para que, en nuestro propio beneficio, su tragedia no se repita.

No es fácil evocar los recuerdos dolorosos, pero muchos de Vds., como Irene Villa, tienen el valor de hacerlo y desean encontrar un camino y mirar hacia delante.

Señoras y Señores,

Espero y creo que el Congreso que empezamos hoy albergará discusiones importantes y pienso que el futuro Memorial será una manera de demostrar al mundo que los terroristas no van a amedrentar a la sociedad, que las víctimas pueden convertir el dolor y la rabia en la más valiosa aportación para una sociedad más tolerante y más abierta.

Agradezco la oportunidad de ser testigo de su firme compromiso y de su voluntad de contribuir a este objetivo último. Puedo asegurarles que la Comisión Europea está dispuesta a ofrecerles todo el apoyo necesario.

Un paso importante en la lucha contra el terrorismo se logró el pasado mes de septiembre con la creación de la red de la UE para la sensibilización frente a la radicalización.

Esta red es una plataforma para que las víctimas del terrorismo, los expertos, la sociedad civil y todos los agentes locales compartan información, recursos y buenas prácticas sobre la manera de luchar contra la radicalización desde diversos ángulos en toda Europa.

Se ha creado un grupo de trabajo específico que sirva de plataforma a las víctimas del terrorismo que hayan manifestado su deseo de trabajar con organizaciones destacadas de la sociedad civil con el fin de desarrollar un discurso sólido de las víctimas y así contrarrestar el discurso violento de los extremistas.

Un elemento importante sobre el que concentrarse es el uso de Internet y de los medios sociales o incluso la producción de películas documentales para demostrar que la violencia terrorista nunca está justificada.

Además, los esfuerzos mencionados se suman a otras iniciativas de la Comisión, tanto a través de ayuda financiera como de acciones legales. El año pasado, se dio un importante paso con la adopción por la Comisión de un conjunto de medidas destinadas a mejorar la situación de todas las víctimas de la delincuencia, incluidas las víctimas del terrorismo.

Permítanme, por último, añadir que estoy muy contenta de estar hoy aquí y agradezco al Gobierno Vasco por haberme invitado a realizar esta intervención. Ahora que hay esperanzas de que el ciclo terrorista en esta región llegue a su fin, es de especial importancia desplazar la atención del debate de los terroristas a las víctimas.

Debemos seguir el camino sin olvidar el sufrimiento, para llegar a un futuro de paz y prosperidad construido sobre los cimientos de la dignidad, la justicia y la solidaridad en la sociedad.

De esta manera nuestros esfuerzos se nutrirán del ánimo e inspiración de los supervivientes de los atentados terroristas, de aquellos que han renunciado al terrorismo y han elegido la vía de la protesta pacífica en lugar de la violencia política. Estos supervivientes son héroes de la lucha por un mundo más seguro.

Con la creación del futuro Centro Memorial no solo contribuyen al cambio en España, sino que envían una señal importante al resto del mundo. Que nunca olvidaremos a las víctimas. Por todo ello, quiero manifestarles mi más profundo respeto y mi gratitud.

Gracias por su atención.


Side Bar