Navigation path

Left navigation

Additional tools

José Manuel Durão Barroso President of the European Commission Introductory remarks at the joint press conference with the Prime Minister of Spain José Luis Rodriguez Zapatero Meeting of the European Commission College and the Spanish Presidency Madrid, 23 February 2010

European Commission - SPEECH/10/40   23/02/2010

Other available languages: none

SPEECH/ 10/40

José Manuel Durão Barroso

President of the European Commission

Introductory remarks at the joint press conference with the Prime Minister of Spain José Luis Rodriguez Zapatero

Figures and graphics available in PDF and WORD PROCESSED


Meeting of the European Commission College and
the Spanish Presidency

Madrid, 23 February 2010

Primero deseo dar las gracias al Presidente del Gobierno, José Luís, por la acogida hoy aquí en Madrid y por la excelente colaboración durante estos casi dos meses de tu Presidencia de la Unión Europea.

Como ya lo hicimos en un formato más restringido a principios de enero, hemos abordado hoy las prioridades de este semestre y una sobresale por encima de todas: nuestra prioridad absoluta, compartida, es la recuperación económica y la creación de empleo.

La Estrategia Europa 2020, cuyos pilares más fundamentales la Comisión Europea presentó a finales del año pasado, proveerá las metas y los instrumentos para avanzar hacia un modelo de crecimiento económico más sostenible, más basado en el conocimiento, creador de empleo e inclusivo, garantizando la viabilidad de nuestros sistemas sociales, únicos en el mundo.

En otras palabras, Europa debe aspirar a más que "salir a flote" de esta crisis; la economía europea debe emprender un nuevo rumbo y no dejarse arrastrar.

La Comisión presentará el 3 de marzo el documento formal para la nueva Estrategia Europa 2020 con propuestas detalladas para concretar las discusiones: iniciativas en el terreno de la energía, de la economía digital, un plan de acción para la innovación, por adelantar algunas.

Quería subrayar la excepcional contribución del gobierno de España y de su presidente, José Luis Rodríguez Zapatero, con ideas concretas para esta estrategia: la cuestión de la energía, la economía digital o el plan concreto para impulsar el coche eléctrico son contribuciones que también debemos a España. Contribuciones políticas e intelectuales que son esenciales para las propuestas que ahora la Comisión va a presentar y discutir.

Espero que el Consejo Europeo de los días 25 y 26 de marzo pueda tomar las decisiones necesarias en base a estas propuestas, porque no hay tiempo que perder.

Hemos discutido también de la puesta en práctica del nuevo Tratado de Lisboa, los nuevos "raíles" sobre los que la locomotora europea avanza desde el pasado 1 de enero.

El Tratado de Lisboa refuerza también nuestra capacidad de hacer frente a la crisis económica y financiera. Nos da la base para proponer una coordinación más estrecha de las políticas económicas de los países de la eurozona, una idea que figura en las orientaciones políticas para mi segundo mandato. Y una idea que sé que es esencial para la presidencia española: el refuerzo de los mecanismos de gobierno económico en Europa, especialmente en la zona euro.

La lucha contra el cambio climático, la seguridad energética, las amenazas del crimen organizado y del terrorismo, la inmigración… en todos estas áreas el nuevo Tratado nos abre posibilidades de aportar respuestas europeas a retos que no conocen fronteras.

Además, el Tratado prevé por primera vez la "iniciativa ciudadana", la iniciativa popular, por la que un millón ciudadanos de varios Estados miembros podrán pedir directamente a la Comisión Europea que presente una iniciativa que estimen oportuna dentro de los ámbitos de competencia de la UE.

El Tratado de Lisboa refuerza nuestra capacidad de actuación e influencia en la escena internacional, con la creación de un Servicio Europeo de Acción Exterior. Es un desafío importante ya que debemos demostrar a los ciudadanos europeos que la Unión Europea habla y actúa con una sola voz y se la escucha en la escena internacional.

Quiero añadir que una de las prioridades, para España y para Europa, es la cumbre con America Latina y el Caribe. Espero que en esa cumbre podamos tener listos los acuerdos con América Central y con la Comunidad Andina. Y espero también que se pueda lanzar la negociación con el Mercosur.

En todas estas cuestiones sé que puedo contar con el apoyo eficaz, determinado, un apoyo excepcional, del Presidente Zapatero y del conjunto del Gobierno español para realizar con éxito estas tareas.

Quiero agradecer una vez más la convicción europeísta de España, de su Gobierno y de su Presidente. La convicción en el método comunitario y en su refuerzo como garantía de la aplicación de los tratados, del Tratado de Lisboa, y de los avances en nuestro proyecto de construcción europea.

Me gustaría terminar citando al gran maestro Ortega y Gasset, quien dijo que "sólo cabe progresar cuando se piensa en grande. Sólo es posible avanzar cuando se mira lejos." España, cuando piensa en Europa, piensa en grande. Y por eso quiero decir, una vez más, muchas gracias.


Side Bar

My account

Manage your searches and email notifications


Help us improve our website