Navigation path

Left navigation

Additional tools

Other available languages: EN FR PT

SPEECH/10/222

Johannes Hahn

Comisario de Política Regional

Ceremonia de firma del Memorándum conjunto de las regiones ultraperiféricas

Figures and graphics available in PDF and WORD PROCESSED

Conferencia ministerial

Las Palmas, 7 de mayo de 2010

Sres Ministros y Presidentes,

Señoras y caballeros,

Quiero ante todo agradecerle, Vicepresidente, su amable invitación y su cálida acogida. Es un gran placer para mí estar hoy aquí con ustedes. Este es mi primer compromiso oficial como Comisario de Política Regional con representantes de las regiones ultraperiféricas y mi primera visita de trabajo a la isla de Gran Canaria. Me consta que para algunos de ustedes esta es también su primera reunión conjunta en calidad de Presidentes de Región en el caso de Martinica, Guyana y Reunión, o de Ministro en el caso de Portugal. Permítanme que les felicite por ello

Quiero asegurarles que durante mi mandato van a ocupar un lugar prioritario en mi agenda. Las regiones ultraperiféricas tienen tanto valor para la UE como mi región natal austríaca o como las regiones belgas que ahora empiezo a conocer. Ustedes son parte integrante de la UE aunque deban enfrentarse a retos diferentes o adicionales debido a su ubicación lejana del centro geográfico de la Unión.

Tengo el firme propósito de conocer mejor sus regiones. Y aunque en algunas de ellas ya he estado alguna vez de vacaciones, espero que a lo largo de mi mandato pueda visitar, si no todos, por lo menos la mayor parte de sus fascinantes territorios.

Es natural que tres Estados miembros presten especial atención al desarrollo de políticas dirigidas a las regiones ultraperiféricas y tenemos la suerte de estar ahora bajo la Presidencia española. Permítanme agradecer a la Presidencia, y también a los Ministros francés y portugués presentes hoy aquí, el interés que han mostrado por este ámbito.

Pero la presente Conferencia me ofrece sobre todo la oportunidad de reunirme con los otros interlocutores clave en esta relación. Me estoy refiriendo a los Presidentes de las regiones ultraperiféricas. Mis predecesores han establecido unos sólidos lazos de cooperación con ustedes. Pueden contar conmigo para mantener y en la medida de lo posible profundizar este diálogo. Con 7.850 millones de euros destinados a sus territorios en el presente periodo financiero, la UE está desempeñando un papel esencial respecto a los retos a los que se enfrentan sus regiones, entre los que cabe destacar la accesibilidad, el apoyo a la vida económica de sus comunidades y la garantía de que van a poder responder a los desafíos que el cambio climático y la globalización nos plantean a todos nosotros. Si tuviera que darles solo unos cuantos ejemplos de las acciones emprendidas mencionaría los siguientes:

  • programas de ayudas estatales específicas,

  • regímenes fiscales especiales ( como el octroi de mer para los DOM, el AIEM (Arbitrio sobre Importaciones y Entregas de Mercancías) para las Islas Canarias o la Zona Franca para Madeira),

  • tipo reducido de impuestos especiales para los licores y aguardientes aprobado el año pasado para las Azores,

  • suspensión temporal de las Tarifas Aduaneras Comunes para los productos industriales en Madeira y las Azores (actualmente en segunda lectura en el Parlamento Europeo),

  • asignación complementaria en el marco de los Fondos Estructurales 2007-2013, que asciende a 975 millones de euros,

  • programas especiales como el POSEI para el apoyo a sectores tradicionales como la agricultura y la pesca.

Además, para disponer de una mejor evaluación de la presente situación de las regiones ultraperiféricas, mis servicios están realizando dos estudios, uno sobre los factores de crecimiento económico de las regiones ultraperiféricas y otro sobre el impacto de las migraciones y la demografía en su cohesión económica y social. Los resultados de estos estudios están previstos para finales de año.

Señor Presidente, señoras, caballeros:,

Considero que el Memorándum conjunto firmado hoy (junto con el adoptado el pasado octubre por las regiones) constituye un análisis serio, global y profundo de la presente situación de las regiones ultraperiféricas y de sus necesidades a la hora de afrontar nuevos retos. Voy a seguir estudiándolo con la máxima atención y lo haré circular por los demás departamentos de la Comisión afectados por este ejercicio.

Soy consciente de todo el trabajo que ha supuesto la elaboración de este Memorándum conjunto y quiero aplaudir los esfuerzos de cooperación desplegados en el desarrollo de una visión conjunta de futuro.

Es cierto que deberíamos analizar la presente estrategia desde diferentes perspectivas y desarrollar un enfoque que refleje no solo las necesidades específicas de sus regiones sino también las excepcionales bazas con las que cuentan. Como ustedes saben, esta es la línea de pensamiento expresada por la Comisión en sus informes de 2007 y 2008.

El Memorándum contiene muchos aspectos que suscribo plenamente. Por un lado tenemos que colaborar con sus sectores tradicionales, como la agricultura, la pesca y el turismo, en sus esfuerzos de modernización. Y por otro tenemos que desarrollar nuevas áreas de actividad de mayor valor añadido como las IT y las tecnologías verdes.

Estoy de acuerdo en que debemos apoyar la profundización de sus vínculos tanto con sus vecinos geográficos como con la UE. De hecho, venimos trabajando activamente por esta prioridad desde 2004 con recursos del Fondo Europeo de Desarrollo Regional y hemos establecido mecanismos para fortalecer las sinergias con los beneficiarios de los Fondos Europeos de Desarrollo. Pero aún queda bastante por hacer y ya estoy estudiando los pasos que debemos dar en la Comisión para hacer saltar los obstáculos que entorpecen la consecución de una coordinación más eficaz entre el FED y el FEDER. Acaba de constituirse un grupo de trabajo al respecto

En su Memorándum piden apoyo financiero constante para las regiones ultraperiféricas. Créanme, estamos decididos a ayudarles a superar sus desventajas. Su ubicación, la belleza natural de sus paisajes y la proximidad de territorios vecinos son otras tantas bazas que quiero ayudarles a aprovechar al máximo en el actual contexto de un mundo cada vez más competitivo. No puedo anticipar cuáles serán las próximas perspectivas financieras pero sí puedo asegurar que ustedes van a tener en mí un abogado sumamente activo.

Quiero felicitarles también por el especial reconocimiento del que son objeto en el Tratado. El nuevo Tratado de Lisboa es fruto de años de debate y los Estados miembros no van a estar dispuestos a modificarlo en un futuro próximo. Ello les garantiza no solo que serán tratados de igual manera que las demás regiones sino también que existe una base jurídica para adoptar, cuando sea preciso, medidas que se ajusten a sus necesidades. Como están dentro del mismo sistema que otras regiones, es fácil comparar las respectivas situaciones y la comparación les es favorable a ustedes. Forman ustedes «parte de la familia» y saben mejor que yo que las políticas de la UE ya se han adaptado a las necesidades de las regiones ultraperiféricas en muchos ámbitos, por ejemplo los de la cohesión, la fiscalidad, las ayudas estatales, la agricultura, la pesca, las aduanas, el comercio y la investigación y el desarrollo. Esta situación es única y proporciona muchos beneficios a sus regiones.

Su Memorándum sugiere que en circustancias excepcionales pueden requerirse medidas flexibles de apoyo a sus regiones. Como acabo de decir, ya hemos dado pruebas de nuestra voluntad de adoptar tales medidas. Pensemos por ejemplo en el POSEI o en la asignación complementaria que concedemos a sus regiones

Ha llegado indudablemente el momento de reflexionar en profundidad sobre las perspectivas de futuro. Estamos en un momento crucial del debate sobre el futuro de todas nuestras políticas. Europa 2020 ha establecido una visión del camino que nos llevará a un crecimiento verde, inclusivo y basado en el conocimiento. La política de cohesión será determinante para llevar esta visión a la práctica. Espero poder darles más información a este respecto cuando nos reunamos dentro de pocas semanas en Bruselas en el marco del primer Foro de las regiones ultraperiféricas.

Permítanme decirles por ahora que 2010 va a ser un año decisivo, entre otras razones de peso por la revisión presupuestaria que tendrá lugar. El debate no será fácil y la Comisión se verá obligada a tomar decisiones difíciles en el marco de las restricciones presupuestarias. Voy a esforzarme al máximo para conseguir un presupuesto que tome en consideración a todas las regiones y que apoye las inversiones clave necesarias para preparar un futuro próspero. Creo firmemente que solo la política de cohesión puede llevar a una óptima utilización de los fondos que garantice la coherencia entre todos los sectores y zonas de la Unión Europea.

Voy a acabar, pues, expresando mi más ferviente deseo de trabajar con ustedes, de ayudarles a construir un brillante futuro para sus regiones y de desempeñar mi papel de amigo y de defensor de sus intereses en Bruselas.


Side Bar

My account

Manage your searches and email notifications


Help us improve our website