Navigation path

Left navigation

Additional tools

CONSEJO EUROPEO
EL PRESIDENTE

ES

Bruselas, 14 de diciembre de 2012

(OR. en)

EUCO 236/12

PRESSE 532

PR PCE 199

Comentarios del Presidente Van Rompuy tras
la primera sesión del Consejo Europeo

Esta ha sido una buena semana para la Unión Europea, una semana memorable. El lunes estábamos en Oslo y esta mañana los Ministros de Hacienda aprobaban el Mecanismo Único de Supervisión (MUS) para los bancos y el Eurogrupo tomaba una decisión sobre Grecia.

Y esta noche hemos sostenido una primera sesión muy constructiva del Consejo Europeo. Hemos tomado decisiones sobre la manera de hacer avanzar la zona del euro, centrándonos en dos aspectos:

La primera es el refuerzo de nuestro sistema bancario.

Aquí el progreso logrado esta mañana con la creación del MUS supone un gran avance. Reforzará nuestro sector financiero rompiendo el círculo vicioso existente entre los Estados y los bancos, lo cual contribuirá a garantizar la estabilidad y a mejorar las condiciones de préstamo, ambas cosas vitales para el crecimiento y el empleo tanto en la zona del euro como fuera de sus límites.

Esto lo hemos logrado sólo en unos pocos meses. El pasado junio no teníamos nada; entonces el Consejo Europeo inició el movimiento y, justo después del verano, la Comisión ya había preparado propuestas y al cabo de tres meses los Ministros de Hacienda llegaron a un acuerdo mientras que el Parlamento adoptaba su postura sobre esta cuestión a nivel de comisión. El pasado junio pedimos que el MUS estuviera listo en diciembre y lo hemos cumplido. Esto muestra claramente la capacidad de la Unión para actuar de manera decisiva y rápida. Es nuestra manera, la manera europea de trabajar.

El acuerdo sobre el MUS logra un buen equilibrio. Responde a las necesidades de los miembros de la zona del euro a la vez que queda abierto a todos y tiene en cuenta a los que optan por no participar. Se trata de un sistema verdaderamente único, con una división sensata del trabajo entre el BCE y las autoridades nacionales.

En cuanto al BCE, se garantiza una clara separación entre la política monetaria y las tareas de supervisión, y finalmente se conserva la integridad del mercado único de servicios financieros. Pero no nos hemos quedado aquí; ya estamos explorando las próximas medidas, que son esenciales para el futuro de la zona del euro

Hemos acordado establecer en el primer semestre del año que viene un marco operativo, que incluya la definición de "activos heredados", para que cuando se cree el MUS el Mecanismo Europeo de Estabilidad tenga la posibilidad de recapitalizar directamente los bancos mediante una decisión ordinaria.

Para que el MUS sea más eficaz, hemos decidido esta noche que cuando el MUS exista "hará falta un mecanismo único de resolución, con los poderes necesarios para que pueda llevar a cabo, con los instrumentos adecuados, la resolución de cualquier banco establecido en los Estados miembros participantes". Durante 2013, la Comisión presentará una propuesta que debería examinarse de manera prioritaria con la intención de adoptarla durante el ciclo parlamentario en curso. El objetivo es reducir el riesgo para los contribuyentes y para la economía asegurando que, en caso de que haya quiebras bancarias, se tratarán de una manera rápida y ordenada y en beneficio de todos.

Esto me lleva a señalar, tras el avance en la unión bancaria, el segundo asunto en el que nos hemos centrado esta noche: el acercamiento de nuestras políticas económicas. El punto de partida es simple: para los países que comparten una moneda común, las políticas económicas son algo que interesa a todos.

Como Presidente del Consejo Europeo presentaré al Consejo Europeo de junio de 2013, en estrecha cooperación con el Presidente de la Comisión y tras un proceso de consultas con los Estados miembros, posibles medidas y un programa de trabajo acompañado de un calendario sobre cuatro asuntos.

Estos cuatro asuntos son:

  • La coordinación de reformas económicas de gran calado en los Estados miembros, previa celebración de los correspondientes debates.

  • La dimensión social de la UEM.

  • La viabilidad y modalidades de contratos acordados bilateralmente en materia de competitividad y crecimiento entre los gobiernos y las instituciones de la UE.

  • Y por último mecanismos de solidaridad que puedan impulsar los esfuerzos los Estados miembros que suscriban esos acuerdos contractuales.

Todo esto no es un fin en sí mismo: nuestro objetivo fundamental es una UEM estable que mejore el crecimiento, la competitividad y el empleo en toda Europa.

Contemplado la situación en términos más generales, incluso si lo peor de la crisis de la zona del euro ya ha pasado, aún nos queda mucho por hacer, pero todo este arduo trabajo está empezando a dar sus frutos.

En conclusión, se ha avanzado mucho durante este año. Exactamente hace doce meses entró en vigor el "paquete de seis medidas". Este año hemos acordado el Pacto Presupuestario, hemos puesto en marcha el Mecanismo Europeo de estabilidad y, por su parte, el BCE también ha contribuido a dominar la crisis.

Esta mañana, como he dicho, se llegó a un acuerdo sobre el Mecanismo Único de Supervisión y esta noche hemos decidido crear un mecanismo único de resolución.

Desde mayo hemos venido participando en un proceso para ir resolviendo las deficiencias sistémicas de la arquitectura de la UEM. En este contexto, los informes que presenté junto con los presidentes de la Comisión, del BCE y del Eurogrupo entre junio y diciembre han contribuido a indicar el camino de salida. Y ese trabajo no ha terminado: como hemos decidido esta noche, esta dinámica continuará el año que viene.

Por último me gustaría decir unas palabras sobre la decisión lograda esta mañana en relación con Grecia, que representa un avance importante. La decisión ayudará a garantizar la sostenibilidad de la deuda griega a medio plazo y permite respaldar a Grecia en sus esfuerzos de ajuste. Se trata una indicación clara de la solidaridad europea para con el pueblo griego y de una demostración de que el país y sus socios europeos siguen haciendo lo posible por estar a la altura de sus compromisos. Y prueba la irreversibilidad del euro y de la zona del euro.


Side Bar

My account

Manage your searches and email notifications


Help us improve our website