Navigation path

Left navigation

Additional tools

UNIÓN EUROPEA

ES

Bruselas, 10 de julio de 2012

(OR. en)

12422/1/12 REV 1

PRESSE 333

Declaración de la Alta Representante Catherine Ashton en nombre de la Unión Europea sobre la situación en el este de la República Democrática del Congo

La UE está profundamente preocupada por el rápido deterioro de la situación en el este de la República Democrática del Congo tras el movimiento insurgente del grupo rebelde M23. Deplora la muerte de un soldado de las fuerzas de mantenimiento de la paz de las Naciones Unidas, manifiesta su apoyo a la Misión de Estabilización de las Naciones Unidas en la República Democrática del Congo (MONUSCO) e insta a que se ponga fin de inmediato a la violencia perpetrada por los grupos armados.

Recordando las conclusiones del Consejo del 25 de junio de 2012, la UE reitera su honda inquietud por los resultados, ahora ya de dominio público, del informe del grupo de expertos del Comité de Sanciones del Consejo de Seguridad de la Naciones Unidas, que indican que un número de oficiales ruandeses de alto rango está implicado en el apoyo a los grupos rebeldes congoleños, entre otros al insurrecto M23.

La UE aplaude la invitación por parte de Ruanda a que un grupo de expertos de las Naciones Unidas revise con detalle la información recogida en el informe de la ONU. La UE insta a Ruanda a poner fin a todo apoyo a grupos armados en el este de la República del Congo y a investigar plenamente y responder de forma constructiva a las cuestiones planteadas en el informe del Comité de Sanciones del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas y sus anexos.

La UE respalda el diálogo en curso entre la República Democrática del Congo y Ruanda para atajar la rebelión del M23 y proseguir la lucha contra las Fuerzas Democráticas de Liberación de Ruanda (FDLR). La Unión alienta las medidas de fomento de la confianza, tales como los mecanismos de verificación conjunta, entre la RDC y Ruanda. También es importante un planteamiento regional, y en este sentido la UE acoge con satisfacción la reunión a nivel ministerial de la Conferencia Internacional sobre la Región de los Grandes Lagos (ICGLR) celebrada en Addis Abeba el 11 de julio.

Una actuación militar no servirá por sí sola como base para la estabilidad duradera del este de la RDC. Por lo tanto, la UE urge a Kinshasa y Kigali a que contribuyan a una solución política y hagan frente a las raíces regionales y locales de la inestabilidad. Aunque la UE apoya la soberanía congoleña en todo su territorio, también pide a la RDC que asuma una mayor responsabilidad para establecer plenamente la autoridad estatal en las provincias de Kivu. A este respecto, la reforma del sector de la seguridad, en particular del Ejército congoleño, no puede seguir demorándose.

Los acontecimientos actuales no redundan en beneficio del país ni de su población. Es responsabilidad de la RDC y de Ruanda garantizar una paz sostenible en la región.

Se suman a la presente declaración Croacia*, país adherente; Turquía, la Antigua República Yugoslava de Macedonia*, Montenegro*, Islandia+ y Serbia*, países candidatos; Albania y Bosnia y Herzegovina, países del Proceso de Estabilización y Asociación y candidatos potenciales, y Liechtenstein y Noruega, países de la AELC miembros del Espacio Económico Europeo, así como Ucrania, la República de Moldavia y Armenia.

* Croacia, la Antigua República Yugoslava de Macedonia, Montenegro y Serbia siguen formando parte del Proceso de Estabilización y Asociación.

+ Islandia sigue siendo miembro de la AELC y del Espacio Económico Europeo.


Side Bar