Navigation path

Left navigation

Additional tools

Other available languages: EN FR DE DA NL IT SV PT FI EL

P/01/162

Bruselas, 12 de octubre de 2001

12737/01 (Presse 358)

Declaración de la Unión Europea sobre la introducción de la democracia en Yugoslavia tras la insurrección del 5 de octubre de 2000

La UE desea felicitar al pueblo y a los líderes políticos de la República Federativa de Yugoslavia por los notables progresos hechos en la introducción de la democracia. El año transcurrido desde el 5 de octubre de 2000 ha estado marcado por las elecciones y por el establecimiento de un gobierno democrático, por las reformas económicas, por la supresión de las leyes represivas. Este año ha visto también la adopción de una ley de amnistía, así como importantes pasos en la cooperación con el TPIY.

La UE contempla con satisfacción el éxito con el que se ha desarrollado su cooperación con la República Federativa de Yugoslavia. Inmediatamente después del 5 de octubre de 2000, la UE acudió con una importante ayuda de emergencia. Ha apoyado enérgicamente las políticas de reforma y de transición económica. Como otros países de la región, la República Federativa de Yugoslavia se ha convertido en socio de la UE a través del proceso de estabilización y asociación. La UE apoyará la continuación de las reformas democráticas, económicas y legislativas, con particular insistencia en el Estado de Derecho y en la reforma del sector público.

La UE desea recordar la importancia de llegar a un acuerdo sobre un nuevo marco federal global entre las dos repúblicas de Serbia y Montenegro. Esto facilitaría en gran medida tanto la consolidación de las reformas como la participación en el proceso de integración europea.

Junto con otros actores internacionales, la UE tiene la intención de seguir siendo un socio fiable de la República Federativa de Yugoslavia a la vista de los desafíos que supone el período ante el que nos encontramos. Anima a quienes tengan posiciones de responsabilidad en la República Federativa de Yugoslavia a mantener la marcha de la reforma, y confía en ver a una Yugoslavia renovada ocupar el lugar que le corresponde como modelo de estabilidad en la Europa suroriental.

En este aniversario, la UE hace extensivos sus mejores deseos de un futuro en paz, estable y próspero, a todo el pueblo de la República Federativa de Yugoslavia.


Side Bar