Navigation path

Left navigation

Additional tools

Comisión Europea - Hoja informativa

Preguntas y respuestas sobre el nuevo Fondo Social y el Fondo Europeo de Adaptación a la Globalización para el período 2021-2027

Bruselas, 30 de mayo de 2018

El Fondo Social Europeo Plus (ESF+)

IP/18/3923

¿Cuáles son las novedades con relación al Reglamento relativo al FSE+?

A lo largo de los últimos sesenta años, el Fondo Social Europeo ha sido el principal instrumento financiero de la UE para invertir en las personas, ayudándolas a obtener mejores empleos y garantizando condiciones laborales más justas para todos los ciudadanos de la UE.

En la misma línea que el Fondo Social Europeo actual, el Fondo Social Europeo Plus constituirá el principal instrumento financiero de la UE para invertir en las personas y será hilo conductor para mejorar la cohesión y la justicia sociales e incrementar la competitividad en toda Europa. De cara al futuro, las prioridades del Fondo Social Europeo Plus se ajustarán aún más a las recomendaciones y los análisis de país realizados en el marco del Semestre Europeo de coordinación de las políticas y estarán orientadas a convertir los principios del pilar europeo de derechos sociales en una realidad sobre el terreno.

El Reglamento del FSE+ es el resultado de refundir el Fondo Social Europeo (FSE), la Iniciativa de Empleo Juvenil (IEJ), el Fondo de Ayuda Europea para las Personas Más Desfavorecidas (FEAD), el Programa de Empleo e Innovación Social (EaSI) y el Programa de Salud de la UE. Se trata de un paso fundamental hacia la optimización y simplificación de las normas de los diferentes Fondos, y ayudará a aumentar las sinergias entre los distintos componentes del Fondo para obtener mejores resultados.

¿Cuál será el futuro presupuesto del FSE+ en comparación con el actual?

Para el período 2021-2027, la Comisión propone asignar 101 200 millones EUR en precios corrientes del presupuesto de la UE al ESF+. Con ello, la parte del Fondo Social Europeo Plus correspondiente al presupuesto total de la política de cohesión aumentaría del actual 23 % de los Fondos Estructurales al 27 %.

¿Cuánta financiación se asigna a cada uno de los componentes del FSE+?

La cifra total de 101 200 millones EUR incluye 100 000 millones EUR para el ESF+ en régimen de gestión compartida con los Estados miembros. Como mínimo, un 25 % de este importe se destinará a incentivar la inclusión social y, al menos, un 4 %, a combatir las carencias materiales, con el objetivo de dar continuidad a las prioridades y actividades del actual FEAD. Además, se exigirá a los Estados miembros con una tasa de jóvenes que ni estudian, ni trabajan, ni reciben formación (ninis) superior a la media de la Unión en 2019 que destinen al menos un 10 % del capítulo del Régimen de gestión compartida de las asignaciones del ESF+ a respaldar el empleo juvenil. Los 1 200 millones EUR restantes corresponden a la gestión directa: 761 millones EUR para el capítulo de Empleo e innovación social, y 413 millones EUR para el capítulo de Salud. Estos dos capítulos ofrecerán los medios para probar soluciones innovadoras con un enfoque transfronterizo, como es respaldar la movilidad de los trabajadores en Europa y ayudar a los Estados miembros a crear los futuros sistemas sanitarios.

¿Cuáles son los objetivos del FSE+?

El principal objetivo del FSE+ consiste en contribuir a una Europa más social y hacer del pilar europeo de derechos sociales una realidad sobre el terreno, también como medio para mejorar la creciente convergencia económica y social en toda Europa. La financiación del FSE+ también contribuirá a la ejecución de las orientaciones para las políticas de empleo según lo dispuesto en el marco del Semestre Europeo de coordinación de las políticas y al objetivo global de crecimiento inteligente, sostenible e integrador después de 2020 (objetivos de desarrollo sostenible de las Naciones Unidas), como garantizar un nivel elevado de salud humana. La iniciativa ayudará a incrementar las oportunidades de empleo, el nivel de vida, la movilidad laboral y la cohesión económica, social y territorial, tal como se estipula en el Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea (TFUE) y la Carta de Derechos Fundamentales de la UE.

EL FSE+ realizará inversiones en tres ámbitos: 1) educación, formación y aprendizaje permanente; 2) eficacia de los mercados laborales e igualdad de acceso al empleo; 3) inclusión social, salud y lucha contra la pobreza.

¿De qué manera respaldará el FSE+ la introducción del pilar europeo de derechos sociales?

El Reglamento del FSE+ establece una conexión directa entre los objetivos del FSE+ y los tres capítulos del pilar: 1) Igualdad de oportunidades y de acceso al mercado de trabajo (incluyendo unos sistemas educativos y de formación integradores y de buena calidad), 2) Condiciones de trabajo justas y 3) Protección e inclusión social. Los programas del FSE+ deberán reflejar estas prioridades de acuerdo con los principios del pilar. Las prioridades de cada país se debatirán a la luz de las recomendaciones y los análisis efectuados en el marco del Semestre Europeo de coordinación de las políticas. Dichas prioridades deben definirse de manera inclusiva, puesto que la propuesta del FSE+ pretende reforzar las alianzas. El Fondo incentivará la participación de todas las partes interesadas a lo largo de las distintas etapas de ejecución, incluyendo las autoridades públicas, los interlocutores económicos y sociales, los organismos de representación de la sociedad civil pertinentes y los organismos responsables de promover la inclusión social, los derechos fundamentales, los derechos de las personas con discapacidad, la igualdad de género y la ausencia de discriminación. Se espera que los Estados miembros asignen un importe adecuado de los recursos del FSE+ en cada programa de capacitación de los interlocutores sociales y las organizaciones de la sociedad civil.

¿Cómo se reforzará el vínculo entre el FSE+ y el proceso del Semestre Europeo?

La propuesta de la Comisión establece un vínculo aún más directo entre las inversiones del FSE+ y el Semestre Europeo del que existe en el marco del Fondo Social Europeo actual. Las recomendaciones específicas por país adoptadas en el contexto del Semestre Europeo y otros desafíos estratégicos fundamentales detectados conjuntamente por la Comisión y los Estados miembros constituirán el punto de partida de la programación del FSE+, y los Estados miembros deberán asignar recursos del FSE+ suficientes para responder a estos desafíos y recomendaciones.

Las prioridades se establecerán en dos rondas, a fin de garantizar que las inversiones sean acordes a los desafíos estratégicos de cada país. Los Estados miembros se encargarán de ello al inicio del período de programación, y de nuevo una vez más en el contexto de la revisión intermedia de los programas operativos. La supervisión se llevará a cabo como parte del ciclo anual del Semestre Europeo.

¿De qué manera simplificará el FSE+ la gestión y el pago de los fondos?

Una gran novedad será la mayor simplicidad para las autoridades nacionales del FSE y los encargados de ejecutar los proyectos a la hora de informar e indicar los costes. A fin de hacer frente a la necesidad de simplificación y centrarse en la obtención de resultados, el Reglamento del FSE+ ampliará significativamente el uso de opciones de gasto simplificadas para reembolsar a los Estados miembros mediante cantidades a tanto alzado o importes estandarizados previamente acordados con los Estados miembros. Para algunas autoridades nacionales, resulta complicado establecer un precio medio, por ejemplo en el contexto de un nuevo programa formativo. La Comisión propondrá un precio medio para algunas actividades estándar, como la formación, basándose en datos de todos los Estados miembros y teniendo en cuenta los contextos nacionales. La Comisión reembolsará a cada Estado miembro un importe concreto una vez que se haya completado la actividad de formación.
Además, el Reglamento del FSE+ aprovecha también la nueva opción de reembolsar a los Estados miembros en función de los resultados alcanzados o los requisitos cumplidos.

Por otra parte, se reducirán de forma significativa las exigencias de supervisión e información, y se simplificarán las de recolección de datos.

¿Cómo se garantizará el apoyo a los grupos más desfavorecidos y con mayores carencias en el marco del FSE+?

De acuerdo con la normativa propuesta, como mínimo el 25 % del FSE+ se asignará a mejorar la inclusión social. Los grupos desfavorecidos, como los desempleados inactivos y de larga duración, los niños, las comunidades marginadas, como la romaní, las personas que sufren más carencias o los nacionales de terceros países reciben atención específica en el capítulo de la política de inclusión del FSE+.

El FSE+ incluirá ayudas a las personas más desfavorecidas, actualmente ejecutadas mediante el Fondo de Ayuda Europea para las Personas Más Desfavorecidas (FEAD), en forma de ayuda alimentaria, asistencia material básica y medidas de acompañamiento. A escala de la Unión, al menos el 4 % de los recursos del capítulo del FSE+ en régimen de gestión compartida deben destinarse a las personas más desfavorecidas.

En el contexto normativo vigente, los proyectos del FEAD y del FSE a menudo se gestionan de forma separada, y los requisitos de cada proyecto difieren. Los hechos demuestran, sin embargo, que refundir ambos fondos permitiría aplicar un enfoque político más estratégico, y reforzaría el vínculo entre las ayudas de asistencia material (en manos del FEAD) y las ayudas sociales integrales y de incorporación profesional (en manos del FSE). Los propios interesados en el FEAD han destacado la necesidad de coordinar mejor los proyectos de dicho Fondo y el FSE.

Dicho esto, refundir ambos fondos no tendrá repercusiones en las normas aplicables al acceso a las ayudas de las personas más desfavorecidas. El componente FEAD seguirá rigiéndose por normas más sencillas, para garantizar que el Fondo siga siendo accesible a un número todavía más amplio de beneficiarios, especialmente organizaciones no gubernamentales pequeñas.

¿Se mantendrán las ayudas específicas al empleo de los jóvenes en el marco del FSE+?

La propuesta de la Comisión se basa en el éxito de la Iniciativa de Empleo Juvenil durante el período de programación 2014-2020, el principal instrumento financiero para la introducción de los programas de Garantía Juvenil. Desde 2013, cerca de 18 millones de jóvenes se han inscrito, y 11 millones han recibido una oferta de empleo, o han continuado estudiando, formándose o realizando prácticas. Actualmente existen 2,2 millones menos de jóvenes desempleados, y 1, 4 millones menos de jóvenes sin estudios, trabajo ni formación.

Para seguir acercando a los jóvenes al mundo laboral, la presente propuesta tiene por objeto velar por que los Estados miembros que se enfrenten a grandes tasas de jóvenes que ni estudian, ni trabajan, ni reciben formación (ninis) asignen al menos el 10 % de sus recursos en el marco del FSE+ a acciones destinadas a la juventud. Podrá tratarse de acciones específicas para respaldar el empleo de jóvenes, en concreto en el marco de la introducción de los programas nacionales de Garantía Juvenil. Con ello se simplifican algunos de los requisitos de programación con el objetivo de facilitar su introducción sobre el terreno tanto a las autoridades como a los beneficiarios. Además, los Estados miembros podrán programar financiación suplementaria para respaldar el empleo juvenil cuando este se considere un desafío en el marco del Semestre Europeo y las correspondientes recomendaciones específicas por país.

¿Cuál será el papel del FSE+ en la integración de los nacionales de terceros países?

La Comisión se compromete a apoyar los esfuerzos de los Estados miembros en aras de la integración a largo plazo de los nacionales de terceros países que se encuentren legalmente en el territorio. El FSE+ respaldará la integración socioeconómica a largo plazo de estos nacionales de terceros países mediante medidas para reducir la pobreza, promover la inclusión social y la salud, y combatir la discriminación y las desigualdades. El FSE+ complementará así así el Fondo de Asilo, Migración e Integración (FAMI), que cubrirá las necesidades a más corto plazo.

Desde 2014, el número de nacionales de terceros países que han inmigrado a la UE ha ido en aumento, en particular el número de refugiados.[1] La realidad demuestra que los inmigrantes se enfrentan a dificultades considerables para acceder al mercado laboral en comparación con los ciudadanos de la UE. Por ello, se requiere una mayor inversión en la integración de los inmigrantes. En su calidad de principal instrumento de la Unión para invertir en las personas, independientemente de su nacionalidad o ciudadanía, el FSE+ es la herramienta apropiada para hacer frente a esta necesidad.

La propuesta de Reglamento incluye un objetivo específico relativo a la integración de los nacionales de terceros países y un indicador de seguimiento.

¿Qué repercusiones tendrá el Reglamento de disposiciones comunes recientemente adoptado para el FSE+?

El Reglamento de disposiciones comunes (RDC) establece el marco para la mayor parte de Fondos en régimen de gestión compartida, incluyendo el FSE+.

Las modificaciones de la normativa con arreglo al Reglamento de disposiciones comunes que tendrán un efecto positivo en el FSE+ son:

  • Se prevé una mayor flexibilidad a lo largo del período de siete años hasta 2025. Las asignaciones para los dos últimos años se efectuarán sobre la base de una revisión intermedia. El contenido de los programas se optimizará y se hará más estratégico, por ejemplo mediante un modelo de programa común para el FSE+, el Fondo Europeo de Desarrollo Regional y el Fondo de Cohesión.
  • Se mantendrá la transmisión electrónica de datos, que ha demostrado reducir significativamente la carga administrativa.
  • Los cometidos y las responsabilidades de los distintos organismos del sistema de gestión y control se definirán de forma más clara.
  • La carga administrativa disminuirá mediante una reducción importante del número de controles y auditorías, aunque se mantendrán las medidas preventivas contra el posible uso irregular de los fondos.

¿Cómo interactuará el FSE+ con otros instrumentos de la UE que invierten en las personas?

A fin de convertir el pilar europeo de derechos sociales en una realidad sobre el terreno, el FSE+ operará conjuntamente con otros fondos pertinentes en los ámbitos de la cohesión y los valores del marco financiero plurianual (MFP) 2021-2027. El Fondo Europeo de Desarrollo Regional y el Fondo de Cohesión continuarán respaldando la infraestructura social, y Erasmus+ ayudará a fomentar las capacidades, su mejora, y las competencias digitales. El Cuerpo Europeo de Solidaridad seguirá invirtiendo en el desarrollo personal y de capacidades de las personas ofreciendo oportunidades profesionales y de voluntariado.

Además, la introducción del pilar de derechos sociales contará con el apoyo de varios instrumentos y programas de otros ámbitos, como Horizonte Europa, el Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural o el Fondo de Asilo y Migración, que se suman a los esfuerzos realizados en el marco del FSE+. El FSE+ también operará de forma complementaria a otros instrumentos de la UE y ofrecerá ayuda para la introducción de reformas, en concreto el Programa de apoyo a las reformas.

El fondo de inversión optimizado InvestEU ofrecerá 15 200 millones EUR de financiación, incluyendo 4 000 millones EUR para la inversión social y el desarrollo de las capacidades mediante una sección específica centrada en las empresas sociales y las microempresas de personas con dificultades. Este Fondo reemplazará el eje actual de la microfinanciación y las empresas sociales en el marco del Programa para el Empleo y la Innovación Social («EaSI»).

Finalmente, el FSE+ y el Fondo Europeo de Adaptación a la Globalización seguirán complementándose mutuamente, puesto que el FSE+ seguirá apoyando las medidas preventivas y de anticipación, mientras que el FEAG seguirá siendo un fondo de respuesta a las emergencias ajeno al MFP, en caso de reestructuraciones significativas.

¿De qué manera respaldará el FSE+ las inversiones en el ámbito de la salud?

El Programa de Salud de la UE se integrará en el FSE+ y sus prioridades serán acordes al principio de políticas sanitarias públicas del pilar europeo de derechos sociales.

A día de hoy, el Programa de Salud de la UE contribuye a la eficacia, accesibilidad y resiliencia de los sistemas sanitarios de los Estados miembros, facilita el acceso a una asistencia sanitaria mejor y más segura para los ciudadanos de la Unión, respalda la legislación sanitaria de la UE y refuerza la cooperación transfronteriza. Por ejemplo, en el marco del Programa de Salud, se han creado veinticuatro redes de referencia europeas para ayudar a entre 27 y 36 millones de personas que padecen enfermedades raras.

Al reducir las desigualdades en los Estados miembros y entre ellos, proteger a los ciudadanos de amenazas sanitarias transfronterizas graves, respaldar la promoción de la salud y la prevención de enfermedades, el capítulo de Salud intensificará la resiliencia y la movilidad de los ciudadanos y ayuda a fomentar estilos de vida saludables, completando las acciones del FSE+.

¿Cuáles son los objetivos del capítulo de Salud?

El capítulo de Salud del programa del FSE+ tiene por objeto respaldar y complementar los esfuerzos de los Estados miembros para alcanzar los siguientes objetivos:

  • Reforzar la preparación ante las crisis, su gestión y la debida respuesta en la UE para proteger a los ciudadanos de amenazas sanitarias transfronterizas.
  • Dotar de capacidad a los sistemas sanitarios, invirtiendo en la promoción de la salud y la prevención de enfermedades, respaldando la transformación digital de la sanidad y la asistencia sanitaria, el desarrollo de un sistema sostenible de información en el ámbito de la salud en la UE y los procesos nacionales de reforma para obtener sistemas sanitarios más eficaces, accesibles y resilientes.
  • Respaldar la legislación sanitaria de la UE en los siguientes ámbitos: medicamentos, utensilios sanitarios, evaluación de tecnologías sanitarias, sustancias de origen humano, tabaco, servicios sanitarios transfronterizos, y respaldo a los Comités Científicos de Seguridad de los Consumidores y de Riesgos Sanitarios, Ambientales y Emergentes de la Comisión.
  • Apoyar una labor integrada para las redes europeas de referencia, el avance de la cooperación en la evaluación de tecnologías sanitarias (ETS) para la elaboración de normas armonizadas, y la aplicación de las mejores prácticas para respaldar la innovación estructural, en concreto en la salud pública.

¿Cuáles son los objetivos del Fondo Europeo de Adaptación a la Globalización para después de 2020?

El FEAG es una muestra de la solidaridad de la UE con los trabajadores europeos que perdieron sus empleos. Desde su puesta en marcha en 2007, el Fondo ha movilizado 611 millones EUR destinados a 147 000 trabajadores despedidos y jóvenes sin empleo, educación ni formación (ninis). La financiación del Fondo Europeo de Adaptación a la Globalización tiene por objeto mejorar las competencias y la empleabilidad de estos trabajadores vulnerables y facilitar la mayor cualificación de los trabajadores europeos en general, para garantizar que nadie se quede atrás y ayudar a los trabajadores despedidos a encontrar otro empleo.

¿Cuáles son las novedades del FSE en el contexto del próximo presupuesto de la UE?

Actualmente, las situaciones de despido solo pueden optar a ayudas del FSE cuando se dan como consecuencia de cambios en los patrones del comercio mundial o de las crisis financieras y económicas. En el marco de la propuesta de la Comisión para el próximo presupuesto de la UE, será admisible una mayor variedad de casos de despido significativos. Así se garantizará que el Fondo sea suficientemente flexible para hacer frente a los retos económicos actuales y futuros, como la automatización y la digitalización, y que sea más integrador.

La Comisión también propone que, para que un caso sea admisible, se requiera un umbral menor de trabajadores desplazados, con una reducción de 500 a 250 trabajadores. En numerosas zonas, directamente no existen empresas de gran tamaño, pero los casos de reestructuración que implican un número de despidos menor tienen un impacto muy significativo.

Por último, se ajustará el porcentaje de cofinanciación del Fondo, actualmente del 60 %, a los porcentajes de cofinanciación más altos del FSE+ para un Estado miembro concreto. En algunos casos, esto supondrá que la UE cofinancie un porcentaje mayor del coste total.

¿Cuánta financiación se asigna al Fondo Europeo de Adaptación a la Globalización?

El Fondo Europeo de Adaptación a la Globalización seguirá siendo uno de los instrumentos especiales que permita a la Unión hacer frente a circunstancias imprevistas. Por ello, se sitúa fuera de los límites presupuestarios del marco financiero plurianual. El importe máximo que podrá utilizar el FEAG en el período 2021-2027 es de unos 1 600 millones EUR (en precios corrientes), unos 225 millones al año, en comparación con los 170 millones al año actuales.

 

[1] Según Eurostat, entre 2015 y 2017, cerca de 3,1 millones de nacionales de terceros países presentaron una solicitud de asilo (primera solicitud) en la Unión Europea, de los cuales, 1,4 millones (45 %) obtuvieron protección internacional. Las cifras no incluyen a los menores no acompañados. Fuente: http://ec.europa.eu/eurostat/statistics-explained/index.php/Asylum_statistics

 

 

MEMO/18/3922

Personas de contacto para la prensa:

Solicitudes del público en general: Europe Direct por teléfono 00 800 67 89 10 11 , o por e-mail


Side Bar