Navigation path

Left navigation

Additional tools

Comisión Europea - Hoja informativa

Principales características del acuerdo comercial UE-México

Bruselas, 21 de abril de 2018

El 21 de abril de 2018, la Unión Europea y México acordaron celebrar un nuevo acuerdo comercial. Este acuerdo, que formará parte de un acuerdo global modernizado más amplio entre la UE y México, profundizará y ampliará el ámbito de aplicación del actual acuerdo comercial firmado en 1997.

La Comisión Europea negoció el acuerdo con arreglo a un mandato que aprobaron por unanimidad todos los Gobiernos de la UE. A lo largo de las negociaciones, la Comisión ha dado prioridad a la transparencia. Sobre la base del actual acuerdo de principio, los negociadores de ambas partes seguirán trabajando para resolver todos los asuntos técnicos pendientes y redactar el texto definitivo del acuerdo. La Comisión verificará entonces el texto desde un punto de vista jurídico, lo traducirá a todas las lenguas oficiales de la UE y presentará el acuerdo para su aprobación al Parlamento Europeo y al Consejo.

La UE es el tercer mayor socio comercial de México, y este, que cuenta con 128 millones de habitantes, es el segundo mayor socio comercial de la UE en América Latina, después de Brasil. El valor total de los intercambios comerciales entre la UE y México asciende a 62 000 millones de euros en el caso de las mercancías (2017) y a 15 000 millones de euros en el caso de los servicios (2016). La UE exporta mercancías a México por valor de 38 000 millones de euros (2017) y servicios por valor de 10 000 millones de euros (2016).

En la UE, 400 000 empleos están relacionados de una forma u otra con las exportaciones a México. El acuerdo facilitará el comercio y las inversiones con México, por lo que esta cifra debería aumentar. De cada 1 000 millones de euros de exportaciones de la UE dependen 14 000 puestos de trabajo en Europa, así que cuanto más exporte Europa más puestos de trabajo podrá preservar y crear.

Una vez en vigor, el acuerdo:

  • beneficiará a las empresas, a los trabajadores y a los consumidores de toda Europa;
  • impulsará la agenda de política comercial basada en valores de la UE
  • enviará una señal al mundo de que la UE y México están abiertos a los negocios y rechazan el proteccionismo.

Para ello será preciso:

1. Eliminar los derechos de aduana aún en vigor

El acuerdo de 1997 entre la UE y México no contenía muchas de las disposiciones sobre del comercio de mercancías que desde entonces se han convertido en disposiciones estándar en los acuerdos comerciales. Tampoco incluía una serie de categorías de productos, especialmente los productos de la agricultura y de la pesca. El nuevo acuerdo colma estas lagunas.

Este nuevo acuerdo significará que, en sus relaciones comerciales, la UE y México podrán intercambiarse el 99 % de los productos libres de derechos de aduana. Respecto al 98 % de las mercancías, los derechos se eliminarán inmediatamente tan pronto como el acuerdo entre en vigor.

En el caso de las mercancías restantes, los derechos de aduana se eliminarán progresivamente o para una cantidad limitada denominada contingente. Esto incluye las exportaciones de productos lácteos y de carne tanto de la UE como de México.

El acuerdo permitirá a los exportadores de la UE vender sus productos en México con mucha más facilidad y ahorrar hasta 100 millones de euros anuales de derechos de aduana.

México suprimirá sus elevados aranceles, dentro de contingentes anuales, sobre productos alimentarios clave de la UE, tales como las pastas alimenticias (actualmente sujetas a aranceles de hasta un 20 %), el chocolate y los productos de confitería (sujetos a aranceles superiores a un 20 %), los quesos azules (sujetos a aranceles de hasta un 20 %), prácticamente todos los productos de porcino (sujetos a aranceles de hasta un 45 %) y productos económicamente pertinentes de aves de corral (sujetos a aranceles de hasta un 100 %).

Respecto a otros productos, gracias al acuerdo se ofrecerá un nuevo acceso significativo al mercado dentro de límites anuales, por ejemplo para le leche en polvo (sometida actualmente a aranceles de hasta un 50 %) habrá un contingente anual de 50 000 toneladas, para los quesos frescos y procesados (sometidos actualmente a aranceles de hasta un 45 %) habrá un contingente de 5 000 toneladas y para otros quesos (sometidos actualmente a aranceles de hasta un 45 %) habrá un contingente de 20 000 toneladas.

El acuerdo también facilitará el comercio de vinos y bebidas espirituosas, cuyas exportaciones son importantes tanto para la UE como para México.

2. Garantizar la sostenibilidad y la lucha contra la corrupción

El acuerdo apoya la agenda de política comercial de la UE basada en valores con medidas reales. La UE y México establecen aspiraciones y objetivos comunes para una relación comercial abierta y justa, basada en la combinación de los valores del desarrollo sostenible y en el motor económico del comercio.

El acuerdo contiene compromisos vinculantes sobre:

  • la protección de los derechos de los trabajadores, sobre la base de los convenios de la Organización Internacional del Trabajo;
  • la protección del medio ambiente y del clima, sobre la base de acuerdos multilaterales en materia de medio ambiente.

En relación con el Acuerdo de París sobre el clima, el acuerdo contribuye a:

  • la lucha contra el cambio climático;
  • la transición a una economía hipocarbónica sostenible.

La UE y México también están de acuerdo en promover la responsabilidad social de las empresas, de conformidad con las normas acordadas internacionalmente.

El acuerdo incluye asimismo medidas para prevenir y combatir la corrupción, por ejemplo:

  • tipificar el soborno como delito penal para los funcionarios públicos;
  • reforzar los controles internos, las auditorías externas y los informes financieros;
  • combatiendo el blanqueo de capitales.

Todo desacuerdo sobre estas cuestiones deberá resolverse mediante consultas gubernamentales
o mediante un grupo de expertos y la publicación de un informe.

El acuerdo incluye compromisos sobre la gestión sostenible de los bosques
y la pesca.

3. Mantener estrictas normas de sanidad e higiene de los productos alimenticios

El acuerdo acelerará el comercio al tiempo que mantendrá su seguridad.

Tanto la UE como México mantienen su derecho a establecer el nivel de protección que consideren adecuado.

El acuerdo contiene también una referencia explícita al principio de cautela que regula el planteamiento de las partes sobre la toma de decisiones, lo que significa que, tal como establecen los Tratados de la UE, esta puede seguir excluyendo productos de su mercado mientras no exista la certeza científica de que son seguros.

El acuerdo prevé:

  • más transparencia mutua y mayor intercambio de información;
  • consultas técnicas y cooperación entre autoridades;
  • certificación continua y controles de las importaciones;
  • procedimientos de aprobación de las importaciones transparentes, con plazos claros.

México tratará también a la UE como una entidad única, en lugar de imponer procedimientos distintos para cada Estado miembro.

4. Reducir las formalidades para el comercio de productos industriales

Los aranceles aduaneros sobre los productos industriales ya han sido suprimidos. Sin embargo, los exportadores de dichos productos se beneficiarán del acuerdo gracias a las mejoras en lo que concierna a los requisitos técnicos y la reducción de las formalidades.

El acuerdo tiene por objeto aumentar el uso de normas internacionales, manteniendo al mismo tiempo los niveles de protección que cada parte considere adecuados. Esto significa que los exportadores de la UE no tendrán que disponer de líneas de producción separadas para las mercancías que exporten a México.

Con arreglo al acuerdo, México aceptará las certificaciones de productos establecidas en la UE. De este modo, las empresas de la UE podrán demostrar más fácilmente que cumplen las normas y los reglamentos mexicanos. Por supuesto, los exportadores mexicanos también tendrán que cumplir los estrictos estándares y reglamentos de la UE, tal como hacen actualmente.

Además, gracias al acuerdo:

  • las exportaciones de vehículos y piezas de vehículos se beneficiarán de la convergencia de las reglamentaciones técnicas;
  • el comercio de productos sanitarios será más fácil debido a la simplificación del comercio de maquinaria remanufacturada.

El acuerdo contiene también disposiciones sobre las tasas y formalidades y la tramitación de licencias de importación y de exportación. Por ejemplo, facilitará el envío de productos entre México y la UE para su reparación, y su envío de vuelta.

5. Facilitar los procedimientos aduaneros

La sección sobre la facilitación del comercio tiene por objeto potenciar el comercio entre la UE y México mediante el establecimiento de nuevas normas para mejorar los procedimientos aduaneros:

  • racionalizando los procedimientos y mejorando su eficiencia, lo que supondrá un ahorro de tiempo y dinero;
  • estableciendo principios comunes y mejorando la cooperación y el intercambio de información entre la UE y las autoridades aduaneras mexicanas;
  • introduciendo disposiciones sustanciales sobre transparencia para garantizar que los comerciantes y los ciudadanos tengan acceso a la información sobre legislación aduanera, las decisiones o las políticas administrativas.

6. Apertura de los contratos públicos de México a las empresas de la UE

Con el nuevo acuerdo, las empresas de la UE tendrán más acceso al mercado de contratación pública de México que las de cualquier otro de sus socios comerciales. Las empresas de la UE podrán presentar ofertas para suministrar bienes y servicios a entidades públicas mexicanas que nunca habían permitido a empresas no mexicanas participar en sus licitaciones de contratos.

México también se ha comprometido a entablar negociaciones con los Estados mexicanos para que las empresas de la UE puedan participar en licitaciones a nivel estatal en el momento de la firma del acuerdo. Será la primera vez que México abra su mercado de contratación pública a nivel estatal a empresas no mexicanas.

En 2015, la contratación pública en México representaba el 5 % de la producción del país y el 21 % del gasto público total. El mercado de contratación pública mexicano a nivel federal representa unos 30 000 millones de euros anuales.

7. Fomentar la inversión y garantizar la transparencia y una solución de diferencias responsable gracias a un Sistema de Tribunales de Inversiones

El acuerdo abre las puertas a la inversión extranjera directa y protege las inversiones entre la UE y México tanto en el sector de los servicios y como en otros sectores.

Las disposiciones sobre protección de las inversiones ofrecen garantías básicas tales como:

  • la no discriminación;
  • la no expropiación sin una indemnización rápida y adecuada;
  • una garantía general de trato justo y equitativo y de seguridad física.

El acuerdo aplica plenamente el nuevo planteamiento de la UE sobre la protección de las inversiones y la solución de diferencias relacionadas con inversiones mediante la sustitución del antiguo sistema de solución de diferencias entre inversores y Estados con el nuevo Sistema de Tribunales de Inversiones, que garantiza la transparencia y el derecho de los Gobiernos a legislar en aras del interés público. Este sistema sigue el mismo enfoque que el adoptado por la UE en sus recientes acuerdos con Canadá (AECG), Singapur y Vietnam.

La incorporación de este nuevo enfoque de la UE a otro nuevo acuerdo comercial contribuirá aún más a la consecución del objetivo de la UE de establecer un tribunal multilateral sobre inversiones para resolver estas diferencias.

8. Ofrecer nuevas oportunidades en el sector de los servicios

La UE exporta anualmente a México servicios por un valor de aproximadamente 10 000 millones de euros.

Gracias al acuerdo, las empresas de la UE tendrán más facilidad para prestar servicios en el pujante mercado mexicano, reafirmando al mismo tiempo el derecho a regular de la UE y de México. Con arreglo al acuerdo, las autoridades de los Estados miembros de la UE y de México:

  • mantienen el derecho a que los servicios públicos sigan siendo públicos;
  • pueden desregular o reintegrar en el sector público todo servicio privatizado.

9. Establecer normas sobre el comercio digital

El acuerdo establece normas horizontales sobre toda actividad comercial realizada por medios electrónicos. Estas normas no se limitan al mero comercio de servicios.

Su finalidad es:

  • eliminar obstáculos injustificados al comercio por medios electrónicos prohibiendo los derechos de aduana sobre las transmisiones electrónicas y suprimiendo los procedimientos de autorización innecesarios;
  • dar seguridad jurídica a las empresas garantizando la validez y eficacia jurídicas de los contratos electrónicos, así como de la autenticación electrónica y los servicios de confianza;
  • garantizar un entorno en línea seguro para los consumidores.

10. Mejorar la protección de las innovaciones y las obras creativas

El acuerdo incluye un capítulo completo sobre los principales derechos de propiedad intelectual (DPI). En él se garantizan elevados niveles de protección y garantía de respeto de estos derechos, superiores a los establecidos en el Acuerdo sobre los Aspectos de los Derechos de Propiedad Intelectual relacionados con el Comercio (ADPIC) de la Organización Mundial del Comercio.

El acuerdo es bueno para las industrias con elevado uso de DPI y los titulares de DPI de Europa. Sus disposiciones sobre los derechos de autor y derechos afines abarcan todos los derechos protegidos por la legislación de la UE, incluidos los derechos de participación, y reflejan el elevado nivel de la UE en cuanto al plazo de protección.

Respecto a los dibujos y modelos, el acuerdo:

  • incluye la definición de la UE de dibujos y modelos industriales, incluidos los dibujos y modelos complejos;
  • protege los dibujos y modelos registrados durante un período de hasta veinticinco años.

Respecto a los productos farmacéuticos y fitosanitarios, el acuerdo permite indemnizaciones por los retrasos injustificados en el proceso de autorización de comercialización.

El acuerdo incluye también las partes más significativas de la legislación de la UE sobre el alcance de la protección de los secretos comerciales y las normas de procedimiento pertinentes.

11. Proteger contra las imitaciones los productos alimentarios tradicionales

La UE es un importante productor de productos alimentarios y bebidas tradicionales. Estos productos gozan de un estatus especial denominado «indicación geográfica».

Con el nuevo acuerdo, México ha aceptado ampliar la protección a otras 340 indicaciones geográficas europeas de vinos y alimentos, de tal manera que en México solo podrán venderse con el nombre correspondiente estos productos originarios de la UE. En virtud del actual acuerdo, México ya protege ochenta bebidas espirituosas con indicaciones geográficas.

En consecuencia, será ilegal vender imitaciones en México de productos tales como el queso Comté, de Francia, el queso São Jorge, de Portugal, la carne curada Bresaola de la Valtellina, de Italia, y las ciruelas Magiun de prune Topoloveni, de Rumanía.

Esto ayudará también a los productores y exportadores europeos y dará a los consumidores mexicanos la seguridad de comprar un producto genuinamente europeo.

12. Garantizar un comercio y condiciones para las empresas justos

El acuerdo establece normas sobre instrumentos de defensa comercial, es decir, los procedimientos para luchar contra las prácticas comerciales desleales, tales como medidas antidumping y antisubvención y salvaguardias globales y bilaterales. La UE y México confirman también sus derechos y obligaciones con arreglo a los acuerdos de la Organización Mundial del Comercio y convienen en mejorar la transparencia y mantener consultas adicionales.

El acuerdo incluye también el reconocimiento de que algunas subvenciones pueden obstaculizar la competencia y el comercio. A este respecto, prohíbe las subvenciones a la exportación e incluye normas para limitar los efectos negativos de otras subvenciones. Concretamente:

  • México ha aceptado garantizar la transparencia en las subvenciones no solo a las mercancías sino también a los servicios. Este compromiso supera el nivel de las obligaciones derivadas de las normas de la Organización Mundial del Comercio.
  • Las empresas tienen la posibilidad de alertar a sus Gobiernos acerca de las subvenciones que pueden afectar negativamente a su negocio. Si se confirma el efecto negativo de una subvención, ambas partes intentarán encontrar una solución satisfactoria.

El acuerdo estipula que las empresas que operen en México deben respetar los mismos principios básicos de competencia que en Europa:

  • evitar el abuso de posición dominante;
  • evitar los acuerdos entre empresas para limitar la competencia;
  • examinar los efectos de una fusión sobre la competencia.

El acuerdo garantiza a las empresas mexicanas y de la UE que:

  • se respetarán sus derechos en los procedimientos de competencia (justicia procedimental);
  • podrán pedir a sus autoridades de competencia respectivas que garanticen el cumplimiento del Derecho de competencia.

Por lo que respecta a las empresas públicas, la UE y México han acordado normas para garantizar que las empresas privadas puedan competir con ellas en pie de igualdad.

Al mismo tiempo, el acuerdo:

  • permitirá a los Gobiernos de la UE mantener las empresas públicas o monopolios existentes, o los derechos o privilegios existentes;
  • permitirá tanto a los Estados miembros de la UE como a México decidir cómo quieren organizar sus servicios públicos.

13. Dedicar más atención a las necesidades de las pequeñas empresas

El acuerdo exige a México que cree un sitio web con la información que necesiten las pequeñas y medianas empresas de la UE para acceder al mercado mexicano, y viceversa.

Los puntos de contacto en la UE y en México trabajarán conjuntamente para tomar en consideración las necesidades específicas de las empresas más pequeñas y buscar vías para que puedan aprovechar las nuevas oportunidades en cada mercado.

14. Garantizar el cumplimiento de las normas mediante un mecanismo de solución de diferencias entre Estados

El acuerdo establece los procedimientos para resolver posibles diferencias entre la UE y México acerca de cómo interpretar o aplicar la parte relativa al comercio.

El mecanismo se activa cuando una parte considera que la otra ha incumplido sus obligaciones en virtud del acuerdo.

En tal caso, la UE y México crearán un grupo de expertos que se pronunciará al respecto. Los procedimientos de solución de diferencias se basan en el respeto de las garantías procesales y los principios de transparencia, que permiten a las partes interesadas asistir a las audiencias y formular sus propias observaciones al grupo de expertos.

Más información:

Acuerdo de principio

Comunicado de prensa

Declaración conjunta

Página con vídeos y fotografías

Página web específica

Fichas informativas

Experiencias de exportadores

Relaciones comerciales entre la UE y México

MEMO/18/1447

Personas de contacto para la prensa:

Solicitudes del público en general: Europe Direct por teléfono 00 800 67 89 10 11 , o por e-mail


Side Bar