Navigation path

Left navigation

Additional tools

Comisión Europea - Hoja informativa

Preguntas y respuestas: el sistema de alerta rápida para alimentos y piensos (RASFF)

Bruselas, 10 de agosto de 2017

¿Qué es el sistema de alerta rápida para alimentos y piensos (RASFF)?

El sistema de alerta rápida para alimentos y piensos (RASFF), que se puso en marcha en 1979, hace casi cuatro décadas, es básicamente una herramienta de tecnologías de la información (TI) concebida para intercambiar rápidamente información entre las autoridades nacionales sobre los riesgos para la salud relacionados con los alimentos y los piensos.

Cuando un país que forma parte de la red descubre un peligro para la salud, informa al resto de la red sobre el producto de que se trata y las medidas tomadas para hacer frente al riesgo. Estas medidas incluyen: la retirada, la recuperación, la confiscación o el rechazo de los productos. Este intercambio rápido de información permite a todos los miembros del RASFF comprobar en tiempo real si también están afectados, y si es necesaria una acción urgente. Las autoridades de los países afectados tienen la responsabilidad de tomar las medidas de emergencia necesarias, entre las que se incluye informar directamente al público, retirar productos del mercado y realizar controles sobre el terreno.

¿Cuáles son los criterios para que un país miembro envíe una notificación?

Los países que forman parte del RASFF (véase la pregunta siguiente) deben notificar inmediatamente a la Comisión a través del sistema cuando dispongan de información sobre un riesgo grave para la salud que tenga su origen en los alimentos o los piensos. Los criterios específicos para iniciar una notificación se establecen en la legislación[1].

¿Cuáles son los miembros del RASFF?

- Todos los Estados miembros de la UE;

- los países del EEE (Islandia, Liechtenstein y Noruega) y la Secretaría de la AELC, que coordina la información transmitida por los países del EEE;

- la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA); y

- la Comisión Europea, en tanto que gestora del sistema;

- a raíz de un acuerdo que entró en vigor el 1 de enero de 2009, Suiza es un miembro parcial del sistema en lo que respecta a los rechazos en la frontera de productos de origen animal.

¿Por qué necesitamos al RASFF?

El RASFF permite un intercambio rápido de información entre las autoridades responsables de la salud pública acerca de los riesgos relacionados con los alimentos y los piensos. Esta herramienta permite que todos sus miembros realicen acciones coordinadas, coherentes y simultáneas con el objetivo de garantizar el nivel más elevado posible de protección de los consumidores.

¿Cómo funciona en la práctica?

El proceso se inicia con la notificación, por un miembro de la red RASFF, de la existencia de un riesgo grave, directo o indirecto, para la salud pública relacionado con los alimentos o los piensos. Esta información llega hasta la Comisión Europea (en tanto que gestora del sistema), la cual, a su vez, verifica la notificación y la transmite inmediatamente a los demás miembros de la red.

Se utiliza un modelo común para proporcionar toda la información pertinente y útil, incluida la identificación del producto, el peligro o los peligros encontrados, la medida o las medidas tomadas e información que permita determinar el origen del producto.

Tras recibir la información, los demás países miembros comprueban si se ven afectados. Si el producto se encuentra en su mercado, pueden determinar su origen utilizando la información de la notificación. A continuación comunican lo que han encontrado y las medidas que han tomado, con el fin de informar de manera transparente y recíproca a todos los miembros del RASFF. En el caso de los productos procedentes de la UE, el Estado miembro del que procede el producto también informa acerca del resultado de sus investigaciones en relación con el origen, la distribución y la causa del problema identificado. Esto permite a otros países miembros tomar rápidamente medidas en caso necesario.

Además, una vez que un miembro del RASFF ha enviado una notificación, el sistema permite a los países miembros solicitar aclaraciones en lo que respecta al calendario, el alcance o la naturaleza de la notificación. Por ejemplo, cuando existen pruebas de que un incidente podría haberse comunicado con anterioridad, puede pedirse una explicación al país notificante.

¿Qué es lo que se notifica predominantemente en el RASFF?

Alrededor de la mitad de las notificaciones tienen por objeto controles en las fronteras exteriores del EEE[2], en puntos de entrada o puestos de inspección fronterizos, cuando no se acepta una partida para importación [marcada como «border control – consignment detained» («control fronterizo – partida retenida»)] o cuando se ha tomado una muestra para su análisis en la frontera [marcada como «screening» («cribado»)] y la partida se ha liberado [marcada como «border control - consignment released» («control fronterizo – partida liberada»)].

A continuación se encuentran los controles oficiales en el mercado interior.

Por último, otras notificaciones pueden tener su origen en la denuncia de un consumidor, una empresa que notifique el resultado de un control que haya efectuado por su propia cuenta, o un incidente de intoxicación alimentaria.

¿Qué medidas puede tomar la Comisión si un Estado miembro de la UE no notifica a su debido tiempo?

En caso de que un Estado miembro de la UE no realice la notificación en el momento oportuno, la Comisión puede iniciar un procedimiento de infracción contra ese Estado miembro por incumplimiento de sus obligaciones con arreglo al Derecho de la UE.

¿Quién tiene competencias, y cuáles, para tomar medidas cuando se detecta un problema?

Cuando se detecta un problema, la adopción de medidas corresponde a las autoridades nacionales responsables de los alimentos y los piensos. Esto incluye todas las medidas necesarias para hacer frente inmediatamente al riesgo, así como para evitar que vuelva a producirse un riesgo similar. Se realizan toda una serie de acciones, que se comunican a través del RASFF: retirada o recuperación de los productos y posible destrucción de los mismos, información al público, reexpedición a su lugar de origen, etc. Si se necesitan medidas de emergencia (salvaguardia) a nivel de la UE, la Comisión y los Estados miembros de la UE pueden decidir acerca de estas medidas utilizando un procedimiento rápido[3]. Estas medidas son vinculantes con efecto inmediato.

¿Qué sucede si un caso de seguridad alimentaria notificado a través del RASFF es consecuencia de un fraude?

En casos de infracciones transfronterizas de la legislación puede movilizarse la Red de la UE contra el Fraude Alimentario para permitir una cooperación rápida y eficiente. Creada en julio de 2013 como consecuencia del escándalo de la carne de caballo, esta red está compuesta por los puntos de contacto nacionales para los fraudes alimentarios de los Estados miembros de la UE, así como de Islandia, Noruega y Suiza, y la Dirección General de Salud y Seguridad Alimentaria de la Comisión Europea.

Tramita posibles casos de fraude alimentario, tanto si tienen su origen en una notificación del RASFF como en controles oficiales realizados en un miembro del RASFF, cuando existan indicios de que podría estarse produciendo un incumplimiento de los requisitos de la legislación alimentaria para obtener beneficios económicos o financieros. Los puntos de contacto nacionales de la Red contra el Fraude Alimentario y la Comisión están en contacto permanente.

Desde agosto de 2016, una herramienta de TI apoya esta red concediendo a los países miembros los medios para confirmar rápidamente una sospecha de fraude. Gracias a esta herramienta, las autoridades responsables pueden mantener contactos a nivel bilateral (o multilateral) para obtener una información que les permita argumentar en favor de la necesidad de tomar medidas que podrían desembocar en sanciones administrativas o en procedimientos judiciales.

¿Cuál es la diferencia entre el RASFF y la Red contra el Fraude Alimentario?

El RASFF es una herramienta clave para garantizar el flujo transfronterizo de información a fin de reaccionar con rapidez cuando se detectan riesgos para la salud pública en la cadena alimentaria, mientras que la Red contra el Fraude Alimentario, con la ayuda de la herramienta de TI de asistencia y cooperación administrativa (ACA), permite a los países miembros mantener contactos a nivel bilateral (o multilateral) para poder confirmar rápidamente una sospecha de fraude.

En el marco del RASFF, el papel de la Comisión consiste en verificar las notificaciones del RASFF e informar a terceros países, mientras que la Red contra el Fraude Alimentario es ante todo un medio para que los países miembros intercambien información que les ayude a argumentar en favor de la necesidad de tomar medidas que podrían desembocar en sanciones administrativas o en procedimientos judiciales.

Por lo que respecta a la Red contra el Fraude Alimentario, la Comisión no suele intervenir en los intercambios bilaterales de información a través de la ACA. Por el contrario, su papel consiste más bien en facilitar el uso de la herramienta de TI a través del servicio de asistencia y la formación, y garantizando respuestas diligentes de los países miembros y un archivo adecuado cuando el caso llega a su fin, en particular en lo que se refiere a los aspectos de la protección de datos personales. También debe tenerse en cuenta que los casos de fraude son mucho más difíciles de evaluar, y que toda una serie de obstáculos podrían conducir a unos plazos más dilatados para la respuesta de los miembros.

¿Qué es el iRASFF?

El iRASFF es la nueva aplicación en línea mediante la cual los treinta y dos países miembros del RASFF pueden transmitir nuevas notificaciones sobre productos que representen un riesgo o dar seguimiento a notificaciones previas transmitidas por otros miembros. Funciona como una plataforma interactiva en línea y tiene un flujo específico para permitir que los miembros de la red colaboren en relación con las notificaciones de manera transparente. Está concebido para funcionar tanto a nivel nacional como de la UE. Otra de sus ventajas es que establece un vínculo de manera más eficiente entre las notificaciones del RASFF y otros sistemas, como el sistema TRACES de comercio y control y el sistema de TI para los fraudes alimentarios.

¿Qué es el portal de los consumidores del RASFF y qué hace?

Puesto en marcha el 13 de junio de 2014, el portal de los consumidores del RASFF facilita información práctica y en el momento oportuno del RASFF sobre los avisos de retirada de productos de consumo y avisos públicos emitidos por las autoridades responsables de la seguridad de los alimentos y los explotadores de empresas. Complementa la información que se ha publicado acerca de las notificaciones del RASFF, que, en realidad, es solamente una pequeña parte de la información transmitida en la red.

Más información

Infografía

Sitio web del RASFF

[1] Artículo 50 del Reglamento (CE) n.º 178/2002, DO L 31 de 1.2.2002, p. 1.

[2]   Suiza está incluida desde 2009.

[3] Artículo 53 del Reglamento (CE) n.º 178/2002, DO L 31 de 1.2.2002, p. 1.

MEMO/17/2461

Personas de contacto para la prensa:

Solicitudes del público en general: Europe Direct por teléfono 00 800 67 89 10 11 , o por e-mail


Side Bar