Navigation path

Left navigation

Additional tools

Comisión Europea - Hoja informativa

Preguntas y respuestas sobre el Cuerpo Europeo de Solidaridad

Bruselas, 15 de septiembre de 2016

.

*** FOR THE LATEST INFORMATION ON THE EUROPEAN SOLIDARITY CORPS, PLEASE REFER TO OUR PRESS RELEASE (IP/16/4165) AND MEMOS (MEMO/16/4166 and MEMO/16/4168), PUBLISHED ON 7/12/2016***

 

La Comisión propone hoy crear un Cuerpo Europeo de Solidaridad. Los jóvenes de toda la UE podrán realizar labores de voluntariado donde más se necesite su ayuda, a fin de responder a situaciones de crisis. Me gustaría que el Cuerpo Europeo de Solidaridad comenzase a funcionar lo antes posible.

 

¿En qué consiste el Cuerpo Europeo de Solidaridad?

El presidente Juncker anunció la creación de un Cuerpo Europeo de Solidaridad en su discurso pronunciado el 14 de septiembre de 2016 sobre el estado de la Unión: «La Unión Europea también puede contribuir a la creación de oportunidades para los jóvenes. En Europa hay muchos jóvenes con inquietudes sociales dispuestos a realizar una contribución significativa a la sociedad y a mostrar su solidaridad. […] Estoy convencido de que la solidaridad es cada vez más necesaria. Pero también sé que la solidaridad debe ser un acto voluntario que nazca del corazón. No puede forzarse. […] Con este espíritu, la Comisión propone hoy crear un Cuerpo Europeo de Solidaridad. Los jóvenes de toda la UE podrán realizar labores de voluntariado donde más se necesite su ayuda, a fin de responder a situaciones de crisis, como la crisis de los refugiados o los recientes terremotos de Italia. Me gustaría que el Cuerpo Europeo de Solidaridad comenzase a funcionar lo antes posible. Y que en 2020 ya participen los primeros 100 000 jóvenes europeos. Al unirse de manera voluntaria a este Cuerpo Europeo de Solidaridad, los jóvenes podrán desarrollar sus capacidades y conseguir no solo un trabajo, sino también una experiencia humana inestimable».

El Cuerpo Europeo de Solidaridad (CES) se ha concebido para ofrecer a los menores de 30 años en Europa la oportunidad de apoyar a organizaciones no gubernamentales (ONG), autoridades locales o empresas privadas que se hayan mostrado activas en la resolución de situaciones de riesgo en la Unión Europea, como la reconstrucción de comunidades en caso de desastres naturales; la respuesta a los retos sociales (por ejemplo la exclusión social, la pobreza y los desafíos sanitarios y demográficos); o que trabajen en la acogida e integración de los refugiados.

El cuerpo desarrollará su propia identidad, arraigada en los valores fundamentales de la UE de compromiso y solidaridad. Al unirse al cuerpo, los participantes manifestarán su compromiso y su voluntad de dedicar un período de sus vidas a ayudar a los demás. Apoyando a otras personas, incluidas aquellas más vulnerables de nuestras sociedades y comunidades, los jóvenes no solo pondrán en práctica el valor fundamental de la UE de solidaridad, sino que también adquirirán competencias y experiencia, incluidos conocimientos lingüísticos, que pueden ser valiosas a la hora de buscar un trabajo o proseguir la educación y formación.

¿Cómo funcionará y cuándo se creará?

El cuerpo se basará en programas profesionales y de voluntariado ya existentes para la juventud en la UE, así como en la movilización de las redes consolidadas de empleo, educación y agentes de la sociedad civil de toda Europa. Desarrollaremos este sistema en estrecha colaboración con los Estados miembros, las autoridades locales y las ONG.

Los candidatos que deseen unirse al cuerpo, y las entidades que estén dispuestas a hacer un llamamiento a sus socios, podrán hacerlo a través de un punto de acceso único: el portal web dedicado al Cuerpo Europeo de Solidaridad.

La duración de las prácticas será de entre dos meses y un año. En el caso de un puesto de trabajo, el período mínimo será de cuatro meses.

El Cuerpo Europeo de Solidaridad se creará lo antes posible, y en primer lugar se pondrá en marcha el portal web. El objetivo es conseguir que 100 000 jóvenes se hayan incorporado al cuerpo de aquí a 2020.

¿Quién puede unirse y cuáles son los criterios?

Cualquier persona en Europa menor de 30 años, independientemente de su experiencia y de su situación (si estudia, trabaja, se encuentra en formación o está desempleada), podrá unirse al cuerpo. Las prácticas deberían ser accesibles para una amplia variedad de perfiles, desde los jóvenes que no realizan estudios superiores hasta los que poseen un título en educación superior y ya cuentan con experiencia en el mundo laboral.

Tal como sugiere su nombre, el Cuerpo Europeo de Solidaridad se basará, en primer lugar, en el valor de la solidaridad. Los jóvenes que deseen formar parte del cuerpo deberán indicar la misión que desean llevar a cabo como parte de su inscripción, declarando su compromiso y su disposición para emprender actividades solidarias una vez que estén vinculados a una organización o hayan sido aceptados como voluntarios.

Aunque la inscripción no asegure una plaza,
los múltiples retos —y en consecuencia la diversidad de habilidades necesarias para afrontarlos— indican que será necesario un amplio abanico de perfiles profesionales. 

¿Qué tipo de actividades llevarán a cabo los miembros del Cuerpo Europeo de Solidaridad?

Los miembros del Cuerpo Europeo de Solidaridad pueden participar en cualquier tipo de actividad relacionada con la preparación frente a catástrofes y la respuesta a largo plazo, así como en actividades para hacer frente a retos sociales, como la exclusión social, la pobreza y los desafíos sanitarios y demográficos, o en actividades destinadas a abordar la crisis de los refugiados.

El sistema podría, por ejemplo, respaldar el desarrollo de los servicios sociales, sanitarios y de rehabilitación para las personas en riesgo de pobreza y exclusión social, como los gitanos, las personas con discapacidad, determinados grupos de inmigrantes y otras personas que sufran discriminación y prejuicios.

Las respuestas inmediatas ante las catástrofes quedan excluidas del programa (por ejemplo, la lucha contra los incendios forestales o la búsqueda y rescate urbanos), ya que estas actividades requieren la intervención de especialistas altamente cualificados. Sin embargo, por ejemplo, si una comunidad rural quisiera reducir el riesgo de incendios forestales eliminando la maleza, los miembros del CES podrían realizar una contribución valiosa.

¿Dónde serían enviados los miembros del Cuerpo Europeo de Solidaridad y durante cuánto tiempo?

Los miembros del cuerpo podrían permanecer en su país de origen o podrían ser enviados a otro Estado miembro de la UE en función de las necesidades de las organizaciones participantes y del perfil y las preferencias del solicitante.

¿Qué organizaciones pueden participar?

Las ONG, las autoridades locales o las empresas privadas que se hayan mostrado activas en la resolución de situaciones de riesgo pueden utilizar el portal para contactar con miembros del cuerpo y contratarlos.

Todas las organizaciones que participen en actividades de voluntariado deben estar en posesión de una acreditación válida que garantice su conformidad con la Carta del Sistema Voluntario Europeo (SVE) Carta para garantizar que se respetan las normas de calidad necesarias.

¿Recibirán un salario los participantes?

Si el participante está contratado como asalariado normal, becario o aprendiz en otro Estado miembro, este recibirá un salario (para un contrato de trabajo) o una asignación (para prácticas y formación) para cubrir los gastos de subsistencia y desplazamiento. Por ejemplo, el Sistema de Garantía Juvenil puede financiar estos gastos.

Si la persona va a participar como voluntaria, se cubrirán los gastos esenciales
(por ejemplo, comida, alojamiento y desplazamiento) mediante la subvención que concede el Sistema Voluntario Europeo. Esta persona recibirá, además, dinero de bolsillo, cuyo importe dependerá del país en el que se presten los servicios. Asimismo, todos los voluntarios estarán cubiertos por el seguro colectivo obligatorio del SVE que establece el sistema.

¿Cómo se financiará esta iniciativa?

Los costes financieros vinculados a la movilidad transfronteriza y a la estancia en el extranjero estarán ampliamente cubiertos por la financiación de la UE, con arreglo a estructuras ya existentes como el Servicio Voluntario Europeo y el Sistema de Garantía Juvenil.

¿Qué supone para las ONG, las empresas o las autoridades locales que participen?

 A través del Cuerpo Europeo de Solidaridad, todas las empresas, ONG y autoridades locales que busquen trabajadores, aprendices o voluntarios para proyectos solidarios pueden disponer de un acceso único y sencillo a la información y a los servicios de colocación y contratación. Además, el equipo de jóvenes motivados será mucho más grande que el radio normal local o nacional.

 Es más, como todos los jóvenes inscritos en el CES deberán manifestar su compromiso con la misión del cuerpo y demostrar su motivación, las organizaciones y las empresas podrán preseleccionar más fácil y rápidamente las que mejor se adapten a la cultura de su organización y sus necesidades específicas.

Algunos ejemplos posibles

- Una organización croata que trabaja en una zona tras un conflicto acoge a un determinado número de voluntarios procedentes de varios Estados miembros de la UE. Estos se encargan de organizar actividades para jóvenes de distintas comunidades, con el objetivo de ayudarles a convivir pacíficamente. El hecho de que los voluntarios no procedan de esa región facilitará la aceptación de ambas comunidades y permitirá lograr una mayor repercusión.

- Tras un vertido de petróleo en el mar del Norte, una joven ciudadana danesa se desplazará para ayudar a las autoridades locales suecas en la zona más afectada durante un período de tiempo de nueve meses. La voluntaria cooperará con el municipio en el saneamiento de las zonas afectadas y en la rehabilitación de animales. El Servicio Voluntario Europeo abonará a la autoridad local los gastos de alojamiento, comida y desplazamiento, así como los del seguro y el dinero de bolsillo.

- Después de consultarlo con su orientador profesional en la oficina de empleo local, un joven trabajador social de Atenas acepta una oferta de trabajo en un centro de acogida de refugiados en Salónica. El joven trabajará con un equipo de psicólogos, asistentes sociales y profesores durante los próximos ocho meses a fin de facilitar la adaptación de los niños refugiados a su nueva realidad. Recibirá un salario mensual neto, así como una asignación mensual de 200 euros para cubrir los gastos de subsistencia y de movilidad.

 

 

***: [updated: 22/12/2016 – 11:00]

 

 

MEMO/16/3062

Personas de contacto para la prensa:

Solicitudes del público en general: Europe Direct por teléfono 00 800 67 89 10 11 , o por e-mail


Side Bar