Navigation path

Left navigation

Additional tools

Comisión Europea - Hoja informativa

Preguntas y respuestas sobre la propuesta de revisión del régimen de comercio de derechos de emisión (RCDE) de la UE

Bruselas, 15 julio 2015

Ver también: Comunicado de prensa: Transformar el sistema energético de Europa ― El paquete de verano de la Comisión lidera el camino (15 de julio de 2015)

  1. ¿Por qué ha propuesto hoy la Comisión una revisión del RCDE de la UE?

La Comisión Europea ha presentado una propuesta legislativa para revisar el régimen de comercio de derechos de emisión (RCDE) de la UE, de conformidad con el marco de actuación en materia de clima y energía hasta el 2030 acordado por los dirigentes de la UE en octubre de 2014. La propuesta es parte integral del trabajo para alcanzar una Unión de la Energía resistente con una política climática con visión de futuro, una de las máximas prioridades políticas de la Comisión Juncker, iniciada en febrero de 2015.

Este es el primer paso en la consecución del objetivo de la UE de reducir internamente las emisiones de gases de efecto invernadero al menos un 40 % 2030 como parte de su contribución al nuevo acuerdo mundial sobre el clima que se adoptará en diciembre en París. Esta propuesta envía un poderoso mensaje a la comunidad internacional en un momento crítico en el que otros grandes actores, tales como el G7 y China también han demostrado su firme determinación.

El RCDE de la UE es el mercado del carbono más grande el mundo. La propuesta de hoy busca asegurar que el RCDE de la UE ―la piedra angular de la política climática de la UE― siga siendo la manera más eficiente para reducir las emisiones en la venidera década. Puede, por tanto, basarse en las experiencias de empresas y autoridades públicas de la primera década de su aplicación. El RCDE de la UE debería seguir inspirando a otros socios internacionales, tales como China, a usar la tarificación de las emisiones de carbono como un incentivo rentable para la descarbonización gradual pero sostenible de sus economías en beneficio de las futuras generaciones.

Las acciones climáticas ambiciosas crean oportunidades de negocio y abren nuevos mercados para tecnologías hipocarbónicas. La propuesta de hoy confirma que la acción climática y la competitividad van de la mano. El revisado RCDE de la UE proporcionará incentivos más fuertes para la innovación y continuará asegurando que la industria europea siga siendo competitiva en los mercados internacionales. El RCDE de la UE facilita fondos adicionales para la innovación hipocarbónica ―por primera vez también para industrias con gran consumo de energía― y la modernización de los sistemas energéticos en los Estados miembros con rentas más bajas. Esto ayudará asimismo a estimular la asimilación de energías renovables y otras tecnologías hipocarbónicas y eficientes en materia de energía, que constituyen, junto con la descarbonización, futuros objetivos clave de la Unión de la Energía.

Por último, un RCDE de la UE revisado, basado en la recientemente acordada reserva de estabilidad del mercado, reforzará el funcionamiento interno del mercado de la energía y proporcionará mejores señales de precios a largo plazo para las inversiones. La propuesta del RCDE de la UE que se presenta hoy contribuirá, por ende, a un mejor funcionamiento de todo el mercado europeo de la electricidad, que constituye el mejor medio para asegurar que se proporcione electricidad a los consumidores privados y a las industrias de la manera más rentable.

2. ¿Cómo beneficiará la revisión a los ciudadanos de la UE, la industria y los Estados miembros?

La revisión propuesta ofrece múltiples ventajas medioambientales y económicas. Contribuirá a abordar el cambio climático al aumentar el ritmo de los esfuerzos de la UE para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero. La reducción de emisiones también disminuirá la contaminación atmosférica, en beneficio de la salud de los ciudadanos. Además, hace que Europa dependa menos de los combustibles fósiles importados.

Esta propuesta aboga por el fortalecimiento y un mejor funcionamiento del RCDE de la UE, que contribuye a situar a la UE en el camino hacia una economía con baja emisión de carbono. Aporta importantes oportunidades para las empresas y la industria para desarrollar y aprovechar las nuevas tecnologías y mercados, apoya la innovación y ayuda a crear nuevas oportunidades para el crecimiento y el empleo. La propuesta también apoya la transición de baja emisión de carbono al proporcionar más fondos para hacer frente a las necesidades de inversión de los Estados miembros con rentas más bajas.

Al mismo tiempo, la Comisión reconoce que puede haber riesgos para algunas empresas expuestas a la competencia internacional, en tanto no se realicen esfuerzos comparables en materia de clima en otras economías importantes. De ahí que la propuesta incluya también salvaguardias en relación con la competitividad internacional de las industrias de gran consumo de energía de la UE. Se ha prestado importante atención a la reducción de cargas administrativas. Con arreglo a la propuesta, los Estados miembros seguirán teniendo la capacidad para excluir a los pequeños emisores del RCDE de la UE, incluidas las pequeñas y medianas empresas con bajas emisiones, siempre que estén sujetos a medidas equivalentes.

3. ¿Cómo contribuye la revisión del RCDE de la UE a los esfuerzos internacionales sobre el clima?

La reducción de las emisiones de la UE será una importante contribución a los esfuerzos internacionales para limitar el aumento de la temperatura media mundial a menos de 2 °C en comparación con los niveles preindustriales.

El objetivo de «al menos el 40 %» de todo el sistema económico ilustra el continuo compromiso de la UE para asegurar un ambicioso acuerdo mundial sobre el clima con compromisos jurídicamente vinculantes de todas las partes en París en diciembre. La propuesta de hoy prosigue este esfuerzo al presentar la primera de las principales fases de la realización de este ambicioso objetivo de reducción de las emisiones.

Se espera que las decisiones que se adopten en París movilicen la financiación contra el cambio climático, la transferencia de tecnología y el desarrollo de capacidades para las partes candidatas, en particular las que tengan menos capacidades. La financiación del sector público seguirá desempeñando un papel muy importante para movilizar recursos a partir de 2020. A la espera de estas decisiones, la propuesta de hoy invita a los Estados miembros a utilizar una parte de sus ingresos de las subastas del RCDE de la UE a financiar la acción por el clima en países fuera de la UE, incluidas las acciones de adaptación a los efectos del cambio climático. Los Estados miembros dedicarán parte de estos ingresos provenientes del régimen de comercio de derechos de emisiones al apoyo de acciones de mitigación climática en terceros países, incluidos los países en vías de desarrollo.

4. ¿Cómo afectará la revisión del RCDE a la cantidad total de derechos de emisión?

La cantidad total de derechos se reducirá en un 2,2 % cada año a partir de 2021.

Desde 2013, el principal método de distribución de los derechos de emisión del RCDE de la UE ha sido a través de las subastas por los Estados miembros. Durante el período de comercio actual (2013-2020), se subastará el 57 % de la cantidad total de derechos de emisión, mientras que los derechos de emisión restantes estarán disponibles para la asignación gratuita. La cuota de derechos de emisión que se subastará seguirá siendo la misma después de 2020. Los ingresos procedentes de las subastas proporcionan financiación a los Estados miembros, que puede utilizarse para diferentes acciones, tales como programas de energías renovables. También pueden destinarse a medidas de política social en favor de una «transición justa y equitativa» hacia una economía con bajas emisiones de carbono para las empresas, sus trabajadores y los consumidores, además de apoyar esfuerzos internacionales de acción climática en terceros países, incluidos países en vías de desarrollo.

5. ¿Cómo mejorará el sistema de asignación gratuita a partir de 2020?

Como el número total de derechos de emisión es limitado y está disminuyendo, el sistema de asignación gratuita debe revisarse a fin de distribuir los derechos de emisión disponibles de la manera más eficaz y eficiente. Los cambios propuestos tienen como meta minimizar la necesidad de un factor de corrección[1] y garantizar la previsibilidad para las empresas.

La asignación de derechos de emisión gratuitos se centrará en los sectores con mayor riesgo de trasladar su producción fuera de la UE.

La estructura básica seguirá funcionando después de 2020, mientras que se mejorarán elementos individuales de conformidad con el acuerdo alcanzado por los dirigentes de la UE en octubre de 2014:

  • Los valores de referencia se actualizarán para reflejar el progreso tecnológico en los distintos sectores. Los valores actuales se determinan sobre la base de los datos de 2007-2008 y no reflejan el estado de la tecnología después de 2020.
  • Los datos de producción. El sistema será más flexible al tomar en cuenta el aumento o disminución de la producción y al adaptar la cantidad de derechos de emisión asignados gratuitamente en consecuencia. Un determinado número de derechos de emisión gratuitos se reservará para las instalaciones nuevas y en expansión.
  • La fuga de carbono. En la actualidad, más allá de 2020 todos los grandes sectores industriales se considerarán expuestos a un riesgo de fuga de carbono.
  • Los costes indirectos de las emisiones de carbono[2]. Se alienta a los Estados miembros a utilizar los ingresos de las subastas para aportar una compensación en consonancia con las normas sobre ayudas estatales.

6. ¿Cómo apoyará el RCDE de la UE a la innovación hipocarbónica?

Se creará un fondo de innovación para apoyar las inversiones pioneras en energía renovable, la captura y el almacenamiento de carbono (CAC) y la innovación hipocarbónica en la industria de gran consumo de energía.

Unos 400 millones de derechos de emisión, que representan hasta alrededor de 10 mil millones EUR en el momento de su venta, se reservarán a partir de 2021 para este fin. Además, otros 50 millones de los derechos no asignados[3] de 2013-2020 se reservarán para permitir que el fondo de innovación empiece a funcionar antes de 2021 e incluya proyectos de apoyo a tecnologías punteras en la industria[4].

El fondo de innovación se basa en el éxito de los programas de financiación existentes de apoyo a la innovación hipocarbónica mediante los ingresos de 300 millones de derechos de emisión durante el período 2013-2020 (el llamado NER 300).

7. ¿Cuáles son los objetivos del fondo de modernización?

El objetivo del fondo de modernización es ayudar a los Estados miembros con rentas más bajas a cumplir las elevadas necesidades de inversión que requieren la eficiencia energética y la modernización de sus sistemas de energía.

Entre 2021 y 2030, el 2 % de los derechos de emisión, en total unos 310 millones de derechos de emisión, se reservará para establecer el fondo. Todos los Estados miembros contribuirán a este fondo, que beneficiará a 10 Estados miembros cuyo PIB per cápita es inferior al 60 % de la media de la UE (en 2013). Los países que pueden acogerse a esta ayuda son los siguientes: Bulgaria, Chequia, Estonia, Croacia, Letonia, Lituania, Hungría, Polonia, Eslovenia y Rumanía.

La Directiva sobre el RCDE debería establecer una estructura de gobernanza para el fondo de modernización que implique a los Estados miembros, al Banco Europeo de Inversiones y a la Comisión.

8. ¿Cómo afecta la revisión del RCDE de la UE a la reserva de estabilidad del mercado?

El reciente acuerdo sobre la reserva de estabilidad del mercado (REM) permite que los derechos no asignados se transfieran a la REM en 2020. En virtud de esta norma, los analistas estiman que unos 550 a 700 millones de derechos de emisión pueden transferirse a la REM en 2020. A raíz de una solicitud presentada por el Parlamento y el Consejo para que se considere el uso de derechos no asignados después de 2020, la Comisión propone utilizar 250 millones de derechos no asignados de 2013-2020 para establecer una reserva para las instalaciones nuevas y en expansión.

9. ¿Ha habido una consulta pública sobre esta propuesta?

Los Estados miembros, representantes de la industria, ONG, instituciones académicas y de investigación, sindicatos y ciudadanos participaron en varias etapas de la elaboración de esta propuesta. Se llevaron a cabo amplias consultas de las partes interesadas en 2014 sobre varios aspectos técnicos del RCDE de la UE. La Comisión recibió más de 500 contribuciones que se tendrán en cuenta en la elaboración de esta propuesta.

Tras estas consultas y el análisis de los objetivos en materia de política climática de la UE para 2030, la Comisión llevó a cabo una evaluación del impacto de la revisión del RCDE de la UE, que también se publica hoy (ver Documentación).

10. ¿Cuáles son los próximos pasos?

Se ha presentado una propuesta legislativa al Parlamento Europeo y al Consejo para su adopción, así como al Comité Económico y Social, y al Comité de las Regiones para conocer su opinión. La Comisión colaborará con estas instituciones a fin de sacar adelante esta propuesta. Los ciudadanos y las partes interesadas podrán expresar sus puntos de vista sobre esta propuesta en las próximas ocho semanas. Estos se incluirán en el debate legislativo y se presentarán al Parlamento Europeo y al Consejo.

¿Quiere saber más?

Para más detalles, consulte las preguntas adicionalesen la página web de la Dirección General de Acción por el Clima.

Vea también la infografía anexada a esta hoja informativa.


[1] El factor de corrección intersectorial reduce la asignación gratuita en todos los sectores si la demanda de derechos de emisión gratuitos es superior a la cantidad disponible.

[2] Los costes indirectos de las emisiones de carbono afectan principalmente a las industrias de gran consumo eléctrico, a las que se repercuten esos costes en el precio de la electricidad que pagan.

[3] Los derechos no asignados son los que estaban destinados inicialmente a la asignación gratuita, pero no fueron asignados debido a cierres de empresas o reducciones de la producción.

[4] Por ejemplo, proyectos demostrativos de uso y captura de carbono.

MEMO/15/5352

Solicitudes del público en general:


Side Bar

Documents


ETS revision.pdf