Navigation path

Left navigation

Additional tools

Comisión Europea - Hoja informativa

Mejorar la forma en que los Estados miembros y las regiones de la UE invierten y gestionan los fondos de la política de cohesión de la UE

Bruselas, 09 junio 2015

Entre 2014 y 2020 se pondrán a disposición de los Estados miembros, las regiones y las ciudades de la UE más de 351 000 millones de euros en el marco de la política de cohesión (Fondo Europeo de Desarrollo Regional, Fondo Social Europeo y Fondo de Cohesión). Para muchos de estos países esta es la fuente principal de financiación pública, y es fundamental que este dinero se invierta y gestione correctamente, ya que las deficiencias en la administración nacional, regional y local pueden poner en peligro el éxito de estos programas.

Todavía quedan fondos que invertir entre los asignados en el marco de la política de cohesión para el periodo 2007‑2013. La Comisión quiere ayudar a los Estados miembros a evitar la pérdida de inversiones valiosas y a garantizar que los fondos se gasten de forma correcta y en los proyectos adecuados para beneficiar a la población.

Por esta razón, la idea de reforzar la capacidad administrativa para mejorar la forma de invertir y gestionar los Fondos ocupa un lugar central en la política de cohesión de la UE para 2014‑2020. Corina Creţu, comisaria de Política Regional, la ha señalado como prioridad de actuación.

Esto ha dado lugar al paquete de nuevas acciones organizadas por dicha comisaria y por los servicios de la Dirección General de Política Regional y Urbana, con la participación de la Dirección General de Empleo, Asuntos Sociales e Inclusión.

 

¿Qué conlleva la propuesta en realidad?

La iniciativa para mejorar la ejecución de la política de cohesión se estructura en torno a cuatro ejes:

1. El «Grupo de Trabajo para la mejora de la ejecución», a través de equipos de acción a medida, ayuda a las administraciones nacionales y regionales a emplear de forma efectiva las inversiones restantes del periodo de programación 2007‑2013 . El Grupo de Trabajo analizó los principales factores responsables del retraso en la ejecución, y comenzó a elaborar planes de acción detallados y exhaustivos para cada uno de los programas en riesgo. Tal y como solicitó el Consejo Europeo en diciembre de 2014, la Comisión está trabajando en estrecha colaboración con los Estados miembros afectados con el objetivo de encontrar soluciones para maximizar el uso de los compromisos contraídos en el contexto del marco financiero plurianual para el periodo 2007‑2013.

2. El desarrollo de las capacidades administrativas de los Estados miembros y las regiones para los programas del periodo 2014-2020, a través de la segunda fase del Grupo de Trabajo y de otras medidas como la puesta en común de habilidades, el intercambio de expertos, la formación y la asistencia técnica.

3. La comisaria de Política Regional, Corina Creţu, pretende analizar por qué las regiones con un bajo nivel de desarrollo económico, así como las regiones que arrastran varios años de crecimiento negativo del PIB se están quedando atrás. Esta tendencia resulta especialmente preocupante para la política de cohesión, cuyo objetivo es reducir las diferencias entre los niveles de desarrollo de las distintas regiones de Europa.

4. La Comisión está creando un grupo de expertos para evaluar de forma independiente la respuesta de los Estados miembros a la simplificación de las normas e identificar posibilidades adicionales de simplificación. Este grupo formulará recomendaciones sobre cómo mejorar la respuesta a las oportunidades de simplificación en el empleo de los fondos para beneficiarios durante el periodo de programación 2014-2020. Otro objetivo secundario sería proponer una vía hacia una mayor simplificación después de 2020. Esta acción está estrechamente vinculada a la iniciativa de la vicepresidenta Kristalina Georgieva para lograr un «presupuesto de la UE centrado en los resultados».

 

¿Cómo surgió el Grupo de Trabajo para la mejora de la ejecución?

La creación de un Grupo de Trabajo especial para ayudar a los Estados miembros y las regiones a emplear las inversiones de la política de cohesión fue una de las primeras iniciativas de la comisaria de Política Regional, Corina Creţu, cuando asumió sus funciones. El objetivo del Grupo de Trabajo es ayudar a una serie de países con dificultades para llevar a cabo las inversiones ya planeadas a mejorar su capacidad de «absorción» y aprovechar las oportunidades de inversión a través del refuerzo de la capacidad administrativa.

 

¿En quién se centra el Grupo de Trabajo?

En estos momentos, la atención del Grupo de Trabajo se centra en un grupo de países con tasas de absorción inferiores a la media de la UE, lo que podría llevarlos a la «liberación» y pérdida de los fondos asignados o previstos.

Los ocho países afectados son Bulgaria, Croacia, Chequia, Italia, Hungría, Rumanía, Eslovenia y Eslovaquia.

 

¿Qué está haciendo el Grupo de Trabajo en realidad?

La primera tarea de este Grupo de Trabajo ha sido hacer un balance y analizar la situación de los Estados miembros afectados mediante un enfoque estructurado y uniforme para todos ellos La identificación de los obstáculos y los puntos débiles principales en la ejecución de cada uno de los ejes prioritarios de los programas en cuestión formaba parte de dicha tarea. Algunos de estos países tienen problemas y sufren retrasos en la ejecución de los proyectos de grandes infraestructuras, especialmente las relacionadas con el medio ambiente y el transporte, mientras que otros sufren una debilidad generalizada en su capacidad administrativa, además de problemas estructurales y de gobernanza.

El Grupo de Trabajo es el responsable de elaborar planes de acción para cada uno de los Estados miembros afectados o de revisar los planes ya existentes, en su caso. Este proceso garantizará el intercambio de experiencias y la difusión de buenas prácticas entre los participantes. Cuando procede, la Dirección General de Empleo, Asuntos Sociales e Inclusión aúna fuerzas con la Dirección General de Política Regional y Urbana para garantizar que también se tomen las medidas oportunas en el ámbito del Fondo Social Europeo.


¿Se trata de señalar y denunciar?

En ningún caso. El objetivo es fomentar los modelos de buenas prácticas, además de echar una mano.También puede intensificarse la mejora de la capacidad administrativa, especialmente con vistas a mejorar la ejecución entre 2014 y 2020 y a aprender de las experiencias pasadas. Este es el segundo mandato del Grupo de Trabajo a medio plazo. Se anima a los Estados miembros a emplear el presupuesto de la política de cohesión para asistencia técnica de forma más eficiente y precisa a fin de reforzar su capacidad administrativa para ejecutar los Fondos.

 

¿Por qué es importante la capacidad administrativa?

La política de cohesión funciona según el principio de «gestión compartida» entre la Comisión y los organismos locales y nacionales responsables de la gestión de los fondos en los Estados miembros.  

La nueva política de cohesión para el periodo 2014‑2020 se centra en la mejora de la capacidad administrativa para que los Estados miembros se adapten totalmente a los nuevos requisitos de empleo de los Fondos Estructurales y de Inversión Europeos, ejecuten sus programas de inversión de forma efectiva y obtengan los mejores resultados posibles.

En general, se considera que la capacidad administrativa para gestionar los Fondos y los programas y proyectos cofinanciados por la UE es un factor clave para el éxito de la política de cohesión de la UE. Cuando las administraciones públicas que gestionan los Fondos (autoridades de gestión, organismos intermedios, autoridades de certificación y autoridades de auditoría) son más débiles, se enfrentan a obstáculos y desafíos. La consecuencia final es que las inversiones no llegan a generar los beneficios esperados para los habitantes de las regiones y ciudades de Europa. No es solo una cuestión ética y normativa; también es más caro gestionar una administración ineficiente.

 

¿Cómo se está apoyando la capacidad administrativa para mejorar la ejecución de los Fondos?

Apoyar la capacidad administrativa es poner en marcha las estructuras, los recursos humanos, los sistemas y las herramientas adecuados. En otras palabras, garantizar que las responsabilidades y las tareas estén claramente asignadas; el personal, correctamente entrenado; y que se contrate a las personas adecuadas para gestionar los fondos. El personal debe estar dotado, además, de las herramientas adecuadas para administrar los Fondos Estructurales y de Inversión Europeos: sistemas informáticos, manuales y legislación. Cuando cuentan con los sistemas y las herramientas adecuados, las organizaciones son menos vulnerables. Otro elemento importante es la gobernanza, que supone exigir responsabilidades sobre el rendimiento a los gestores, prevenir la corrupción y el conflicto de intereses, así como fomentar la transparencia.

 

¿Y más concretamente?

La Comisión Europea ha puesto en marcha una serie de actividades de formación para prepararse para el nuevo periodo de programación. Estas actividades están dirigidas a las autoridades nacionales y regionales encargadas de la gestión del Fondo Europeo de Desarrollo Regional, el Fondo Social Europeo y el Fondo de Cohesión. Están dedicadas principalmente a la planificación y la ejecución, así como a algunos aspectos de gestión financiera y control.

La Dirección General de Política Regional y Urbana también contribuye a reforzar la capacidad administrativa de las administraciones nacionales y regionales a través de herramientas analíticas/diagnósticas, orientación y mecanismos de ayuda a medida, como el intercambio de buenas prácticas y experiencia o el fomento de la conexión entre homólogos. El objetivo principal es ayudar a las autoridades a gestionar mejor la inversión de la UE.

La Comisión ha puesto en marcha dos nuevas iniciativas recientemente: el sistema de intercambio entre homólogos TAIEX-REGIO (puesto en marcha el 24 de marzo) y los Pactos de integridad:

El intercambio entre homólogos está diseñado para los veinticuatro mil funcionarios de los organismos que gestionan la financiación y los proyectos del Fondo Europeo de Desarrollo Regional y el Fondo de Cohesión. Responde directamente a solicitudes específicas que las autoridades han registrado en la base de datos en línea y proporcionará apoyo a través de misiones de expertos, visitas de estudios y talleres específicos. Los funcionarios que deseen compartir sus conocimientos deben registrarse en la Base de datos de expertos.

  • Los Pactos de integridad fueron desarrollados por la ONG Transparency International con el objetivo de prestar apoyo a los gobiernos, las empresas y la sociedad civil para mejorar la confianza en la contratación pública y la transparencia de esta. La Comisión ahora pretende dirigir Pactos de integridad para varios proyectos cofinanciados por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional y el Fondo de Cohesión en la UE.

El Pacto de integridad para los fondos de la política de cohesión será un acuerdo jurídicamente vinculante entre la autoridad de gestión y las empresas que participen en licitaciones de contratos públicos, en virtud del cual se comprometerán a seguir un proceso de contratación transparente y eficiente. Con el fin de garantizar una mayor responsabilidad, los Pactos de integridad incluirán un sistema de seguimiento dirigido por una organización de la sociedad civil escogida.

La convocatoria de manifestaciones de interés para participar en la dirección de este instrumento en proyectos cofinanciados por la política de cohesión en los Estados miembros se abrirá en mayo de 2015. Se invita encarecidamente a las autoridades y los beneficiarios a aprovechar esta iniciativa.

 

¿Existe alguna otra forma en que los Estados miembros y las regiones puedan contribuir a la eficiencia de las administraciones públicas?

Aparte de la asistencia técnica, los Estados miembros que reúnan los requisitos también deberían aplicar medidas que apoyen una mejora más amplia de la capacidad institucional. La inversión en la mejora de la capacidad institucional y en una administración pública eficiente (objetivo temático 11), con la colaboración del Fondo Social Europeo y el Fondo Europeo de Desarrollo Regional, tiene un objetivo más amplio y a más largo plazo. Su finalidad principal es lograr una reforma real y un cambio sistémico que mejoren el rendimiento general de las administraciones públicas, independientemente de su función en la gestión de los fondos de la UE.

Entre 2014 y 2020, los Fondos Estructurales y de Inversión Europeos seguirán apoyando el desarrollo y las reformas de la capacidad institucional con el objetivo de crear instituciones estables y previsibles, con la flexibilidad necesaria para responder a los retos sociales, abiertas al diálogo con los ciudadanos, capaces de introducir nuevas soluciones políticas y ofrecer mejores servicios. Este apoyo está dirigido a mejorar la eficacia de los procesos organizativos, modernizar la gestión y conseguir funcionarios motivados y cualificados.

El apoyo a las reformas de la administración pública en el marco del objetivo temático de mejorar la capacidad institucional durante el periodo de programación 2014‑2020 está relacionado con las recomendaciones específicas por país pertinentes, los documentos de trabajo de los servicios de la Comisión relacionados, los programas de ajuste económico, en su caso, y los programas nacionales de reforma.

 

¿Hay dinero para contribuir a este esfuerzo en el próximo periodo de programación?

Sí. En el nuevo presupuesto de la política de cohesión para 2014‑2020 se han destinado unos 4 800 millones de euros a la mejora y reforma de la capacidad institucional. También se emplearán fondos para reforzar la capacidad de los organismos involucrados directamente en la ejecución a través de la asistencia técnica.

 

¿Cómo se ayuda a luchar contra el fraude y la corrupción?

El 0,2 % de todos los errores señalados en la gestión de la política de cohesión son resultado del fraude. La Comisión tiene una postura de tolerancia cero frente al fraude y la corrupción y espera lo mismo de los Estados miembros y las regiones. La ayuda financiera debe emplearse en el apoyo de la competitividad, el incremento de la productividad y la creación de nuevas oportunidades de empleo. Durante el control de los acuerdos de asociación y los programas operativos, la Comisión pone un gran énfasis en la necesidad de que haya un compromiso claro por parte de los Estados miembros para tomar medidas de prevención del fraude; la Comisión seguirá de cerca dicho compromiso.  

En diciembre de 2013, la Comisión y Transparency International organizaron una conferencia internacional y una serie de seminarios en distintos países sobre la lucha contra el fraude en los Fondos Estructurales y de Inversión Europeos. Dichos eventos se centraban en proveer a los funcionarios herramientas prácticas para impedir el uso indebido de fondos.

Uno de los resultados concretos de estos seminarios fue la idea de aplicar el sistema de los Pactos de integridad desarrollado por Transparency International a los proyectos financiados por la política de cohesión.

La Comisión también ha desarrollado una nueva herramienta informática, ARACHNE, y anima encarecidamente a los Estados miembros a emplearla. ARACHNE combina los datos del seguimiento de los Fondos Estructurales y de Inversión Europeos con bases de datos externas y ayuda a las autoridades de gestión a identificar proyectos de mayor riesgo que necesiten una vigilancia mayor.

 

¿Cuál es la finalidad del grupo de alto nivel sobre simplificación? ¿Cómo va a ayudar a los Estados miembros a aprovechar las posibilidades de simplificar el acceso de los beneficiarios a los Fondos Estructurales y de Inversión Europeos?

La nueva normativa para el período 2014-2020 ofrece una serie de posibilidades para reducir la carga administrativa de los beneficiarios y facilitar su acceso a los fondos de la UE. Incluye un conjunto de normas comunes para todos los Fondos Estructurales y de Inversión Europeos, un mayor uso de las opciones de costes simplificados y un avance hacia la cohesión electrónica. El grupo de alto nivel independiente que supervise la simplificación para los beneficiarios se centrará en cinco cuestiones principales: el acceso de las pymes a la financiación; la adición de requisitos adicionales u obstáculos administrativos por parte de las autoridades nacionales o regionales (la denominada «sobrerregulación»), incluido el proceso de selección de proyectos; el empleo de medios más sencillos para reembolsar los costes resultantes (por ejemplo, a través de cantidades a tanto alzado o tipos fijos); la utilización de procedimientos en línea (como los de cohesión electrónica en los proyectos financiados en el marco de la política de cohesión); y el modo de poner en marcha los proyectos iniciados y gestionados por comunidades locales (desarrollo local participativo).  

Durante el primer año, el grupo de alto nivel evaluaría cómo los Estados miembros han aprovechado las posibilidades de simplificación. A continuación, desarrollaría un análisis más detallado de la aplicación de las posibilidades de simplificación en los Estados miembros y sus regiones. Esto se traduciría en 2016 en un primer conjunto de recomendaciones sobre cómo mejorar el aprovechamiento de las posibilidades de simplificación para los beneficiarios que ofrece la normativa. Después, a principios de 2018, el grupo de alto nivel podría formular propuestas sobre la manera de alcanzar una mayor simplificación en el marco posterior a 2020.

 

Más información:

IP/15/5130

Intercambio entre homólogos

La Comisión Europea y Transparency International aúnan fuerzas para mejorar la forma de gastar las inversiones de la UE

En la web de InfoRegio: Mejorar la inversión y la gestión de los fondos

En la web del FSE: Mejora de los servicios públicos

MEMO/15/5128

Solicitudes del público en general:


Side Bar