Navigation path

Left navigation

Additional tools

Comisión Europea

MEMO

Bruselas, 19 Agosto 2014

Apoyo europeo a la acción humanitaria

Cada 19 de agosto, se celebra el Día Mundial de la Ayuda Humanitaria en memoria de las víctimas del atentado, en 2003, contra la sede de las Naciones Unidas en Bagdad (Irak), que causó la muerte de 22 personas, incluido el Representante Especial de las Naciones Unidas en Irak, Sergio Vieira de Mello.

La Unión Europea (la Comisión y los Estados miembros) es el mayor donante de ayuda humanitaria del mundo. El trabajo de la UE en este sector tiene un apoyo masivo de los ciudadanos europeos: según la última encuesta Eurobarómetro, nueve de cada diez consideran importante que la UE financie proyectos de ayuda humanitaria.

En 2013, la Comisión Europea ayudó a 124 millones de personas en más de 90 países y, este año, sigue prestando asistencia a los más necesitados, incluyendo las víctimas de los conflictos de Siria, la República Centroafricana y Sudán del Sur, los supervivientes de las catástrofes naturales ocurridas en Asia, los afectados por la inseguridad alimentaria en el Sahel y las poblaciones vulnerables sumidas en crisis «olvidadas», como la difícil situación de los refugiados colombianos o el conflicto de Kachin en Myanmar/Birmania.

La Comisión presta su ayuda humanitaria a los que más la necesitan en colaboración con más de 200 organizaciones humanitarias, incluidas organizaciones no gubernamentales e internacionales, Naciones Unidas y la Cruz Roja. Gracias a la solidaridad de los ciudadanos europeos, miles de trabajadores humanitarios ofrecen asistencia y esperanza a las víctimas de conflictos y catástrofes naturales. La posibilidad de llegar hasta las víctimas de forma segura y libre de obstáculos es esencial para salvar la vida de los necesitados.

Aumento de los ataques

Los atentados contra trabajadores humanitarios son cada vez más frecuentes. En 2013, 454 de ellos fueron agredidos en un número de ataques sin precedentes. Más de un tercio de las víctimas (155) perdieron la vida (datos de aidworkersecurity.org a 15 de julio de 2014).

El personal nacional es el objetivo principal y solo una de cada seis víctimas pertenece a los trabajadores humanitarios internacionales (datos de 2013).

Cada vez más trabajadores se encuentran en situaciones precarias y en riesgo de sufrir atentados violentos. La labor de los trabajadores humanitarios es ahora más peligrosa y, en consecuencia, los hombres, las mujeres y los niños necesitados corren el riesgo de recibir menos ayuda o ninguna. Miles de personas vulnerables pueden quedarse sin asistencia básica si la inseguridad obliga a las organizaciones de ayuda a suspender su labor o a retirarse de las regiones peligrosas.

Afganistán se encuentra a la cabeza de esas zonas, con 400 incidentes entre 1997 y 2013, el doble que el segundo país en la lista, Sudán (196).

Ejemplos recientes de ataques contra trabajadores humanitarios

Todos los meses sin excepción, desde mediados de 2010, se han producido atentados contra trabajadores humanitarios en Afganistán. En junio de este año, ocho trabajadores de ONG encargados de la retirada de minas fueron asesinados y otros tres resultaron heridos mientras trabajaban en la neutralización de un campo de minas.

En Somalia, en diciembre de 2013, cuatro médicos (tres sirios y un somalí) fueron asesinados por hombres armados mientras se dirigían a una clínica. Dos guardaespaldas fueron asesinados y un médico sirio y otro somalí resultaron heridos en el mismo ataque.

En el estado de Jonglei en Sudán del Sur, en enero, tres trabajadores humanitarios nacionales fueron asesinados por un grupo armado que saqueó las instalaciones de las Naciones Unidas y de las ONG.

Aunque no aparece entre los diez países con mayor número de incidentes en el cuadro anterior, la República Centroafricana se ha convertido últimamente en uno de los países más peligrosos para los trabajadores humanitarios. La situación de seguridad se ha deteriorado desde mediados de 2013. En abril de este año, tres trabajadores humanitarios fueron asesinados por miembros del antiguo grupo Seleka durante una reunión con los líderes de las comunidades en la que se debatía sobre la asistencia médica y el acceso a la sanidad. Otras quince personas, todos líderes locales, fueron también asesinados.

En Siria continúan los ataques contra trabajadores humanitarios. Casi 60 de ellos han sido asesinados desde 2011. La preocupación por la seguridad del personal humanitario y de las operaciones se mantiene en un nivel tan alto como siempre en toda Siria, con atentados contra ambulancias y vehículos de Naciones Unidas, así como secuestros de personal humanitario.

Según se ha denunciado, once cooperantes de la OOPS han perdido la vida durante el mes de conflicto en Gaza. Los ataques a instalaciones de ayuda humanitaria que se han producido también han causado la muerte de muchos civiles. La falta de seguridad obstaculiza la entrega de ayuda humanitaria.

Derecho internacional humanitario

Los trabajadores humanitarios son imparciales: asisten a quienes necesitan su ayuda sin importar su nacionalidad, religión, sexo, origen étnico o afiliación política.

Los atentados contra el personal humanitario suponen una violación del Derecho internacional humanitario, que determina las responsabilidades de los Estados y las partes no estatales en conflictos armados con relación a cuestiones fundamentales como el derecho a recibir asistencia humanitaria, la protección de los civiles, incluidos los trabajadores sanitarios y humanitarios, y la protección de los refugiados, las mujeres y los niños. El Derecho internacional humanitario es vinculante para todos los Estados y agentes no estatales involucrados en un conflicto, a pesar de que su incumplimiento es cada vez mayor.

La Unión Europea fomenta activamente el cumplimiento del Derecho internacional humanitario. La Comisión Europea financia la formación en Derecho internacional humanitario para el personal civil y militar participante en las operaciones de gestión de crisis de la UE. Un ejemplo es la misión de formación de la UE en Mali (EUTM) en 2013.

Historial humanitario de Europa

Europa tiene una larga y destacada tradición de servicio humanitario y es el lugar de origen de muchas de las organizaciones de ayuda más famosas del mundo.

Los Estados miembros de la UE siempre se han comprometido y han realizado generosas donaciones a las víctimas de situaciones de emergencia.

El conjunto de la Unión Europea presta ayuda humanitaria desde hace más de cuarenta años. En 1992, creó la Oficina de Ayuda Humanitaria de la Comunidad Europea (ECHO) para garantizar intervenciones más rápidas y eficaces. En febrero de 2010, ECHO se convirtió en la Dirección General de Ayuda Humanitaria y Protección Civil y se designó a Kristalina Georgieva primera Comisaria Europea de Cooperación Internacional, Ayuda Humanitaria y Respuesta a las Crisis.

En el curso de su actual mandato, la Comisión Europea ha ayudado, cada año, a más de 120 millones de víctimas de catástrofes naturales o provocadas por el hombre. Esto se ha logrado con menos del 1 % del total del presupuesto anual de la UE, poco más de 2 euros por ciudadano de la UE.

Para más información

Solidaridad en acción:

http://ec.europa.eu/echo/files/core_achievements/solidarity_in_action/index_en.htm?#intro (en inglés)

Ficha informativa sobre el Derecho internacional humanitario:

http://ec.europa.eu/echo/files/aid/countries/factsheets/thematic/ihl_en.pdf (en inglés)

Sitio web de la Dirección General de Ayuda Humanitaria y Protección Civil (ECHO) de la Comisión Europea:

http://ec.europa.eu/echo/index_en.htm (en inglés)

Sitio web de Kristalina Georgieva, Comisaria Europea de Cooperación Internacional, Ayuda Humanitaria y Respuesta a las Crisis:

http://ec.europa.eu/commission_2010-2014/georgieva/index_en.htm (en inglés)


Side Bar