Navigation path

Left navigation

Additional tools

Other available languages: EN FR DE IT PL RO

Comisión Europea

NOTA INFORMATIVA

Bruselas, 22 de enero de 2014

Los Estados miembros deben actuar para impulsar la industria europea

Una industria europea fuerte es necesaria para promover el crecimiento y la competitividad capaces de respaldar la incipiente recuperación económica. Por ello, la Comisión somete a la consideración del Consejo Europeo un conjunto de prioridades con el objetivo de apoyar la competitividad de la industria europea. La Comunicación que hoy se presenta («Por un renacimiento europeo») es la contribución de la Comisión Europea al debate del Consejo Europeo sobre política industrial de 2014.

La industria de la UE en cifras

En conjunto, la industria de la UE ha demostrado su capacidad para hacer frente a la crisis económica: Europa es líder mundial en sostenibilidad y genera un superávit de 365 000 millones EUR en el comercio de productos manufacturados (1 000 millones EUR al día), sobre todo en un puñado de sectores de tecnología media y de gama alta, como la automoción, la maquinaria y los bienes de equipo, los productos farmacéuticos, los productos químicos, el sector aeronáutico y espacial, además de las industrias creativas y las mercancías de alta calidad en otros muchos sectores, incluido el alimentario. No obstante, el legado de la crisis es doloroso: Desde 2008 se han perdido 3,5 millones de puestos de trabajo; la parte del PIB correspondiente a la industria manufacturera se redujo del 15,4 % al 15,1 % el año pasado y los resultados de productividad de la UE se están deteriorando en comparación con nuestros competidores (IP/12/1085).

Principales retos de la industria de la UE

En dos informes recientes de la Comisión se han detectado deficiencias que impiden el crecimiento:

  • La demanda interna sigue siendo escasa, con lo que disminuye la base de sustentación de las empresas europeas y el comercio dentro de la Unión se mantiene restringido tras la crisis.

  • El entorno empresarial ha mejorado en el conjunto de la UE y, particularmente, en algunos Estados miembros, pero los progresos siguen siendo desiguales. Unos entornos administrativos y reglamentarios inflexibles, la rigidez de algunos mercados laborales y la escasa integración en el mercado interior siguen reteniendo el potencial de crecimiento de las empresas, en particular de las pequeñas y medianas (PYME).

  • Los niveles de inversión en innovación e investigación siguen siendo muy bajos, lo que retrasa la modernización de nuestra base industrial, impide el progreso tecnológico y constituye una rémora para la futura competitividad de la UE.

  • Las empresas de la Unión se enfrentan a precios energéticos más altos que nuestros principales competidores, y tienen dificultades para acceder a materias primas, mano de obra cualificada y capitales asequibles (IP/13/862).

Para hacer frente a esta situación, la Comisión ha llevado a cabo una política industrial integrada, como se expone en las Comunicaciones sobre política industrial de 2010 y 2012.

Prioridades clave

Como contribución al debate del Consejo Europeo de marzo sobre política industrial, la Comisión expone en esta Comunicación sus prioridades clave para impulsar la competitividad de la UE. Sobre la base del Estudio Prospectivo Anual sobre el Crecimiento, ofrece una visión de conjunto de las acciones ya emprendidas y plantea otras para acelerar la consecución de esas prioridades. En este proceso de aplicación de las reformas para mejorar la competitividad, los Estados miembros desempeñarán un papel fundamental.

Las prioridades clave son las siguientes:

1. Integración para garantizar la reindustrialización de la UE

Las interacciones de la industria con el resto del entramado económico europeo van mucho más allá de la fabricación, y se sitúan en fases anteriores, con el suministro de materias primas y energía, y posteriores, con los servicios a las empresas y a los consumidores. Las actividades industriales se integran en cadenas de valor cada vez más ricas y complejas, en las que confluyen empresas emblemáticas y pequeñas o medianas empresas de todos los sectores y países.

Para poder reindustrializarse incrementando la proporción de la industria manufacturera en el PIB hasta el 20 % para 2020, Europa tiene que integrar la dimensión de la competitividad. Por consiguiente, todos los ámbitos políticos que repercutan en ella deben tener estos aspectos en cuenta. De esta manera se garantiza que la competitividad industrial se sitúe en el centro de la elaboración de políticas, y se invita a los Estados miembros a adoptar el mismo planteamiento.

Lograr una aplicación efectiva de políticas industriales bien coordinadas y coherentes a escala regional, nacional y de la Unión es crucial para lograr el éxito de las transformaciones industriales en la UE, garantizar nuestra competitividad en el futuro e incrementar nuestro potencial de crecimiento.

A partir de 2014, el «Informe sobre la política y el rendimiento en materia de competitividad de los Estados miembros» que debe presentarse a tenor del artículo 173 del TFUE será reforzado para evaluar las repercusiones de las mejoras introducidas en el entorno empresarial y determinar si están claramente vinculadas a los resultados de los Estados miembros en materia de competitividad real, y se ampliará el ámbito de aplicación de los informes anuales para monitorizar los esfuerzos a nivel nacional por integrar la dimensión de la competitividad en otros ámbitos políticos.

2. Recursos para hacer realidad el renacimiento industrial

El acceso a los recursos financieros es esencial para impulsar una industria europea fuerte. Por primera vez, la Comisión pone en mayor medida sus políticas de regulación y financieras en manos de los Estados miembros, las regiones y la industria.

Gracias a la adopción del nuevo marco financiero plurianual 2014-2020, las regiones dispondrán de al menos 100 000 millones EUR procedentes de los Fondos Estructurales y de Inversión para financiar medidas de apoyo a la industria y las PYME, tal como contemplan sus estrategias de especialización inteligente. Esto incluye inversiones en competitividad industrial en las seis áreas estratégicas definidas por la Comisión Europea en 2012. Estas áreas transversales son las siguientes: tecnologías de fabricación avanzada, tecnologías facilitadoras esenciales, vehículos y transporte limpios, productos bioderivados, construcción y materias primas y redes inteligentes.

La integración de la política industrial y de investigación facilitará la consecución de más avances, descubrimientos y novedades mundiales, al llegar las buenas ideas del laboratorio al mercado gracias a una parte importante de los 80 000 millones EUR del Programa Horizonte 2020. Con ello se ayudará a que las industrias existentes sean más limpias y más inteligentes, y a situar a Europa a la cabeza de las tecnologías del futuro.

3. Un marco más favorable para las empresas

Las PYME europeas deben superar los obstáculos que limitan su crecimiento. La pequeña o mediana empresa promedio es más pequeña en Europa que en los Estados Unidos. Cuanto más pequeña es la empresa, mayores son las dificultades para invertir en innovación, exportar e integrarse en cadenas de valor mundiales, lo que dificulta su competitividad.

Como vía para lograr un sólido crecimiento, hay que explotar mejor el potencial de las agrupaciones, que representan ecosistemas favorables a la innovación entre grupos de PYME que se refuerzan mutuamente.

Una actualización de la «Small Business Act» podría crear más sinergias con el proceso de reformas en el marco del Semestre Europeo, y ayudar a las PYME a crecer y crear empleo. En el marco de esta nueva iniciativa en favor de las pequeñas empresas, la Comisión va a actuar y, si procede, proponer nuevas medidas legislativas para garantizar que, en todos los Estados miembros, sea posible implantar nuevas empresas a un coste máximo de 100 EUR y en un plazo de tres días, y que baste con un mes para obtener los permisos necesarios. La Comisión va también a establecer condiciones para reducir la duración de los litigios sobre recuperación de créditos para las empresas, hacer que los empresarios honrados tengan una segunda oportunidad y facilitar el traspaso de empresas. La Comisión insta encarecidamente a los Estados miembros a introducir una «prueba PYME» o un sistema equivalente en sus procesos de toma de decisiones y a reducir la carga administrativa.

La Comisión presentará una iniciativa sobre una administración pública que favorezca el crecimiento, ofreciendo una sinopsis de las mejores prácticas de administración pública en la UE, en particular con referencia a herramientas de administración en línea y contratación pública.

Tradicionalmente, la política industrial de la UE ha prestado mucha atención a las PYME, que han sido integradas en nuestro enfoque político. Dado que los costes normativos y administrativos pueden suponer para las PYME un impacto hasta diez veces mayor que para las empresas grandes, la Comisión ha propugnado siempre la simplificación, con exenciones para las microempresas y la aplicación del principio «pensar primero a pequeña escala». Las condiciones marco para las PYME han mejorado considerablemente desde la adopción de la «Small Business Act» hace cinco años. Se ha reducido el tiempo (de nueve a cinco días) y el coste (de 463 a 372 EUR) para crear una empresa. No obstante, en algunos Estados miembros sigue haciendo falta mucho tiempo y dinero para obtener todas las licencias necesarias para iniciar una andadura comercial.

A nivel de la UE, la Comisión sigue mejorando la calidad de la legislación y del marco regulador para que sea más estable y predecible. La aplicación del Programa de Adecuación y Eficacia de la Reglamentación (REFIT) y el seguimiento de las diez mayores cargas reglamentarias simplificarán la legislación de la UE y reducirán la carga sobre las empresas, mientras que el análisis de la competitividad se ha integrado plenamente en la evaluación de impacto que la Comisión hace de todas las propuestas importantes con repercusiones significativas en la competitividad.

Se han llevado a cabo evaluaciones del coste acumulativo en diversos sectores (acero, aluminio) y se llevarán a cabo en otros (productos químicos e industrias forestales), en un esfuerzo por facilitar la integración de la competitividad en las políticas de la Unión.

En 2014 concluirá un chequeo de la legislación del sector del refino de petróleo. En el futuro, la Comisión evaluará progresivamente la competitividad y los marcos reguladores de cada una de las principales cadenas de valor industrial, mediante chequeos y valoraciones del coste acumulativo.

Se insta a los Estados miembros a adoptar medidas similares para desarrollar un entorno empresarial favorable a las PYME y a la competitividad.

4. Facilitar el acceso a los insumos de producción esenciales

Las empresas de la UE necesitan un acceso sostenible a insumos esenciales en las mejores condiciones posibles, pero todavía existen importantes problemas en los mercados de capitales, de la energía y de materias primas.

Acceso a la financiación

El acceso a la financiación sigue siendo una prioridad para la Comisión Europea. Con acciones políticas se van aliviando las necesidades de capital para fines específicos. La modificación del Reglamento sobre disposiciones comunes permitirá el desarrollo de instrumentos de riesgo compartido con garantías de la UE. Los Estados miembros podrán, con carácter voluntario, recurrir a los Fondos Estructurales y de Inversión Europeos y a los instrumentos financieros que apoyan los préstamos a PYME y a pequeñas empresas de capitalización media (véanse el Programa para la Competitividad de las Empresas y para las Pequeñas y Medianas Empresas, COSME y el Programa Horizonte 2020).

La adopción de COSME y Horizonte 2020 también multiplicará la capacidad de financiación de los fondos públicos mediante inversiones en capital a través de intermediarios financieros, como los fondos de capital riesgo, y el buen funcionamiento de un mercado paneuropeo de capital riesgo. De la nueva Directiva sobre la transparencia desaparece el requisito de publicar trimestralmente la información financiera; la nueva normativa sobre los fondos de capital riesgo europeos y sobre los fondos de emprendimiento social europeos crea un pasaporte UE especial para los gestores de fondos que inviertan en las nuevas PYME y en empresas sociales. La plena aplicación de la Directiva sobre morosidad mejorará también la financiación de las empresas.

Todavía está por conseguir el objetivo de un mercado interior de capitales en el que las PYME puedan obtener financiación transfronteriza. Del análisis de las respuestas al Libro Verde «Financiación a largo plazo de la economía europea» se pasará ahora a propuestas de medidas para diversificar las fuentes de financiación de las PYME.

Acceso a las materias primas

La industria de la UE depende en gran medida de los mercados internacionales para aprovisionarse de materias primas, especialmente minerales y metales sin transformar. Se enfrenta a dificultades de acceso a materias primas, tanto primarias como secundarias, a lo largo de toda la cadena de valor (prospección, extracción, transformación o refino, reciclado y sustitución).

La iniciativa de la Comisión sobre las materias primas tiene una fuerte dimensión exterior para garantizar un acceso justo y sostenible a dichas materias en todo el mundo, mejorando las condiciones de suministro para todas las empresas de la UE y garantizando una competencia equitativa en el comercio de las materias primas. La Comisión seguirá utilizando todos los instrumentos a su alcance, partiendo del estudio en curso de la situación de la diplomacia de las materias primas, para preservar el acceso a las materias primas. Se prestará una atención especial a esta cuestión en las negociaciones comerciales actuales y futuras.

Por otra parte, la Comisión va a presentar en 2014 un conjunto de medidas para fomentar las tecnologías capaces de sustituir esas materias primas fundamentales, reforzar la Asociación Europea para la Innovación y mejorar el reciclado.

Acceso a la energía

La competitividad industrial y la eficiencia energética siguen constituyendo importantes objetivos de la Unión, como se reconoce en la estrategia Europa 2020. Este marco político ha conseguido reducir la intensidad energética de la Unión Europea en un 15 % entre 2005 y 2012. Aunque estas mejoras de eficiencia han reducido el consumo de energía, los precios de esta han aumentado considerablemente, y se calcula que los precios de la electricidad para las empresas son el doble que los pagados en los Estados Unidos (EE. UU.) y Rusia, y un 20 % más elevados que en China.

La diferencia de precios es mayor en el sector del gas. El gas le resulta a la industria de la UE entre tres y cuatro veces más caro que a sus competidores de los EE. UU., Rusia o la India; un 12 % más caro que en China, pero más barato que en Japón. Se considera que los impuestos y gravámenes son los elementos que más han hecho subir el precio de la energía.

Junto con esta Comunicación, la Comisión ha adoptado un paquete sobre cambio climático y energía cuyos temas van desde su posición con la perspectiva de 2030 hasta la actualización de las medidas para evitar la fuga de carbono y las modificaciones propuestas del funcionamiento del régimen de comercio de derechos de emisión. Con este paquete, la Comisión mantiene su pleno compromiso con la Estrategia Europa 2020, al tiempo que utiliza el diseño de políticas inteligentes para garantizar que la competitividad industrial queda protegida en todos los sectores de la industria.

La competitividad industrial y la eficiencia energética siguen constituyendo importantes objetivos de la Unión, como se reconoce en la estrategia Europa 2020. Son varias las políticas de la UE que aspiran a lograr nuestros objetivos de la forma más rentable.

  • Por el lado de la oferta, Horizonte 2020 proporciona financiación a la investigación y la innovación en cuestiones de energía y cambio climático, con el objetivo de desarrollar y promover el uso de tecnologías de vanguardia necesarias para alcanzar los objetivos energéticos y climáticos.

  • La realización de un mercado interior de la energía plenamente integrado y el aumento de la competencia en los mercados de la energía permitirá a los usuarios industriales y residenciales beneficiarse de la reducción de los precios al por mayor de la energía.

  • El ulterior desarrollo de una infraestructura paneuropea eficiente de gas y electricidad, así como de transporte de materias primas estratégicas, contribuiría a reducir los costes de transporte y los riesgos para los sectores con un alto consumo energético. Los oleoductos existentes se conectarán, especialmente con la Europa del Sur y del Este, para mejorar las sinergias entre las industrias de distintos Estados miembros y conseguir una mayor eficiencia energética en toda Europa.

  • Hay que evitar aumentos desproporcionados del coste de la energía debidos a impuestos, gravámenes y otros instrumentos introducidos por los Estados miembros para aplicar diversas políticas. Esto es fundamental para garantizar una buena relación coste-eficacia y contribuir a la mejora de la competitividad de la UE.

Más información sobre precios y costes de la energía: MEMO/14/38

5. Maximizar el potencial del mercado interior

El mercado interior sigue siendo la piedra angular del éxito económico de la UE. Proporciona un gran mercado a las empresas de la UE, facilita la mejora de la productividad al reducir costes, fomenta la adopción de procesos empresariales más eficientes y aumenta la rentabilidad de la innovación. No obstante, el mercado interior aún puede profundizarse, lo que inducirá un cambio tecnológico más rápido.

Es importante acelerar la adopción de las propuestas de la Comisión para completar las infraestructuras y simplificar y mejorar el entorno empresarial en el mercado interior. La Comisión invita al Consejo, al Parlamento Europeo y a los Estados miembros a adoptar o aplicar las iniciativas relacionadas con la integración y realización del mercado interior que en la actualidad llevan retraso. Estas iniciativas se refieren principalmente a los ámbitos de la integración de redes, como las de transporte, energía y tecnologías de la información y la comunicación (TIC).

La Comisión invita a los Estados miembros a:

  1. Liberar el potencial del sector del transporte

A principios de 2013, la Comisión adoptó el cuarto paquete ferroviario, que hace más fácil para los operadores ferroviarios acceder al mercado de la UE y operar en él. En el sector marítimo, la Comisión elaboró una serie de planes en julio de 2013 al objeto de facilitar los trámites aduaneros para los buques, reducir la burocracia y las esperas en los puertos y aumentar la competitividad del sector. La Comisión también está tomando medidas activas para hacer cumplir las obligaciones del cielo único europeo en los Estados miembros.

  1. Acelerar el desarrollo de vehículos limpios

Para acelerar el desarrollo de vehículos y buques limpios en Europa, la adopción de la propuesta sobre la creación de una infraestructura para los combustibles alternativos estimulará el crecimiento económico en Europa instando a los Estados miembros a crear una cobertura mínima de dichas infraestructuras, incluidos los puntos de recarga para vehículos eléctricos, con interfaces comunes normalizadas.

  1. Crear un mercado interior de las TIC para reducir los costes de itinerancia

La propuesta de un mercado único de las telecomunicaciones tiene la finalidad de promover la inversión y seguir reduciendo la fragmentación de la reglamentación de la UE. Más allá de las infraestructuras, la convergencia de las tecnologías de la información y la comunicación con las redes de energía y logística creará un nuevo panorama de oportunidades y retos para la industria y los servicios afines. El impacto de estos cambios proporcionará oportunidades de mercado a las tecnologías facilitadoras esenciales, que redefinirán las cadenas de valor mundiales y remodelarán los patrones de especialización. La UE, los Estados miembros, las regiones y la industria tienen un papel que desempeñar para fomentar la informatización de los procesos empresariales, contribuir al desarrollo y la realización de la dimensión industrial de la Agenda Digital y promover la competencia en el suministro de banda ancha.

  1. Liberalizar e integrar el mercado interior de la energía para reducir costes

El desarrollo de un mercado interior de la energía exige redes energéticas integradas que reduzcan los costes energéticos de las empresas europeas.

  1. Completar las infraestructuras espaciales para ofrecer nuevas oportunidades de negocio

La Comisión está completando las infraestructuras espaciales con sus proyectos emblemáticos, Galileo y Copernicus, durante las próximas perspectivas financieras y propondrá normas que establezcan las condiciones tecnológicas y reglamentarias para su explotación comercial.

  1. Consolidar el paquete legislativo sobre vigilancia del mercado y seguridad de los productos para el desarrollo de las PYME

La Comisión invita a los colegisladores a adoptar las propuestas del paquete legislativo sobre vigilancia del mercado y seguridad de los productos. La Comisión velará por que se respete la armonización, y facilitará la participación de las PYME en el mercado único. Más información: IP/13/111 MEMO/13/93

  1. Mejorar el funcionamiento del mercado interior de los servicios

Dada la creciente interconexión de la industria y los servicios, la plena aplicación de la Directiva de servicios sigue siendo importante para la competitividad industrial de Europa, y hay que seguir mejorando su funcionamiento. Un mercado interior de los servicios más integrado puede impulsar la competitividad de los servicios a las empresas y la industria. Estos han de tenerse adecuadamente en cuenta al diseñar y aplicar las estrategias de política industrial. En este sentido, la Comisión estudiará nuevas acciones después de que el grupo de alto nivel sobre los servicios a las empresas haga sus recomendaciones en marzo de 2014.

Además, la Comisión tiene la intención de emprender nuevas acciones en los ámbitos siguientes:

  1. Unas normas europeas bien diseñadas agilizarán la difusión de las innovaciones. Se está revisando el sistema europeo de normalización para ver si puede adaptarse a un entorno en rápida evolución y contribuir a los objetivos estratégicos internos y externos de Europa, en particular en el ámbito de la política industrial, la innovación y el desarrollo tecnológico.

  1. Las empresas necesitan una normalización efectiva y la protección de la propiedad intelectual. Una normalización efectiva y la protección de la propiedad intelectual (que representa el 50 % de los activos intangibles de la UE) son fundamentales para promover la innovación y el desarrollo de nuevos sectores tecnológicos. La Comisión aclarará las normas sobre la utilización y de los derechos de propiedad intelectual e industrial (DPI) en las normas y proseguirá una iniciativa sobre la normalización basada en los DPI.

  1. Hay que buscar un mercado interior más integrado sobre la base de la racionalización del marco reglamentario vigente. La Comunicación «Una visión del mercado interior de los productos industriales» ha sido publicada hoy. La Comisión también va a preparar un Reglamento relativo a las medidas para hacer cumplir la normativa a fin de reforzar la igualdad de condiciones de competencia para los productos que cumplen los requisitos de la UE. La red Enterprise Europe será reforzada para intensificar el apoyo a las PYME en el mercado interior y la ayuda prestada para acceder a la financiación de la innovación y las capacidades de gestión de las PYME.

6. Internacionalización de las Empresas de la UE

La internacionalización y la integración de las empresas de la UE en las cadenas de valor mundiales contribuyen a incrementar su competitividad y asegurar el acceso a los mercados mundiales en condiciones competitivas más favorables.

Las exportaciones y el superávit comercial de la UE han desempeñado un papel importante para mitigar el impacto de la crisis. Se considera que en 2015 un 90 % del crecimiento mundial procederá del extranjero, por lo que el acceso a los mercados de terceros países seguirá siendo fundamental para la competitividad de Europa. Para promover el acceso a los mercados en todo el mundo, la Comisión proseguirá las negociaciones de acuerdos de libre comercio bilaterales con los principales socios comerciales, y seguirá actuando en el marco del Acuerdo OTC de la OMC con el fin de impedir que los terceros países pongan obstáculos técnicos al comercio. Las misiones en pro del crecimiento serán reforzadas y se aprovecharán mejor los servicios de la red Enterprise Europe para promover la internacionalización de las PYME. Más información

La Comisión seguirá promoviendo las normas y reglamentaciones internacionales, basándose en el papel central de la UE como órgano normalizador y como líder para reforzar el sistema internacional. La cooperación con otros países en materia de regulación seguirá siendo una prioridad. Las empresas de la UE deben ser capaces de defender sus derechos de propiedad intelectual e industrial (DPI) en todos los mercados pertinentes. Con vistas a ampliar su apoyo a las empresas, la Comisión ya ha ampliado su red de servicios de asistencia en materia de DPI a la ASEAN y el Mercosur, y se planteará una extensión a zonas geográficas más amplias.

El acceso a la contratación pública es una parte cada vez más importante de las nuevas negociaciones comerciales. Por ejemplo, las negociaciones bilaterales con Canadá han producido avances significativos en la apertura de los mercados de contratación pública a nivel subfederal. Se buscarán progresos similares en otras negociaciones bilaterales, en particular con los EE. UU. y Japón.

  • Mejorar la educación y la formación: facilitar la movilidad

La Comisión ha puesto en marcha una estrategia global para mejorar los sistemas de educación y formación, nuevas herramientas para supervisar las necesidades de capacidades e iniciativas específicas para reunir a los principales implicados en los procesos de aprendizaje, especialmente los que conllevan capacidades clave en las TIC.

Es probable que la inadecuación de las capacidades siga planteando serias dificultades a la industria de la UE en los próximos años, sobre todo porque los avances en las tecnologías de producción harán que crezca la demanda de capacidades específicas. La Comisión está desarrollando la nueva generación del Programa Erasmus para Jóvenes Emprendedores, así como el nuevo Programa Erasmus+, la Alianza Europea para la Formación de Aprendices y otros instrumentos para períodos de prácticas de carácter transfronterizo en empresas, con la participación activa de la industria y las PYME, e invita a los Estados miembros a apoyar estos esfuerzos.

Actualmente, cada año solo el 0,3 % de la población de la UE se traslada a otro país por razones profesionales, frente al 2,4 % en los EE. UU. La UE tiene un cometido fundamental que desempeñar mediante el Programa Erasmus+: facilitar la movilidad para el aprendizaje entre centros de enseñanza superior. Seguirá fomentándose la participación de la industria y las PYME en tales iniciativas. Por lo que respecta a nuevos sectores y actividades económicas, las comunidades de conocimiento e innovación contribuirán a suministrar las aptitudes necesarias en estos nuevos mercados.

Conclusiones

El objetivo de revitalizar la economía de la UE requiere apoyar los esfuerzos de reindustrialización, en línea con la aspiración de la Comisión de que la industria alcance una proporción del 20 % en el PIB para 2020.

La Comunicación sobre el renacimiento industrial europeo que hoy se presenta quiere recabar el apoyo político al más alto nivel para facilitar la aplicación de la política industrial y de las reformas estructurales a los niveles de la UE, nacional y regional.

Esta Comunicación será la contribución de la Comisión Europea al Consejo Europeo de marzo, dedicado a la industria, la energía y el cambio climático.

Más información:

Comunicación «Por un renacimiento industrial europeo»

Comunicación «Una visión del mercado interior de los productos industriales»


Side Bar

My account

Manage your searches and email notifications


Help us improve our website