Chemin de navigation

Left navigation

Additional tools

Autres langues disponibles: FR EN DE IT BG AR RU

Comisión Europea

MEMO

Bruselas, 18 de agosto de 2013

Día Mundial de la Ayuda Humanitaria 2013: declaración de la comisaria de la UE Kristalina Georgieva

En vísperas del Día Mundial de la Ayuda Humanitaria, que se celebra el 19 de agosto de 2013, Kristalina Georgieva, comisaria europea de Cooperación Internacional, Ayuda Humanitaria y Respuesta a las Crisis, ha hecho la declaración siguiente:

«Únanse a mí para rendir homenaje a los hombres y mujeres valientes que salvan vidas gracias a su asistencia a las víctimas de conflictos y catástrofes naturales en todo el mundo. Gracias a los esfuerzos cotidianos de los trabajadores humanitarios, millones de personas sobreviven a penalidades inimaginables y tienen la oportunidad de encarar un futuro mejor que su pasado.

En conjunto, la Unión Europea es la mayor donante de ayuda del mundo, pero el dinero en sí mismo no reparte alimentos entre los que pasan hambre, no restaña las heridas de las víctimas ni da techo a los refugiados sin casa. Los trabajadores humanitarios lo hacen y me enorgullezco de que hagamos su trabajo posible.

Los médicos, enfermeros, psicólogos, ingenieros, trabajadores logísticos, oficiales de programas, gestores de información, asesores de seguridad y el resto de la comunidad humanitaria ayudan a las víctimas de crisis en contextos difíciles. Sin embargo, ellos mismos se convierten en víctimas a menudo: los datos preliminares correspondientes a tan solo este año ponen de manifiesto que al menos un trabajador humanitario es asesinado, herido o secuestrado cada día. Los riesgos son especialmente altos en Afganistán y Siria, pero el Derecho internacional humanitario se vulnera con frecuencia y de forma patente en muchas otras crisis.

Esto afecta no solo a los trabajadores humanitarios, sino también a las personas a las que prestan ayuda. Denegar el acceso de los trabajadores humanitarios a los necesitados puede dejar a miles de personas sin alojamiento, comida, agua potable y atención sanitaria. Cuando las organizaciones humanitarias se ven forzadas a dejar una zona catastrófica debido a una grave falta de seguridad, las comunidades abandonadas son las que pagan los platos rotos.

La capacidad de la solidaridad europea de llegar a las víctimas de crisis y catástrofes también resulta perjudicada por la violencia cometida contra los trabajadores humanitarios. La Comisión Europea ha proporcionado ayuda de emergencia a más de 120 millones de personas en más de 90 países tan solo el año pasado gracias a nuestra extensa red de expertos sobre el terreno. Estos actúan a menudo en condiciones peligrosas: en los últimos años, equipos de ayuda humanitaria de la UE han tenido que ser evacuados provisionalmente de Bangui (República Centroafricana), Abiyán (Costa de Marfil), Goma (República Democrática del Congo), Kabul (Afganistán) y Damasco (Siria). Esto crea obstáculos adicionales al servicio a las personas atrapadas en conflictos.

Por esta razón, en nombre de las víctimas y en aras de la capacidad de prestar nuestra asistencia de forma eficaz y acorde con la solidaridad de nuestros conciudadanos, hago un llamamiento a las partes en conflicto, a los gobiernos y a los agentes no gubernamentales para que protejan a los trabajadores humanitarios para que puedan ejercer su misión de salvar vidas. Esta es una cuestión de vida o muerte. El mundo necesita respetar y proteger más a los trabajadores humanitarios.»

Más información

MEMO/13/742: Día Mundial de la Asistencia Humanitaria: apoyo de la Unión Europea a la labor humanitaria

Dirección General de Ayuda Humanitaria y Protección civil de la Comisión Europea:

http://ec.europa.eu/echo/index_en.htm

Página web de Kristalina Georgieva, comisaria europea de Cooperación Internacional, Ayuda Humanitaria y Respuesta a las Crisis:

http://ec.europa.eu/commission_2010-2014/georgieva/index_en.htm


Side Bar

Mon compte

Gérez vos recherches et notifications par email


Aidez-nous à améliorer ce site