Navigation path

Left navigation

Additional tools

Comisión Europea

NOTA INFORMATIVA

Bruselas, 8 de julio de 2013

«Cinturón Azul»: La Comisión facilita los trámites aduaneros de los buques

¿Cuál es el problema?

La UE depende en gran medida del transporte marítimo para su comercio con el resto del mundo y dentro del mercado interior. Sin embargo, dentro de la UE, el transporte marítimo no se utiliza en todo su potencial, debido sobre todo a los considerables requisitos administrativos De hecho, aunque la legislación de la UE ya ha introducido procedimientos administrativos simplificados para el transporte marítimo, los buques que viajan entre puertos de la UE todavía se topan con gran número de procedimientos burocráticos complejos. Dichos procedimientos conllevan costes y retrasos que pueden hacer que el transporte marítimo de mercancías en el mercado interior de la UE resulte menos atractivo.

La reducción de los trámites burocráticos se considera un punto fundamental para potenciar un mayor uso del transporte marítimo de corta distancia y del comercio por mar entre puertos de la UE. Además, la reducción del número de controles del cargamento - en particular de cargamentos que no serían objeto de control si viajasen por tierra - permitiría a las autoridades centrarse en ámbitos de mayor riesgo.

¿Cuáles son las normas vigentes?

Las aguas territoriales se consideran las fronteras exteriores de la UE. Así pues, técnicamente hablando, los buques que viajan entre puertos de la UE dejan el territorio aduanero de la UE. Por esta razón, el despacho aduanero es necesario cuando el buque sale del puerto de origen y una vez más cuando el buque llega al puerto de destino (a menos que el buque viaje con un régimen de Servicio Marítimo Regular (RRS en sus siglas en inglés)). Todas las mercancías transportadas a bordo se consideran mercancías no pertenecientes a la Unión) y tienen que pasar controles aduaneros. Esto implica que tienen que ser reconocidas bien como mercancías procedentes de la Unión y volver a ser introducidas en el mercado interior o bien como verdaderas mercancías no pertenecientes a la Unión y ser sometidas a los trámites aduaneros normales.

¿Qué proponemos?

La Comisión propondrá un paquete de medidas conocido como Cinturón Azul, con dos medidas fundamentales para liberar de la carga administrativa innecesaria a la industria marítima y seguir ampliando las ventajas del mercado único al transporte marítimo, al tiempo que se continúa garantizando el transporte seguro de las mercancías con origen o destino en la UE.

La primera parte del paquete la componen una mayor simplificación del procedimiento de solicitud del «Servicio Marítimo Regular», un sistema de agilización de los trámites aduaneros para los buques, para aquellos que transportan principalmente mercancías de la UE con destino a los mismos puertos europeos con regularidad.

Sin embargo, la inmensa mayoría del tráfico en contenedores consiste en cargamentos mixtos, es decir, mercancías tanto de la Unión como mercancías que no son de la Unión que transitan regularmente a través de puertos de fuera de la UE (por ejemplo, en el mar Báltico, en el Mediterráneo o en el mar Negro), a los que no puede aplicarse el concepto de «Servicio Marítimo Regular». Por ello, se introducirá otra herramienta nueva, el llamado e-Manifiesto, que es un manifiesto de carga electrónico, armonizado, basado en los formularios FAL actuales. De esta forma se podrá demostrar si las mercancías son o no de la UE, incluso cuando las mercancías ya hayan salido del territorio aduanero de la UE. Esta agilización de los trámites es la respuesta a las expectativas expresadas desde hace tiempo por el comercio marítimo de dotarse de un manifiesto armonizado de la UE y permitirá el cumplimiento de los requisitos, facilitando y acelerando al mismo tiempo los trámites aduaneros para los cargamentos de la UE.

¿Cuáles son los beneficios?

Gracias a estas iniciativas, el Cinturón Azul se hará realidad y estimulará un verdadero crecimiento «azul». Los objetivos principales son:

  1. mejorar la competitividad del sector mediante la reducción de la carga administrativa y de sus costes,

  2. hacer más atractivo el transporte marítimo,

  3. estimular la creación de empleo,

  4. reducir el impacto medioambiental del transporte marítimo.

Esto beneficiará a la industria y, en última instancia, a los consumidores, que podrán contar con un transporte marítimo más eficiente y más barato, así como a los puertos y a las industrias del transporte marítimo, que verán incrementado su atractivo. También beneficiará a las autoridades aduaneras gracias a una tramitación armonizada en toda la UE y una mejora de la calidad de los datos recibidos.

¿Cómo funcionará en la práctica el Cinturón Azul? Ejemplos prácticos

1. Simplificar los trámites aduaneros para el transporte marítimo dentro de la Unión Europea

Supongamos que soy un operador británico, que desea ofrecer un servicio marítimo regular entre Felixstowe en el Reino Unido, Rotterdam en los Países Bajos y Copenhague en Dinamarca, y tal vez en un futuro en Gdansk en Polonia. ¿Qué tengo que hacer?

  1. Me pongo en contacto con las autoridades aduaneras británicas para solicitar la autorización.

  2. Señalo que este servicio sería entre Felixstowe, Rotterdam y Copenhague.

  3. Señalo también que tal vez añada Gdansk en el futuro.

  4. El Reino Unido se pone en contacto con todos los Estados miembros, es decir, los Países Bajos, Dinamarca y Polonia para solicitar su autorización. Los Estados miembros dispondrán de un plazo máximo de 15 días (en lugar de los actuales 45 días) para responder.

  5. Una vez recibidas las respuestas positivas, el Reino Unido concede la autorización definitiva. Esto significa que, para cualquier mercancía de la Unión Europea que lleve a bordo, no será necesaria la supervisión aduanera.

Resultado: Podré ofrecer el servicio en un plazo de tiempo relativamente corto. Más adelante, si quisiera modificar el servicio para incluir el puerto de Gdansk, puedo hacerlo de forma muy sencilla, sin tener que iniciar un nuevo procedimiento de autorización.

2. Facilitar los trámites aduaneros para buques que atraquen en puertos de terceros países

En la actualidad, se considera que los buques que viajan de Amberes a Rotterdam han salido del territorio aduanero de la UE. Por lo tanto, a su llegada a Rotterdam, todas las mercancías a bordo se consideran mercancías no pertenecientes a la UE, que tienen que someterse a todos los trámites aduaneros pertinentes. Con el e-Manifiesto, los operadores podrán demostrar que las mercancías que se encuentran a bordo son de la Unión, incluso si el buque ha salido del territorio aduanero de la UE para ir de un puerto de la UE a otro o si el buque ha recalado en un puerto de un tercer país entre medias.

Imaginemos el siguiente viaje de un buque: Shangai (China) — Amberes (Bélgica) — Marsella (Francia) — Tánger (Marruecos) — Limassol (Chipre)

Con la facilitación del Cinturón Azul, podría darse el siguiente caso hipotético:

Un buque que viene desde Shangai llega a Amberes. El 100 % de las mercancías que trae a bordo proceden de fuera de la UE y figuran como mercancías no pertenecientes a la UE en el e-Manifiesto. A su llegada a Amberes, todas las mercancías son sometidas a la necesaria evaluación de riesgos de las aduanas. Una parte del cargamento se descarga en Amberes y se lleva a cabo el despacho de aduana de entrada y libre práctica en el territorio aduanero de la UE. A continuación, el buque embarca más cargamento de la UE, con destino a Marsella y a Limassol, respectivamente. En el e-Manifiesto se declara que el buque lleva ahora un X % de mercancías de la Unión (embarcadas en Amberes) y un Y % de mercancías no pertenecientes a la Unión (procedentes de China).

A continuación, el buque pone rumbo a Francia. A su llegada a Marsella, las mercancías de la Unión con destino a Marsella pueden obtener rápidamente su despacho en la aduana, basándose en su origen, que figura indicado en el e-Manifiesto. Únicamente tendrán que pasar todos los trámites aduaneros adecuados todas las mercancías no pertenecientes a la Unión.

El buque continúa su viaje. En su ruta hacia Limassol, hace una parada en Tánger para cargar más mercancías. El e-Manifiesto se vuelve a actualizar. Todas las mercancías inicialmente procedentes de China y otras mercancías cargadas en Tánger se consideran mercancías no pertenecientes a la Unión. Las mercancías con destino a Limassol siguen figurando como mercancías de la Unión. Cuando el buque llega a Limassol, las mercancías de la Unión, inicialmente embarcadas en Amberes, podrán obtener rápidamente su despacho en aduana, basándose en su origen en la Unión, que figura indicado en el e-Manifiesto. Una vez más, solo las mercancías no pertenecientes a la Unión son objeto de controles aduaneros.

Datos y cifras

  1. En la UE, 1 puesto de trabajo a bordo de un buque supone 9 puestos de trabajo en tierra.

  2. El incremento en 1 millón de toneladas de las mercancías que transitan por un puerto dará lugar a 300 puestos de trabajo más.

  3. De aquí a 2030 habrá un 15 % más de puestos de trabajo en el sector portuario.

  4. El 74 % de las mercancías importadas y exportadas por la Unión transita a través de puertos marítimos.

  5. El 37 % de los intercambios comerciales dentro de la Unión transitan a través de puertos marítimos.

  6. Tres de los quince mayores puertos del mundo son puertos de la UE: Rotterdam ocupa el número 11, Hamburgo el 14, y Amberes el 15.

  7. Dentro de 20 años, el número de contenedores que habrá en el mundo se habrá multiplicado por más de cuatro.

Más datos y cifras clave en la siguiente dirección:

http://ec.europa.eu/transport/modes/maritime/infographics_en.htm

Más información:

Infografías sobre puertos de la UE:

http://ec.europa.eu/transport/modes/maritime/infographics_en.htm

Agencia Europea de Seguridad Marítima (AESM) — www.emsa.europa.eu


Side Bar

My account

Manage your searches and email notifications


Help us improve our website