Navigation path

Left navigation

Additional tools

La política agrícola común (PAC) y la agricultura europea: preguntas frecuentes

European Commission - MEMO/13/631   28/06/2013

Other available languages: EN FR DE DA NL IT SV PT FI EL CS ET HU LT LV MT PL SK SL BG RO HR

Comisión Europea

MEMO

Bruselas, 26 de junio de 2013

La política agrícola común (PAC) y la agricultura europea: preguntas frecuentes

La agricultura en Europa: visión general

¿Hasta qué punto es rural la UE?

Más del 77 % del territorio de la UE se considera zona rural: un 47 % de tierras agrícolas y un 30% de tierras forestales. En ellas reside aproximadamente la mitad de la población, que se dedica a la agricultura y otras actividades.

¿Cuántos agricultores hay en la UE?

12 millones (a tiempo completo). Juntas, la agricultura y la industria agroalimentaria, que depende fuertemente del sector agrícola para su aprovisionamiento, representan el 6 % del PIB de la UE, 15 millones de empresas y 46 millones de empleos.

¿Qué tipos de explotaciones agrarias hay en la UE?

Las explotaciones son muy variadas. Engloban la agricultura intensiva, convencional y ecológica. Esta diversidad no ha hecho sino aumentar con la entrada de los nuevos países miembros de Europa central y oriental.

Son características las explotaciones familiares, que se transmiten de generación en generación.

En Europa hay 12 millones de agricultores y el tamaño medio de la explotación es de unas 15 hectáreas (a título comparativo, en Estados Unidos hay apenas 2 millones de agricultores para un tamaño medio de 180 hectáreas por explotación).

¿Apoya la UE un determinado «modelo agrario europeo»?

. La política agrícola europea está pensada para apoyar una agricultura que garantice la seguridad alimentaria en un contexto de cambio climático y para favorecer un desarrollo sostenible y equilibrado de todas las zonas rurales de Europa, incluidas aquellas donde las condiciones de producción son difíciles.

Por tanto, es una agricultura que tiene que cumplir muchas funciones: responder a las exigencias de los ciudadanos en cuanto a oferta, precio, variedad, calidad y seguridad de los alimentos, proteger el medio ambiente y garantizar a los agricultores un nivel de vida razonable.

Pero también hay que preservar los entornos y comunidades rurales, porque constituyen un elemento importante del patrimonio europeo.

A partir de 2014, tras el acuerdo político de julio de 2013, la política agrícola común tendrá más en cuenta la diversidad de la agricultura europea.

¿Dónde puedo encontrar estadísticas sobre la agricultura de la UE?

En nuestra sección estadísticas y en la web de EUROSTAT.

Datos básicos sobre la PAC

¿Qué es la PAC?

La política agrícola común permite a los agricultores de la Unión atender a las necesidades de 500 millones de europeos. Sus objetivos principales son garantizar un nivel de vida adecuado para los agricultores y proporcionar a los consumidores una oferta de alimentos estable, segura y a precios asequibles.

Desde sus inicios, en 1962, la PAC ha cambiado mucho... y todavía está cambiando. La reforma de junio de 2013 se fija tres prioridades:

  1. garantizar una producción viable de alimentos,

  2. garantizar la gestión sostenible de los recursos naturales y

  3. favorecer un desarrollo equilibrado de las zonas rurales de toda la UE.

¿Quién gestiona la PAC?

La Comisión Europea colabora con toda una serie de partes interesadas (sobre todo a través de sus numerosos grupos consultivos) antes de elaborar propuestas. Cuando se trata de actos legislativos, las propuestas de la Comisión son enviadas para su aprobación al Consejo de ministros de Agricultura de los 27 Estados miembros de la UE y al Parlamento Europeo.

De la gestión cotidiana de la PAC son responsables los Estados miembros. El Tribunal de Cuentas de la UE desempeña un papel fundamental en el control del gasto.

¿Cómo se utiliza el presupuesto?

El presupuesto de la PAC cubre tres tipos de gastos:

  1. La ayuda a la renta de los agricultores y al respeto de prácticas agrícolas sostenibles: reciben pagos directos a condición de cumplir normas estrictas sobre seguridad alimentaria, protección del medio ambiente y salud y bienestar de los animales. Estos pagos, financiados íntegramente por la UE, representan el 70% del presupuesto de la PAC. La reforma de junio de 2013 prevé que el 30 % de los pagos directos estén vinculados al cumplimiento por parte de los agricultores europeos, de prácticas agrícolas sostenibles, beneficiosas para la calidad de los suelos, la biodiversidad y el medio ambiente en general, como, por ejemplo, la diversificación de cultivos, el mantenimiento de los pastos permanentes y la conservación de zonas ecológicas en las explotaciones.

  2. Las medidas de apoyo al mercado: activadas, por ejemplo, cuando las condiciones climáticas adversas lo desestabilizan. Estos pagos representan menos del 10% del presupuesto de la PAC.

  3. Las medidas de desarrollo rural: medidas para ayudar a los agricultores a modernizar sus explotaciones y ser más competitivos a la vez que se protege el medio ambiente, a contribuir a la diversificación de las actividades agrarias y no agrarias y a la vitalidad de las comunidades rurales. Estos pagos, financiados en parte por los Estados miembros, son generalmente plurianuales y representan alrededor del 20% del presupuesto de la PAC.

Estos tres tipos de ayudas están estrechamente relacionadas entre sí y deben gestionarse de manera coherente. Por ejemplo, los pagos directos garantizan a los agricultores unos ingresos continuados a la vez que les recompensan por prestar servicios medioambientales de interés público. Del mismo modo, las medidas de desarrollo rural facilitan la modernización de las explotaciones y fomentan al mismo tiempo la diversificación de las actividades en las zonas rurales.

¿Quién fija el importe del presupuesto de la PAC?

El Consejo de la UE y el Parlamento Europeo fijan el presupuesto cada año. Para controlar los gastos a largo plazo, estos se inscriben en un marco financiero plurianual. Los importes para la PAC forman parte de la rúbrica 2 del marco plurianual (denominada «Crecimiento sostenible — recursos naturales»). En esta rúbrica 2, el marco plurianual fija un límite máximo para el primer pilar de la PAC (ayudas directas y medidas de mercado). Además, las medidas de desarrollo rural del segundo pilar de la PAC se financian dentro del importe total de la rúbrica 2. El marco financiero en curso abarca el período 2007-2013 y el próximo el 2014-2020.

¿Se trata del mismo modo a todos los agricultores?

Como consecuencia de la evolución de la política agrícola común y de la utilización de «referencias históricas», el nivel de las ayudas puede variar notablemente de una explotación agrícola a otra, de un Estado miembro a otro o de una región a otra. Reducir las diferencias de los niveles de ayudas durante el período 2014-2020 entre los Estados miembros, entre las regiones y entre los agricultores es uno de los objetivos principales de la reforma de la PAC adoptada en 2013. Se trata, pues, de que la PAC sea más equitativa.

En el caso de un Estado miembro o de una región que pertenecía a la UE antes de 2004, la situación actual se explica por el hecho de que, al inicio, el importe de las ayudas percibidas dependía del apoyo del que se beneficiaba la explotación durante el período de referencia 2000-2002, de la superficie cultivada y del modelo de ayuda adoptado por cada Estado miembro. Resultado, un agricultor puede percibir una ayuda de 50 euros por hectárea y su vecino 1 000 euros por hectárea para una parcela con características agronómicas absolutamente idénticas.

Desde la reforma de la PAC de 2003, los «antiguos» Estados miembros pueden redistribuir las ayudas directas a los agricultores sobre una base individual, regional o una combinación de ambas. Pueden aplicar el modelo regional o híbrido para corregir una situación considerada injusta. Entre estos quince Estados miembros, Alemania es el único que ha renunciado íntegramente a las referencias históricas.

En el caso de los Estados miembros incorporados a la UE a partir de 2004, estos pagos directos se basan en un importe a tanto alzado por hectárea idéntico para todos los agricultores de esos Estados miembros.

Desde 1999, la Comisión ha propuesto en sucesivas ocasiones limitar las ayudas directas para repartirlas de manera más justa. Pero varios Estados miembros se opusieron a la medida.

A escala de la Unión Europea, también se realizará un esfuerzo de convergencia para reducir las diferencias entre los niveles de ayudas directas que reciben los agricultores en los diferentes Estados miembros. En el marco de las decisiones de junio de 2013, el reparto del presupuesto de la PAC garantizará que ningún Estado miembro reciba menos del 75 % de la media comunitaria de aquí a 20191. Se reducirán las diferencias de los niveles de ayuda entre explotaciones de un mismo Estado miembro o de una misma región, ya que la ayuda por hectárea no podrá ser inferior al 60 % de la media de las ayudas abonadas de aquí a 2019 en una misma zona administrativa o agronómica. Los Estados miembros podrán conceder ayudas más elevadas a las «primeras hectáreas» de una explotación, con el fin de reforzar el apoyo a las estructuras pequeñas y medianas. Para los nuevos Estados miembros, podrá ser prorrogado hasta 2020 el pago único por hectárea (mecanismo RPUS).

¿Fomenta la PAC la modernización de la agricultura de la UE?

Sí. Se ofrecen muchos incentivos para modernizar la agricultura, ayudar a los agricultores a mejorar sus explotaciones, transformar y vender sus productos y mejorar la calidad de los alimentos a través de métodos de explotación sostenibles y respetuosos con el medio ambiente. A partir de 2014, se podrán aplicar nuevas medidas en el marco de la PAC para facilitar las inversiones colectivas, ayudar a las pequeñas explotaciones a desarrollarse y fomentar la transferencia de conocimientos agronómicos entre los agricultores a través de una asociación europea para la innovación en el sector agrícola.

¿Hay fraudes en la PAC?

Según datos de la Oficina Europea de Lucha contra el Fraude (OLAF), entre 2006 y 2010 el fraude representó por término medio el 0,02% del presupuesto de la PAC. En los últimos años la Unión Europea ha reforzado sus controles presupuestarios.

¿Comprueba alguien si se han alcanzado los objetivos de la PAC?

Sí. La eficacia de la PAC se evalúa de forma muy rigurosa. Antes de presentar cualquier propuesta legislativa, la Comisión siempre consulta a las partes interesadas y los ciudadanos, además de hacer análisis del impacto de sus propuestas. A ello que hay que añadir los estudios independientes que encarga la Comisión sobre el funcionamiento de los distintos instrumentos de la PAC y su posible mejora.

¿Para qué sirven los pagos directos?

Los pagos directos contribuyen a mantener la agricultura en todo el territorio de la UE al garantizar una estabilidad mínima a las rentas de los agricultores. Permiten, por lo tanto, garantizar la sostenibilidad a largo plazo de las explotaciones y que sean menos vulnerables ante las fluctuaciones de precios. A nivel de la UE, los pagos directos representan por término medio el 30 % de la renta agrícola. Pero estos últimos años, durante los períodos de crisis, los pagos directos han podido representar más del 60 % de la renta agrícola, como por ejemplo en Suecia, Irlanda o Dinamarca durante la crisis de 2008/09.

Además, los pagos directos permiten remunerar a los agricultores por aspectos de su trabajo que, aunque no tienen nada que ver con los mercados, son servicios públicos vitales para todos los europeos. La reforma adoptada en junio de 2013 prevé que el 30 % de las ayudas directas a los agricultores estarán vinculadas al respeto de prácticas agrícolas eficaces para preservar la biodiversidad, la calidad de los suelos y el medio ambiente en general. Se trata, por ejemplo, de la diversificación de cultivos, del mantenimiento de pastos permanentes o incluso de zonas ecológicas en las explotaciones.

Además, el conjunto de las ayudas directas se pagan exclusivamente a condición de observar una serie de estrictas normas en materia de medio ambiente, seguridad alimentaria, sanidad animal y vegetal, bienestar de los animales y, en general, de mantenimiento de las tierras en buenas condiciones de producción. Es lo que se denomina la «condicionalidad». En caso de incumplir estas normas, se pueden suspender los pagos e imponer sanciones al agricultor.

¿Cómo funcionan los mercados agrícolas?

Además de garantizar que los agricultores produzcan lo que demandan los mercados, la PAC también cuenta con mecanismos —redes de seguridad— para evitar que una crisis económica, sanitaria o climatológica destruya sectores productivos enteros. Entre ellos figuran la intervención pública (compras efectuadas por los organismos nacionales de intervención para retirar los excedentes del mercado) y las ayudas al almacenamiento privado (para estabilizar los mercados).

En el marco de las decisiones de junio de 2013, estos mecanismos se han modernizado. Las crisis son cada vez más frecuentes y más graves que en el pasado, se ha creado una reserva específica para hacer frente a las crisis que superen el funcionamiento normal de los mercados, junto con un mecanismo de emergencia más sólido. Además, se han puesto en marcha ayudas para favorecer la creación de mutualidades y mecanismos de garantía y ayudar de este modo a los agricultores a prevenir y capear las crisis.

Por último, se han creado nuevos mecanismos para animar a los agricultores a agruparse en organizaciones profesionales e interprofesionales. Y por otra parte, la Comisión ha iniciado un trabajo de seguimiento de las relaciones en el seno de la cadena alimentaria con el fin de incitar a los distintos agentes a incrementar la transparencia de los precios y las prácticas comerciales.

¿Ayuda la PAC a los jóvenes a convertirse en agricultores?

Europa cuenta cada vez con menos agricultores debido a la dificultad del trabajo y a la importancia de las inversiones para poner en marcha una explotación. Actualmente en Europa, 4,5 millones de agricultores tienen más de 65 años (30 % de los agricultores), solo el 6 % tienen menos de 35 años. Es necesario reforzar el atractivo de este oficio y ayudar a los jóvenes a involucrarse.

Para conseguirlo, y fomentar la renovación generacional en el sector agrícola, la PAC prevé medidas de ayuda a la instalación. La reforma de 2013 introduce un nuevo tipo de ayuda para los jóvenes agricultores: una bonificación del 25 % del importe de los pagos directos para jóvenes agricultores durante los cinco primeros años de actividad.

Desarrollo Rural

¿Qué es el desarrollo rural?

En el marco de la PAC, el desarrollo rural pretende mantener la vitalidad del campo apoyando programas de inversión, modernización y ayuda a las actividades tanto agrícolas como de otro tipo en las zonas rurales.

¿Quién gestiona el desarrollo rural?

Los Estados miembros eligen las medidas más adecuadas para sus necesidades concretas y gestionan sus propios programas. La UE corre con parte de los costes (cofinanciación).

¿Cuánto cuesta el desarrollo rural y de dónde procede el dinero?

El presupuesto para el período 2014-2020 asciende a 95 000 millones de euros (precios corrientes) para los 28 Estados miembros.

Este dinero procede del Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural (FEADER).

¿Cómo se utilizan los fondos?

A partir de 2014, el Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural (FEADER) se inscribe en el nuevo marco estratégico común, junto con el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER), el Fondo Social Europeo (FSE), el Fondo de Cohesión (FC) y el Fondo Europeo Marítimo y de Pesca (FEMP), para alcanzar los objetivos de la Estrategia Europa 2020 (crecimiento sostenible, inteligente e integrador).

El presupuesto consagrado al desarrollo rural puede servir para financiar actividades agrícolas y no agrícolas, en torno a las seis prioridades siguientes:

  1. impulsar la transferencia de conocimientos y la innovación;

  2. aumentar la competitividad;

  3. fomentar la organización de la cadena alimentaria y la gestión de riesgos;

  4. restaurar, preservar y mejorar los ecosistemas;

  5. favorecer el uso eficiente de los recursos y la transición hacia una economía con bajas emisiones de carbono;

  6. impulsar la inclusión social, la reducción de la pobreza y el desarrollo económico de las zonas rurales.

Los Estados miembros o las regiones podrán elaborar subprogramas que se beneficien de porcentajes de ayuda superiores para responder a las necesidades de determinados sectores expuestos a situaciones específicas, por ejemplo, los jóvenes agricultores, los pequeños agricultores de las zonas de montaña y las cadenas de distribución cortas.

¿Pueden adaptarse los programas de desarrollo rural a las distintas regiones?

Cada país elabora su estrategia nacional de desarrollo rural, pero pueden concebirse y aplicarse programas específicos de ámbito regional.

¿Qué diferencia hay entre las medidas de la PAC en materia de desarrollo rural y las de la política regional?

La política regional de la UE intenta ayudar a las regiones más pobres de la Unión, mientras que los programas de desarrollo rural se aplican a todas las zonas rurales de todos los países miembros.

La política de desarrollo rural no solo ayuda a los agricultores, sino a cuantos intervienen en la economía rural: propietarios forestales, trabajadores agrícolas, pequeñas empresas, ONG locales, etc.

¿Qué es «Leader»?

«Leader» es un programa para fortalecer la economía rural que anima a las poblaciones locales a tomar la iniciativa en su propio plano (bottom-up), en lugar de imponerles medidas prefabricadas (top-down). Según las disposiciones actualmente vigentes, los Estados miembros deben destinar como mínimo el 5 % de su presupuesto de desarrollo rural a la financiación de proyectos Leader.

¿Puede contribuir el desarrollo rural a proteger el medio ambiente?

Cada programa de desarrollo rural debe incluir medidas de protección y mejora de los recursos y paisajes naturales de las zonas rurales de la UE.

El presupuesto sirve para financiar las medidas de protección y conservación de los paisajes naturales así como las medidas de lucha contra el cambio climático, es decir:

  1. conservación de la calidad del agua

  2. gestión sostenible de las tierras

  3. plantación de arbolado para prevenir la erosión y las inundaciones. .

¿Para qué sirve la PAC?

¿Por qué una política agrícola «común» en la UE?

La agricultura es un sector apoyado casi exclusivamente a escala europea, a diferencia de la mayoría de los demás sectores que son objeto de políticas nacionales. Es importante contar con una política pública para un sector que garantiza nuestra seguridad alimentaria, desempeña un papel clave en la utilización de los recursos naturales y en el desarrollo económico de las zonas rurales.

Estos objetivos son comunes a todos los Estados miembros y no pueden alcanzarse sin apoyar financieramente al sector agrícola y a las zonas rurales.

Por eso hay que formular una política europea que garantice condiciones justas y, a la vez, objetivos, principios y normas comunes. Además, una sola política para toda la UE permite utilizar mejor los recursos presupuestarios que varias políticas nacionales por separado.

Además de gestionar el mercado único de la UE, hay otros objetivos que van más allá de cada país: la cohesión entre países y regiones, problemas medioambientales transfronterizos, desafíos globales como el cambio climático, la gestión de los recursos hídricos, la biodiversidad, la salud y el bienestar de los animales, la seguridad de los alimentos y piensos, la fitosanidad, la salud pública o los intereses de los consumidores

¿Por qué se da dinero público a los agricultores?

En contra de la creencia extendida en algunos países, la agricultura no es el cuerno de la abundancia. La inversión de tiempo y dinero que hacen los agricultores siempre está a merced de condiciones económicas, sanitarias y meteorológicas que quedan fuera de su control. La agricultura requiere mucha inversión, tanto humana como financiera, cuyos frutos solo llegan meses o incluso años más tarde y son siempre precarios.

Ayudar a la renta de los agricultores garantiza que sigan produciéndose alimentos en toda la UE y permite pagar por la prestación de bienes públicos de valor incalculable: protección del medio ambiente, bienestar de los animales, alimentos seguros y de calidad, etc.

Estos «bienes públicos» son aún más importantes si se tiene en cuenta que las normas europeas están entre las más estrictas del mundo. Esto encarece la producción de alimentos en Europa con respecto a la de otros países que imponen normas menos rigurosas.

Sin ayudas públicas, los agricultores europeos no podrían competir con los de otros países y a la vez atender a las exigencias específicas de los consumidores de Europa. Por otra parte, cuanto más palpables se hagan los efectos del cambio climático, más aumentarán los costes de una agricultura sostenible.

¿Cuánto nos cuesta la PAC?

¿Cuánto le cuesta la PAC al contribuyente?

La PAC cuesta a cada ciudadano de la UE unos 30 céntimos de euro al día. En 2011 representó el 43 % del presupuesto anual de la UE, equivalente a 58 000 millones de euros, aunque este porcentaje viene disminuyendo desde 1984, cuando era del 72 %, aunque a raíz de la ampliación de la UE de 1992, el número de agricultores se duplicó.

Lo cierto es que el gasto en la PAC representa menos del 1% del gasto público de todos los países de la UE juntos. Además, el gasto público en agricultura es común a toda la UE, lo que no tiene equivalente en ningún otro sector de la economía. En comparación, los Estados miembros de la UE gastan tres veces más en defensa.

¿Por qué casi el 40% del presupuesto de la UE se destina a la agricultura y no a otros sectores?

La agricultura es el único sector enteramente financiado por el presupuesto de la UE. Esto significa que el gasto de la UE sustituye al gasto nacional. Otros campos, como la investigación, la educación, el transporte, la defensa, las pensiones o la sanidad, no se incluyen en el presupuesto de la UE u ocupan un lugar mucho más modesto, porque se pagan —total o parcialmente— con fondos del erario nacional y los gestionan los propios países miembros.

A cambio, la PAC permite a todos los ciudadanos europeos beneficiarse de un suministro abundante y seguro de alimentos de calidad, así como de un entorno y unos paisajes excepcionales.

¿Cómo se financia la PAC?

Los fondos para la PAC proceden del presupuesto general de la UE. La UE y sus Estados miembros financian conjuntamente el gasto de la PAC en desarrollo rural.

El presupuesto de la UE se financia principalmente mediante sus «recursos propios»: derechos de aduana, exacciones reguladoras, el IVA y un recurso basado en la renta nacional bruta de los Estados miembros.

¿Quiénes son los beneficiarios y cuánto reciben?

Para garantizar la transparencia y la responsabilidad, a partir de 2009 cada Estado miembro debe publicar la lista de todos los beneficiarios de pagos de la PAC. Sin embargo, tras un recurso de los agricultores alemanes ante el Tribunal de Justicia Europeo por violación de la intimidad, en 2010 se suspendió la obligación de publicar toda la información personal de los beneficiarios de la PAC. En concreto, el Tribunal ordenó que no se publiquen más sus nombres. Por consiguiente, la Comisión, que sigue comprometida con el principio de transparencia, ha propuesto nuevas normas que atiendan a los argumentos del Tribunal. La reforma de junio de 2013 reintroduce la obligación de transparencia, sin dejar de tener en cuenta los principios de proporcionalidad planteados por el Tribunal. En particular los pequeños agricultores, aquellos que perciben importes muy limitados, no están afectados por la medida.

Soy contribuyente pero no agricultor. ¿Puedo ser beneficiario de la PAC?

¡Ya lo es! Cuando la UE ayuda a sus agricultores, toda la sociedad sale beneficiada: puede contar con un abastecimiento seguro de alimentos a precios asequibles. El hogar medio de la UE dedica el 15 % de su presupuesto a alimentación, la mitad que en 1960.

Al apoyar prácticas agrarias sostenibles, a través de la PAC, ayudamos a proteger nuestro medio ambiente así como la riqueza y la diversidad de nuestros paisajes y nuestra alimentación.

Reformar la PAC

¿Qué se ha conseguido con las últimas reformas?

Las reformas más importantes de la PAC empezaron en 1992 y se intensificaron en 2003, cuando se eliminó el vínculo entre subvenciones y producción: los agricultores ya no tienen que cultivar para cobrar subvenciones ni producir alimentos sin salida en el mercado. En cambio, sí deben adecuar la producción a la demanda del mercado y de los consumidores, buscar nuevos mercados rentables y abrirse nuevos huecos.

Ahora los agricultores reciben un pago de apoyo a la renta a condición de que cuiden las tierras y cumplan una serie de normas sobre seguridad alimentaria, medio ambiente y bienestar de los animales. Si no lo hacen, los pagos disminuyen.

La nueva PAC concede mayor atención a la realidad de un mundo abierto y, según la OMC, el 90 % de los pagos no generan distorsiones comerciales.

La PAC ofrece a los consumidores una gran variedad de alimentos de alta calidad.

La Comisión moderniza, racionaliza y simplifica continuamente la PAC.

Como los pagos ya no van ligados a la producción, los agricultores siguen teniendo cierta seguridad económica pero son, al mismo tiempo, libres de responder a las señales del mercado.

Los instrumentos de mercado de la PAC (como la intervención pública) se han adaptado para que funcionen como redes de seguridad sin por ello bloquear las señales normales del mercado. La política de desarrollo rural ayuda a los agricultores a reestructurar sus explotaciones, respetar el medio ambiente y contribuir a la prosperidad de las zonas rurales.

¿Cuáles son las grandes orientaciones para la PAC a partir de 2013?

En 2013 se adoptó una nueva reforma de la PAC, que entrará en vigor a partir del 1 de enero de 2014. Todos los elementos de la reforma serán aplicables el 1 de enero de 2014, a excepción de la nueva estructura de los pagos directos que necesita tener en cuenta el ciclo anual de los pagos directos: las declaraciones PAC anuales de los agricultores comenzarán a funcionar en primavera. Sobre la base de estas declaraciones, los pagos con arreglo a la nueva estructura de los pagos directos se producirán en 2015 con, por ejemplo, los pagos verdes y las ayudas adicionales para los jóvenes agricultores.

La nueva reforma concierne a todos los ciudadanos de la UE. Para prepararla, la Comisión ha establecido un diálogo con el conjunto de la sociedad civil y las partes interesadas. Las grandes líneas de la reforma de la PAC adoptada en junio de 2013 se han definido tras un amplio debate público organizado de abril a julio de 2010 (al que se presentaron casi 6 000 contribuciones individuales y colectivas) y un intenso debate político con el Consejo y el Parlamento Europeo. Posteriormente, la Comisión presentó sus propuestas legislativas el 12 de octubre de 2011.

La nueva reforma implicará los cambios siguientes:

  1. Los pagos directos a los agricultores reflejarán mejor la necesidad de hacer una contribución justa a sus ingresos y valorizar su misión de servicio público, por ejemplo, al proteger el medio ambiente. También ofrecerán más ayuda a las regiones donde las condiciones son más difíciles y a los jóvenes para integrarse en el sector agrícola.

  2. Los mecanismos de gestión del mercado serán más sencillos, eficaces y ágiles.

  3. La política de desarrollo rural se centrará en aumentar la competitividad e impulsar la innovación.

Por último, se adoptarán nuevas medidas para ayudar a los agricultores a lidiar con la volatilidad de los precios y los ingresos.

Los precios de los alimentos

¿Por qué subvencionar la agricultura cuando los precios de los alimentos son elevados?

El precio en la explotación apenas representa una pequeña parte de lo que paga el consumidor. El precio de los cereales, por ejemplo, solo representa el 5% de lo que cuesta una barra de pan. Que los precios suban para los consumidores no significa necesariamente un aumento de ingresos para los agricultores, sobre todo porque los agricultores deben hacer frente, también, al aumento de sus costes de producción. Los agricultores están cada vez más expuestos a las fluctuaciones de los mercados, más frecuentes y más extremas que en el pasado, a la volatilidad de los precios. Estos últimos años, la factura energética de las explotaciones agrícolas aumentó un 223 %, el precio de los abonos un 163 %. Los precios agrícolas han aumentado una media del 50 %.

¿Es culpa de los biocombustibles que aumenten los precios de los alimentos?

Los estudios indican que la fabricación de biocarburantes en la UE no ha influido mucho en el aumento de los precios de la alimentación. Solo el 1% de los cereales de la Unión se destina a la producción de etanol. Alrededor de dos tercios de la producción de colza en la UE se destina a fabricar biodiesel, pero eso solo representa el 2% de la demanda mundial. Dicho esto, es necesario invertir en biocombustibles de segunda y tercera generación.

La PAC y el medio ambiente

¿Qué impacto tiene la agricultura en el medio ambiente?

La agricultura puede ayudar a crear y mantener un medio ambiente sostenible, pero también puede ponerlo en peligro. La PAC debe desempeñar una función importante para encontrar un equilibrio entre estos dos polos y esta función será determinante durante los próximos años.

¿Cómo contribuye la PAC a la protección del medio ambiente?

Con la reforma de la PAC adoptada en junio de 2013, cada Estado miembro, cada territorio y cada agricultor van a contribuir al desafío de la sostenibilidad y la lucha contra el cambio climático mediante la aplicación de medidas sencillas y con efectos positivos demostrados. Entre 2014 y 2020, se invertirán más de 100 000 millones de euros para ayudar a la agricultura a hacer frente a los desafíos que representan la calidad de los suelos, el agua, la biodiversidad y el cambio climático, mediante los siguientes instrumentos:

  • «Ecologización» el 30 % de los pagos directos estará vinculado al cumplimiento de tres prácticas agrícolas beneficiosas para el medio ambiente: diversificación de los cultivos, mantenimiento de pastos permanentes y conservación del 5% y posteriormente del 7% de zonas de interés ecológico a partir de 2018; o de medidas al menos equivalentes en términos de beneficios para el medio ambiente.

  • Al menos el 30% del presupuesto de los programas de desarrollo rural deberá destinarse a medidas agroambientales, a la ayuda a la agricultura ecológica o a proyectos vinculados con inversiones o medidas de innovación favorables al medio ambiente.

  • Se reforzarán las medidas agroambientales, que deberán ser complementarias de las prácticas apoyadas en el marco de la ecologización. Estos programas deberán ser más ambiciosos y, por tanto, más eficaces en términos de protección del medio ambiente (garantía de que no haya doble financiación).

¿Qué hace la UE por la agricultura ecológica?

La agricultura ecológica —que respeta los ciclos naturales de animales y plantas— se protege en la UE a través de requisitos concretos y rigurosos establecidos en la legislación y de normas sobre etiquetado y trazabilidad de los productos ecológicos, sea cual sea su procedencia.

La UE ha creado un logotipo especial para los productos que cumplen sus normas de producción ecológica. Para utilizarlo, los agricultores y fabricantes de este tipo de productos deben someterse a un estricto proceso de certificación.

A través de sus programas de desarrollo rural, los países de la UE pueden ofrecer ayudas específicas a aquellos agricultores tradicionales que quieran pasar a la producción ecológica. Esta opción estará más clara a partir de 2013: la reforma prevé una ayuda específica para la agricultura ecológica, además de la posibilidad de recibir una ayuda, no solo para convertir las explotaciones en agricultura ecológica sino también para mantener este tipo de producción.

¿Está incluida la silvicultura en la PAC?

La PAC no contempla la silvicultura comercial propiamente dicha, aunque sí reconoce los efectos beneficiosos de una buena gestión de los bosques para los paisajes naturales y la biodiversidad. De ahí que apoye a los agricultores que quieran reforestar parte de sus tierras.

La PAC y el comercio

¿Está abierta Europa a las importaciones de alimentos?

A lo largo de los últimos 20 años, la UE ha hecho mucho por abrir sus mercados. Más de dos tercios de sus importaciones de productos agrícolas proceden de países en desarrollo, por encima de Estados Unidos, Australia, Japón, Canadá y Nueva Zelanda juntos. Los acuerdos bilaterales que ha celebrado con muchos países permiten mantener aranceles bajos sobre las importaciones agrícolas. Los 50 países más pobres del mundo pueden exportar a la UE un volumen ilimitado sin pagar ningún derecho.

¿Debemos levantar nuevas barreras a la importación para proteger a nuestros agricultores y nuestros alimentos?

Si levantamos nuevas barreras, también lo harán nuestros socios comerciales. La ventaja competitiva de Europa reside en el alto valor de sus alimentos transformados. En ese sentido, los mercados de los países en desarrollo, incluidas China y la India, ofrecen excelentes oportunidades de expansión.

El mejor modo de garantizar la seguridad alimentaria es mantener intercambios comerciales satisfactorios para ambas partes. Y el mejor modo de proteger a los agricultores es darles libertad para competir con eficacia en el mercado mundial garantizándoles unos ingresos continuados, que es precisamente lo que hoy en día permite la PAC.

La PAC y los países en desarrollo

Hace 20 años, gastábamos 10 000 millones de euros al año en subvencionar las exportaciones. En 2011, gastamos unos 160 millones de euros. Las restituciones a la exportación no se aplican a los países en desarrollo, sino a los de la cuenca del Mediterráneo y al resto de Europa. Solo una mínima parte de las mercancías subvencionadas se exporta a África.

A partir de 2014, el mecanismo de las subvenciones por exportación únicamente se activará en situaciones excepcionales.

¿Se benefician realmente los países en desarrollo de las concesiones comerciales de la UE?

La UE mantiene acuerdos arancelarios preferenciales con muchos países en desarrollo. La UE concede más ayuda comercial a los países en desarrollo que todo el resto del mundo: casi 1 000 millones de euros al año en los últimos 3 años.

La UE absorbe el 71 % de las exportaciones agrícolas de los países en desarrollo, que representaron unos 59 000 millones de euros entre 2008 y 2010, más que Estados Unidos, Canadá, Japón, Nueva Zelanda y Australia juntos. Solo las importaciones de África equivalen a más de 12 000 millones de euros, el 15 % del total de importaciones de la UE. Alrededor de un tercio de las exportaciones de los países en desarrollo se destinan a la UE.

¿Cómo se plantea la UE el comercio con los países en desarrollo?

La UE es partidaria de normas comerciales multilaterales que beneficien a todos, y sobre todo a los países en desarrollo. Por eso cree que los países desarrollados deben suprimir los aranceles más drástica y rápidamente que los países en desarrollo.

Calidad y seguridad de los alimentos

¿Son seguros nuestros alimentos?

La UE ha mejorado notablemente la seguridad de los alimentos desde la década de los 90 del siglo pasado, en particular mediante la aplicación de medidas de higiene, de una normativa zoosanitaria y fitosanitaria y de controles de los residuos de plaguicidas y de los aditivos alimentarios. La legislación alimentaria en Europa es una de las más estrictas del mundo.

¿Cómo garantiza la UE la calidad de los alimentos?

La calidad de los alimentos se garantiza mediante normas de etiquetado, comercialización y calidad propiamente dicha: protección de las indicaciones geográficas, obligatoriedad de la información nutricional en las etiquetas, distintivos de calidad y normas sobre bienestar de los animales.

Además de normas de higiene para garantizar que los productos sean seguros, la UE ha introducido:

  1. normas de comercialización que deben cumplir los productos vendidos en la UE;

  2. menciones facultativas para indicar la calidad del producto en su etiqueta;

  3. sistemas europeos de calidad para identificar los productos de una determinada calidad:

  • «denominación de origen protegida» (DOP) o «indicación geográfica protegida» (IGP) cuando la calidad está relacionada con el origen geográfico;

  • «especialidad tradicional garantizada» (ETG);

  1. un logotipo especial de la UE para los productos ecológicos que cumplen requisitos estrictos;

  2. directrices para perfeccionar el funcionamiento de los sistemas de certificación de calidad de los alimentos y garantizar que incluyan una serie de procesos o características de los productos.

Sanidad y bienestar animal

¿Cómo se trata a los animales?

La normativa de la UE sobre el bienestar de los animales de cría reconoce que los animales son seres sensibles y no deben padecer sufrimientos innecesarios y reconoce cinco libertades a los animales:

  1. libertad de beber y comer suficientemente;

  2. libertad de vivir sin molestias;

  3. libertad de vivir sin dolores, lesiones ni enfermedades;

  4. libertad de manifestar su comportamiento natural;

  1. libertad de vivir sin miedo ni sufrimiento psíquico.

La Oficina Alimentaria y Veterinaria hace inspecciones para garantizar que en todos los países miembros se apliquen correctamente las normas europeas sobre bienestar animal.

La PAC también concede a los agricultores ayudas para mejorar el bienestar animal que van incluso más allá de las normas mínimas:

  1. Todas las ayudas pagadas a los agricultores se supeditan al cumplimiento de normas mínimas de bienestar animal. Los agricultores que no cumplan las normas pueden perder todos o parte de sus pagos;

  2. Los agricultores que inviertan en la mejora de sus sistemas ganaderos —por ejemplo, los sistemas de alojamiento— podrán recibir subsidios adicionales.

Las normas más estrictas de bienestar animal son las que se aplican en la ganadería ecológica. Eso significa que resulta más caro producir alimentos en Europa que en otros países que no aplican normas tan rigurosas. A falta de ayudas públicas, los agricultores europeos tendrían dificultades para sobrevivir a largo plazo en este entorno globalizado.

Pero la preocupación por el bienestar animal va más allá de las fronteras de la UE, que intenta activamente sensibilizar sobre el valor añadido de este aspecto en el comercio internacional.

¿Cómo protege la UE la sanidad animal?

La legislación de la UE sobre enfermedades animales es obligatoria para los Estados miembros y ha mejorado notablemente a lo largo de los años gracias a la experiencia y competencias adquiridas.

MEMO/13/621

IP/13/613

1 :

Este punto debe ser objeto de aprobación en el marco de las discusión del MFP,


Side Bar

My account

Manage your searches and email notifications


Help us improve our website