Navigation path

Left navigation

Additional tools

Other available languages: EN FR DE PL

Comisión Europea

NOTA INFORMATIVA

Bruselas, 11 de junio de 2013

Orientarse en el laberinto del marco financiero plurianual, el presupuesto de 2014 y los presupuestos modificados de 2013

Las negociaciones sobre el marco financiero plurianual (MFP) 2014-2020 están en su apogeo. Por regla general, las negociaciones sobre el MFP son extremadamente complejas, ya que abarcan todo lo que hará la UE a lo largo de siete años. Sin embargo, esta vez el cubo de Rubik se ha metamorfoseado en una especie de dodecaedro al ligarse las negociaciones sobre el MFP a la adopción de una serie de presupuestos rectificativos para 2013 y 2014, así como a la adopción del presupuesto de la UE para 2014. El resultado es una avalancha de cifras que compiten entre sí para confundir a los periodistas.

A continuación intentamos simplificar este asunto.

¿Cuál es el curso actual de las negociaciones sobre el MFP?

La Comisión presentó su propuesta en 2011. Los Estados miembros declararon su postura al respecto en la Cumbre Europea de febrero de 2013. El Parlamento Europeo adoptó su posición en una Resolución de marzo de 2013. El 6 de mayo, los Presidentes del Parlamento Europeo y de la Comisión y el Primer Ministro irlandés se reunieron para debatir sobre las negociaciones del MFP y acordaron que estas deberían centrarse en cuatro puntos:

- Flexibilidad del presupuesto de la UE.

- Una cláusula de revisión del acuerdo sobre el MFP, a mitad de camino.

- Futuros recursos propios del presupuesto de la UE.

- Unidad del presupuesto de la UE.

En la actualidad, se están llevando a cabo negociaciones (diálogos tripartitos) entre el Consejo y el Parlamento, con la mediación de la Comisión. Todas las partes han declarado que desean un acuerdo para finales de junio.

En síntesis: Todo el mundo sabe que el tiempo corre. Las intensas negociaciones avanzan con una actitud positiva.

 

¿Qué se entiende por «flexibilidad del presupuesto de la UE»?

Se trata de una condición en la que insisten tanto el Parlamento Europeo como la Comisión: con unos límites de gasto reducidos para el período 2014-2020, es esencial aprovechar al máximo cada céntimo del presupuesto de la UE. Un presupuesto más flexible permitiría que los márgenes no utilizados (la diferencia entre los límites de gastos y el dinero gastado realmente) y los fondos no usados se pudieran transferir al año siguiente o a sectores diferentes del presupuesto. Por supuesto, esto no aumentaría los límites globales adoptados.

En síntesis: Si se recorta el presupuesto de la UE, se debería permitir al menos usar los fondos no gastados en otros sectores menos financiados o utilizarlos en los años siguientes.

 

¿Qué se entiende por «cláusula de revisión»?

Cuando haya transcurrido la mitad del próximo MFP, el Consejo, el Parlamento y la Comisión deberán comprobar, sobre la base de criterios objetivos, si se deben revisar o no las prioridades políticas y las cifras asignadas a los límites máximos de gasto. Todos están de acuerdo con el concepto, pero lo que se negocia es su ámbito de aplicación y los detalles prácticos. Hasta la fecha, parece que ninguna revisión afectará a las dotaciones nacionales y todo cambio del marco financiero plurianual deberá acordarse por unanimidad en el Consejo.

En síntesis: ¿Cómo se puede pronosticar exactamente en 2013 cuáles serán las prioridades políticas y la renta nacional bruta europea en 2017, por ejemplo? Siete años es mucho tiempo; merece la pena detenerse a mitad de camino y comprobar si se siguen utilizando los parámetros correctos.

 

¿Qué se entiende por «futuros recursos propios del presupuesto de la UE»?

Aunque el Tratado de Lisboa dispone que el presupuesto de la UE debe financiarse enteramente con recursos propios, el 90 % del mismo lo aportan actualmente los Estados miembros. Esta situación es anómala y se debe a que otros recursos se han reducido a lo largo de las últimas décadas (por ejemplo, el porcentaje de los derechos de aduana). El Consejo, el Parlamento y la Comisión están debatiendo si la UE necesitará nuevos recursos en el futuro, a fin de reducir las contribuciones nacionales de los Estados miembros. En 2011, la Comisión sugirió que el impuesto sobre transacciones financieras se podría convertir en un nuevo recurso.

En síntesis: Dado que a los Estados miembros les preocupa aportar demasiado al presupuesto de la UE, conviene estudiar posibles alternativas, sin que se pretenda aumentar el presupuesto.

 

¿Qué se entiende por «unidad del presupuesto de la UE»?

En general, el presupuesto de la UE se presenta como un cuadro en el que se recogen todas las partidas tanto en créditos de compromiso como de pago. Sin embargo, el presupuesto de la UE funciona como «garantía» en una serie de instrumentos financieros (Mecanismo Europeo de Estabilidad, garantías de préstamo a las pequeñas y medianas empresas, fondos fiduciarios de ayuda al desarrollo, etc.). El Parlamento Europeo insiste en incluir la información sobre las operaciones de empréstitos y préstamos realizados por la Unión, así como los ingresos, los gastos, los activos y los pasivos del Fondo Europeo de Desarrollo, del Mecanismo Europeo de Estabilidad y de otros posibles mecanismos futuros.

En síntesis: Los negociadores debaten la manera de presentar todo lo relacionado con los gastos e ingresos de la UE en un único documento.

 

¿Por qué las negociaciones sobre MFP 2014-2020 están ligadas a las propuestas de modificación del presupuesto de 2013?

Puesto que 2013 es el último año del período financiero actual (2007-2013), las obligaciones financieras no sufragadas por el presupuesto de 2013 aumentarán las necesidades de pago en 2014 y, por consiguiente, del próximo marco financiero.

En particular, dos propuestas de modificación del presupuesto de 2013 inciden en las negociaciones: el proyecto de presupuesto rectificativo nº 1 (Croacia) y el proyecto de presupuesto rectificativo nº 2 (créditos no liquidados a partir de 2012).

Los examinaremos por separado (véase a continuación).

 

Proyecto de presupuesto rectificativo nº 1: Croacia

Desde el 1 de julio, Croacia será miembro de la UE. Por lo tanto, las regiones, los agricultores y las PYME croatas, entre otros, accederán a los fondos de la UE en el segundo semestre de 2013. Sin embargo, en el momento de aprobarse el presupuesto de la UE de 2013, Croacia no era miembro de la UE. Por esta razón, la Comisión ha presentado una propuesta (proyecto de presupuesto rectificativo) para adaptar a la adhesión de Croacia el presupuesto de 2013, ya aprobado. El Acuerdo Interinstitucional entre la Comisión, el Consejo y el Parlamento Europeo (AII) sobre disciplina presupuestaria y buena gestión financiera dispone en su artículo 29 que, cuando un nuevo Estado miembro se adhiera a la UE, «el Parlamento Europeo y el Consejo adaptarán conjuntamente el marco financiero para tener en cuenta las necesidades de gasto que se deriven de las negociaciones de adhesión».

El debate en curso en el Consejo versa sobre si los límites de los pagos deben adaptarse o no para incluir las necesidades adicionales derivadas de la adhesión de Croacia, incluido el proyecto de presupuesto rectificativo nº 2, que se explica en el cuadro siguiente.

En síntesis: Las regiones, los agricultores y otros beneficiarios croatas tienen derecho a acogerse a los fondos de la UE a partir del 1 de julio de 2013. El presupuesto de la UE para 2013 debe recoger los nuevos gastos.

 

Proyecto de presupuesto rectificativo nº 2: 11,2 millones EUR de deudas que deberían haberse pagado en 2012.

Es el más importante, porque el presupuesto de la UE no podrá pagar sin ese dinero muchos de sus compromisos previos. La Comisión propuso un pago a tanto alzado para saldar las facturas impagadas de 2012, a fin de reembolsar a los beneficiarios de programas financiados por la UE finalizados en toda Europa en 2012, así como los créditos de la Política de Cohesión para 2013. Ni un solo euro de este presupuesto rectificativo se destinará a administración.

Se veía venir: al adoptar el presupuesto de la UE de 2013 el pasado mes de noviembre, el Consejo y el Parlamento hicieron pública una declaración conjunta en la que dejaron constancia de que el nivel de los pagos podría ser insuficiente para sufragar todas las necesidades. También solicitaron a la Comisión que presentara este presupuesto rectificativo cuando resultara necesario. Establecer este presupuesto rectificativo es una de las condiciones del Parlamento Europeo para concluir las negociaciones sobre el MFP para evitar que el próximo período financiero empiece arrastrando créditos impagados del pasado. El Consejo alcanzó un acuerdo político para aportar 7 300 millones EUR como primer paso y debatirá el importe restante (3 900 millones EUR) más adelante este año.

En síntesis: ¿Se deberían liquidar los créditos pendientes y legítimos del pasado antes de terminar el marco financiero vigente.?

 

¿Por qué parece tan importante concluir las negociaciones sobre el MFP lo antes posible?

La mayoría de los programas de la UE vigentes tiene fecha de expiración: el 31 de diciembre de 2013. Por lo tanto, todos los programas cesarán simplemente el 1 de enero de 2014. La financiación se detendrá. Considerando que, tras llegarse a un acuerdo global sobre el marco financiero plurianual, deben concluirse todas las negociaciones sectoriales (cohesión, energía, clima, investigación, apoyo a las PYME, programas para los estudiantes, etc.) y que esto podría llevar meses, se teme que solo alcanzando un acuerdo a finales de junio se tendría tiempo para aportar ayuda financiera a las empresas, las regiones, los estudiantes, los investigadores o las ONG antes del 1 de enero de 2014. Todos ellos necesitan el apoyo del presupuesto de la UE y Europa también.

En la última ronda de negociaciones (2007-2013), los programas se iniciaron con retraso a pesar de que las negociaciones concluyeron en abril; ahora estamos en junio y todavía no hay acuerdo.

En síntesis: Necesitamos un acuerdo rápido para finalizar todas las bases jurídicas, de forma que los beneficiarios de los fondos de la UE puedan empezar a usarlos desde el 1 de enero de 2014.

 

¿Cuál es el vínculo entre las negociaciones sobre el MFP 2014 y el presupuesto de la UE?

El marco financiero plurianual establece los límites máximos de gasto por año y por política de la UE. A la espera de un acuerdo sobre el MFP, la Comisión debe preparar una propuesta de presupuesto de 2014 sin saber cuáles son los límites máximos, lo que no resulta nada fácil.

Tradicionalmente, el proyecto de presupuesto anual se formula en abril. El hecho de que no se haya presentado todavía (a mediados de junio) ilustra las dificultades técnicas y políticas para trabajar al respecto sin haberse aprobado un marco financiero.

Nota: El Tratado de Lisboa especifica que el proyecto de presupuesto anual deberá presentarse a más tardar el 1 de julio del año anterior.

En síntesis: Elaborar un proyecto de presupuesto anual sin un marco financiero aprobado es como navegar por mares procelosos sin cartas marinas.

 

¿Qué ocurrirá si no hay acuerdo sobre el MFP?

Es una incógnita. El Tratado de Lisboa (artículo 270 bis) establece que, si no hay MFP, «se prorrogarán los límites máximos y las demás disposiciones correspondientes al último año de aquél». En concreto, la financiación solo se podría realizar sobre una base anual. Además, la mayoría de las bases jurídicas sectoriales expirará a finales de 2013. Su prórroga plantearía cuestiones complejas, como la de la referencia para determinar la admisibilidad de las regiones en el marco de la política de cohesión. Esto crearía incertidumbre legal y financiera para la mayoría de los programas de gasto de la UE.

En síntesis: Si usted necesitara financiación de la UE para un proyecto que se extiende a lo largo de varios años, ¿pondría en marcha su proyecto tan solo con financiación anual y contrataría personal o firmaría contratos a largo plazo sin tener garantías de que se podrá acoger a la financiación de la UE hasta el final del proyecto?


Side Bar

My account

Manage your searches and email notifications


Help us improve our website