Navigation path

Left navigation

Additional tools

Preguntas más frecuentes: sobre la decisión de la Comisión de imponer derechos provisionales a las importaciones de paneles solares de China (caso AD 590)

European Commission - MEMO/13/498   04/06/2013

Other available languages: EN FR DE DA NL IT SV PT FI EL CS ET HU LT LV MT PL SK SL BG RO

Comisión Europea

NOTA

Bruselas, 4 de junio de 2013

Preguntas más frecuentes: sobre la decisión de la Comisión de imponer derechos provisionales a las importaciones de paneles solares de China (caso AD 590)

P: ¿Por qué interviene la Comisión Europea en este caso?

R: En julio de 2012, la Comisión recibió una denuncia formal y válida de una asociación industrial de fabricantes europeos de paneles solares, EU Pro Sun, en la que se aportaban pruebas de que los productores exportadores de China exportan a la UE paneles solares objeto de dumping, con el consiguiente perjuicio para la industria de la Unión. En estas circunstancias, la Comisión tiene la obligación legal de iniciar una investigación antidumping y de examinar el caso (ficha informativa sobre denuncias antidumping). Las relaciones comerciales con terceros países deben basarse en el principio de equidad. Las prácticas de dumping y de subvenciones, que infringen las normas de la OMC, son contrarias al principio de comercio leal y causan perjuicio a la industria de la UE.

P: ¿Es este el inicio de una guerra comercial?

R: Corresponde a la Comisión proteger a la industria europea de las prácticas comerciales desleales por parte de terceros países. No se trata de proteccionismo, ni de guerra comercial, sino del restablecimiento de condiciones de mercado equitativas. El dumping es una práctica comercial injusta, que perjudica el empleo en la UE, y que debe eliminarse cuando existen pruebas de ello. Por lo tanto, las acciones de defensa comercial de la UE pretenden obtener «equidad comercial» para las empresas y los trabajadores europeos.

Las actuales investigaciones antidumping y antisubvenciones con respecto a los paneles solares no difieren en modo alguno de ninguna otra investigación de defensa comercial y comparten el mismo objetivo de garantizar unas condiciones de competencia equitativas para todos. La actuación de la Comisión se basa en pruebas claras y documentadas de la existencia de dumping y del perjuicio resultante para la industria fotovoltaica de la UE. Los derechos de defensa de los productores chinos se han respetado plenamente y se seguirán respetando. Lo que distingue a este caso son las cifras en cuestión. En 2011, China exportó a la UE paneles solares y sus componentes esenciales por un valor aproximado de 2 100 millones de euros

La Comisión Europea ha estado dispuesta, desde el principio, a encontrar una solución negociada conveniente con China. La negociación formal podrá iniciarse tan pronto como se establezca una determinación preliminar. En el caso de la investigación antidumping con respecto a los paneles solares, será después del 5 de junio de 2013. Por solución negociada se entiende la oferta de una «subcotización voluntaria de los precios» por parte de los exportadores. Una oferta de este tipo debe cumplir una serie de requisitos legales generales, entre los que destaca el compromiso de respetar un determinado precio mínimo que elimine el nivel de dumping causante del perjuicio. Con este compromiso no se pretende fijar precios en niveles específicos, sino más bien evitar que caigan por debajo de un determinado precio mínimo. Otros requisitos generales son que el compromiso elimine el nivel de dumping causante del perjuicio, que sea viable desde un punto de vista práctico y que su aplicación pueda supervisarse efectivamente.

Es evidente, pues, que la UE no tiene ningún interés en iniciar una guerra comercial. Si China considera que nuestra actuación no está justificada, puede llevar a la UE ante la OMC. La UE, por su parte, no dudará en denunciar en la OMC toda medida que adopte China y que sea contraria a la OMC.

Puede obtener más información sobre compromisos en el:

Artículo 8 del Reglamento antidumping de base de la UE.

P: ¿Por qué no se ha llegado todavía a una solución negociada en este caso?

R: La legislación dispone que una oferta de ese tipo solo puede plantearse después de formular conclusiones provisionales. La Comisión Europea examinará con atención toda oferta que responda adecuadamente a las conclusiones provisionales. Está en contacto permanente con las autoridades chinas y sigue explorando la posibilidad de llegar a una solución amistosa.

P: ¿Se tata de medidas proteccionistas?

R: Las medidas de defensa comercial no son medidas proteccionistas ni tampoco ilegales. Por el contrario, constituyen la respuesta legal para salvar a una industria cuando es objeto de un dumping masivo por parte de un tercer país. La finalidad de las medidas de defensa comercial es restablecer condiciones de competencia equitativas. El derecho a importaciones baratas objeto de dumping no existe como tal. Todos los miembros de la OMC, incluida China, pueden adoptar medidas en caso de dumping que cause perjuicio a su industria nacional.

Además, la mayoría de los miembros de la OMC, incluida China, llevan a cabo investigaciones de este tipo en virtud de las normas de la OMC. La UE no abusa de la imposición de medidas antidumping o antisubvenciones, y, en 2012, estaba aplicando 112 medidas, de hecho dos menos que China. Muchos de los casos de defensa comercial de la UE afectan a China: actualmente, la UE aplica medidas antidumping definitivas a 52 productos chinos y medidas antisubvención a otros dos productos de este país, e investiga catorce casos antidumping y dos casos antisubvenciones relacionados con China. Esto se debe al exceso de capacidad generado por los incentivos públicos. Con todo, afectan a una parte muy pequeña del comercio entre ambos socios, y China mantiene un enorme excedente comercial con la UE. En general, las investigaciones de defensa comercial de la UE afectan aproximadamente al 0,17 % de las importaciones globales de la UE en 2012. Mientras las investigaciones sean conformes con las normas de la OMC, no existe razón alguna para que interfieran en las relaciones comerciales UE-China.

La Comisión Europea tiene la obligación de emprender acciones cuando las empresas de la UE sufren un perjuicio por causa de prácticas comerciales desleales, y así lo hace siempre en consonancia con el espíritu y la letra de las normas de la OMC. Esto nada tiene que ver con el proteccionismo.

Pinche aquí para consultar las estadísticas relativas a

las medidas de defensa comercial de la UE.

P: ¿Cómo determina la Comisión el tipo del derecho?

R: Los métodos de la Comisión para calcular el tipo del derecho son transparentes y coherentes. Todas las partes interesadas tienen acceso a la versión no confidencial del expediente de investigación. El tipo del derecho impuesto tiene por objeto eliminar el perjuicio impuesto a la industria de la UE y restablecer una condiciones de competencia equitativas, ni más, ni menos. El cálculo se basa en precios y costes verificados. Limitando el nivel del derecho a lo estrictamente necesario para eliminar el perjuicio causado por el dumping, la UE va más allá de sus obligaciones en el marco de la OMC e impone un tipo inferior a lo permitido por esta («regla del derecho inferior»). Con arreglo a las normas de la OMC, la UE podría aplicar un derecho equivalente al margen de dumping mucho más elevado.

P: ¿Por qué se introduce el derecho en dos fases en este caso?

R: En este caso particular, habida cuenta de las circunstancias excepcionales y, en particular, de la necesidad de garantizar la estabilidad del suministro de paneles solares a corto plazo, se considera oportuno introducir gradualmente los derechos y hacerlo en dos fases. Un periodo con un derecho más bajo garantizará un suministro suficiente para satisfacer la demanda, al tiempo que permite a la industria de la Unión adaptarse a la situación y aumentar gradualmente el suministro.

P: ¿Cuáles son las principales conclusiones de la investigación sobre el dumping?

R: La conclusión provisional de la investigación fue que los paneles solares chinos y sus principales componentes (obleas y células) se venden en el mercado de la UE a precios inferiores a los niveles de mercado con márgenes de dumping de hasta el 112,6 %. Estas prácticas resultan en márgenes de perjuicio cercanos al 67,9 %, lo que provoca un perjuicio grave para la industria de la UE, así como numerosas bancarrotas e insolvencias entre sus productores. Por último, el examen del interés de la Unión puso de manifiesto que los posibles efectos negativos de las medidas se verían compensados por las ventajas económicas para los productores de la UE.

P: ¿Qué elementos se han tenido en cuenta en el análisis del interés de la Unión?

R: En el marco del análisis del interés de la Unión se analizaron los intereses de varios operadores de la Unión (productores, importadores, productores de materias primas y maquinaría, promotores de proyectos, instaladores y consumidores / usuarios finales) con el fin de determinar si existían razones contundentes en contra de la imposición de medidas provisionales.

Las conclusiones provisionales de la investigación fueron que las medidas provisionales debían restablecer condiciones comerciales equitativas a fin de ofrecer a la industria fotovoltaica la oportunidad de crecer de manera sostenible, aumentando de este modo la producción y el empleo en la UE y manteniendo el liderazgo tecnológico de la Unión en este sector.

Por otra parte, cualquier efecto negativo de las medidas en los importadores, los proveedores de componentes y los instaladores tendría, probablemente, un alcance a corto plazo, ya que llegarían seguramente a diversificar sus actividades y proveedores, lo que compensaría, al menos en parte, las pérdidas ocasionadas. Se prestó una atención particular al empleo en el sector fotovoltaico y cabe esperar que las medidas tengan un impacto global positivo en el sector, favoreciendo la creación y el mantenimiento de puestos de trabajo más que su desaparición.

Por último, de no imponerse las medidas, existe el riesgo de que la UE llegue a depender de las importaciones de China, con el consiguiente aumento de los precios para los consumidores / usuarios finales y productos de peor calidad.

P: ¿Influirán las medidas en los objetivos de la Agenda 2020 de la Unión?

R: No existe ninguna contradicción entre los objetivos ecológicos de la Comisión, como la Agenda 2020, y el recurso a instrumentos de defensa comercial. Por el contrario, la aplicación de los derechos restablecerían unas condiciones de competencia equitativas en el mercado fotovoltaico, propiciando un crecimiento sostenible de la industria en la UE. La consecución de los objetivos ecológicos tampoco depende exclusivamente de la energía solar. Igual de importantes son otras fuentes de energía verde, un marco jurídico y financiero favorable a nivel europeo y nacional, el acceso mejorado al capital y el gasto continuado en investigación y desarrollo. Las medidas facilitarán el acceso al capital y garantizarán las inversiones en investigación y desarrollo en el sector fotovoltaico de la UE.

Pinche aquí para consultar la ficha informativa sobre la investigación relativa a los paneles solares y los objetivos climáticos de la UE.

P: ¿Qué ocurriría si no se impusieran las medidas?

R: La investigación puso de manifiesto que la ausencia de medidas pondría en peligro 25 000 puestos de trabajo en la UE, ya que los productores de la UE desaparecerían en poco tiempo. Como resultado, se perderían puestos de trabajo basados en inversiones elevadas, así como el liderazgo tecnológico de la UE, gracias a los cuales se ha fomentado la tecnología de paneles solares. China dispone de una capacidad equivalente al 150 % de la demanda mundial y las importaciones chinas en la UE representan más del 80 % del mercado de paneles solares. Por lo tanto, la falta de competencia en el mercado de la UE podría conducir rápidamente a una dependencia de los suministros y la calidad de los productos chinos. Además, puesto que la producción china genera amplias pérdidas, lo que es económicamente insostenible, es muy probable que se produjera un aumento de los precios de los módulos chinos

P: ¿Es cierto que las medidas provocarían una pérdida significativa de puestos de trabajo en el mercado de paneles solares de la UE?

R: El análisis de la Comisión no concluye que la aplicación de medidas podría resultar en una pérdida importante de puestos de trabajo en el sector de los paneles solares. Por el contrario, un examen detenido de la cuestión relativa al empleo confirmó que las medidas tendrían un efecto positivo global en el empleo en el sector, con mayor creación y mantenimiento de puestos de trabajo, evitando su desaparición. Si bien podrían perderse algunos empleos entre los promotores de proyectos y los instaladores, la investigación puso de manifiesto que estos grupos no dependen exclusivamente del sector de paneles solares y que realizan otras actividades comerciales. Los proveedores (por ejemplo de componentes) están presentes en todo el mundo y podrían compensar la perdida parcial del mercado chino aumentando el suministro a otros mercados. Por último, las medidas permitirán conservar 25 000 puestos de trabajo en riesgo entre los productores de la UE, y podrían incluso generar nuevos puestos de trabajo a corto plazo gracias al posible aumento de la producción en la Unión.

P: ¿Cuál es el impacto de las medidas en los paneles solares que se están instalando en la UE?

R: Las medidas deberían tener un impacto positivo en los paneles solares que se están instalando en la UE. La competencia justa permitiría a la industria de la Unión expandirse, lograr mayores economías de escala y mantener los precios en niveles razonablemente bajos. Además, el aumento de los precios de los productos importados podría absorberse, al menos en parte, gracias a los beneficios obtenidos por los instaladores. Por otra parte, podría mantenerse el liderazgo tecnológico de la UE en el mercado de paneles solares, que depende de que exista en la Unión una industria de fabricación de estos productos, y podría generarse empleo.

P: ¿Cuáles son las principales conclusiones de la investigación antisubvenciones?

R: La investigación antisubvenciones se inició el 8 de noviembre de 2012 a raíz de una denuncia presentada por el mismo denunciante y aún no ha concluido. Las medidas antisubvención provisionales deberían imponerse, en su caso, a más tardar el 5 de agosto de 2013 y las medidas definitivas el 5 de diciembre de 2013. Las alegaciones con respecto a la subvenciones se refieren a préstamos baratos, créditos a la exportación y garantías de bancos públicos, suministro de bienes por el gobierno, subvenciones e incentivos fiscales. Durante el mes de marzo se llevaron a cabo visitas de verificación en los ocho grupos de exportadores incluidos en el muestreo, así como con el gobierno chino a mediados de abril de este año.

P: ¿Cuáles son las consecuencias para la investigación sobre el vidrio solar?

R: La investigación no tiene ninguna relación directa con la denuncia sobre las importaciones de vidrio solar. Se trata de una investigación independiente con respecto a un producto claramente distinto y se basa en las pruebas del caso en cuestión. La conclusión también será independiente y podría conducir a un resultado diferente. El plazo legal para la aplicación, en su caso, de medidas provisionales con respecto al vidrio solar es el 28 de noviembre de 2013.

Pinche aquí si desea más información sobre las investigaciones antidumping y antisubvenciones en relación con el vidrio solar.

P: ¿Cuál es la siguiente fase del procedimiento?

R: La Comisión analizará los comentarios formulados por las partes interesadas en relación con el Reglamento provisional antes de presentar una propuesta de medidas antidumping definitivas. La Comisión Europea podrá proponer al Consejo que concluya el caso sin la adopción de medidas o que imponga medidas antidumping definitivas durante un periodo de cinco años. Con arreglo a las normas vigentes, el Consejo puede rechazar la propuesta de la Comisión por mayoría simple. Las conclusiones finales se publicarán en el Diario Oficial de la Unión Europea a más tardar el 5 de diciembre de 2013.

En caso de que la decisión final sea la de no imponer medidas antidumping definitivas, no se percibirán los derechos provisionales, que serán únicamente en forma de garantías.

Las conclusiones preliminares de la investigación antisubvenciones paralela deberán estar disponibles a principios de agosto.

Más información

IP/13/501 Comunicado de prensa

MEMO/13/499: Observaciones de Karel De Gucht, Comisario de Comercio de la UE, sobre la decisión

MEMO/13/497: Memo

MEMO/13/498: Preguntas y respuestas sobre la decisión de la UE de gravar con aranceles antidumping provisionales los paneles solares originarios de China

Publicación del Reglamento en el Diario Oficial de la Unión Europea

http://eur-lex.europa.eu/LexUriServ/LexUriServ.do?uri=OJ:L:2013:152:0005:0047:es:PDF

MEMO/12/647: La UE inicia una investigación antidumping con respecto a los paneles solares originarios de China, 6 de septiembre de 2012

Otros documentos sobre la investigación antidumping de la UE en relación con las importaciones de paneles solares originarios de China

http://trade.ec.europa.eu/tdi/case_details.cfm?ref=ong&id=1895&sta=21&en=31&page=2&c_order=date&c_order_dir=Down

Más información sobre las relaciones comerciales UE-China

http://ec.europa.eu/trade/policy/countries-and-regions/countries/china/

Preguntas y respuestas sobre los procedimientos antidumping

http://ec.europa.eu/trade/tackling-unfair-trade/trade-defence/anti-dumping/


Side Bar

My account

Manage your searches and email notifications


Help us improve our website