Navigation path

Left navigation

Additional tools

Nota: La UE impone derechos antidumping provisionales a los paneles solares originarios de China

European Commission - MEMO/13/497   04/06/2013

Other available languages: EN FR DE DA NL IT SV PT FI EL CS ET HU LT LV MT PL SK SL BG RO

Comisión Europea

NOTA

Bruselas, 4 de junio de 2013

Nota: La UE impone derechos antidumping provisionales a los paneles solares originarios de China

La Comisión Europea ha impuesto hoy derechos antidumping provisionales a las importaciones de paneles solares y componentes clave (como células y obleas) originarios de China. A raíz de una investigación, se constató que los paneles solares chinos se venden a Europa a un precio muy inferior a su valor normal de mercado. Los derechos se impondrán para atenuar el perjuicio que esta práctica comercial desleal que es el dumping está causando a la industria europea.

Si bien el tipo del dumping se sitúa en el 88 % por término medio, la media de los derechos antidumping impuestos no superará el 47,6 %, porcentaje necesario para eliminar el perjuicio causado a la industria europea por el dumping. Además, a partir del 6 de junio se establecerá un período transitorio de dos meses en el que se aplicará un derecho reducido del 11,8 %. Los derechos tendrán que pagarse como derechos «ad valorem», es decir, como porcentaje del valor de la importación. Son provisionales y en total se imponen por un período máximo de seis meses.

La investigación seguirá adelante. Las medidas definitivas, en su caso, que tendrían una duración de cinco años, deberían imponerse en un plazo de quince meses a partir del inicio, es decir, a principios de diciembre de 2013 a más tardar.

Los productos que abarca la investigación son los paneles solares y sus componentes clave, como células y obleas solares. Para fabricar un panel solar, las obleas solares se transforman en células, que, a su vez, se ensamblan formando módulos, es decir, paneles. Algunos productores se dedican a la producción integrada, que abarca las tres etapas de fabricación, mientras que otros solo fabrican obleas, células y/o módulos.

Investigación y conclusiones

La investigación se inició el 6 de septiembre de 2012, a raíz de una denuncia presentada por EU ProSun, una asociación industrial, que afirma que los paneles originarios de China están siendo objeto de dumping en la UE, ya que se venden a precios inferiores al valor de mercado, y están causando un perjuicio importante a la industria fotovoltaica de la UE (MEMO/12/647).

La investigación se ha llevado a cabo dentro de un estricto marco jurídico y en ella se ha analizado de manera exhaustiva el dumping practicado por las empresas exportadores chinas, el perjuicio sufrido por la industria fotovoltaica de la UE como consecuencia de ese dumping y el interés de todos los operadores de la UE (productores, proveedores de componentes como el silicio, instaladores, importadores, usuarios y consumidores de la Unión). Se ha puesto de manifiesto lo siguiente:

  1. los productores exportadores practican dumping en China: los paneles solares chinos se venden en el mercado europeo a un precio muy inferior al valor normal de mercado, resultando en unos márgenes de dumping del 88 % por término medio, lo que significa que el precio justo de un panel solar chino vendido a Europa debería ser un 88 % mayor que el precio al que se está vendiendo; en algunos casos se han detectado márgenes de dumping de hasta el 112,6 %;

  2. la industria de la Unión afectada ha sufrido un perjuicio importante, que se ha traducido en la pérdida de cuotas de mercado en la UE, la caída de los precios de venta y el descenso de la rentabilidad y que ha dado lugar a varios casos de insolvencia entre los productores de la Unión;

  3. existe un nexo causal entre el dumping y el perjuicio constatado;

  4. la adopción de medidas no es contraria al interés de la Unión.

A partir de estas conclusiones, se ha tomado la decisión de imponer un derecho antidumping en dos etapas: durante dos meses deberá pagarse un derecho del 11,8 %, mientras que, a partir del 6 de agosto, se aplicará a los paneles solares originarios de China un derecho de entre el 37,3 % y el 67,9 % (un promedio del 47,6 %). A partir del 6 de agosto, las empresas chinas que han cooperado en la investigación tendrán que pagar aranceles inferiores, mientras que las que no han cooperado tendrán que hacer frente a aranceles superiores.

¿Cómo se ha calculado el derecho?

En general, para establecer los tipos del derecho se recurre a la «regla del derecho inferior». La «regla del derecho inferior» es un compromiso OMC-plus de la UE que permite a la Comisión establecer un derecho a un nivel inferior que el margen del dumping cuando dicho nivel inferior es suficiente para eliminar el perjuicio sufrido por la industria de la Unión. Se trata de un planteamiento justo que beneficia a los exportadores y va más allá de las obligaciones de la OMC. En la práctica, el margen del perjuicio es la cantidad «que elimina el perjuicio», es decir, su objetivo es aumentar los precios hasta un nivel que permita a la industria de la UE vender obteniendo un beneficio razonable.

Además, habida cuenta de las circunstancias excepcionales y, en particular, de la necesidad de garantizar la estabilidad del suministro a corto plazo, se considera adecuado introducir los derechos provisionales progresivamente, en dos etapas. La aplicación de un derecho inferior durante un período garantizará el suministro suficiente para satisfacer toda la demanda, mientras se permite a la industria de la Unión adaptarse a la situación y aumentar el suministro gradualmente.

Dado que la UE no reconoce a China como una «economía de mercado», se ha elegido la India como el país análogo más adecuado y razonable. China no se ha opuesto a esta elección. En realidad varias partes, incluida China, han propuesto la India y manifestado una clara preferencia por encima de otras alternativas, como los Estados Unidos.

¿En qué se basa la Comisión Europea para tomar la decisión de imponer derechos provisionales?

Los procedimientos antidumping están sujetos a unas normas bien definidas, tanto en las normas de la OMC como en la legislación de la UE, los dos conjuntos de reglas más detallados de todas las áreas políticas comerciales.

Cuando una industria de la UE considera que las importaciones de un producto procedentes de un tercer país están siendo objeto de subvenciones o se están vendiendo a precios inferiores al valor del mercado y están causando un perjuicio a la industria de la UE que produce el mismo producto, dicha industria de la UE puede presentar una denuncia ante la Comisión Europea. EU ProSun, una asociación industrial, presentó una denuncia en relación con los paneles solares y sus componentes clave originarios de China. Aportó pruebas de la posible existencia de dumping y de subvenciones que estaban causando un perjuicio a los productores europeos. El 6 de septiembre y el 8 de noviembre de 2012, respectivamente, la Comisión inició un procedimiento antidumping y un procedimiento antisubvención.

A lo largo de todo el procedimiento, se escuchó a todas las partes. La Comisión Europea envió cuestionarios a las distintas partes interesadas, como son los productores exportadores, los productores de la Unión, los importadores, los proveedores de componentes como el silicio, los instaladores, así como las asociaciones que los representan. Pidió información acerca de las exportaciones, la producción, las ventas y las importaciones de paneles solares. Tras recibir las respuestas de las partes interesadas, funcionarios de la Comisión comprobaron los datos sobre el terreno, en los locales de la mayoría de las empresas que cooperaron.

Durante toda la investigación, las partes interesadas tienen derecho a presentar sus opiniones y a enviar información a la Comisión, así como a participar en audiencias. La Comisión ha tenido en cuenta todas las observaciones recibidas hasta el momento y las ha abordado en el Reglamento provisional.

Ahora, las partes interesadas disponen de un plazo de treinta días para presentar nuevas observaciones, que la Comisión abordará durante el resto de la investigación.

La Comisión aplica métodos de cálculo trasparentes y coherentes en todos los casos. Todas las partes interesadas pueden acceder a la versión no confidencial del expediente. Los derechos se deciden con arreglo a cálculos detallados basados en los datos presentados por las partes y comprobados por la Comisión. El tipo del derecho, en su caso, se impone para eliminar el perjuicio causado a la industria de la UE y para restablecer unas condiciones de igualdad, ni más ni menos; por tanto, los derechos nunca tienen carácter punitivo. En este caso, se ha optado por un enfoque todavía más moderado, al imponerse un derecho del 11,8 % durante los dos primeros meses.

A partir de la información recabada, la Comisión determinó provisionalmente que se había practicado un dumping significativo y que el perjuicio importante sufrido por la industria de la Unión era resultado de las importaciones objeto de dumping. El examen también incluyó otros factores que podían haber contribuido al perjuicio.

Además, la Comisión llevó a cabo la llamada «prueba del interés para la Unión», en la que se examina si la posible adopción de medidas podría resultar, en general, más costosa para la economía de la Unión que el beneficio que dichas medidas pudieran reportar a los denunciantes. La UE es el único miembro de la OMC que sistemáticamente realiza este tipo de pruebas y, con ello, va sistemáticamente más allá de sus obligaciones en el marco de la OMC. Con carácter provisional, la Comisión ha considerado que cualquier posible efecto negativo de las medidas para los productores de la Unión sería compensado por los beneficios económicos.

La Comisión ha calculado el nivel del derecho que es necesario para compensar los efectos perjudiciales del dumping. Las medidas se han impuesto en función del perjuicio (del 47,6 % por término medio), que es inferior al dumping (del 88 % por término medio), es decir, aplicando la llamada «regla del derecho inferior». Ello significa que el nivel del derecho es suficiente para restablecer unas condiciones de igualdad para la industria de la UE afectada.

¿Qué ocurre a continuación?

Los derechos antidumping provisionales se imponen por un período de seis meses. El derecho del 11,8 % entra en vigor el 6 de junio a las 24.01 horas, hora local, es decir, el derecho antidumping se aplica a las importaciones de paneles solares una hora más tarde en Dover que, por ejemplo, en el puerto de Rotterdam.

Tras la decisión tomada hoy, la Comisión comunicará sus conclusiones a las partes interesadas, quienes, a continuación, dispondrán de un mes para enviar observaciones. Seguirá adelante la investigación, y las medidas definitivas, en su caso, tendrían que imponerse el 5 de diciembre de 2013 a más tardar.

Una vez que la Comisión ha establecido sus conclusiones iniciales, existen disposiciones legales que permiten que ambas partes sugieran soluciones negociadas. La Comisión ha señalado que está abierta a debatir con China otras medidas, que serían equivalentes al derecho del 47,6%. Tanto las normas de la OMC como el Derecho de la UE (artículo 8 del Reglamento de base sobre antidumping de la UE) ofrecen esta posibilidad, mediante un compromiso relativo al precio: el compromiso de no vender por debajo de un precio mínimo. Existen una serie de requisitos legales en relación con este compromiso; los principales son: que la medida propuesta elimine el nivel de dumping perjudicial, que pueda funcionar en la práctica y que su aplicación pueda ser supervisada.

El denunciante también tiene la posibilidad de retirar su denuncia en cualquier fase del procedimiento. En ese caso, la Comisión puede optar por poner fin a la investigación.

El 5 de diciembre de 2013 a más tardar, la Comisión Europea puede proponer al Consejo: a) que ponga fin al asunto sin adoptar medidas; o b) que adopte medidas antidumping definitivas por un período de cinco años. Con arreglo a las normas vigentes, el Consejo puede rechazar la propuesta de la Comisión por mayoría simple. Las conclusiones finales se publicarán en el Diario Oficial de la Unión Europea.

Hechos clave para contextualizar esta investigación

Cuota de mercado:

En 2011-2012, las importaciones chinas representaron más del 80 % del mercado de la Unión. Si no se toman medidas, es probable que la cuota de mercado de China siga creciendo aún más. Por consiguiente, existe el riesgo de que la industria de la Unión, que dispuso del 13 % de cuota en el mercado de la Unión durante el mismo período, cese rápidamente su actividad por completo. En 2009, los productores de la UE todavía disponían de una cuota del 19 % en el mercado de la UE.

Exceso de capacidad en China:

En 2012, la capacidad de producción de China se situaba por encima de los 55 gigavatios (GW), lo que supone en torno al 15 % del consumo mundial. Dicho de otro modo, en la actualidad China tiene capacidad para producir una vez y media la cantidad de paneles solares que el mundo demanda. En 2012, el exceso de capacidad de producción de China se situaba en torno a los 27 GW, es decir, alrededor del 90 % de la demanda mundial. En 2012, el consumo de la UE era de unos 15 GW. Por tanto, en 2012, el exceso de capacidad de producción de China representaba prácticamente el doble de toda la demanda de la UE. Este exceso de capacidad es el resultado de un boom masivo de inversiones apoyadas por el gobierno en los últimos años. Téngase en cuenta que hace tres años, en 2009, la capacidad de producción de China solo era de 6,5 GW.

Insolvencias en la UE:

Según los datos disponibles durante el período considerado (de 2009 a julio de 2012):

  1. en torno a cuarenta productores de la UE se declararon insolventes;

  2. en torno a seis productores de la UE cesaron la producción (algunos parcialmente);

  3. en torno a dos productores de la UE abandonaron la actividad solar;

  4. en torno a cuatro productores de la UE fueron absorbidos por inversores chinos.

Impacto en el empleo:

El estudio publicado por la consultora Prognos, encargado por un grupo de interés que se oponía a la investigación antidumping, sugirió que, si se tomaban medidas, se pondrían en riesgo doscientos cuarenta y dos mil puestos de trabajo. La Comisión cree que dicho estudio sobrestima significativamente las pérdidas de empleo en la UE derivadas de la adopción de medidas. Entre otras cosas, se basa en datos de 2011, año en que la demanda fue especialmente elevada. Al año siguiente, el consumo descendió sustancialmente y, por consiguiente, el número de puestos de trabajo también lo hizo. El estudio de Prognos no tiene en cuenta esta evolución. Por otro lado, una mayoría de proyectistas e instaladores no dependen exclusivamente del sector solar, ya que realizan otras actividades empresariales. Los proveedores de componentes (polisilicio, maquinaria, etc.) están presentes en todo el mundo y deberían poder compensar la pérdida parcial del mercado chino aumentando el suministro a otros mercados, mientras que los importadores también deberían poder abastecerse en otros terceros países.

En otro estudio, publicado por PriceWaterhouseCoopers, se llegó a la conclusión de que el método utilizado en el estudio de Prognos no es fiable ni coherente y de que las medidas tendrían un impacto global positivo en el empleo.

Comercio UE-China:

En 2012, la UE importó bienes de China por un valor de 289 700 millones de euros, mientras que las exportaciones de la UE a China ascendieron a 143 800 millones de euros. El comercio bilateral de mercancías entre la UE y China ya supera con creces los mil millones de euros diarios. En 2012, la UE importó paneles solares de China por un valor de 11 500 millones de euros aproximadamente.

Registro de las importaciones

A raíz de la solicitud de la industria de la Unión, y partiendo de los datos facilitados, el 5 de marzo de 2013 se publicó un Reglamento para someter a registro las importaciones de paneles solares de China (Publicación en el Diario Oficial de la Unión Europea). Fue una medida administrativa. Si se llega a la fase de adopción de medidas definitivas del procedimiento, será posible decidir si se adoptan medidas con carácter retroactivo (hasta tres meses antes de la imposición de derechos provisionales; probablemente a partir del 5 de marzo de 2013).

Investigación antisubvención

Está en marcha una investigación antisubvención paralela, que se inició el 8 de noviembre de 2012 a raíz de una denuncia presentada por el mismo denunciante (MEMO/12/844). Las medidas antisubvención provisionales, en su caso, deberían imponerse el 7 de agosto de 2013 a más tardar. Al igual que en la investigación antidumping, las medidas definitivas, en su caso, tendrían que imponerse a principios de diciembre de 2013 a más tardar.

Más información

IP/13/501 Comunicado de prensa

MEMO/13/499: Observaciones de Karel De Gucht, Comisario de Comercio de la UE, sobre la decisión

MEMO/13/498: Preguntas y respuestas sobre la decisión de la UE de gravar con aranceles antidumping provisionales los paneles solares originarios de China

MEMO/12/647: La UE inicia una investigación antidumping con respecto a los paneles solares originarios de China, 6 de septiembre de 2012

Otros documentos sobre la investigación antidumping de la UE en relación con las importaciones de paneles solares originarios de China

http://trade.ec.europa.eu/tdi/case_details.cfm?ref=ong&id=1895&sta=21&en=31&page=2&c_order=date&c_order_dir=Down

Más información sobre las relaciones comerciales UE-China

http://ec.europa.eu/trade/policy/countries-and-regions/countries/china/

Preguntas y respuestas sobre los procedimientos antidumping

http://ec.europa.eu/trade/tackling-unfair-trade/trade-defence/anti-dumping/

Publicación del Reglamento en el Diario Oficial de la Unión Europea

http://eur-lex.europa.eu/LexUriServ/LexUriServ.do?uri=OJ:L:2013:152:0005:0047:es:PDF


Side Bar

My account

Manage your searches and email notifications


Help us improve our website