Navigation path

Left navigation

Additional tools

Hacia una estrategia sobre las lesiones graves causadas en accidentes de tráfico — Preguntas frecuentes

European Commission - MEMO/13/232   19/03/2013

Other available languages: EN FR DE DA NL IT SV PT FI EL CS ET HU LT LV MT PL SK SL BG RO

Comisión Europea

Memo

Bruselas, 19 de marzo de 2013

Hacia una estrategia sobre las lesiones graves causadas en accidentes de tráfico — Preguntas frecuentes

Hasta ahora las actividades en materia de seguridad vial en la UE han tenido un gran éxito. Durante el último período estratégico 2001-2010, el número de víctimas mortales en las carreteras de la UE se redujo un total del 43 %, muy cerca de alcanzar el objetivo estratégico de «reducir a la mitad las muertes en carretera antes de 2010». No obstante, por cada persona fallecida en la carretera, se estima que se producen diez heridos graves. Por otra parte, en lo que atañe a las lesiones graves, las mejoras alcanzadas no son tan impresionantes. Los datos facilitados por los Estados miembros muestran una disminución de solo el 36 % entre 2001 y 2010. Además del sufrimiento humano causado por tales lesiones, los costes socioeconómicos generados se calculan en cerca del 2 % del PIB anual de la UE.

Hacia una estrategia sobre las lesiones

Por estos motivos, la Comisión Europea ha publicado hoy un documento sobre lesiones graves causadas en accidentes de tráfico en el que esboza los próximos pasos hacia una estrategia global de la UE sobre dicha materia, en particular:

  1. una definición común de lesión grave en accidente de tráfico,

  2. una orientación útil a los Estados miembros para mejorar la recogida de datos relativos a los accidentes graves de tráfico, y

  3. el principio de adoptar a escala de la UE un objetivo de reducción de las lesiones graves causadas en accidentes de tráfico.

Abordar la cuestión de las lesiones graves — ¿Cuál es la situación actual?

Se calcula que cada año aproximadamente 250 000 personas resultan gravemente heridas en accidentes de tráfico, frente a las 28 000 víctimas mortales de accidentes de tráfico en 2012.

Las lesiones graves más comunes causadas en accidentes de tráfico son las de cabeza y cerebrales, seguidas de lesiones en las piernas y en la columna vertebral. Muchas lesiones graves causan sufrimiento a lo largo de toda la vida o discapacidades permanentes. Los usuarios de la vía pública vulnerables, como peatones, ciclistas, motociclistas o usuarios de determinados grupos de edad, especialmente las personas de edad avanzada, se ven especialmente afectados por las graves lesiones causadas en accidentes de tráfico. Las lesiones graves causadas en accidentes de tráfico se producen con más frecuencia en las zonas urbanas que en las vías interurbanas.

¿Qué podemos hacer?

Un factor clave que ha contribuido a afrontar con éxito el problema de los accidentes mortales de carretera ha sido el planteamiento basado en los resultados adoptado en dos estrategias decenales consecutivas de la UE en materia de seguridad vial. Es evidente que, sobre la base de la experiencia de las actividades eficaces centradas en los accidentes mortales de carretera, podía resultar sumamente beneficioso aplicar un enfoque similar a las lesiones graves pero no mortales causadas en accidentes de tráfico. Para ello, sin embargo, se requieren datos claros y precisos para evaluar la escala, la índole y la causalidad compleja de las lesiones graves, así como tener en cuenta el seguimiento de la repercusión de actuaciones posteriores.

¿Cuál es el problema con los datos sobre las lesiones?

Una falta de definiciones comunes y una generalizada comunicación insuficiente e inexacta implican que la información sobre la escala y la índole de las lesiones graves son insuficientes, carentes de detalles e incompletas. Es probable que el número total de personas gravemente heridas en accidentes de tráfico sea notablemente superior al realmente notificado.

Actualmente, los Estados miembros utilizan definiciones diferentes, a menudo sin base médica, para lesión grave, así como diferentes métodos para la recopilación de los datos. Por ejemplo, algunos Estados miembros definen una persona gravemente herida como alguien que necesita asistencia hospitalaria; otros como alguien que debe permanecer hospitalizado durante más de 24 horas; y algunos Estados miembros cuentan con definiciones nacionales basadas en listas de diagnósticos.

En la actualidad, también hay un gran número de comunicaciones inexactas e insuficientes en materia de lesiones graves. La comunicación inexacta se produce porque las «evaluaciones sobre el terreno» de la policía han sido a menudo el único método utilizado para determinar el grado de gravedad de las lesiones que debe registrarse en las bases de datos sobre seguridad vial. En muchos casos, no existe un seguimiento apropiado con registros hospitalarios de las evaluaciones. Un gran porcentaje de accidentes no mortales no se señalan en ningún caso (por ejemplo, la información insuficiente se produce porque la policía no siempre recibe el aviso de los accidentes). Algunas lesiones se clasifican como graves aunque no lo sean. Algunos estudios han indicado que solo se declaran realmente alrededor del 70 % de las lesiones graves.

Esta falta de documentación debe corregirse. Solo con una mejor comprensión de la situación pueden elaborarse eficazmente actuaciones y políticas destinadas a reducir el número de lesiones graves y minimizar sus consecuencias a largo plazo. Es necesaria una mejor comprensión de las tendencias de las lesiones causadas en accidentes de tráfico para hacer comparaciones internacionales.

¿Qué proponemos?

La Comisión ha esbozado hoy tres etapas para favorecer el desarrollo de una estrategia global de la UE en materia de lesiones.

1. Una definición común de lesiones en accidentes de carretera

Una definición común de lesiones graves es una condición previa para una intervención eficaz. Sin una definición armonizada de lesiones graves, la magnitud y la verdadera naturaleza del problema de las lesiones graves no pueden entenderse plenamente ni hacerse comparaciones coherentes.

Para avanzar en este tema, la Comisión propuso a los Estados miembros examinar las opciones para una definición común en una reunión del Grupo de alto nivel en materia de seguridad vial, compuesto por expertos en seguridad vial que representan a los Estados miembros de la UE, en junio de 2012. La escala de traumatismo ya existente «Maximum Abbreviated Injury Score» (MAIS1) se consideró la opción preferible para una definición común. En su reunión de enero de 2013, el Grupo de alto nivel confirmó esta opción.

¿Qué es la escala de traumatismo MAIS?

MAIS es una escala de traumatismo internacionalmente aceptada utilizada por los profesionales de la medicina. Ofrece una base objetiva y fiable para la recogida de datos. La puntuación del herido se determina en el hospital con la ayuda de una clave de clasificación detallada. La escala de puntuación va de 1 a 6, considerándose los niveles 3 a 6 como lesiones graves. MAIS también permite subclasificaciones detalladas.

Los beneficios de utilizar este sistema de clasificación específico son su elevado grado de validez y fiabilidad. La utilización de una clave de clasificación detallada reduce el riesgo de diagnóstico arbitrario y podría reducirse considerablemente el riesgo de notificación inexacta. Por otro lado, también es internacionalmente comparable. Algunos Estados miembros ya han empezado a utilizar este método para clasificar las lesiones causadas en accidentes de tráfico. El sistema está bien implantado y es ampliamente utilizado por el personal médico, por lo que no es necesario desarrollar nuevos sistemas.

Por lo tanto, los Estados miembros podrían enviar datos sobre lesiones graves y leves, indicando el nivel de gravedad según el MAIS.

2. Una recopilación de datos fiables para lesiones graves

La prioridad es conseguir un número total más exacto de personas que resultan gravemente heridas en accidentes de tráfico, así como una mejor comprensión de las lesiones específicas. Es imprescindible contar con una definición común de «lesión grave» independientemente de que los diferentes sistemas de información puedan utilizarse para recoger eficazmente los datos.

El Grupo de alto nivel en materia de seguridad vial identificó tres grandes opciones para que los Estados miembros mejoren el envío de información:

  1. Datos hospitalarios: con la nueva definición de lesión grave causada en accidente de tráfico, la evaluación será efectuada normalmente por el personal médico en el hospital y se notificará desde allí a la base de datos de accidentes de tráfico. Esta opción es fácil de introducir y proporcionará datos precisos y fiables sobre las lesiones, sin embargo no ofrecerá información adicional sobre las causas y las características de los accidentes facilitada por los informes policiales.

  2. Datos combinados policiales y hospitalarios: el método que podría dar la imagen más completa reuniría los datos pertinentes de la policía y los de los hospitales. Esta es la opción preferida por la Comisión ya que proporciona la información más completa.

  3. Coeficientes nacionales: como opción de compromiso, la opción más sencilla es seguir con el actual sistema de información basado en los informes policiales, pero aplicando un coeficiente corrector nacional para obtener una «verdadera» estimación del número total.

Lo más importante es que esta flexibilidad implica que todos los Estados miembros deberían poder aplicar uno de los tres métodos con tiempo suficiente para recopilar los datos, utilizando la definición común de lesiones graves, en 2014, y notificar el primer conjunto de datos en el transcurso de 2015.

3. Fijación de un objetivo

Un objetivo de reducción estratégico y razonablemente ambicioso con respecto a las lesiones graves podría completar la actual estrategia de seguridad vial de la UE, según lo previsto en las orientaciones políticas 2011-2020 de la Comisión. Un objetivo a escala de la UE podría complementarse con los objetivos pertinentes que adopten los Estados miembros a nivel nacional. Los Estados miembros también podrían fijar un objetivo más ambicioso o adoptar objetivos secundarios, por ejemplo para determinados grupos de usuarios de la carretera, regiones o situaciones de tráfico.

Basándose en la información recibida con la definición común y los sistemas de recogida de datos, la Comisión propondrá un objetivo paneuropeo que se adopte, por ejemplo, para el período 2015-2020. A continuación, también será posible comenzar a explorar campos de actuación para reducir la gravedad de los accidentes, lo que llevará a una futura adopción de medidas concretas.

¿Cuánto cuestan los accidentes de tráfico?

Es muy difícil evaluar en detalle todos los costes relacionados con los accidentes de tráfico. Los costes incluyen no solo los gastos de tratamiento médico, rehabilitación, adaptaciones a la discapacidad, seguros y sistemas de ayuda social, sino también los efectos económicos en la sociedad y en los empresarios que pierden miembros de su mano de obra. Los miembros de la familia de la persona herida también pueden verse afectados si tienen que convertirse en cuidadores. La estimación más generalizada es que, para la UE, los costes totales representan aproximadamente el 2 % del PIB anual de la UE2, es decir, unos 250 000 millones de euros en 2012.

¿Cuál es el siguiente paso?

En junio de 2013, los Ministros de Transportes debatirán sobre el enfoque de la Comisión en favor de una estrategia de las lesiones graves causadas en accidentes de tráfico. Cada Estado miembro decidirá el método que más les convenga para recoger y notificar los datos y estará en condiciones de comenzar a aplicar la nueva definición común y los procedimientos de recogida de datos en 2014.

La Comisión estará en condiciones de publicar estos datos en 2015. Con un fuerte apoyo político (del Consejo y del Parlamento Europeo) sobre la base de la información recibida, la Comisión propondrá un objetivo paneuropeo que se adopte, por ejemplo, para el período 2015-2020. A continuación, también será posible comenzar a explorar campos de actuación para reducir la gravedad de los accidentes, lo que llevará a una futura adopción de medidas concretas.

¿Qué medidas se proponen?

Es demasiado pronto para decidir las medidas concretas. El primer paso es recopilar datos e información fiables sobre la magnitud y el tipo de problema. Utilizar un mayor número de datos y más comparables ayudará a centrar las acciones futuras en la manera más eficaz y en áreas prioritarias. Sin embargo, los ámbitos clave podrían incluir:

  1. Impacto de la colisión: complementar los trabajos en curso sobre prevención de accidentes para centrarse en instrumentos y técnicas que puedan reducir la gravedad de las lesiones que no pueden evitarse (vehículo y diseño de infraestructuras).

  2. Primeros auxilios y servicios de emergencia: la ayuda recibida en la primera hora después de un accidente es fundamental para reducir el riesgo de graves consecuencias. Se calcula que si el tiempo transcurrido entre el choque y la llegada de los servicios de emergencia se reduce de 25 a 15 minutos, el número de muertes se reducirá en un tercio3.

  • Investigación en profundidad sobre las lesiones causadas por choques para fomentar el desarrollo de medidas de seguridad y comprender mejor las complejas causas. Las actuaciones y las políticas para reducir las lesiones graves causadas en accidentes de tráfico deben basarse en datos empíricos.

¿Habrá alguna propuesta legislativa sobre lesiones graves causadas en accidentes de tráfico?

No se puede partir de la hipótesis de que todos los ámbitos de esta estrategia requieran una legislación a escala de la UE. Más bien, como ocurre con todas las medidas en materia de seguridad vial, la responsabilidad será compartida y exigirá la adhesión de una multitud de partes interesadas, de acuerdo con los principios de subsidiariedad y proporcionalidad. Será necesario combinar adecuadamente legislación, acciones de sensibilización, ejecución, ingeniería, cooperación y transferencia de conocimientos entre las partes interesadas pertinentes, por ejemplo, a través del Observatorio Europeo de la seguridad vial, además de fomentar la investigación.

Más información:

IP/13/236

http://ec.europa.eu/transport/road_safety/topics/serious_injuries/index_en.htm

1 :

La Comisión Europea reconoce que la AIS (en todas sus versiones) es propiedad de la Asociación para el progreso de la medicina de la automoción (AAAM), propietaria de los derechos de autor. La denominada AIS (Abbreviated Injury Scale) se menciona en este documento de trabajo de los servicios de la Comisión solamente con fines informativos.

2 :

OMS, Informe mundial sobre prevención de los traumatismos causados por el tránsito, 2004.

3 :

Rocío Sánchez-Mangas, Antonio García-Ferrer, Aranzazu de Juan, Antonio Martín Arroyo - The probability of death in road traffic accidents. How important is a quick medical response?, 2010


Side Bar

My account

Manage your searches and email notifications


Help us improve our website