Chemin de navigation

Left navigation

Additional tools

Autres langues disponibles: EN PT

European Commission

MEMO

Brussels, 18 January 2012

Cumbre entre la Unión Europea y la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC)
Santiago de Chile, 26 y 27 de enero de 2013
RELACIONES DE LA UE CON AMÉRICA LATINA Y EL CARIBE

En los últimos años, los países de América Latina y el Caribe (ALC) han registrado un fuerte crecimiento económico a nivel colectivo (un promedio de crecimiento del PIB a escala regional del 4,5 % durante el periodo 2010-2012). Este fenómeno ha generado una creciente confianza y les ha llevado a afirmar su voluntad de desempeñar un papel más activo a escala internacional, por ejemplo, en cuestiones relacionadas con la economía mundial (en el seno del G-20) y en las negociaciones multilaterales sobre cambio climático o desarrollo sostenible.

La Asociación Estratégica entre la UE y los países de América Latina y el Caribe, instaurada en Río de Janeiro en 1999, siempre se ha basado en el principio de igualdad y se ha asentado sobre la convicción compartida de que, en un mundo interdependiente como el actual, ambas partes obtienen provecho de su colaboración y tienen intereses en común. Esto se traduce en una cooperación activa y dinámica permanente en diversos ámbitos – económico, comercial y de inversión, cuestiones políticas y de seguridad, medio ambiente, vínculos interpersonales, etc – tanto entre ambas regiones como entre la UE y cada uno de los países ALC.

La Asociación Estratégica UE-ALC no solo abarca el diálogo político, la cooperación y las relaciones económicas, sino que permite además a ambas regiones afirmar con mayor eficacia sus respectivas posturas en cuestiones de alcance mundial y a defenderlas mejor en el contexto multilateral. En cada una de la seis Cumbres UE-ALC celebradas hasta el momento (con una periodicidad de dos años, aproximadamente) se ha logrado intensificar el diálogo y los contactos a nivel político y se ha conseguido estrechar la cooperación en una amplia serie de aspectos como el comercio y la inversión, el cambio climático, la migración, la lucha contra el tráfico de drogas, la promoción de los derechos humanos, la educación, la cultura, la ciencia y la tecnología. Esta dinámica culminó en la última Cumbre, celebrada en Madrid en mayo de 2010, en la adopción de un Plan de Acción General.

Se han celebrado ya, o están en curso de celebración, una serie de acuerdos con países concretos y con grupos de países de la región, como, por ejemplo, el Acuerdo de Asociación con América Central, el Acuerdo Comercial con Perú y Colombia, los acuerdos comerciales con México y Chile (vigentes, respectivamente, desde 2000 y 2002 y que se han revelado muy fructíferos) y el Acuerdo de Asociación Económica con el Caribe. A escala bilateral, la UE ha celebrado también asociaciones estratégicas con México y Brasil.

Relaciones económicas1

La inversión constituye un pilar fundamental de la relación UE-CELAC. Los vínculos en materia de inversión son impresionantes. La UE se mantiene como el principal inversor extranjero en los países de la CELAC con una inversión extranjera directa (IED) total de 385 000 millones de EUR en 2010. Esta cifra supone el 43 % de la IED total de la región. La IED de la UE en los países de la CELAC es superior a la que lleva a cabo en Rusia, China y la India conjuntamente considerados. Además, la IED de la UE está muy diversificada y abarca desde aquellos sectores en los que la presencia europea viene siendo tradicional, como el comercio y el turismo, hasta nuevos sectores, como la construcción y las finanzas, contribuyendo a diversificar las bases para un crecimiento económico permanente. La inversión de la UE en los países de la CELAC contribuye a incrementar la competitividad y el desarrollo social y económico. La relación UE-ALC en materia de inversión beneficia a ambas partes ya que, a lo largo de los últimos años, las empresas de América Latina y del Caribe han ido incrementando sus inversiones en la UE.

Con la entrada en vigor del Tratado de Lisboa, la UE ha adquirido nuevas competencias en términos de protección de las inversiones de la UE. En la región de la CELAC, la UE fomenta una inversión de calidad y responsable desde el punto de vista social y ambiental. Evidentemente, esta inversión de calidad solo podrá llevarse a cabo en el contexto de un marco normativo igualmente de calidad, que garantice el Estado de Derecho y la aplicación del principio de seguridad jurídica tanto en beneficio de los inversores nacionales como de los internacionales.

Es fundamental que exista un entorno favorable para las empresas, con carácter abierto, transparente, no discriminatorio y estable, que permita brindar seguridad jurídica a los inversores, pues esta última es esencial para propiciar una actividad de inversión de calidad y responsable desde el punto de vista social. La UE está dispuesta a colaborar con sus socios de la CELAC en el ámbito de la Responsabilidad Social Empresarial, que forma asimismo parte integrante de su estrategia de inversión.

Se observan nuevas oportunidades en el ámbito del comercio. Desde hace algunos años, los intercambios comerciales entre la UE y la región de la CELAC vienen experimentando un rápido crecimiento (por ejemplo, el intercambio de mercancías entre la UE y América Latina ha aumentado más del doble a lo largo de la última década –hasta alcanzar los 214 000 millones de EUR– (un 6,5 % del comercio total de la UE). No obstante, aunque la asociación se ha revelado muy fructífera, existe todavía un potencial de expansión considerable. Para aprovecharlo, es preciso desarrollar en mayor medida las relaciones comerciales con México y Chile, garantizar la aplicación de los acuerdos con el Caribe, América Central, Colombia y Perú, y celebrar negociaciones con la región MERCOSUR, a la que pertenece Brasil, noveno socio de la UE a escala mundial en el sector de la importación y la exportación. Resulta asimismo importante abstenerse de aplicar medidas proteccionistas. En el contexto de la Cumbre, la UE hará hincapié en la importancia de fomentar el libre comercio como instrumento fundamental para el respaldo del crecimiento económico y del desarrollo.

Prioridades en la relación UE-ALC

Para hacer frente a los retos que plantean la crisis económica y financiera mundial, el cambio climático y la migración, la UE estableció en 2009 una serie de prioridades que deben guiar sus relaciones con la región ALC.

  • Intensificación del diálogo en los ámbitos financiero y macroeconómico, ambiental y energético o científico y de investigación, incrementando la cooperación en los mismos.

  • Consolidación de la integración y la interconectividad regionales (a través, por ejemplo, de un nuevo instrumento denominado Mecanismo de Inversión en América Latina, cuyo principal objetivo es obtener financiación adicional para el apoyo de la inversión en América Latina).

  • Consolidación de las relaciones bilaterales con los países ALC socios, complementando paralelamente la ayuda de la UE a las asociaciones regionales mediante acuerdos específicos.

  • Adecuación de los programas de cooperación a las necesidades de los países, sin circunscribirse a los ámbitos tradicionalmente cubiertos por la cooperación al desarrollo

  • Fomento de la participación de la sociedad civil en la Asociación Estratégica, por ejemplo, mediante la creación de una fundación UE-ALC.

La UE y ALC colaboran también en otros ámbitos de interés como los que se enumeran a continuación:

  • la Iniciativa Conjunta de Investigación e Innovación, que promueve la sostenibilidad y la inclusión social haciendo especial hincapié en la ciencia, la investigación, la tecnología y la innovación;

  • el Diálogo Estructurado UE-CELAC sobre Migración, que aporta una estructura para el intercambio de buenas prácticas y el desarrollo de capacidades a fin de hacer frente a los desafíos en materia de migración entre ambas regiones;

  • el Mecanismo de Coordinación y Cooperación UE-CELAC en materia de Drogas, que constituye una plataforma para el diálogo estratégico destinada a hacer frente al problema que suponen las drogas a escala mundial y que abarca aspectos relacionados con la reducción tanto de la oferta como de la demanda de estupefacientes.

A lo largo de la pasada década, la UE ha contribuido asimismo a la reducción de la pobreza y la desigualdad social mediante la concesión de ayuda al desarrollo a la región por valor de 3 000 millones de EUR, con cargo al Instrumento de Cooperación al Desarrollo para América Latina (2 700 millones de EUR durante el periodo 2007-2013) y al Fondo Europeo de Desarrollo (900 millones de EUR durante el periodo 2007-2013). Más del 40 % de los fondos destinados actualmente a la cooperación con América Latina se dedican al fomento de la cohesión social (es decir, la lucha contra la pobreza, la desigualdad y la exclusión), y se brinda también un apoyo sustancial a la integración regional, el comercio, la inversión y el medio ambiente.

El incremento del comercio y de la inversión contribuirá al logro de una mejora duradera del nivel de vida de la sociedad en su conjunto, siempre que vaya acompañado de las adecuadas políticas económicas y sociales a escala nacional.

Cumbres UE- países ALC

Las cumbres birregionales que se celebran con carácter periódico entre la UE y América Latina y el Caribe constituyen el máximo exponente de la Asociación Estratégica entre ambas regiones. Tras la primera Cumbre fundacional celebrada en Río de Janeiro, Brasil, en 1999, se han sucedido varias cumbres bienales en Madrid, España (2002); Guadalajara, México (2004); Viena, Austria (2006); Lima, Perú (2008); y Madrid, España (2010). Cada uno de esos encuentros ha propiciado la intensificación de las relaciones entre la UE y ALC.

La Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) es una nueva estructura destinada a la coordinación política de los 33 países de la región que se instituyó oficialmente durante una cumbre regional celebrada en diciembre de 2011. En la actualidad, Chile ocupa la Presidencia de esta organización, que tiene carácter rotatorio. Los países de América Latina y el Caribe han señalado que, a partir de ahora, la CELAC desempeñará el papel de interlocutor de la UE en el proceso de asociación birregional, también en el contexto de las cumbres.

Así pues, la Cumbre que se celebrará en Santiago de Chile los días 26 y 27 de enero de 2013 será la Séptima Cumbre UE-ALC y la Primera Cumbre UE-CELAC.

1 :

Fuente: EUROSTAT, enero de 2013.


Side Bar

Mon compte

Gérez vos recherches et notifications par email


Aidez-nous à améliorer ce site