Navigation path

Left navigation

Additional tools

MEMO/13/1144

European Commission - MEMO/13/1144   13/12/2013

Other available languages: EN FR DE DA NL IT SV PT FI EL CS ET HU LT LV MT PL SK SL BG RO HR

Comisión Europea

NOTA INFORMATIVA

Bruselas, 13 de diciembre de 2013

El refuerzo los derechos de los consumidores de la UE se está haciendo realidad en toda Europa

Justo a tiempo para el período de fiestas, los compradores de toda Europa disponen ya desde hoy de un nuevo conjunto de derechos que protegen a los consumidores: es hoy cuando los Estados miembros deben incorporar a su ordenamiento nacional la Directiva sobre los derechos de los consumidores. La normativa de la UE afianzará los derechos de los consumidores en los veintiocho Estados miembros, en particular por lo que se refiere a las compras en línea. Las nuevas normas disponen, por ejemplo, un plazo de desistimiento de 14 días, lo que significa que los consumidores pueden, si cambian de idea, devolver las mercancías por el motivo que sea.

«La nueva normativa sobre los derechos de los consumidores son una excelente noticia para los 507 millones de consumidores europeos: ya no habrá casillas previamente marcadas al comprar un billete de avión, ni costará un riñón pagar en línea con tarjeta de crédito; este es un regalo de Navidad por anticipado», ha declarado la Vicepresidenta Viviane Reding, Comisaria de Justicia de la UE. «Esta mejora de las normas de protección en la UE reforzará la confianza de los consumidores. En estos tiempos de dificultades económicas este paquete de medidas de estímulo es el menos oneroso que Europa puede implantar. La Comisión analizará ahora si cada uno de los Estados miembros ha hecho sus deberes y aplicado las normas correctamente.»

La Comisión Europea presentó en octubre de 2008 una propuesta consistente en un conjunto de derechos de los consumidores (IP/08/1474). Tras alcanzar un acuerdo sobre la legislación en 2011, los Gobiernos han tenido dos años para aplicar estas normas a nivel nacional; en el día de hoy, ello debería ser un hecho. El acuerdo final entre el Parlamento Europeo y el Consejo sobre la Directiva sobre derechos de los consumidores fue negociado por la Comisaria de Justicia de la UE, Viviane Reding, en junio de 2011, y adoptado formalmente el 10 de octubre de 2011 (MEMO/11/675). Hoy se cumple el plazo para que los Estados miembros notifiquen a la Comisión las leyes nacionales de transposición de la legislación europea sobre derechos de los consumidores. Estas leyes nacionales deben estar vigentes a partir del 13 de junio de 2014.

Las 10 mayores ventajas aportadas por la nueva Directiva en beneficio de los consumidores:

1) Las nuevas normas propuesta eliminarán gastos y costes ocultos en Internet

Los consumidores estarán protegidos contra las «trampas de costes» en Internet. Es lo que sucede cuando los estafadores intentan engañar a las personas para que paguen por servicios «gratuitos», como horóscopos o recetas. A partir de ahora, los consumidores deberán confirmar explícitamente que son conscientes de que tienen que pagar un precio por tales servicios.

2) Mayor transparencia en los precios

Los operadores comerciales habrán de informar del coste total del producto o servicio, así como de cualquier gasto complementario. Los compradores en línea no tendrán que pagar los gastos y demás costes si no han sido informados adecuadamente antes de realizar un pedido.

3) Prohibición de casillas ya marcadas en los sitios web

Al efectuar una compra en línea –por ejemplo, al comprar un billete de avión–, puede que se le propongan opciones adicionales durante el proceso de compra, como seguros de viaje o coches de alquiler. Puede que esos servicios suplementarios se le ofrezcan a través de casillas ya marcadas. Actualmente, los consumidores se ven a menudo obligados a deseleccionar las casillas si no desean estos servicios suplementarios. Con la nueva Directiva, las casillas ya marcadas quedarán prohibidas en toda la Unión Europea.

4) 14 días para cambiar de opinión respecto a una compra

El período en que los consumidores pueden desistir de un contrato de venta se amplía a catorce días naturales (frente a los siete legalmente establecidos por la actual legislación de la UE). Esto significa que, si cambian de opinión, los consumidores pueden devolver la mercancía por la razón que sea.

Protección adicional frente a la falta de información: Cuando un vendedor no haya informado claramente al cliente sobre el derecho de desistimiento, el período de devolución se ampliará a un año.

Los consumidores quedarán también protegidos y disfrutarán del derecho de retractación respecto a las visitas solicitadas, por ejemplo, cuando un comerciante haya llamado previamente y haya presionado al consumidor para que acepte una visita. Además, ya no se hará distinción entre las visitas solicitadas y no solicitadas, con lo que se evitará la elusión de las normas.

El derecho de retractación se amplía a las subastas en línea, como eBay, aunque las mercancías compradas en las subastas sólo podrán devolverse cuando se hayan comprado a comerciantes profesionales.

El plazo de desistimiento comenzará a partir del momento en que el consumidor reciba las mercancías, en vez de en el momento de celebración del contrato, como es actualmente el caso. Las normas se aplicarán a las ventas por Internet, por teléfono y por correo, así como a las que se efectúen fuera de los comercios, por ejemplo, en el domicilio del consumidor, en la calle, en una reunión «tupperware» o durante una excursión organizada por el comerciante.

5) Mejora del derecho a reembolso

Los comerciantes deberán devolver a los consumidores el dinero del producto en un plazo de 14 días a partir del desistimiento, incluidos los gastos de entrega. En general, es el operador quien asumirá los riesgos de cualquier daño que sufra la mercancía durante el transporte, hasta que ésta se encuentre en manos del consumidor.

6) Introducción de un modelo de formulario de desistimiento para toda la UE

Los consumidores contarán con un modelo de formulario de desistimiento que podrán utilizar (aunque no estarán obligados a ello) si cambian de opinión y desean desistir de un contrato celebrado a distancia o en su domicilio. Ello hará el desistimiento más fácil y rápido, independientemente del lugar de la UE donde se haya celebrado el contrato.

7) Supresión de los recargos por utilizar tarjetas de crédito y líneas directas

Los comerciantes no podrán cobrar a los consumidores por pagar mediante tarjeta de crédito (u otros medios de pago) más de lo que realmente les cuesta ofrecer esos medios de pago. Los comerciantes que operan por teléfono a través de líneas directas, que permiten al consumidor contactar con ellos en relación con el contrato, no podrán cobrar más de la tarifa básica de las llamadas telefónicas.

8) Información más clara sobre quién paga los productos devueltos

Si el comerciante desea que el consumidor corra con los gastos de devolución del producto si cambia de opinión, tendrá que informarle claramente al respecto por anticipado; en caso contrario, tendrá que pagar él mismo los gastos de devolución. El comerciante deberá ofrecer, antes de la compra, al menos una estimación clara de los gastos máximos de devolución de mercancías voluminosas –por ejemplo, un sofá– compradas por Internet o por correo, de modo que los consumidores puedan decidir con conocimiento de causa dónde efectúan su compra.

9) Mayor protección de los consumidores con respecto a los productos digitales

La información sobre los contenidos digitales tendrá también que ser más clara, en particular por lo que se refiere a su compatibilidad con hardware y software y a la aplicación de cualquier medida de protección técnica que limite, por ejemplo, el derecho de los consumidores a realizar copias del contenido.

Los consumidores tendrán derecho a desistir de compras de contenido digital, tales como las descargas de música o vídeo, pero solamente hasta el momento en que comience el proceso de descarga real.

10) Las normas comunes permitirán a las empresas vender más fácilmente sus productos en toda Europa.

Entre dichas normas cabe citar:

un conjunto único de normas básicas para los contratos a distancia (ventas por teléfono, correo o Internet) y los contratos celebrados fuera del establecimiento (ventas fuera de los locales de una empresa, por ejemplo, en la calle o a domicilio) en la Unión Europea, que establece unas condiciones de competencia equitativas y reduce los costes de transacción para los comerciantes transfronterizos, especialmente en el caso de las ventas por Internet;

los formularios normalizados facilitarán la vida a las empresas, pues dichos formularios les permitirán cumplir los requisitos en materia de información sobre el derecho de desistimiento;

se aplicarán normas específicas a las pequeñas empresas y a los trabajadores manuales, como un fontanero, por ejemplo. No habrá derecho de desistimiento para las reparaciones urgentes y los trabajos de mantenimiento. Los Estados miembros podrán también eximir de algunas de las obligaciones de información a los agentes económicos que sean solicitados por los consumidores para llevar a cabo en su domicilio trabajos de reparación y mantenimiento de un valor inferior a 200 EUR.

Para más información, véase:

Comisión Europea – Directiva sobre derechos de los consumidores:

http://ec.europa.eu/justice/consumer-marketing/rights-contracts/directive/index_en.htm

Página web de la vicepresidenta Viviane Reding, Comisaria de Justicia de la UE:

http://ec.europa.eu/reding

Para seguir a la vicepresidenta en Twitter: @VivianeRedingEU

Seguir la Justicia de la UE en Twitter @EU_Justice

Personas de contacto:

Mina Andreeva (+32 2 299 13 82)

Natasha Bertaud (+32 2 296 74 56)


Side Bar

My account

Manage your searches and email notifications


Help us improve our website