Navigation path

Left navigation

Additional tools

Other available languages: EN

Comisión Europea

MEMO

Bruselas, 6 de diciembre de 2012

P&R: la UE impugna las restricciones de importación de Argentina en el marco de la OMC

La UE solicita hoy a la Organización Mundial del Comercio que establezca un grupo especial, en un intento de que se levanten las restricciones de importación de Argentina, que están afectando negativamente al comercio y la inversión de la UE.

La UE ha cooperado estrechamente con los Estados Unidos, Japón y México para llegar a la decisión de hoy. Los tres socios han impugnado las mismas medidas restrictivas impuestas por Argentina.

¿Cuál es el problema?

Las importaciones se enfrentan desde hace tiempo a una serie de restricciones al entrar en el mercado argentino.

  1. Licencias de importación no automáticas: En principio, los miembros de la OMC pueden exigir a los importadores que soliciten una licencia de importación como requisito previo para importar mercancías. Cuando los requisitos de licencias son de carácter automático, deben concederse previa presentación de una solicitud. En Argentina, sin embargo, las licencias en cuestión no son automáticas.

Las licencias de importación no automáticas no son compatibles con la OMC, salvo que estén justificadas en casos excepcionales de conformidad con las normas de dicha organización. Esas excepciones se pueden conceder por motivos de seguridad, con arreglo a las reglas de salvaguardia, o por razones de balanza de pagos y desarrollo. Por otra parte, para justificarse con arreglo a las normas de la OMC, una licencia no automática debe satisfacer asimismo diversas reglas de procedimiento; por ejemplo: una licencia debe tramitarse en un plazo de treinta días. Argentina, por el contrario, expide licencias de importación no automáticas de manera discrecional con procedimientos pesados, plazos que se alargan hasta seis meses con condiciones más allá de lo aceptable y faltas de transparencia.

  1. Requisitos de autorización previa («Declaración Jurada Anticipada de Importación», DJAI): En febrero de 2012, Argentina introdujo un nuevo requisito de autorización previa que se aplica a todas las importaciones. Los productos sometidos al régimen de licencias de importación no automáticas deben seguir además el nuevo procedimiento de autorización previa que da lugar a largas esperas y ocasiona importantes costes para muchas empresas.

  2. Además, se solicita a los importadores de determinadas categorías de mercancías que se comprometan a limitar sus importaciones, para equilibrarlas con exportaciones o inversiones en instalaciones de producción en Argentina. Esta práctica adopta una forma sistemática y no escrita y con frecuencia se utiliza como un requisito previo para el despacho a plaza de las mercaderías importadas en la frontera.

Estas medidas son contrarias al marco comercial no discriminatorio al que se han adherido los miembros de la OMC, incluida Argentina. Concretamente, la UE considera que esas reglas son incompatibles con la prohibición de establecer restricciones cuantitativas y con las normas del Acuerdo sobre Procedimientos para el Trámite de Licencias de Importación.

¿Qué productos se ven afectados?

Desde 2005, se ha sometido a un número cada vez mayor de mercancías al régimen de licencias de importación no automáticas. Desde comienzos de 2011, este requisito afecta a más de seiscientas líneas arancelarias, como por ejemplo las correspondientes a juguetes, bicicletas, ciclomotores, maquinaria eléctrica, productos textiles y calzado, neumáticos, tubos de hierro, máquinas y aparatos mecánicos, metales comunes y sus productos derivados, vehículos de gama alta, piezas para automóviles, otros productos de automoción, muebles, electrodomésticos, calentadores, decoración interior, papel, aparatos eléctricos, productos alimenticios, medicamentos, productos de vidrio, productos químicos y teléfonos móviles.

Desde febrero de 2012, este requisito de autorización previa (DJAI) se aplica a todas las importaciones.

¿Qué efecto están teniendo estas medidas?

Las medidas argentinas están bloqueando importaciones a ese país y desaniman el comercio y la inversión.

El carácter distorsionante de las medidas argentinas lo confirman los informes de empresas que han debido esperar hasta seis meses para recibir una licencia de importación o a las que se les ha denegado sin justificación. Algunas empresas también han informado acerca de determinados productos que ya no están disponibles en el mercado argentino y sobre el ambiente empresarial inestable, opaco y discriminatorio.

En 2011, el régimen argentino de licencias de importación no automáticas afectó a las exportaciones de la UE por valor de 500 millones EUR. Esta cifra, no obstante, no tiene en cuenta suficientemente el comercio potencialmente afectado ya que no incluye los flujos comerciales que se han bloqueado a causa de las restricciones. Sin embargo, la escalada de medidas restrictivas del comercio en 2012 y la ampliación de los procedimientos de autorización previa a todos los productos han hecho que el valor del comercio potencialmente afectado haya ascendido a 8 300 millones de euros, el valor total de las exportaciones de la UE a Argentina en 2011.

¿Están justificadas las medidas para proteger la economía argentina?

Las medidas restrictivas del comercio forman parte de un paquete puesto en marcha por Argentina en apoyo a su economía, que incluye el objetivo de reindustrializar el país, controlar el déficit comercial e introducir medidas de sustitución de importaciones.

No obstante, su aplicación ha dado lugar a una grave perturbación del comercio y la inversión y ha colocado en desventaja a los socios de Argentina en la OMC.

Las decisiones de política interior pertenecen al ámbito de la soberanía nacional, pero no se pueden llevar a cabo en detrimento de los miembros de la OMC incumpliendo los compromisos comerciales internacionales. Si otros miembros de la OMC adoptaran también este tipo de medidas discriminatorias, se le haría al comercio y al crecimiento mundial un daño demoledor.

Las políticas de sustitución de importaciones han mostrado históricamente su ineficacia y además provocan un efecto de «empobrecimiento del vecino» sobre los demás países.

¿Qué ha hecho hasta ahora la UE?

La UE le ha planteado la cuestión a Argentina repetidamente, tanto a nivel multilateral como bilateral.

La UE ha abordado la cuestión de forma bilateral con Argentina en varias ocasiones, como fue el caso del último Comité Mixto con Argentina, celebrado el 28 de septiembre de 2010, y de una reunión de seguimiento sobre temas comerciales, celebrada el 21 de marzo de 2011. También ha celebrado contactos bilaterales a todos los niveles con las autoridades argentinas.

A nivel de la OMC, las denuncias de la UE se han unido a muchas otras, ya que las medidas argentinas afectan a las importaciones procedentes de todo el mundo. Numerosos miembros de la OMC, incluida la UE, se han mostrado preocupados en muchas ocasiones por las medidas argentinas entre los años 2008 y 2012.

  1. Por ejemplo, en el Consejo del Comercio de Mercancías de la Organización Mundial del Comercio de 30 de marzo de 2012, un mínimo de diecinueve miembros de la OMC se mostraron preocupados por las medidas argentinas

  2. Al menos quince países se quejaron ante el Comité de Licencias de Importación de la OMC de 27 de abril de 2012, que se ocupa en esa organización de los asuntos relativos a la gestión del Acuerdo sobre Procedimientos para el Trámite de Licencias de Importación.

La UE solicitó una consulta en la OMC para la solución de diferencias el 25 de mayo de 2012 (IP/12/503). Las consultas se celebraron los días 12 y 13 de julio de 2012. Estados Unidos, Guatemala, Turquía, Ucrania, México, Canadá, Japón y Australia se sumaron en calidad de terceros. Las consultas no ayudaron a conseguir una solución satisfactoria.

Estados Unidos y Japón también solicitaron una consulta el 21 de agosto de 2012; a la que siguió la consulta de México el 24 de agosto de 2012. Estados Unidos, Japón y México celebraron consultas conjuntamente los días 20 y 21 de septiembre en Ginebra. La Unión Europea, Guatemala, Australia, Canadá y Turquía solicitaron unirse a las consultas. Dichas consultas no han dado lugar a una solución satisfactoria.

La UE ha cooperando estrechamente con los Estados Unidos, Japón y México desde entonces. La decisión de hoy es también el resultado de una estrecha cooperación.

¿Qué va a suceder a continuación?

Como las consultas para la solución de diferencias en la OMC celebradas durante el verano no resolvieron este problema, la UE ha decidido solicitar la creación de un grupo especial de la OMC que se pronuncie sobre la legalidad de las medidas argentinas.

La UE está cooperando estrechamente con los Estados Unidos, Japón y México para preparar la decisión de hoy. Hoy también, los Estados Unidos y Japón han decidido solicitar a la OMC que se pronuncie sobre la diferencia; México fue el primero que solicitó la creación de un grupo especial el 21 de noviembre de 2012.

Las solicitudes de la UE, los Estados Unidos, Japón y México para la creación de un grupo especial estarán por primera vez en el orden del día del Órgano de Solución de Diferencias el 17 de diciembre de 2012.

En esa reunión, Argentina puede, de conformidad con las normas sobre solución de diferencias de la OMC, oponerse a la creación del mencionado grupo. Por tanto, el grupo especial quedará constituido automáticamente en la próxima reunión del Órgano de Solución de Diferencias en enero de 2013. Tras la creación del grupo, las partes y/o el Director General de la OMC lo constituirán seleccionando a sus tres miembros, que pondrán en marcha a su vez el procedimiento de resolución efectiva.

Otros países pueden adherirse a esta denuncia en una fase posterior.

Más información

Sobre las relaciones comerciales de la UE con Argentina

Sobre el papel de la UE en el Órgano de Solución de Diferencias de la OMC

Estadísticas comerciales UE-Argentina


Side Bar

My account

Manage your searches and email notifications


Help us improve our website