Navigation path

Left navigation

Additional tools

Comisión Europea

NOTA INFORMATIVA

Bruselas, 24 de octubre de 2012

Pobreza: La Comisión propone un nuevo Fondo de Ayuda Europea para los Más Necesitados; preguntas frecuentes

(véase también IP/12/1141)

¿Cómo funcionaría el Fondo?

Presentaría un nivel de flexibilidad considerable. Los Estados miembros planificarían sus programas para 2014‑2020 en función de su situación y sus preferencias nacionales y regionales (por ejemplo, si prefieren distribuir alimentos o bienes, o una combinación de ambos). A continuación, la Comisión aprobaría los programas nacionales, y las autoridades nacionales decidirían de manera individual si la ayuda se suministra a través de organizaciones asociadas (a menudo no gubernamentales). En los Fondos de Cohesión ya se utiliza un enfoque similar.

Las autoridades nacionales podrían, bien comprar ellas mismas los alimentos o bienes y ponerlos a disposición de las organizaciones asociadas, bien entregar a estas los fondos. Cuando una organización asociada se encargue de comprar los alimentos o bienes, podrá optar entre distribuir ella misma la asistencia material o confiar la distribución a otras organizaciones asociadas.

¿Por qué el Fondo propuesto se centra en los alimentos, las personas sin hogar y los niños que padecen privaciones materiales?

El objetivo del Fondo propuesto es ayudar a los más necesitados, a las personas sin hogar y a los niños que padecen privaciones materiales a escapar del círculo vicioso de la pobreza y las privaciones y, de este modo, contribuir de manera concreta a lograr el objetivo de Europa 2020 de reducir en al menos 20 millones el número de personas en situación o en riesgo de pobreza.

Una de las características principales de la privación material es la incapacidad de acceder a alimentos de una calidad adecuada y en cantidades suficientes, lo que en la Organización Mundial de la Salud se define como una necesidad básica. Otra forma especialmente grave de pobreza extrema y exclusión es la carencia de vivienda. Se calcula que en Europa hay en la actualidad 4,1 millones de personas sin hogar.

El nuevo instrumento también se destinará de manera explícita a los niños, ya que estos están más expuestos a la pobreza que el resto de la población y padecen formas de privación material que hacen que tengan menos probabilidades que otros niños en mejor situación económica de sacar buenas notas en el colegio, disfrutar de buena salud y explotar todo su potencial como adultos.

La razón por la que el nuevo Fondo propuesto se centraría en estas formas de privación material extrema no es solo por el hecho de que sean una posible amenaza para la vida, sino también porque el no disponer de alimentos suficientes y carecer de bienes básicos, como es la ropa, imposibilita a las personas más afectadas para escapar de la pobreza y la exclusión e, incluso, aprovechar las medidas de formación o asesoramiento.

¿Cómo se seleccionarían las organizaciones asociadas?

Las organizaciones asociadas serían organismos públicos u organizaciones no gubernamentales que los Estados miembros seleccionarían a partir de criterios objetivos y transparentes.

¿Cómo ayudaría la asistencia pasiva a las personas a salir de la pobreza?

En primer lugar, garantizar que las personas dispongan de suficientes alimentos y bienes básicos, como la ropa, es una condición previa para que puedan siquiera esperar conseguir un empleo y, de este modo, escapar de la pobreza y la exclusión. Les permite, por ejemplo, participar en acciones de formación. En segundo lugar, el Fondo propuesto es más que una simple ayuda pasiva. Los programas nacionales para la ejecución del Fondo tendrían que contener medidas de inclusión social activas y el Fondo propuesto podría utilizarse para financiar en parte tales medidas.

Habida cuenta de que en la UE 40 millones de personas carecen de alimentos, ¿es suficiente el presupuesto previsto?

El Fondo no pretende llegar a los 40 millones de personas que carecen de alimentos en Europa, sino a quienes se encuentran en una situación económica especialmente mala. Los Estados miembros serían los encargados de centrar sus programas en los más necesitados. Por otro lado, debería quedar claro que los 2 millones solo se refieren al número adicional de personas a las que se puede ayudar gracias a la financiación de la UE. En total, el número de personas a las que se ayudaría con financiación directa del Fondo, cofinanciación de los Estados miembros y contribuciones en especie de las organizaciones asociadas sería de unos 4 millones.

¿De dónde procedería el dinero? ¿Se deduciría de las asignaciones nacionales de los Fondos Estructurales a los Estados miembros?

De conformidad con la propuesta de marco financiero plurianual de junio de 2011 (véase IP/11/799), los 2 500 millones de euros procederían de la partida presupuestaria de la Política de Cohesión. Dicho de otro modo, la dotación presupuestaria global propuesta en el marco financiero plurianual no solo cubre el Fondo Social Europeo y el Fondo Europeo de Desarrollo Regional, sino también el nuevo Fondo propuesto para los más necesitados.

¿De qué manera el Fondo Social Europeo se vería complementado por este Fondo?

El Fondo propuesto ayudaría a las personas a escapar del círculo vicioso de la pobreza y las privaciones, ofreciéndoles soluciones temporales, es decir, satisfaciendo sus necesidades más básicas, de manera que estén en disposición de conseguir un empleo o asistir a un curso de formación o asesoramiento como los financiados por el Fondo Social Europeo. Las personas que no disponen de alimentos o ropa en cantidades suficientes o carecen de bienes esenciales no pueden asistir a cursos de formación o asesoramiento.

¿Por qué se va a suspender el programa de distribución de alimentos para las personas más necesitadas de la Comunidad (PMN), que está dando buenos resultados?

El programa de ayuda a las personas más necesitadas (PMN) se creó en 1987 para aprovechar adecuadamente los excedentes agrícolas de la época, poniéndolos a disposición de los Estados miembros que quisieran utilizarlos como ayuda alimentaria para las personas más necesitadas de la Comunidad. Sin embargo, las sucesivas reformas de la política agrícola común, combinadas con el aumento simultáneo de los precios de los alimentos en los mercados internacionales, permiten esperar que los mercados de productos agrícolas de la UE permanezcan equilibrados —por término medio— durante el período considerado (2011‑2020), por lo que no sería necesaria la intervención.

Por otro lado, el 13 de abril de 2011, en un asunto presentado por Alemania y secundado por Suecia, el Tribunal General dictaminó en contra de las asignaciones monetarias concedidas a los Estados miembros en el marco del PMN de 2009 para compras de alimentos en el mercado.

La ausencia prevista de existencias de intervención ha hecho que el PMN pierda su razón de ser, por lo que se suspenderá a partir de 2013.

¿Por qué con el nuevo Fondo podrían utilizarse las existencias de intervención si el programa actual, basado en dichas existencias, tiene que ser suspendido?

Si bien se espera que las existencias de intervención agrícolas de la UE se mantengan en un nivel muy bajo, los mercados alimentarios son muy volátiles. Es posible que en unos años, si caen los precios de mercado de determinados productos, las existencias de intervención contengan alimentos. En esos casos, podría resultar económicamente ventajoso para el nuevo Fondo utilizarlos una vez que se hayan recuperado los precios, y la propuesta permite esa posibilidad.


Side Bar

My account

Manage your searches and email notifications


Help us improve our website