Navigation path

Left navigation

Additional tools

Carta del Presidente Barroso al Presidente del Parlamento Europeo, Sr. Martin Schulz

European Commission - MEMO/12/661   12/09/2012

Other available languages: EN FR DE DA NL IT SV PT FI EL CS ET HU LT LV MT PL SK SL BG RO GA

Comisión Europea

MEMO

Bruselas, 12 Septiembre 2012

Carta del Presidente Barroso al Presidente del Parlamento Europeo, Sr. Martin Schulz

"Estimado presidente Schulz:

En mi discurso de hoy sobre el estado de la Unión, ofrezco una clara visión política del futuro de nuestra Unión. Los retos que subrayo requerirán visión, coherencia y eficacia por parte de las instituciones de la UE. Utilizando su derecho de iniciativa, la Comisión presentará una serie de propuestas en los próximos meses destinadas a responder a los retos identificados en mi discurso. En consonancia con el acuerdo marco entre el Parlamento Europeo y la Comisión, y como continuación del diálogo estructurado entre los miembros de la Comisión y varias comisiones parlamentarias, recojo en la presente carta los principales elementos que guían la preparación del programa de trabajo de la Comisión para 2013 y más adelante.

Nuestro principal imperativo político es reformar la economía europea para lograr un crecimiento sostenible y generador de empleo. Esta es una enorme tarea que corresponde a todos los sectores de la sociedad. Así, la Comisión presentará su próximo programa de trabajo a través de una serie de objetivos clave que luego se materializarán en varias iniciativas concretas. Estos objetivos se basan en las reflexiones del propio Parlamento sobre acciones clave para el futuro. La presente carta debería alimentar nuestro diálogo político permanente durante el período previo a la adopción, el mes que viene, del programa de trabajo de la Comisión del próximo año. El programa de trabajo incluirá iniciativas clave que se propondrán en 2013 -Año Europeo de los Ciudadanos- y 2014, lo que nos sitúa, a mediados de 2014, ante las próximas elecciones al Parlamento Europeo. Más específicamente, tendrá por objeto garantizar una mayor sostenibilidad y seguir ofreciendo todo lo que es necesario para alcanzar los objetivos de la Estrategia Europa 2020.

Ámbitos prioritarios

Lo que sigue es una indicación del trabajo que la Comisión está realizando actualmente. Dicho trabajo está también sujeto a un mayor diálogo entre nuestras Instituciones. El programa de trabajo solo estará finalizado tras la reunión de la Conferencia de Presidentes de Comisión con la Comisión, prevista para el 2 de octubre.

Una Unión Económica y Monetaria verdadera y profunda

En mi discurso de hoy sobre el estado de la Unión, he anunciado la intención de la Comisión de presentar un plan integral con vistas a una Unión Económica y Monetaria verdadera y profunda. Existe un fuerte consenso en torno al hecho de que esto es indispensable para el futuro de la economía europea. La combinación de una Unión Bancaria, una Unión Fiscal y los elementos necesarios de una Unión Política proporcionaría esa plataforma segura necesaria para favorecer un crecimiento, empleo y competitividad sostenibles. Ya estamos impulsando esta agenda a través de propuestas concretas con vistas a la creación de un mecanismo único de supervisión de los bancos que la Comisión acaba de adoptar y que, junto con las propuestas existentes en materia de requisitos de capital de los bancos, garantía de depósitos y resolución bancaria, requerirán la atención prioritaria del Parlamento Europeo y del Consejo en los próximos meses. Por otra parte, espero que podamos finalizar rápidamente la adopción de las propuestas conocidas como «paquete de dos», presentadas por la Comisión el pasado año.

Al mismo tiempo, la reactivación económica solo tendrá éxito si se basa en un sentido de la justicia y la equidad. Así, la Comisión intensificará sus esfuerzos por combatir el fraude y la evasión fiscal y garantizar que todos los sectores contribuyan de forma equitativa al erario público. Es urgente que el Consejo llegue a un acuerdo por lo que se refiere a la Directiva revisada sobre la fiscalidad del ahorro, y contar con mandatos que permitan a la Comisión negociar con los países vecinos unos acuerdos más estrictos sobre la fiscalidad del ahorro. Es ya evidente que la propuesta de un impuesto sobre las transacciones financieras, que les expuse en mi discurso sobre el estado de la Unión del pasado año, tiene que seguir adelante en el marco de una cooperación reforzada. La Comisión dará una respuesta positiva y rápida a cualquier solicitud de avanzar en esta dirección.

Las futuras medidas podrían incluir:

  • Nuevas propuestas para completar el marco regulador de los servicios financieros y la unión bancaria, incluidas propuestas legislativas que permitan abordar los riesgos sistémicos relacionados con las entidades no bancarias y la banca en la sombra, y otras medidas para reforzar la identificación y prevención de los riesgos inherentes a las actividades bancarias.

  • Como parte de la actual profundización de la gobernanza económica de la UE, un mayor desarrollo de la coordinación ex ante y apoyo a los planes de reforma de la política económica de los Estados miembros en el contexto del Semestre Europeo.

  • Acciones para fomentar la concesión de financiación a largo plazo en favor de la economía productiva.

  • Un plan de acción para combatir el fraude y la evasión fiscal.

  • Propuestas que abordan el problema de los paraísos fiscales y las técnicas agresivas de planificación fiscal practicadas por las empresas.

  • Propuestas relacionadas con la banca minorista, y en particular con la transparencia en materia de comisiones, y una mayor capacidad de los consumidores para cambiar de banco.

Fomentar el empleo y el crecimiento en el mercado único, y una nueva política industrial

El avance tecnológico y el cambio global son actualmente dos retos cruciales para Europa. Convertirlos en oportunidades de crecimiento requiere unas medidas capaces de hacer más atractiva la inversión en la UE y fomentar el espíritu empresarial en la UE de forma que puedan aflorar y prosperar nuevas empresas. La Comisión seguirá exigiendo unas reformas que permitan al mercado único aprovechar todo su potencial, en particular a través de una nueva Acta del Mercado Unico que propondremos en octubre. También en octubre de 2012, la Comisión presentará varias propuestas relativas a una política industrial moderna, a las que seguirán un plan de acción que nos ayude a lograr una Europa más empresarial durante el otoño y una iniciativa en el sector del automóvil de aquí a finales de año. Debemos aprovechar al máximo la dimensión europea si queremos desarrollar realmente el potencial de innovación, eliminar el estigma del fracaso empresarial y garantizar que la inversión se orienta en lo sucesivo hacia las industrias que constituirán la base fundamental de la economía europea del futuro. Sobre la base de estas propuestas clave, el programa de trabajo podría también incluir iniciativas destinadas a:

  • Promulgar nuevas normas sobre ayudas estatales para la investigación, el desarrollo y la innovación.

  • Intensificar nuestro trabajo en materia de normas, certificación y etiquetas.

  • Modernizar nuestro enfoque de los derechos de propiedad intelectual.

  • Estimular e impulsar la inversión privada, así como el acceso al capital, en particular por lo que se refiere a las PYME.

  • Desarrollar un nuevo enfoque europeo del fracaso empresarial y la insolvencia.

Garantizar la cohesión social invirtiendo en las personas

La UE debe seguir adoptando a nivel europeo medidas que puedan ayudar a abordar el desempleo a que se enfrentan hoy día millones de personas. Debemos seguir prestando una especial atención a los jóvenes, afectados especialmente por el desempleo. Debemos asimismo tener en cuenta en nuestro enfoque el reto a largo plazo de una sociedad envejecida y la necesidad de dotar a los europeos de las competencias globales que serán cruciales para el desarrollo de las empresas y, por ende, para la creación de empleo y para nuestra futura prosperidad. Preparar el mercado laboral europeo con vistas a una mayor empleabilidad será esencial para relanzar el crecimiento, orientar nuestra acción a los diferentes grupos, como los más vulnerables o los altamente cualificados, y aprovechar las ventajas de una mayor innovación en los sistemas de enseñanza y formación y en los servicios de empleo. Las futuras medidas que podrían incluirse en el programa de trabajo son iniciativas encaminadas a:

  • Promulgar un paquete de asistencia social.

  • Facilitar la libre circulación de los trabajadores.

  • Mejorar el acceso al mercado laboral de los grupos vulnerables.

  • Ampliar la Iniciativa para la Juventud en materia de empleo y movilidad.

Interconectar Europa

Unas redes eficaces serán esenciales para las perspectivas de futuro de Europa y este es un ámbito en que la dimensión europea es especialmente importante para alcanzar el éxito. Invertir en unas infraestructuras modernas y en la economía digital desbloqueará el crecimiento en todo el mercado único. Las industrias de red en Europa tienen que ser resistentes, seguras y competitivas, y aprovechar al máximo la innovación. La Comisión está trabajando para garantizar que los europeos puedan conectarse a Internet en cualquier lugar, en cualquier momento y a través de cualquier dispositivo de aquí a 2015, y para que de aquí a 2020 la UE esté totalmente interconectada más allá de redes y fronteras. Tenemos que «conectar para competir» y seguir trabajando en la creación de un verdadero espacio europeo de transporte regido por normas europeas. La Comisión seguirá construyendo un sistema de transportes competitivo, sostenible e inteligente, en particular mediante un nuevo paquete ferroviario y una iniciativa sobre transporte limpio que se adoptará a finales de año. Seguiremos asimismo desarrollando nuestra Política Marítima Integrada. El programa de trabajo podría incluir medidas destinadas a:

  • Utilizar la tecnología para derribar las barreras entre redes, garantizar una mayor seguridad de la red y mejorar las posibilidades de elección del consumidor.

  • Liberar el ancho de banda a través de una política del espectro de la UE activa y crear el marco adecuado para explotar todo el potencial de la computación en nube.

  • Lanzar una nueva etapa en el Cielo Único Europeo.

  • Alinear los sistemas de IVA para prevenir las posibles distorsiones y facilitar los intercambios en el comercio electrónico transfronterizo.

Uso sostenible y eficiente de los recursos

La futura economía europea necesita utilizar más eficazmente los recursos existentes y reducir sus emisiones de gas de efecto invernadero. Los avances en esta dirección pueden también liberar nuestro potencial de innovación y, por ende, de crecimiento, lo que influirá directamente en nuestra prosperidad y niveles de empleo. El programa de trabajo podría incluir iniciativas para:

  • Encuadrar la política climática y energética para ofrecer a las inversiones una perspectiva a largo plazo más allá de 2020.

  • Galvanizar las oportunidades tecnológicas para fomentar la eficiencia energética en el sector del transporte.

  • Revisar las directivas sobre la calidad del aire.

  • Permitir el desarrollo de redes energéticas inteligentes y contadores inteligentes.

  • Hacer un seguimiento de la Cumbre Río + 20.

Una Europa segura y protegida

La UE se asienta en los sólidos cimientos de los derechos fundamentales y el Estado de Derecho. Uno de los mayores logros de la UE es la libertad que ofrece a nuestros ciudadanos para vivir, viajar, trabajar y hacer negocios en otros Estados miembros de la UE. Al mostrarnos eficaces en nuestra lucha contra la delincuencia o la corrupción, o al controlar eficazmente nuestras fronteras exteriores, estamos protegiendo estos derechos y libertades. También tenemos responsabilidades, como la de reforzar los instrumentos que nos permiten enfrentarnos a situaciones potencialmente difíciles relacionadas con la emigración, salvaguardar la salud y la seguridad alimentaria, reaccionar con eficacia ante los desastres naturales o causados por el hombre, y ofrecer refugio a quienes sufren persecución. Entre las acciones que conformarán el programa de trabajo podrían figurar medidas destinadas a:

  • Combatir el blanqueo de capitales y la financiación del terrorismo.

  • Mejorar la circulación de la información sobre antecedentes penales.

  • Establecer una Fiscalía Europea para proteger los intereses financieros de la Unión.

  • Revisar la Directiva sobre seguridad nuclear y presentar propuestas sobre un seguro de responsabilidad nuclear y sobre preparación y respuesta en caso de emergencia nuclear.

  • Elaborar un informe sobre la ciudadanía que subraye la necesidad de una acción más enérgica que nos permita eliminar los obstáculos que impiden a nuestros ciudadanos aprovechar todos los beneficios que les ofrece su pertenencia a la UE.

Europa como actor mundial

La UE tiene una amplia gama de objetivos globales que van desde la defensa de nuestros valores a la protección de nuestros intereses económicos o el fomento del desarrollo. Lograr una UE unida, que se exprese y actúe unitariamente, es la manera más eficaz de proteger esos intereses. Durante el período cubierto por el programa de trabajo, la Comisión se esforzará por:

  • Aplicar nuestra estrategia en varios frentes (asistencia financiera, comercio y movilidad) para apoyar las reformas políticas y económicas de nuestros vecinos.

  • Mejorar las inversiones e intercambios comerciales con socios estratégicos, así como la cooperación multisectorial.

  • Seguir trabajando en la consecución de los Objetivos de Desarrollo del Milenio y participar activamente en el debate internacional sobre los objetivos de desarrollo globales a partir de 2015.

  • Ultimar el próximo paquete anual de medidas relativas a la ampliación.

  • Poner en marcha un Centro de Intervenciones de Emergencia que pueda ayudar a nuestros Estados miembros a enfrentarse a los desastres naturales y causados por el hombre y a reforzar en mayor medida la respuesta de Europa a las crisis en los terceros países.

Una inversión para el futuro: acordar y ofrecer un marco financiero plurianual (MFP) prospectivo

El trabajo de la Comisión durante el próximo año también estará fuertemente condicionado por la necesidad de crear la nueva generación de inversiones con cargo al presupuesto de la UE y por la preparación de la aplicación de próximo MFP, que debería adoptarse antes de que acabe el año. El papel del Parlamento en cuanto a garantizar un presupuesto y unos recursos propios que estén a la altura de las tareas pendientes será clave a la hora de maximizar el potencial del presupuesto de la UE para ofrecer resultados, y la Comisión trabajará en estrecha colaboración con el Parlamento para ultimar toda la legislación sectorial que permitirá a la UE aplicar un presupuesto plurianual modernizado y favorable al crecimiento. El apoyo del Parlamento a la adopción de iniciativas tales como el mecanismo «Conectar Europa» y la iniciativa Horizonte 2020 desempeña un papel crucial en este contexto, junto con su actual apoyo a una Política Agrícola Común y a una Política de Cohesión fuertes.

Reforzar la responsabilidad democrática en la Unión Europea

Una integración más profunda requiere una mayor integración política y un nivel elevado de responsabilidad democrática. Necesitamos garantizar una supervisión democrática efectiva y explicar claramente a los ciudadanos que este proyecto es su proyecto, y no un proyecto exclusivo de las élites políticas y económicas. La propuesta de la Comisión de un Reglamento sobre el estatuto y la financiación de los partidos políticos europeos y las fundaciones políticas europeas -adoptada hoy mismo- constituye un importante avance en la creación de un auténtico espacio político europeo. Pero podemos y debemos hacer mucho más al respecto. En línea con el discurso de hoy, la Comisión desea iniciar, junto con el Parlamento Europeo, una reflexión sobre las medidas pertinentes en relación tanto con el control parlamentario como con la responsabilidad de la actual elaboración de políticas, y con vistas a instituir un marco apropiado para las próximas elecciones al Parlamento Europeo.

Un programa de trabajo que da resultados

Estos objetivos clave enmarcarán la traducción de esa visión más amplia en acciones concretas durante los próximos años. A la hora de finalizar las iniciativas específicas de su programa de trabajo, la Comisión deberá:

  • Concentrar en la fase inicial las medidas con mayor impacto en el crecimiento y la creación de empleo. Dará prioridad a las iniciativas que puedan producir resultados rápidamente, sentando al mismo tiempo las bases para una sostenibilidad a largo plazo. Se dará asimismo prioridad a la aplicación del recientemente acordado Pacto por el Crecimiento y el Empleo.

  • Tratar de conseguir que la UE y las autoridades nacionales actúen al unísono para garantizar que se obtienen los mayores beneficios. Por eso la profundización del enfoque de Europa 2020 es tan importante para alcanzar con éxito los objetivos del crecimiento y el empleo.

Como es habitual, las medidas destacadas en el programa de trabajo solo cubren parte de la carga de trabajo de la Comisión. Se instará a todas las instituciones a dar prioridad a la finalización de las propuestas que ya están sobre la mesa y a contribuir a garantizar que las medidas acordadas se apliquen de forma eficaz. Para la Comisión, esto significa centrar nuestros recursos en propuestas en torno a las cuales pueda alcanzarse un acuerdo político de aquí a mediados de 2014, aplicando no obstante el máximo nivel de normativa inteligente. En este contexto, me gustaría aprovechar la oportunidad para informarles de la intención de la Comisión de retirar su propuesta de Reglamento sobre el ejercicio del derecho a adoptar medidas de conflicto colectivo en el contexto de la libertad de establecimiento y la libre prestación de servicios («Monti II»).

El debate sobre el estado de la Unión de hoy será otro importante componente básico de nuestro diálogo para configurar esta priorización. Será para mí un placer servir de anfitrión a la tercera reunión entre la Conferencia de Presidentes de Comisión y el Colegio, programada para el 2 de octubre. La Comisión también examinará a fondo la resolución sobre las prioridades del Parlamento para 2013, que ha sido adoptada esta semana. En mi opinión, el hecho de que un considerable número de iniciativas que han merecido la atención del Parlamento y sus comisiones sean aquéllas en las que la Comisión está trabajando activamente en estos momentos es un importante indicador de la convergencia de nuestras prioridades. La Comisión tiene previsto adoptar algunas de ellas de aquí a finales de año.

En los últimos años, la UE ha demostrado ser un actor imprescindible en la lucha contra la crisis. Juntos, hemos ofrecido soluciones específicas a las urgencias más acuciantes. Y hemos seguido centrándonos en los retos de Europa a largo plazo. Hemos creado un nuevo sistema de gobernanza económica, hemos reformado nuestro sistema de regulación y supervisión financiera, y hemos mantenido el crecimiento y el empleo en el centro de nuestras actividades. La estrecha asociación entre nuestras instituciones ya ha dado resultados. Ahora tenemos que seguir avanzando, manteniendo el adecuado equilibrio entre unas finanzas públicas saneadas, la reforma estructural y unas inversiones selectivas. Deseo vivamente trabajar con el Parlamento con vistas a desarrollar un programa eficaz que dirija nuestra acción durante el próximo año.

José Manuel BARROSO"


Side Bar

My account

Manage your searches and email notifications


Help us improve our website