Chemin de navigation

Left navigation

Additional tools

Comisión Europea

MEMO

Bruselas, 20 Diciembre 2012

Ficha informativa: normativa de la UE contra la diferenciación por sexos de las tarifas aplicadas en los seguros

¿Qué cambiará el 21 de diciembre?

A partir del 21 de diciembre de 2012, las compañías de seguros en la Unión Europea deberán aplicar el mismo precio por los mismos productos de seguros a hombres y mujeres, sin distinción por razón de sexo. El cambio se aplicará a todos los nuevos contratos de productos de seguros, incluidos los seguros de coche, los seguros de vida y los seguros de renta.

Estas tarifas «unisex» o independientes del género implican que los hombres y las mujeres de las mismas características (por ejemplo, la edad o el estado de salud, dependiendo del producto) deberán pagar el mismo precio por el mismo producto. Las tarifas deberán basarse en otros factores de riesgo, como el comportamiento al volante en el caso de los seguros de automóvil. En otras palabras: las personas ya no tendrán que pagar más, o menos, simplemente por ser hombres o mujeres.

El cambio se aplicará a los contratos celebrados a partir del 21 de diciembre, pero algunas aseguradoras ofrecen a los clientes la posibilidad de celebrar los contratos antes de esta fecha para pólizas que comiencen con posterioridad (hasta 90 días más tarde en algunos casos).

¿Por qué ahora?

La igualdad de género es un derecho fundamental en la UE. El 1 de marzo de 2011, el Tribunal de Justicia de la Unión Europea dictaminó que son discriminatorias las diferencias en el precio de los seguros basadas exclusivamente en el sexo de las personas (MEMO/11/123). El Tribunal de Justicia de la UE sentenció que las primas de seguros diferentes para mujeres y hombres constituyen una discriminación por razón de sexo y, por lo tanto, no son compatibles con la Carta de los Derechos Fundamentales de la UE. Los Estados miembros no están autorizados para abrir excepciones a este importante principio en su legislación nacional.

El Tribunal concedió al sector de los seguros un período transitorio de 21 meses que concluye el 21 de diciembre de 2012 para adaptar sus estructuras tarifarias a las nuevas normas. Hace un año, el 21 de diciembre de 2011, la Comisión Europea publicó una serie de directrices para ayudar al sector a adaptarse a las nuevas normas (IP/11/1581).

¿Cómo afectará a los precios para los clientes?

El cambio tendrá repercusión en las primas individuales para determinados productos de seguros. Anteriormente, los hombres y las mujeres pagaban a veces un precio distinto por diferentes tipos de seguros en función de su sexo. Estos clientes que previamente pagaban menos (como las mujeres jóvenes por el seguro de automóvil) probablemente verán aumentos en sus primas de seguros. Pero de la misma forma, es probable que aquellos que pagaban más (como los hombres por el seguro de vida temporal) paguen menos en el futuro.

En general, los cambios deberían equilibrarse con el tiempo, pero su impacto real es difícil de predecir. En efecto, otros factores entran en juego cuando las aseguradoras calculan sus precios, especialmente el porcentaje de hombres y mujeres en su cartera, el coste de transición y el margen de riesgo para adaptarse a un nuevo sistema y el nivel de competencia en un mercado específico. Así, hay indicios de que los precios en algunos mercados y sectores, por ejemplo el de los seguros de coches en el Reino Unido, han disminuido en general en el periodo previo a los cambios, debido en parte al aumento de la competencia.

Ejemplo 1:

Juan y María tienen 18 años y conducen el mismo tipo de coche. Juan paga actualmente 1 200 € al año por el seguro de automóvil y María 900 Con arreglo a las nuevas normas, Juan y María pagarán la misma prima que, por lo tanto, aumentará en el caso de María y disminuirá en el de Juan.

Ejemplo 2:

Marcos y Katia tienen 40 años, no fuman y no tienen problemas de salud. Marcos paga actualmente 10 000 € al año por un seguro privado para complementar su futura pensión (seguro de renta) y Katia 12 000 €. Si fueran a firmar un nuevo contrato en 2013, es probable que Katia tuviera que pagar menos por el mismo nivel de cobertura, mientras que la prima de Marcos aumentaría.

Ejemplo 3:

Sara y Benjamín tienen 30 años, no fuman y no tienen problemas de salud. En la actualidad pagan 105 € y 150 € al año, respectivamente, por un seguro de vida temporal. Si fueran a firmar un nuevo contrato en 2013, pagarían una prima unisex que probablemente sería mayor para Sara y menor para Benjamín.

¿Cómo pueden evitar los clientes las fuertes subidas en sus primas de seguros?

Con arreglo a las nuevas normas, las aseguradoras establecerán las primas individuales basándose en factores pertinentes no relacionados con el sexo (por ejemplo, el comportamiento al volante para los seguros de coche). Esta medida implica que cuando las primas se basen principalmente en otros factores de clasificación de riesgos distintos del sexo, es probable que no se vean afectadas por las nuevas normas. Por lo general, un conductor más prudente pagará menos que uno imprudente, independientemente de su sexo.

Ejemplo 4:

Sandra paga actualmente 500 € al año por su seguro de automóvil. Es una conductora prudente y lleva conduciendo 20 años. Si fuera a firmar un nuevo contrato en 2013, es muy probable que su prima no se viera afectada por las nuevas normas.

También por esta razón, cabe la posibilidad de que los hombres y las mujeres no siempre acaben pagando el mismo precio por el mismo producto de seguro, debido a diferentes características individuales no relacionadas con el sexo.

Ejemplo 5:

Con arreglo a las nuevas normas, Felipe y Juana, que acaban de obtener sus permisos de conducir, pagan 1 000 € al año cada uno por el seguro de coche. No obstante, si con el tiempo Juana demuestra ser una conductora más prudente que Felipe, su prima de seguro disminuirá más rápidamente que la de él, debido a su comportamiento individual al volante.

Sin embargo, los consumidores pueden tomar ciertas medidas para mitigar el impacto de las posibles subidas de precios. Algunas aseguradoras ofrecen la posibilidad de celebrar contratos con arreglo a las anteriores condiciones tarifarias (es decir, previas al 21 de diciembre de 2012 y no independientes del género) para pólizas que solo comiencen con posterioridad. Otras ofrecen pólizas de seguro de automóvil que supervisan la conducción a través de un dispositivo de «caja negra» y recompensan la prudencia al volante con descuentos en las primas.

Por último, muchos países disponen de páginas web de comparación de precios, que ofrecen a los consumidores la posibilidad de comparar directamente las pólizas de distintas compañías y encontrar la mejor oferta para su propio caso.


Side Bar

Mon compte

Gérez vos recherches et notifications par email


Aidez-nous à améliorer ce site