Navigation path

Left navigation

Additional tools

MEMO/11/710

Bruselas, 19 de octubre de 2011

El paquete de infraestructura energética de la Comisión

¿Por qué necesitamos nuevas tuberías y redes eléctricas?

La infraestructura energética (tuberías, redes eléctricas) es fundamental de cara a todos nuestros objetivos en materia de energía y clima.

Para aumentar el porcentaje de energía procedente de fuentes renovables hasta el 20 % de nuestro consumo energético final para 2020, tenemos que llevar la energía generada por los parques eólicos y las centrales solares hasta los consumidores, para lo cual necesitamos una red más integrada y potente que la existente hoy en día.

Para ahorrar el 20 % de nuestro consumo estimado de energía en 2020 gracias a la tecnología, nos hacen falta contadores y redes inteligentes, que permiten a los consumidores controlar exactamente su consumo de electricidad y ahorrar dinero y energía cambiando sus hábitos.

Para garantizar el abastecimiento de gas también en caso de crisis, tenemos que diversificar nuestras fuentes y construir nuevos gasoductos que puedan transportar el gas directamente a Europa desde nuevas regiones.

Para tener un mercado único operativo con competencia y precios justos y competitivos, necesitamos interconexiones entre los Estados miembros, de manera que las empresas puedan ofrecer su energía en todos los Estados miembros.

¿Cuántas inversiones son necesarias en la UE?

En los diez próximos años harán falta unos 200 000 millones de euros para construir gasoductos y redes eléctricas. En concreto: 140 000 millones de euros para redes de transporte de electricidad de alta tensión, almacenamiento y aplicaciones de redes inteligentes; 70 000 millones para gasoductos, almacenamiento, terminales de gas natural licuado (GNL) e infraestructura de flujos bidireccionales (para que el gas pueda fluir en ambos sentidos), y 2 500 millones de euros para infraestructura de transporte de dióxido de carbono (CO2).

Esto supone que los niveles de inversión actuales tendrán que incrementarse de forma considerable. Comparado con el período comprendido entre 2000 y 2010, esto se traduciría en un aumento del 30 % de las inversiones en el sector del gas y un incremento del 100 % en el sector eléctrico respecto al mismo período anterior.

¿Por qué es necesario que la UE actúe?

Se considera que las inversiones necesarias para alcanzar los objetivos de 2020 no se harán o no se harán a tiempo sobre todo por dos motivos:

1. La permisos de obras llevan mucho tiempo. En la actualidad, construir una línea eléctrica áerea puede llevar más de 10 años.

2. No todas las inversiones necesarias son viables comercialmente. Algunas líneas eléctricas y gasoductos pueden ser inviables comercialmente, porque el mercado por sí solo no ofrece una buena rentabilidad de las inversiones. No es lo mismo proyectar un gasoducto para una región cuyo consumo anual de gas es solo de unos 10 MMC, como en los tres Estados bálticos y Finlandia, que para un país como Alemania, donde el consumo anual es de unos 80 MMC. No obstante, esos países deben estar conectados al mercado europeo de la energía para fomentar la competencia y unos precios al consumo equitativos, además de garantizarse que distintos proveedores de gas pueden intervenir en caso de una crisis del gas.

En algunos casos, dos países son los afectados: uno soporta los costes y el otro obtiene los beneficios. Así ocurre si se instalan compresores para hacer que el gas fluya en ambos sentidos a fin de ayudar al país vecino en caso de crisis del gas o cuando se construyen líneas eléctricas en un país para dar cabida a la generación eólica en exceso de otro país.

¿Qué novedades hay?

La Comisión propone que se seleccionen algunos proyectos de «interés común» importantes para alcanzar sus objetivos en materia de clima y energía. Los proyectos que obtengan esta etiqueta tendrán dos ventajas:

  • Se acogerán a un procedimiento especial de concesión de permisos que será más sencillo, rápido y transparente que los procedimientos normales: Cada Estado miembro designará una única autoridad competente responsable (ventanilla única) para la tramitación de todo el proceso de concesión de permisos, el cual no podrá durar más de tres años.

  • Se podrán acoger a financiación de la UE, en forma de subvenciones, obligaciones para la financiación de proyectos o garantías. En el período 2014-2020 se destinarán 9 100 millones de euros a la infraestructura energética al amparo del Mecanismo «Conectar Europa».-

¿Ha financiado la UE proyectos de infraestructura energética con anterioridad?

Es la primera vez que la UE va a cofinanciar la construcción de una gran infraestructura energética con su presupuesto ordinario. En el período de financiación anterior (2007-2013), la UE financió sobre todo estudios de viabilidad por un importe total de 150 millones de euros. Se invirtieron 3 850 millones de euros en proyectos energéticos al amparo del Plan energético europeo para la recuperación, creado en el marco de la crisis económica y financiera. Se trataba de importes únicos.

¿Cuáles son los criterios de selección de los proyectos de interés común?

Deben tener viabilidad económica, social y ambiental y participar en ellos al menos dos Estados miembros. Otros criterios complementarios propios a cada sector garantizarán especialmente que los proyectos aumenten la seguridad del abastecimiento, hagan posible la integración del mercado, fomenten la competencia, garanticen la flexibilidad del sistema y faciliten el transporte de energía procedente de fuentes renovables a los centros de consumo e instalaciones de almacenamiento.

¿Cómo se seleccionan los proyectos de interés común?

La selección se realiza en dos etapas:

1. Nivel regional: El promotor del proyecto presenta su propuesta al grupo regional pertinente. Estos grupos, que reúnen a los Estados miembros, las autoridades de reglamentación, los gestores de las redes de transmisión y los promotores de los proyectos, elaboran la lista propuesta.

2. Nivel de la UE: La Comisión toma la decisión final acerca de la lista paneuropea de proyectos de interés común. La primera lista se adoptará el 31 de julio de 2013 a más tardar y se actualizará a continuación cada dos años.

¿Cuántos fondos puede recibir un proyecto?

La UE cofinanciará hasta el 50 % de los costes de los estudios y obras y, en circunstancias excepcionales, hasta el 80 % de los proyectos que sean cruciales para la seguridad regional o europea del abastecimiento o la solidaridad, que exijan soluciones innovadores o que presenten sinergias transectoriales.

¿Reciben todos los proyectos de interés común fondos de la UE de forma automática?

No. Una vez que obtienen esa categoría, pueden solicitar financiación de la UE. Para poder ser considerados a efectos de subvención de obras, tienen que probar que son inviables comercialmente. La selección como «proyecto de interés común» no garantiza una financiación de la UE, aunque significa que el proyecto podrá beneficiarse de unos procedimientos de concesión de permisos más rápidos y del trato normativo especial previsto para esos proyectos.

¿Pueden dar ejemplos de proyectos que se vayan a financiar?

La UE podría financiar:

  • Una red marítima en el Mar del Norte para transportar electricidad producida por parques eólicos marítimos a los consumidores de las grandes ciudades.

  • Proyectos innovadores de almacenamiento de electricidad.

  • Proyectos de gasoductos complejos que permitan transportar gas a la UE desde nuevas fuentes de abastecimiento, tales como la región del Mar Caspio.

  • Compresores que permitan que el gas fluya en ambos sentidos, lo que permitirá a los países ayudarse recíprocamente en caso de crisis del gas.

¿Qué nuevos instrumentos incluye la cartera financiera para los proyectos de infraestructura energética?

Entre ellos se contarán instrumentos de capital (por ejemplo, fondos de inversión) y de riesgo compartido (por ejemplo, préstamos y garantías, especialmente obligaciones para la financiación de proyectos), los cuales tienen un mayor efecto multiplicador que las subvenciones. Al combinarse diversas formas de apoyo, será posible adaptar la asistencia financiera proporcionada a las necesidades concretas de un proyecto. Los instrumentos de riesgo compartido son adecuados probablemente para las inversiones en grandes proyectos financiados, tales como grandes gasoductos para la importación con muchos accionistas. Los proyectos muy innovadores con un gran riesgo tecnológico, como el transporte de energía generada en el mar, pueden precisar subvenciones para ponerse en marcha.

¿Cómo se mejorará exactamente el procedimiento de concesión de permisos?

La realización íntegra de proyectos de infraestructura energética, especialmente en el sector eléctrico, puede llevar más de diez años, debido sobre todo a los procedimientos largos y complejos de concesión de permisos, que pueden representar aproximadamente dos tercios de ese tiempo. Los proyectos de interés europeo se podrán acoger a un procedimiento de concesión de permisos más rápido, que no podrá superar los tres años. Además, los promotores de proyectos no tendrán que solicitar los permisos a varias autoridades, sino a una sola autoridad nacional competente que coordinará el proceso de concesión de permisos y que emitirá una decisión global.

El procedimiento propuesto rebajará los costes administrativos de un proyecto determinado en toda Europa en una media de un 30% para los promotores y de un 45% para las autoridades, aproximadamente.

Si los permisos se conceden en tres años, ¿quiere decir esto que no se escuchará a los ciudadanos?

Las nuevas normas mejoran la posibilidad de participación de los ciudadanos en un proyecto y de que se escuche su voz. El Reglamento dispone que los ciudadanos deben participar muy pronto en el procedimiento de concesión de permisos. El Reglamento establece que esto ha de hacerse ANTES de que el promotor del proyecto presente la solicitud oficial del permiso. De esta manera, las preocupaciones de los ciudadanos pueden tener en cuenta en la fase de planificación del proyecto. En muchos Estados miembros, la práctica actual es que la consulta pública se celebre DESPUÉS de la presentación del expediente a la autoridad.

¿Se respetarán las normas medioambientales de la UE, especialmente la protección de los lugares de la red Natura 2000?

Las normas medioambientales, especialmente las fijadas por la Directiva sobre la red Natura 2000 se respetarán plenamente y, en particular, la necesidad de efectuar las evaluaciones de impacto apropiadas y de reducir al mínimo las repercusiones en hábitats protegidos. Además, el nuevo sistema contribuirá a mejorar la calidad de esas evaluaciones, ya que las preocupaciones en materia de medio ambiente se reconocerán y tendrán en cuenta en una fase temprana del proceso gracias a una mejor participación de la población y de las partes interesadas.

En lo que respecta a la conservación de la biodiversidad y del medio ambiente, se mantendrán las normas vigentes. De existir proyectos cruciales que hayan de construirse pese a su incidencia negativa en un lugar, se velará por que el itinerario menos perjudicial sea el que reciba el permiso y por que se tomen las medias paliativas necesarias, tal como dispone la Directiva sobre la red Natura 2000.

¿Cuál es calendario de adopción del proyecto de Reglamento y del proceso relacionado de convocatoria de propuestas?

El Parlamento Europeo y el Consejo deben adoptar el Reglamento para finales de 2012 a fin de que pueda entrar en vigor a principios de 2013, de manera que habrá tiempo suficiente para crear una primera lista de proyectos de interés común de toda la Unión con vistas a su posible financiación al amparo del Mecanismo «Conectar Europa», que entrará en vigor en 2014.

Más información:

http://ec.europa.eu/energy/infrastructure/strategy/2020_en.htm


Side Bar

My account

Manage your searches and email notifications


Help us improve our website