Chemin de navigation

Left navigation

Additional tools

La reforma de la PAC: explicación de sus principales características

Commission Européenne - MEMO/11/685   12/10/2011

Autres langues disponibles: FR EN DE DA NL IT SV PT FI EL CS ET HU LT LV MT PL SK SL BG RO

MEMO/11/685

Bruselas, 12 de octubre de 2011

La reforma de la PAC: explicación de sus principales características

La Comisión ha publicado hoy propuestas en relación con cuatro reglamentos básicos del Parlamento Europeo y del Consejo en materia de Política Agrícola Común que abarcan: i) los pagos directos, ii) la Organización Común de Mercados Única (OCM), iii) el desarrollo rural, así como iv) la financiación, gestión y seguimiento de la PAC (a través de un reglamento horizontal). Además, se han presentado tres reglamentos menores que regulan las disposiciones transitorias relativas a los nuevos actos legislativos. El paquete incluye asimismo una exposición de motivos, un resumen para el ciudadano y anexos relacionados con los diferentes aspectos de la evaluación de impacto.

A continuación, se sintetizan las principales características de la propuesta.

  •  Pagos directos

Régimen de Pago Básico: para ir abandonando las diferentes modalidades del Régimen de Pago Único aplicadas en la EU-15 (que permite recurrir a referencias históricas, al pago por hectárea o a una combinación o «híbrido» de ambos) y el Régimen de Pago por Superficie Simplificado vigente en la mayor parte de los países de la EU-12, a partir de 2013, se aplicará un nuevo «Régimen de Pago Básico». (Para consultar los modelos vigentes en cada Estado miembro véase http://ec.europa.eu/agriculture/markets/sfp/pdf/ms_en.pdf ) Como ya ocurre en la actualidad, la aplicación de este nuevo régimen estará supeditada a la «condicionalidad» (es decir, al respeto de determinadas normas en materia ambiental, de bienestar animal, etc), aunque se introducirán diversas simplificaciones de los actuales requisitos (véase a continuación). El objetivo que se persigue es una reducción significativa de las discrepancias entre los niveles de pago observados a raíz de la plena aplicación de la legislación vigente entre agricultores, entre regiones (internamente) y entre Estados miembros (externamente). Desde principios de 2019, todos los Estados miembros estarán obligados a aplicar un método de pago uniforme por hectárea tanto a nivel nacional como regional. En consonancia con las propuestas de la Comisión dentro del Marco Financiero Plurianual, las dotaciones nacionales para pagos directos se adaptarán de modo que todos aquellos que perciban un porcentaje inferior al 90 % del pago medio por hectárea en la UE obtengan un importe adicional. La diferencia entre los importes previstos en la actualidad y el 90 % del promedio de la EU-27 se reducirá en una tercera parte. Por ejemplo, si un Estado miembro percibe actualmente un importe medio por hectárea equivalente al 75 % de la media en la UE, o sea, 15 puntos porcentuales por debajo del 90 %, verá incrementado ese importe hasta un 80 %. La Comisión se ha comprometido a debatir un objetivo a más largo plazo para el logro de la «plena convergencia» mediante una distribución equitativa de la ayuda directa en toda la Unión Europea en el contexto de las Perspectivas Financieras posteriores a 2020.

Ecologización: además del Pago Básico, cada explotación recibirá un pago por hectárea supeditado a la observancia de determinadas prácticas agrícolas respetuosas del clima y del medio ambiente. Los Estados miembros utilizarán obligatoriamente el 30 % de la dotación nacional para financiar esta ayuda, que no estará sujeta a limitaciones.

Las 3 prácticas previstas son las siguientes:

  • mantenimiento de los pastos permanentes,

  • diversificación de los cultivos (el agricultor deberá contar con tres cultivos distintos, como mínimo, en su tierra de labor, ninguno de los cuales deberá ocupar más de un 70 % del terreno, y el tercero, como mínimo, el 5 %.);

  • mantenimiento de una «zona de interés ecológico» del 7 %, como mínimo, de los terrenos de cultivo (excluida la pradera permanente), por ejemplo, lindes de cultivos, setos, árboles, barbechos, elementos paisajísticos, biotopos, franjas de barrera y superficies forestadas.

  • Nota: los productores ecológicos no tendrán que cumplir requisitos adicionales puesto que los beneficios que aportan en materia ecológica son evidentes.

Zonas con limitaciones naturales: los Estados miembros (o las regiones) podrán conceder un pago adicional en favor de las zonas con limitaciones naturales (según se definen en las normas sobre desarrollo rural) por un importe no superior al 5 % de la dotación nacional. Se trata de una medida facultativa que no afectará a las ayudas a las zonas desfavorecidas a las que se puede optar en el ámbito del desarrollo rural. Nota: a fin de responder a las críticas del Tribunal de Cuentas, la definición de «zonas desfavorecidas» se ha adaptado con el fin de reflejar criterios objetivos.

Jóvenes agricultores: el pago básico a los jóvenes agricultores menores de 40 años que se instalen por primera vez se complementará con un 25 % adicional durante los primeros cinco años de instalación. La ayuda queda limitada a un máximo en función del tamaño medio de las explotaciones agrícolas del Estado miembro en cuestión. En un Estado miembro cuyas explotaciones tengan un tamaño reducido, el limite se situará en 25 ha. A la financiación de esta ayuda se destinará un importe no superior al 2 % de la dotación nacional.

Pequeños agricultores: todo agricultor que solicite una ayuda en 2014 podrá decidir hasta el 15 de octubre de ese mismo año su participación en el Régimen para Pequeños Agricultores y recibirá por ese concepto un pago anual que fijará el Estado miembro entre 500 € y 1 000 €. La magnitud del importe no estará supeditada al tamaño de la explotación. (El importe estará vinculado al pago medio por beneficiario o al pago medio nacional por hectárea, para 3 ha). Ello supondrá una enorme simplificación tanto para los agricultores beneficiarios como para las administraciones nacionales. Los participantes tendrán que cumplir requisitos de condicionalidad menos estrictos y estarán exentos del cumplimiento de los requisitos relacionados con la ecologización. (La evolución de impacto muestra que aproximadamente un tercio de las explotaciones que solicitan financiación en virtud de la PAC tiene una superficie igual o inferior a 3 ha, pero estas explotaciones representan únicamente el 3 % de la superficie agrícola total de la EU-27). El coste total del Régimen para Pequeños Agricultores no podrá ser superior al 10 % de la dotación nacional, y el nivel del pago se adaptará convenientemente, en caso necesario. También se prevé financiación en concepto de desarrollo rural para el asesoramiento de los pequeños agricultores en materia de desarrollo económico y ayudas a la reestructuración para las regiones que cuenten con numerosas explotaciones de pequeñas dimensiones.

«Ayuda no disociada»: con objeto de paliar los posibles efectos negativos de la redistribución de los pagos directos con un criterio nacional y tener en cuenta las actuales condiciones, los Estados miembros podrán optar por conceder pagos «no disociados» por un importe limitado, como por ejemplo, un pago vinculado a un producto específico. Dichos pagos quedarán limitados a un 5 % de la dotación nacional si el Estado miembro concede en la actualidad un ayuda no disociada de entre el 0 y el 5 %, y ascenderán, como máximo, a un 10 %, si el actual nivel de ayuda no disociada es superior al 5 %. La Comisión podrá aprobar un porcentaje de ayuda más elevado siempre que los Estados miembros puedan demostrar que está justificado.

Transferencia de fondos entre pilares: los Estados miembros tendrán la posibilidad de transferir hasta un 10 % de su dotación nacional para pagos directos (primer pilar) a la dotación correspondiente al desarrollo rural (segundo pilar), y aquellos que en la actualidad perciban menos del 90 % de la media de la UE en concepto de pagos directos podrán transferir hasta un 5 % de los fondos de que disponen para el desarrollo rural a la dotación nacional correspondiente al primer pilar.

Condicionalidad: la concesión de la totalidad de los pagos con cargo a la dotación nacional para pagos directos seguirá estando supeditada al respeto de una serie de requisitos fundamentales en materia de medio ambiente, bienestar animal y normas fitosanitarias y veterinarias. No obstante, en un ejercicio de simplificación, el número de requisitos legales de gestión ha pasado de 18 a 13, mientras que las normas sobre buenas condiciones agrícolas y medioambientales se han reducido de 15 a 8, excluyendo, por ejemplo, elementos que no fueran relevantes para el agricultor. Asimismo se propone que la Directiva Marco sobre el Agua y la Directiva sobre uso sostenible de los plaguicidas se incorporen a las normas sobre condicionalidad una vez se haya comprobado que han sido correctamente aplicadas en todos los Estados miembros y se hayan identificado claramente las obligaciones que incumben a los agricultores al respecto.

«Limitación»: el importe de ayuda que cada explotación puede obtener con cargo al Régimen de Pago Básico no rebasará los 300 000 € anuales, y el pago se reducirá en un 70 % en el tramo comprendido entre 250 000 y 300 000 €, en un 40% en el tramo comprendido entre 200 000 y 250 000 €, y en un 20% en el tramo comprendido entre 150 000 y 200 000 €. Sin embargo, a fin de tener en cuenta el empleo, la explotación podrá deducir los costes salariales del ejercicio anterior (incluidos los impuestos y las contribuciones a la seguridad social) antes de la aplicación de las reducciones mencionadas. Nota: Los fondos «economizados» gracias a este mecanismo seguirán a disposición del Estado miembro de que se trate y serán transferidos a la dotación correspondiente a desarrollo rural para su utilización en actividades de innovación e inversión por parte de los agricultores y de los grupos operativos de la Asociación Europea para la Innovación.

«Agricultores activos»: con objeto de eliminar una serie de lagunas jurídicas, la Comisión está haciendo más restrictiva la definición de agricultor activo. De acuerdo con la definición propuesta, cuya finalidad es excluir de los pagos a todos aquellos solicitantes que no lleven a cabo una actividad agraria tangible, no deberían percibir pago alguno aquellos solicitantes cuyos pagos directos con cargo a la PAC sean inferiores al 5 % del total de los ingresos procedentes de todas sus actividades no agrarias, o si sus superficies agrarias son mantenidas en estado natural para el pasto o el cultivo, y no se ejerce en ellas la actividad mínima exigida, según la definición de los Estados miembros. Se aplicará una excepción en favor de aquellos agricultores que hayan percibido un importe inferior a 5 000 euros en concepto de pagos directos durante el ejercicio anterior.

Hectáreas admisibles: las normas prevén convertir 2014 en nuevo año de referencia para las superficies de terreno, aunque habrá una vinculación con los beneficiarios del sistema de pagos directos en 2011 a fin de evitar la especulación.

  • Mecanismos de gestión del mercado

Los actuales sistemas de intervención pública y de ayuda al almacenamiento privado son mecanismos de seguridad en red probados que permiten ayudar a los productores cuando surgen problemas en el mercado, por ejemplo, como consecuencia de una crisis alimentaria. No obstante, serán objeto de revisión a fin de dotarlos de mayor capacidad de respuesta y de mayor eficiencia. Se introducirá una cláusula de salvaguardia aplicable a todos los sectores que permita a la Comisión adoptar medidas de urgencia a fin de responder a perturbaciones generales del mercado, como, por ejemplo, las adoptadas durante la crisis de la bacteria E.coli entre mayo y julio de 2011. Dichas medidas se financiarán mediante la Reserva para Crisis incluida en el Marco Financiero Plurianual.

En un contexto de inminente desaparición de las cuotas lácteas y de los derechos de plantación de viñedos, la Comisión trata de poner fin al último régimen contingentario restante, el del azúcar. El régimen de cuotas de azúcar expirará el 30 de septiembre de 2015. Dado que la mayoría de los países en desarrollo disfrutan de una acceso ilimitado y en régimen de franquicia al mercado de la UE, pero que las exportaciones de la UE están limitadas por las normas de la OMC (en tanto en cuanto existen contingentes), la supresión de las cuotas es la única alternativa para brindar al sector perspectivas a largo plazo, en particular, habida cuenta de la mejora de la productividad esperada. Una vez desaparezcan los contingentes, el azúcar blanco podrá beneficiarse de la ayuda al almacenamiento privado, y deberán adoptarse disposiciones generales para la celebración de acuerdos entre las fábricas de azúcar y los cultivadores.

Se ampliarán el plan de consumo de fruta en las escuelas y el régimen de distribución de leche en los centros escolares. Los textos reflejan asimismo las propuestas existentes desde diciembre de 2010 sobre productos lácteos (contratos por escrito obligatorios y fortalecimiento del poder de negociación en la cadena alimentaria) y sobre normas de comercialización de calidad, incluido el concepto de «lugar de producción».

A fin de mejorar el poder de negociación de los agricultores dentro de la cadena alimentaria, la Comisión está tratando de lograr una organización más eficaz de los sectores. Las normas sobre reconocimiento de las organizaciones de productores (OP) y de las organizaciones interprofesionales se amplían ahora para abarcar todos los sectores, con la posibilidad adicional de pasar a financiar la creación de esas organizaciones de productores con los fondos de desarrollo rural (véase a continuación). En aras de la simplificación, se suprimen una serie de regímenes menores (ayuda para la incorporación de leche en polvo a los piensos, ayuda asociada para los gusanos de seda, etc).

  •  Desarrollo Rural

El Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural (FEADER) se integrará en el nuevo Marco Estratégico Común, que abarcará asimismo el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER), el Fondo Social Europeo (FSE), el Fondo de Cohesión (FC) y el Fondo Europeo Marítimo y de la Pesca (FEMP), de acuerdo con las propuestas publicadas el pasado 6 de octubre [véase IP/11/1159], a fin de lograr los objetivos de la estrategia Europea 2020 (un crecimiento sostenible, inteligente e integrador). Paralelamente a lo que ocurre con los demás fondos, se fijarán objetivos para todos los programas de desarrollo rural con objeto de establecer un vínculo más directo con los resultados esperados; dichos objetivos estarán en consonancia con las 6 prioridades que se enumeran más adelante. Aproximadamente el 5 % de los fondos quedará retenido en una especie de «Reserva de rendimiento» y únicamente se liberará cuando se pueda demostrar que se han realizado progresos en la consecución de los objetivos fijados.

Se mantiene la idea fundamental del actual y acertado concepto de desarrollo rural, es decir, unos regímenes plurianuales concebidos y cofinanciados por los Estados Miembros (o las regiones). Sin embargo, en vez de establecer tres ejes vinculados a los aspectos económico, ambiental y social con unos requisitos mínimos en materia de gasto en relación con cada eje, el nuevo periodo de programación se articula en torno a las seis prioridades que se enumeran a continuación. Los Estados miembros aún deberán seguir destinando un 25 % de su dotación para desarrollo rural a cuestiones relacionadas con la gestión del territorio y la lucha contra el cambio climático.

  • Promover la transferencia de conocimientos y la innovación.

  • Fomentar la competitividad.

  • Mejorar la organización de la cadena de distribución de alimentos y la gestión de riesgos.

  • Restaurar, preservar y mejorar los ecosistemas.

  • Promover la eficiencia de los recursos y alentar el paso a una economía hipocarbónica.

  • Fomentar la inclusión social, la reducción de la pobreza y el desarrollo económico en las zonas rurales.

A fin de cumplir los objetivos cuantificados fijados en relación con dichas prioridades (y tener en cuenta sus propias necesidades específicas), los Estados miembros o las regiones integrarán en sus programas de desarrollo rural combinaciones de medidas tomadas de una lista simplificada.

En términos presupuestarios, la distribución de las dotaciones nacionales para desarrollo rural se modificará ligeramente para basarla en criterios más objetivos. La Comisión llevará a cabo esta modificación, de acuerdo con sus atribuciones, en una fase ulterior. El porcentaje de cofinanciación de la UE ascenderá a un 85 % en las regiones menos desarrolladas, las regiones ultraperiféricas y las islas menores del Mar Egeo, y a un 50 % en las demás regiones por lo que respecta a la mayoría de los pagos. Sin embargo, podrá ser superior en ámbitos tales como la innovación y la trasferencia de conocimientos, la cooperación, el establecimiento de agrupaciones de productores, las ayudas a la instalación de jóvenes agricultores y a los proyectos LEADER.

En el nuevo periodo, los Estados miembros tendrán asimismo la posibilidad de establecer subprogramas con porcentajes de ayuda superiores a fin de cubrir las necesidades de los jóvenes agricultores, las pequeñas explotaciones, las zonas de montaña y las cadenas de distribución cortas.

Algunos elementos esenciales de la lista simplificada de proyectos de Desarrollo Rural

  • Innovación: este elemento clave (y, más en particular, la Asociación Europea para la Innovación en materia de productividad y sostenibilidad agrícolas) se desarrollará a través de diferentes medidas de desarrollo rural, como, por ejemplo, «la transferencia de conocimientos» y «la cooperación»; su objeto es fomentar la eficiencia en la utilización de los recursos, la productividad, la reducción de las emisiones, así como un desarrollo respetuoso con el clima y resistente a los cambios climáticos en el ámbito de la agricultura, los bosques y las zonas rurales. Ello podría lograrse a través de una mayor cooperación entre agricultura e investigación a fin de acelerar la transferencia de tecnología a las prácticas agrícolas.

  • Conocimiento – «una agricultura basada en el conocimiento»: medidas de fortalecimiento de los Servicios de Asesoramiento de las Explotaciones Agrarias (vinculadas también a la atenuación del cambio climático y la adaptación al mismo, a los desafíos ambientales y al desarrollo económico y la formación).

  • Reestructuración/Inversión/Modernización: se seguirán concediendo subvenciones en estos ámbitos.

  • Jóvenes agricultores: una combinación de medidas que pueden incluir las ayudas a la instalación (hasta 70 000 €), la formación y los servicios de asesoramiento.

  • Pequeños agricultores: ayudas a la creación de empresas de 15 000 €, como máximo, por pequeña explotación.

  • Instrumentos de gestión de riesgos: las contribuciones a los seguros y mutualidades —primas de seguro de las cosechas o para paliar las adversidades climáticas o hacer frente a las enfermedades de los animales, etc. (actualmente disponibles de conformidad con el artículo 68 en el primer pilar)— se amplían para incluir un instrumento de estabilización de las rentas que permitiría a las mutualidades efectuar pagos (un pago máximo del 70 % de las pérdidas si la renta disminuye hasta un 30 %); por cada euro aportado por el agricultor, el Fondo de Desarrollo Rural aporta un importe adicional de 0,65 €.

  • Organizaciones de Productores/Asociación de Organizaciones de Productores: ayuda para la creación de organizaciones basándose en un plan de empresarial y limitada a los grupos definidos como PYME.

  • Pagos relacionados con una agricultura respetuosa del medio ambiente y del clima: mayor flexibilidad de los contratos, contratos conjuntos, vinculados a una formación/información adecuada.

  • Agricultura ecológica: se convierte en una nueva medida independiente para dotarla de mayor visibilidad.

  • Zonas sometidas a limitaciones naturales o limitaciones específicas de otro tipo: nueva delimitación de las zonas sometidas a limitaciones naturales basada en ocho criterios biofísicos; los Estados miembros siguen gozando de flexibilidad para determinar hasta el 10 % de su superficie agraria sujeta a limitaciones específicas a fin de preservar o mejorar el medio ambiente.

  • Zonas de montaña: en las zonas de montaña y de tierras agrícolas situadas por encima de los 62º N, el importe de la ayuda puede alcanzar hasta 300 €/ha (frente a los 250 €/ha anteriores).

  • Cooperación: mayores posibilidades de ayuda a la cooperación tecnológica, medioambiental y comercial (por ejemplo, proyectos piloto, programas ambientales conjuntos, creación de cadenas de distribución cortas, desarrollo de los mercados locales).

  • Servicios básicos y renovación de poblaciones rurales: las inversiones en infraestructura de banda ancha y energías renovables no están limitadas a la pequeña escala.

  • LEADER: oferta de un «kit» de inicio LEADER como ayuda al establecimiento de grupos y estrategias LEADER; fomento de su flexibilidad para la combinación con otros fondos asignados a las zonas locales como, por ejemplo, la cooperación entre los ámbitos urbano y rural. Nota: LEADER es utilizado en la actualidad por todos los Fondos integrados en el MEC (FEDER, FSE, Fondo de Cohesión, FEMP, FEADER) como estrategia común para un desarrollo local propiciado por la Unión Europea.

  •  Nuevos elementos complementarios

Seguimiento y evaluación de la PAC: la Comisión presentará, antes de finales de 2017 y, en lo sucesivo, cada cuatro años, un informe relativo al impacto de la PAC sobre las tres prioridades principales, es decir, la producción viable de alimentos, la gestión sostenible de los recursos naturales y el desarrollo rural equilibrado.

Simplificación de los controles: los controles se reducirán en aquellas regiones en que anteriores controles hayan mostrado buenos resultados, es decir, en que se hayan respetado adecuadamente las normas. No obstante, los controles deberán incrementarse en las regiones en que se observen problemas.

Antes de finales de año se presentarán propuestas independientes en relación con el régimen de ayuda a los necesitados (para el periodo posterior a 2013) y en relación con la plena transparencia de los pagos directos y otras ayudas de la PAC, teniendo en cuenta una sentencia del Tribunal de octubre de 2010 en la que se afirma que las normas actuales no respetan las normas sobre confidencialidad de los datos de las personas físicas.

Puede accederse a documentación e información relacionada con la propuesta de reforma de la PAC en la siguiente página de Internet:

http://ec.europa.eu/agriculture/cap-post-2013/legal-proposals/index_en.htm


Side Bar

Mon compte

Gérez vos recherches et notifications par email


Aidez-nous à améliorer ce site