Navigation path

Left navigation

Additional tools

Una normativa común de compraventa europea de carácter facultativo: preguntas frecuentes

European Commission - MEMO/11/680   11/10/2011

Other available languages: EN FR DE DA NL IT SV PT FI EL CS ET HU LT LV MT PL SK SL BG RO

MEMO/11/680

Bruselas, 11 de octubre de 2011

Una normativa común de compraventa europea de carácter facultativo: preguntas frecuentes

¿De qué trata la normativa común de compraventa europea?

Los consumidores y las empresas, especialmente las pequeñas empresas, no están utilizando plenamente el potencial de un mercado único de 500 millones de personas. Actualmente, el 44 % de los europeos declara que no compra en el extranjero porque no está seguro de sus derechos1. Según la nueva encuesta de Eurobarómetro publicada hoy, el 55 % de las empresas exportadoras declara que las diferencias entre los Derechos contractuales constituyen uno de los principales obstáculos al comercio transfronterizo para los consumidores2.

El objetivo de la normativa común de compraventa europea es suprimir estas barreras. La normativa abrirá los mercados a las empresas y ofrecerá a los consumidores más posibilidades de elección y un nivel elevado de protección. Favorecerá el comercio al ofrecer un conjunto de normas único para los contratos transfronterizos en los 27 países de la UE. Si los comerciantes ofertan sus productos al amparo de la normativa común de compraventa europea, los compradores en línea tendrán la opción de elegir, con un solo clic en el ratón de su ordenador, un contrato europeo sencillo con un elevado nivel de protección.

¿A qué problemas se enfrentan las empresas que venden en otros Estados miembros de la UE?

Sólo el 9,3 % de empresas dedicadas al intercambio de mercancías vende en otros Estados de la UE3. En realidad, las empresas que desean realizar transacciones transfronterizas tienen que adaptarse a un total de 26 Derechos contractuales nacionales diferentes, traducirlos y contratar a abogados, por un coste medio de 10 000 euros por cada nuevo mercado de exportación. La adaptación de los sitios web puede costarles otros 3 000 euros por término medio.

Esto constituye un problema para las empresas dedicadas a la venta transfronteriza a los consumidores y para las que negocian con otras empresas.

Las pequeñas y medianas empresas, que representan hasta el 99 % de la totalidad de las empresas de la UE, se ven afectadas de manera desproporcionada por carecer de los conocimientos jurídicos y de otro tipo de conocimientos necesarios para trabajar con los distintos sistemas nacionales de Derecho contractual. El coste de los intercambios en los diversos mercados extranjeros es especialmente elevado si se compara con el volumen de negocios de las PYME.

Los costes de transacción derivados de la exportación a un Estado miembro pueden ascender al 7 % del volumen de negocios anual de un minorista. La exportación a cuatro Estados miembros elevaría el coste al 26 % del volumen de negocios anual. Los comerciantes, disuadidos de realizar transacciones transfronterizas por los obstáculos de Derecho contractual, dejan de ingresar anualmente a 26 000 millones de euros como mínimo en el comercio intracomunitario. Esto supone un coste directo para la economía de la UE en términos de intercambios y puestos de trabajo.

En cuanto a las transacciones entre empresas y consumidores, el 55 % de las empresas activas o interesadas en vender a los consumidores fuera de sus mercados nacionales manifestó haberse abstenido debido a diversos obstáculos de Derecho contractual4.

Los principales obstáculos de Derecho contractual (según la clasificación hecha por las empresas) para las transacciones entre empresas y consumidores son:

  • informarse sobre el Derecho contractual extranjero, 40 %

  • cumplimiento de normas de protección de los consumidores diferentes en el extranjero, 38 %

  • obtener asesoramiento jurídico sobre el Derecho contractual extranjero, 35 %

  • resolución de litigios contractuales transfronterizos, 34 %

En cuanto a las transacciones entre empresas, el 49 % de las empresas activas o interesadas en vender a los consumidores fuera de sus mercados nacionales manifestó haberse abstenido debido a una serie de obstáculos de Derecho contractual5.

Los principales obstáculos de Derecho contractual (según la clasificación hecha por las empresas) para las transacciones entre empresas son:

  • informarse sobre el Derecho contractual extranjero, 35 %

  • resolver litigios contractuales transfronterizos, 32 %

  • obtener asesoramiento jurídico sobre el Derecho contractual extranjero, 31 %

  • acordar cual será el Derecho contractual aplicable, 30 %.

¿A qué problemas se enfrentan los consumidores al realizar compras transfronterizas?

Sólo el 7 % de los consumidores compra en línea en otro Estado miembro, frente al 33 % que compra por Internet en su propio país6.

Actualmente, a las personas que compran en línea en otro país europeo se les puede denegar la venta o la entrega en su país: así le ocurre a 3 millones de consumidores en Europa cada año. Esto es así porque los obstáculos al comercio en otros Estados miembros de la UE disuaden a las empresas de atender a clientes en el ámbito de la UE.

El 44 % de los consumidores opina que la incertidumbre acerca de sus derechos les desanima a comprar en otros países de la UE7.

¿En qué beneficiará a los consumidores la normativa común de compraventa europea?

Los consumidores tendrán el mismo nivel elevado de protección de sus derechos en todos los Estados miembros. Podrán basarse en la normativa común de compraventa europea como referencia de calidad. Por ejemplo, podrán optar libremente entre diversos tipos de acciones en caso de recibir un producto defectuoso. Esto significa que podrían, por ejemplo, rescindir el contrato o solicitar su sustitución, modificación o una reducción del precio. Actualmente, los consumidores no pueden elegir entre estas posibilidades en el conjunto de la UE. Estas soluciones también podrían estar a disposición de los consumidores que compran productos con contenidos digitales como música, películas, programas informáticos o aplicaciones que pueden descargarse de Internet. Los productos estarían al amparo de la normativa con independencia del soporte material, CD o DVD, en el que se almacenen.

Este elevado nivel de protección aumentará la confianza de los consumidores a la hora de comprar productos en otros países de la UE.

La normativa común de compraventa europea abaratará las ventas transfronterizas de los comerciantes, por lo que animará a las empresas a exportar a los mercados extranjeros. De este modo, los consumidores accederán a ofertas nuevas y mejores a precios más baratos. Los compradores en línea dejarán de recibir mensajes como «este producto no está disponible en su país» por las diferencias entre los Derechos contractuales. Según las estimaciones, casi la mitad (44 %) de los consumidores que compra en línea se siente insegura de sus derechos. En conjunto, estos consumidores podrían ahorrar 380 millones de euros si hicieran al menos una compra transfronteriza en línea.

Las diferencias de precio entre los bienes de consumo en los países de la UE ascienden a un promedio del 24 %8. Los consumidores de los países más pequeños de la UE como Malta, Chipre, la República Checa, Eslovaquia y Eslovenia9, son los más perjudicados por los precios elevados. Un reciente estudio por el método del comprador de incógnito (mystery shopper) para comprobar disponibilidad de ofertas en línea de bienes de consumo ha mostrado que en el 50 % o más de los casos los consumidores podrían comprar productos al menos un 10 % más barato en otros países de la UE10. Los consumidores que se encuentran en Portugal, Italia, Eslovenia, España, Dinamarca, Rumanía, Letonia, Grecia, Estonia, Finlandia, Hungría, Chipre y Malta podrían beneficiarse especialmente de mejores precios al comprar en otros países de la UE11

El mismo estudio también ha puesto de manifiesto que el margen de elección de productos es más limitado en aproximadamente la mitad de los países de la UE. En las búsquedas de productos [Chipre (98 % de los casos), Malta (98 %), Luxemburgo (80 %), Lituania (76 %), Letonia (72 %), Irlanda (71 %), Bélgica (65 %), Estonia (61 %), Portugal (59 %), Finlandia (58 %), Eslovenia (54 %), Rumanía (51 %) y Grecia (51 %)]12 de una cesta de 100 bienes de consumo populares, la mayoría de los productos no estaba disponible en línea en el mercado nacional.

¿Qué obtendrán las empresas?

Mientras que los intercambios transfronterizos se abaratarán para todas las empresas, las pequeñas y medianas empresas se beneficiarán especialmente, ya que podrán permitirse la expansión hacia nuevos mercados. El coste del comercio electrónico transfronterizo disminuirá en cuanto las empresas adapten sus sitios web a la legislación de cada país de la UE en el que vendan. Esto impulsará el sector del comercio electrónico y, en general, las pequeñas y medianas empresas, que constituyen el 99 % de las empresas de la UE.

Globalmente, el 71 % de las empresas declaró que probable o muy probablemente se acogerá al Derecho contractual común de la UE para las ventas transfronterizas a los consumidores13 y el 70 % para el comercio transfronterizo con las empresas14..

En las encuestas de Eurobarómetro publicadas hoy por la Comisión, las empresas declaran que con un único Derecho contractual europeo exportarían más; alrededor de la mitad declara que ampliaría el negocio al menos a otros tres países (50 % para las ventas a los consumidores y el 48 % a las empresas).

Además, la normativa común de compraventa de la UE ofrecerá seguridad jurídica a las empresas, que podrán acogerse a un único conjunto de normas válidas en 27 Estados miembros, aplicables a los contratos de compraventa con los consumidores y entre empresas.

¿Sustituirá la normativa común de compraventa europea a los Derechos contractuales nacionales?

No. La normativa común de compraventa europea existirá como una opción más entre los Derechos contractuales nacionales. Los vendedores podrán utilizar facultativamente un conjunto de normas idénticas para los 27 Estados miembros. Los que no deseen acogerse a la normativa común de compraventa seguirán rigiéndose por sus normas nacionales. A los consumidores se les informará con claridad y tendrán que dar su consentimiento explícito antes de concluir un contrato al amparo de la normativa común de compraventa.

¿Qué ocurre con la libertad contractual? ¿Cómo se respetará?

El principio de libertad contractual se cumple puesto que ambas partes tienen que dar su consentimiento para la aplicación del contrato. Nadie está obligado a suscribirlo. La normativa común de compraventa europea será un conjunto de normas contractuales único, un segundo régimen al que podrán acogerse facultativamente las partes en las transacciones transfronterizas. No impondrá ningún coste a las empresas que no quieren utilizarla. Las empresas sólo se acogerán a dicho régimen cuando las ventajas económicas sean superiores a los costes.

¿Cómo se aplicaría en la práctica la normativa común de compraventa europea?

Ejemplo 1

Bísaro-salsicharia Tradicional es una pequeña empresa establecida en el norte de Portugal que vende productos de porcino local. Actualmente los vende a comerciantes y consumidores de otros seis Estados miembros. Estas exportaciones representan el 8 % del volumen anual de negocios de la empresa. Las empresas extranjeras con las que negocia insisten siempre en aplicar sus propios Derechos nacionales al contrato. La empresa desea introducirse en el mercado de los Países Bajos, pero le disuaden las diferencias entre el Derecho contractual y de consumo local y la legislación portuguesa. Hasta la fecha, la empresa ha invertido aproximadamente el 5 % de su volumen de negocios en expandirse en mercados extranjeros. La empresa considera que una normativa contractual a nivel de la UE simplificaría las transacciones y las haría más fluidas. Acogiéndose a la normativa común de compraventa europea, la empresa espera exportar a más países e incrementar su volumen de negocios anual hasta en un 15 %.

Ejemplo 2

Laboratorium kosmetyczne Dr. Irena Eris es una mediana empresa polaca dedicada a la venta de cosméticos que considera que las diferencias entre Derechos contractuales generan unos costes considerables y constituyen una barrera notable para sus ventas en Rumanía. Las diferencias entre las normas de morosidad de los minoristas afectan especialmente a la empresa. La normativa común de compraventa europea, aplicable en todas las lenguas de la UE, prevé un conjunto completo de normas relativas a la demora en el pago (tipo de interés, fecha de vencimiento, indemnizaciones, etc.).

La empresa polaca podría acogerse a ella para todos sus contratos con empresas de Rumanía o de cualquier otro país de la UE sin necesidad de tener en cuenta las legislaciones nacionales. Las diferencias entre las normas de morosidad de los minoristas afectan especialmente a la empresa La normativa común de compraventa, aplicable en todas las lenguas de la UE, prevé un conjunto completo de normas relativas a la demora en el pago (tipo de interés, fecha de vencimiento, indemnizaciones, etc.) La empresa polaca podría acogerse a ella para todos sus contratos con empresas de Rumanía o de cualquier otro país de la UE sin necesidad de tener en cuenta las legislaciones nacionales.

Ejemplo 3

Kalin, residente búlgaro, decide comprar un lector de libro electrónico para el cumpleaños de su esposa. En la tienda de electrónica a la que acude sólo tienen tres modelos de lectores de libros electrónicos. El más barato cuesta unos 100 euros y los otros dos alrededor de 250 euros cada uno. Kalin desea saber si existen otras alternativas. Un amigo le habla de dos sitios web de compra en línea. Asombrado por la variedad de la oferta, Kalin opta por comprar un modelo concreto que cuesta 160 euros. Sin embargo, una vez que llega a la fase en que debe indicar su país de residencia, el sitio le comunica que Bulgaria no está en la lista de países en los que la empresa vende.

Kalin prueba con otra empresa en línea y encuentra un modelo alternativo de lector de libro electrónico a mejor precio. No obstante, surge el mismo problema: la empresa no permite que el producto se compre a partir de su sitio web del Reino Unido y remite a Kalin a otro sitio web que le permite comprarlo desde los Estados Unidos.

Finalmente, Kalin logra comprar el lector de libro electrónico, pero se pregunta porqué es más fácil comprar el producto que desea desde los Estados Unidos que en Europa.

Ejemplo 4

Un apicultor alemán que produce y vende miel compra una máquina a una empresa francesa. La máquina resulta ser defectuosa. El proveedor francés accede a reparar el defecto, pero se niega a pagar el transporte de la máquina de Alemania a Francia. La empresa alemana quiere aclarar quién debería pagar y si el contrato podría rescindirse, pero para ello debe pagar un elevado coste por el asesoramiento jurídico. La normativa común de compraventa europea regula claramente el conjunto completo de los derechos y obligaciones de ambas partes en caso de que el producto resulte defectuoso. En particular, la normativa establece claramente que el coste del transporte corre a cargo del vendedor.

Ejemplo 5

Una empresa con sede en Polonia desea expandirse pero ha experimentado problemas derivados de las diferencias entre los Derechos contractuales de Polonia, la República Checa, Eslovaquia y Hungría. En particular, las normas divergentes sobre la entrega dificultan la redacción de contratos que sean válidos simultáneamente en los cuatro mercados. La normativa común de compraventa europea, disponible en todas las lenguas de la UE, establece una serie de normas claras que la empresa podría utilizar en todos sus contratos transfronterizos, que regulan el lugar, el plazo y los medios de entrega, las obligaciones del vendedor responsable del transporte de mercancías, así como las obligaciones y los derechos de las partes en caso de entrega temprana o de entrega de una cantidad errónea.

¿Cuáles son las etapas siguientes?

La propuesta se transmitirá al Parlamento Europeo y al Consejo de la UE para su adopción por el procedimiento legislativo ordinario y por mayoría cualificada. Una vez adoptado, el Reglamento entrará en vigor a los 20 días de su publicación en el Diario Oficial de la UE. La base jurídica de la propuesta es el artículo 114 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea (TFUE), relativo al mercado interior.

1 :

Flash Eurobarómetro 299a sobre el comportamiento de las empresas hacia el comercio transfronterizo y la protección de los consumidores, p.10.

2 :

Flash Eurobarómetro 321 sobre el Derecho contractual europeo, transacciones de los consumidores, p.20

3 :

Base de datos Eurostat DS-056329-1: los intercambios comerciales desglosados por actividad y tamaño de las empresas, 2007.

4 :

Flash Eurobarómetro 321 sobre el Derecho contractual europeo, transacciones de los consumidores, p.20.

5 :

Flash Eurobarómetro 320, Derecho contractual europeo, B2B, p.16

6 :

Flash Eurobarómetro 299 sobre las actitudes de los consumidores hacia el comercio transfronterizo y la protección de los consumidores, p.15

7 :

Flash Eurobarómetro 299a sobre el comportamiento de las empresas hacia el comercio transfronterizo y la protección de los consumidores, p. 10.

8 :

Eurostat, Statistics in focus, 50/2009.

9 :

Informe de Eurostat (Borchert 2009), comparación de niveles de precios de 2500 bienes de consumo.

10 :

YouGov Psychonomics, Mystery Shopping Evaluation of Cross-border E-commerce in the EU, octubre 2009, p. 40.

11 :

YouGov Psychonomics, Mystery Shopping Evaluation of Cross-border E-commerce in the EU, octubre 2009, p. 40.

12 :

YouGov Psychonomics, Mystery Shopping Evaluation of Cross-border E-commerce in the EU, octubre 2009, p. 38.

13 :

Flash Eurobarómetro 321 sobre el Derecho contractual europeo, transacciones de los consumidores, p. 32.

14 :

Flash Eurobarómetro 320 sobre el Derecho contractual europeo, BZB, p. 29.


Side Bar

My account

Manage your searches and email notifications


Help us improve our website