Navigation path

Left navigation

Additional tools

La Iniciativa Ciudadana Europea (ICE)

European Commission - MEMO/10/683   15/12/2010

Other available languages: EN FR DE DA NL IT SV PT FI EL CS ET HU LT LV MT PL SK SL BG RO

MEMO/10/683

Bruselas, 15 de diciembre de 2010

La Iniciativa Ciudadana Europea (ICE)

I. Preguntas y respuestas generales sobre la Iniciativa Ciudadana Europea

1. ¿Qué dice el Tratado de Lisboa sobre la Iniciativa Ciudadana Europea?

2. ¿Se puede presentar ya una iniciativa ciudadana? ¿Cuándo podrán lanzarse las primeras iniciativas?

3. ¿Qué ocurre en casos como el de la reciente petición de Greenpeace? ¿Podría volver a presentarse una vez que entre en vigor el Reglamento sobre la iniciativa ciudadana?

4. ¿Cuál es el valor añadido de la ICE?

5. ¿Qué diferencia hay entre una ICE y una petición?

6. ¿Hay iniciativas ciudadanas en los Estados miembros?

7. ¿Una ICE puede referirse a la sede del Parlamento Europeo en Estrasburgo?

8. ¿Podrán lanzar los ciudadanos una revisión de los Tratados por medio de una ICE?

9. ¿Los nacionales de terceros países residentes en la UE pueden firmar una ICE?

II. Preguntas y respuestas sobre el Reglamento: ¿cómo funcionará la ICE?

1. ¿Quién puede organizar una iniciativa?

2. ¿Las organizaciones pueden actuar como organizadores de una iniciativa ciudadana?

3. ¿Habrá disposiciones sobre la transparencia de la financiación?

4. ¿Recibirán los organizadores de una ICE algún tipo de financiación de la UE?

5. ¿Cómo podrán los ciudadanos estar al tanto de las iniciativas en curso?

6. ¿Cómo verificará la Comisión si los grupos que lanzan iniciativas son serios?

7. ¿Cómo impedirá la Comisión que los extremistas utilicen esta herramienta como plataforma de sus opiniones?

8. ¿Cuáles serán los requisitos para registrar una iniciativa propuesta?

9. ¿Qué lengua tendrán que usar los organizadores para solicitar el registro de una iniciativa propuesta?

10. ¿Traducirá la Comisión las iniciativas propuestas?

11. ¿Cómo podrían cerciorarse los organizadores potenciales de que su idea entra en el ámbito de las competencias de la Comisión?

12. La Comisión siempre había manifestado que quería una fase de registro y una fase de control de la admisibilidad en un momento posterior del procedimiento. ¿Por qué se ha abandonado esta idea?

13. ¿Por qué se ha establecido que los firmantes de una iniciativa tienen que proceder de una cuarta parte de los Estados miembros? ¿Por qué no de uno solo?

14. ¿Por qué se utiliza un múltiplo del número de diputados del Parlamento Europeo como umbral para el número mínimo de declaraciones de apoyo por Estado miembro?

15. ¿Qué ocurrirá con las declaraciones de apoyo recogidas en un Estado miembro que no alcancen el umbral mínimo?

16. ¿Qué edad deberán tener los ciudadanos para poder firmar una iniciativa?

17. ¿Los ciudadanos deberán figurar en el censo de votantes para poder firmar una iniciativa?

18. Si un ciudadano es un nacional de un Estado miembro que vive en otro Estado miembro, ¿en qué Estado miembro se contabilizará su declaración de apoyo?

19. ¿Podrán firmar una iniciativa los ciudadanos de la Unión que residan fuera de la UE? ¿En qué Estado miembro se contabilizarán sus declaraciones de apoyo?

20. ¿Las ICE podrán firmarse en línea?

21. ¿Cómo pueden asegurarse los ciudadanos de que es seguro firmar una iniciativa en línea?

22. ¿Cómo pueden asegurarse los ciudadanos que den su apoyo a una iniciativa de que sus datos personales no se utilizarán con otros fines?

23. ¿Cómo se controlarán las declaraciones de apoyo?

24. ¿Cómo responderá la Comisión a las iniciativas que prosperen?

25. ¿Qué sucede si la Comisión decide no actuar en respuesta a una iniciativa ciudadana? ¿Qué derechos de recurso tienen las personas?

26. ¿Podrá presentarse una iniciativa que sea contraria a otra iniciativa en curso? ¿Será posible presentar la misma iniciativa de forma reiterada?

27. ¿Por qué necesitan los Estados miembros un año para aplicar la ICE?

28. ¿El acuerdo no burocratiza excesivamente la ICE?

I. Preguntas y respuestas generales sobre la Iniciativa Ciudadana Europea

1. ¿Qué dice el Tratado de Lisboa sobre la Iniciativa Ciudadana Europea?

El Tratado de Lisboa introduce la Iniciativa Ciudadana Europea. Establece que «un grupo de al menos un millón de ciudadanos de la Unión, que sean nacionales de un número significativo de Estados miembros, podrá tomar la iniciativa de invitar a la Comisión, en el marco de sus atribuciones, a que presente una propuesta adecuada sobre cuestiones que estos ciudadanos estimen que requieren un acto jurídico de la Unión para los fines de la aplicación de los Tratados» (artículo 11, apartado 4, del Tratado de la Unión Europea).

Asimismo establece que los procedimientos y condiciones preceptivos para la presentación de una iniciativa ciudadana, incluido el número mínimo de Estados miembros de los que han de proceder los ciudadanos, se fijarán en un Reglamento que adoptarán el Parlamento Europeo y el Consejo a propuesta de la Comisión Europea (artículo 11, apartado 4, del Tratado de la Unión Europea y artículo 24 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea). La Comisión adoptó su propuesta el 31 de marzo de 2010. El Parlamento y el Consejo han alcanzado ahora el acuerdo definitivo sobre el Reglamento.

2. ¿Se puede presentar ya una iniciativa ciudadana? ¿Cuándo podrán lanzarse las primeras iniciativas?

Se han acordado ya las normas para la iniciativa ciudadana pero, conforme al Reglamento, las primeras iniciativas no podrán lanzarse hasta un año después de su entrada en vigor. Los Estados miembros necesitan tiempo para adaptar su legislación nacional antes de que se pongan en marcha las primeras iniciativas.

3. ¿Qué ocurre en casos como el de la reciente petición de Greenpeace? ¿Podría volver a presentarse una vez que entre en vigor el Reglamento sobre la iniciativa ciudadana?

Una petición como la que recientemente presentó Greenpeace no puede considerarse una iniciativa ciudadana. Como el Tratado establece que los procedimientos y condiciones preceptivos para la iniciativa ciudadana se fijarán en un Reglamento adoptado por el Parlamento Europeo y el Consejo, las iniciativas lanzadas antes de la adopción y entrada en vigor del Reglamento no pueden considerarse «iniciativas ciudadana» según lo dispuesto en el Tratado, puesto que aún no se han establecido las normas y los procedimientos. Las firmas recogidas antes de la fecha de la aplicación del Reglamento no pueden utilizarse después; el Reglamento establece que las declaraciones de apoyo solamente pueden recogerse después de que la Comisión haya registrado la iniciativa propuesta, lo cual solo podrá hacerse una vez que el Reglamento sea aplicable. Mientras tanto, la Comisión obviamente estudiará con atención los puntos de vista expresados en la petición de Greenpeace.

4. ¿Cuál es el valor añadido de la ICE?

Conforme al Tratado de Lisboa, el funcionamiento de la Unión Europea continuará basándose en la «democracia representativa» y los ciudadanos europeos seguirán estando directamente representados en la Unión a través del Parlamento Europeo. El Tratado de Lisboa reitera explícitamente estos principios fundamentales.

Con la ICE, el nuevo Tratado amplía la esfera del debate público, permitiendo que los ciudadanos participen de forma más activa en la vida democrática de la Unión, a través de esta nueva herramienta de «democracia participativa».

La Comisión, aunque conserva su derecho de iniciativa y por lo tanto no estará obligada a presentar una propuesta a raíz de una iniciativa ciudadana, se compromete a examinar con atención todas las iniciativas que entren en el ámbito de sus atribuciones a fin de determinar si resultaría oportuno adoptar una nueva propuesta política.

Por consiguiente, la Comisión considera que este nuevo instrumento contribuirá de forma muy positiva no solo a la democracia europea, sino también a la elaboración de políticas de la UE.

5. ¿Qué diferencia hay entre una ICE y una petición?

El derecho de petición ante el Parlamento Europeo, que ya existía en virtud de los Tratados anteriores, difiere sustancialmente de la nueva iniciativa ciudadana introducida por el Tratado de Lisboa. Las peticiones pueden presentarlas los ciudadanos de la Unión o las personas físicas o jurídicas que residan o tengan su domicilio social en un Estado miembro, individualmente o asociados con otros ciudadanos o personas, y deben referirse a asuntos que entren en los ámbitos de actuación de la Unión y afecten directamente a dichas personas (por ejemplo, una denuncia). Por lo tanto, no se refieren necesariamente a nuevas propuestas políticas. Las peticiones se presentan al Parlamento Europeo en su calidad de representante directo de los ciudadanos en la Unión.

Además, la iniciativa ciudadana permite que al menos un millón de ciudadanos se dirijan directamente a la Comisión para que presente nuevas iniciativas políticas.

6. ¿Hay iniciativas ciudadanas en los Estados miembros?

Las iniciativas ciudadanas ya existen en la mayoría de los Estados miembros, a nivel nacional, regional o local. Los siguientes Estados miembros contemplan la iniciativa ciudadana a nivel nacional: Austria, Hungría, Italia, Letonia, Lituania, Polonia, Portugal, Rumanía, Eslovaquia, Eslovenia, España y los Países Bajos. La iniciativa ciudadana regional existe en Austria, Alemania, España, Suecia y los Países Bajos. La iniciativa ciudadana local existe en Bélgica, Alemania, Hungría, Italia, Luxemburgo, Eslovenia, España y Suecia. Las iniciativas ciudadanas también se encuentran fuera de la UE (Suiza, EE.UU., etc.). Estas iniciativas difieren considerablemente en cuanto a su alcance y, en general, se rigen por procedimientos distintos.

7. ¿Una ICE puede referirse a la sede del Parlamento Europeo en Estrasburgo?

No, porque una propuesta sobre este asunto no entra en el ámbito de las atribuciones de la Comisión. El Reglamento especifica que no se registrarán las iniciativas ciudadanas propuestas que manifiestamente queden fuera del ámbito de las atribuciones de la Comisión de presentar una propuesta para un acto jurídico de la Unión a efectos de la aplicación de los Tratados. La sede de las instituciones la determinan de común acuerdo los Gobiernos de los Estados miembros.

8. ¿Podrán lanzar los ciudadanos una revisión de los Tratados por medio de una ICE?

No. De conformidad con el Tratado y según se establece también en el Reglamento, las iniciativas ciudadanas solo pueden referirse a propuestas sobre cuestiones que los ciudadanos estimen que requieren un acto jurídico de la Unión para los fines de la aplicación de los Tratados.

9. ¿Los nacionales de terceros países residentes en la UE pueden firmar una ICE?

No. De conformidad con el Tratado, los nacionales de terceros países no pueden firmar una ICE. De hecho, el Tratado señala explícitamente que solo pueden firmar una iniciativa los ciudadanos que sean nacionales de los Estados miembros.

II. Preguntas y respuestas sobre el Reglamento: ¿cómo funcionará la ICE?

1. ¿Quién puede organizar una iniciativa?

Las iniciativas ciudadanas deben ser organizadas por comités ciudadanos compuestos por al menos siete ciudadanos que residan en al menos siete Estados miembros distintos. Los miembros del comité ciudadano serán ciudadanos de la Unión en edad de votar en las elecciones europeas (18 años en todos los Estados miembros, excepto Austria, donde se puede votar a partir de los 16 años). Deberán designar a un representante y un suplente que estarán facultados para hablar y actuar en nombre del comité ciudadano en el transcurso del procedimiento. Los miembros del Parlamento Europeo no pueden contabilizarse para alcanzar el número mínimo requerido para constituir un comité ciudadano.

2. ¿Las organizaciones pueden actuar como organizadores de una iniciativa ciudadana?

Las organizaciones no pueden organizar iniciativas ciudadanas. Sin embargo, cualquier entidad puede promover o apoyar iniciativas propuestas, siempre que lo haga con total transparencia.

3. ¿Habrá disposiciones sobre la transparencia de la financiación?

En aras de la transparencia y la responsabilidad democrática, se exigirá a los organizadores de las iniciativas que en el transcurso del procedimiento presenten regularmente información actualizada sobre las organizaciones que apoyan la iniciativa y sobre las vías de financiación de esta. Esto redunda en interés de los ciudadanos que se planteen sumarse a una iniciativa y, además, se ajusta a la Iniciativa Europea en favor de la Transparencia lanzada por la Comisión.

4. ¿Recibirán los organizadores de una ICE algún tipo de financiación de la UE?

No está previsto ningún tipo de financiación de la UE con este fin.

5. ¿Cómo podrán los ciudadanos estar al tanto de las iniciativas en curso?

Todas las iniciativas en curso se registrarán y podrán consultarse en la web de la Comisión. Esto permitirá el seguimiento de las iniciativas en curso y brindará una herramienta para la comunicación y la transparencia.

6. ¿Cómo verificará la Comisión si los grupos que lanzan iniciativas son serios?

El Reglamento establece que no se registrarán las iniciativas propuestas que manifiestamente carezcan de seriedad (por ejemplo, las que sean frívolas, abusivas o vejatorias). Ahora bien, dado que el organizador de una iniciativa ciudadana tiene que ser un comité ciudadano, el número de iniciativas propuestas carentes de seriedad probablemente será limitado.

7. ¿Cómo impedirá la Comisión que los extremistas utilicen esta herramienta como plataforma de sus opiniones?

El Reglamento establece que la Comisión debe denegar el registro de las propuestas de iniciativas ciudadanas que sean manifiestamente contrarias a los valores de la Unión a fin de evitar que se dé publicidad a puntos de vista extremistas en la web de la Comisión.

8. ¿Cuáles serán los requisitos para registrar una iniciativa propuesta?

Los organizadores de una iniciativa deberán solicitar a la Comisión el registro de su propuesta. Tendrán que introducir la siguiente información —en una de las lenguas oficiales de la Unión— en un registro en línea habilitado por la Comisión:

  • el título de la iniciativa ciudadana;

  • el objeto;

  • la descripción de los objetivos de la propuesta sobre la que se invita a la Comisión a actuar;

  • las disposiciones del Tratado consideradas pertinentes por el organizador para la acción propuesta;

  • el nombre completo, la dirección postal, la nacionalidad y la fecha de nacimiento de los siete miembros del comité ciudadano, indicando quiénes son el representante y el suplente, así como sus direcciones de correo electrónico;

  • todas las fuentes de financiación y apoyo.

Los organizadores tendrán además la posibilidad de presentar información más detallada en un anexo, incluido un borrador de texto legislativo.

Sobre la base de esta información, la Comisión registrará la iniciativa propuesta siempre que se cumplan las condiciones previstas en el Reglamento, y en especial la de que la iniciativa propuesta no quede fuera del ámbito de las atribuciones de la Comisión de presentar una propuesta para un acto jurídico de la Unión para los fines de la aplicación de los Tratados.

9. ¿Qué lengua tendrán que usar los organizadores para solicitar el registro de una iniciativa propuesta?

Los organizadores pueden pedir el registro de una iniciativa en cualquier lengua oficial de la Unión.

10. ¿Traducirá la Comisión las iniciativas propuestas?

No. Incumbirá a los organizadores traducir su iniciativa propuesta a las lenguas que deseen. Tras la confirmación del registro en una lengua oficial, los organizadores tendrán la posibilidad de pedir que se añadan al registro versiones en otras lenguas oficiales. Antes de introducirlas en el registro, la Comisión comprobará que no haya incoherencias manifiestas significativas entre el texto original y las nuevas versiones lingüísticas por lo que se refiere al título, el objeto y los objetivos de la iniciativa.

11. ¿Cómo podrían cerciorarse los organizadores potenciales de que su idea entra en el ámbito de las competencias de la Comisión?

La Comisión facilitará información sobre sus competencias en la web de la iniciativa ciudadana. Esta información debería permitir a los organizadores potenciales verificar si hay alguna disposición en el Tratado que permita a la Comisión actuar en el ámbito de que se trate.

12. La Comisión siempre había manifestado que quería una fase de registro y una fase de control de la admisibilidad en un momento posterior del procedimiento. ¿Por qué se ha abandonado esta idea?

La Comisión quería que el control de la admisibilidad se hiciera después de la recogida de un número significativo de declaraciones de apoyo a fin de asegurarse de que los organizadores tuvieran realmente la voluntad de recoger declaraciones de apoyo y ya hubieran recabado un apoyo sustancial para su iniciativa propuesta, con objeto de evitar así el riesgo de abuso.

Durante los debates, el Parlamento propuso la idea del comité ciudadano como respuesta a la misma preocupación. Efectivamente, este comité compuesto por al menos siete ciudadanos procedentes de al menos siete Estados miembros garantizará que las iniciativas sean serias y genuinamente europeas desde el principio.

Además, la Comisión no adoptará una decisión de admisibilidad formal, como se había previsto en su propuesta, pero establecerá el requisito de que las iniciativas propuestas solo se registren si se cumplen las condiciones establecidas en el Reglamento, en especial la que dispone que las iniciativas propuestas no queden fuera del ámbito de las atribuciones de la Comisión de presentar una propuesta para un acto jurídico de la Unión para los fines de la aplicación de los Tratados.

13. ¿Por qué se ha establecido que los firmantes de una iniciativa tienen que proceder de una cuarta parte de los Estados miembros? ¿Por qué no de uno solo?

Es necesario establecer el número mínimo de Estados miembros de los que deben proceder los ciudadanos para garantizar que una iniciativa ciudadana sea representativa del interés de la Unión y porque en el Tratado se dice que los ciudadanos deben proceder de «un número significativo de Estados miembros».

El número acordado por el Parlamento y el Consejo es de un cuarto de los Estados miembros, lo que en la actualidad significa siete países.

14. ¿Por qué se utiliza un múltiplo del número de diputados del Parlamento Europeo como umbral para el número mínimo de declaraciones de apoyo por Estado miembro?

En su Libro Verde, la Comisión había propuesto fijar ese umbral en el 0,2% de la población de cada Estado miembro. Sin embargo, muchas de las personas que respondieron a la consulta sobre el Libro Verde consideraron que el 0,2% de la población era un umbral innecesariamente alto para lograr el objetivo de garantizar la representación del interés europeo. Otras consideraron que ese porcentaje no sería equitativo, porque es mucho más fácil recoger, por ejemplo, las declaraciones de apoyo de 1.000 ciudadanos en Luxemburgo (que representan el 0,2% de la población) que de 160.000 en Alemania, de modo que sería más fácil tener en cuenta a los Estados miembros pequeños que a los grandes.

Por lo tanto, la solución elegida refleja estas dos preocupaciones. El Reglamento establece un umbral fijo para cada Estado miembro, que es decreciente en proporción a la población de cada Estado, con un umbral mínimo y un techo.

Para garantizar que respondan a criterios objetivos, estos umbrales se basan en un múltiplo del número de diputados del Parlamento Europeo elegidos en cada Estado miembro. El múltiplo elegido es 750 con objeto de, por una parte, responder a la petición de muchos interesados de fijar un umbral inferior al 0,2% de la población y, por otra, tener en cuenta la preocupación de que el umbral fuera demasiado bajo en los Estados miembros pequeños.

De este modo, el sistema permitirá un número proporcionalmente más bajo de firmantes en los países grandes y un número proporcionalmente más alto en los países pequeños.

El número mínimo de firmantes por Estado miembro figura en el anexo I del Reglamento.

15. ¿Qué ocurrirá con las declaraciones de apoyo recogidas en un Estado miembro que no alcancen el umbral mínimo?

Estas declaraciones de apoyo se añadirán, por supuesto, al número total de firmas, pero los Estados miembros en cuestión no se contabilizarán para sumar la cuarta parte de los Estados miembros requerida.

16. ¿Qué edad deberán tener los ciudadanos para poder firmar una iniciativa?

Podrán respaldar una iniciativa todos los ciudadanos de la Unión en edad de votar en las elecciones europeas. Esto significa que la edad mínima es de 18 años en todos los Estados miembros, salvo en Austria (16 años).

17. ¿Los ciudadanos deberán figurar en el censo de votantes para poder firmar una iniciativa?

No. Los ciudadanos de la Unión solo tendrán que tener la edad de votar en las elecciones europeas.

18. Si un ciudadano es un nacional de un Estado miembro que vive en otro Estado miembro, ¿en qué Estado miembro se contabilizará su declaración de apoyo?

Esto dependerá de los datos que proporcione el firmante y, por tanto, del Estado miembro que verifique su declaración de apoyo. Si el firmante proporciona los datos exigidos correspondientes a su Estado miembro de residencia, la firma se contabilizará en el Estado miembro de residencia. Del mismo modo, si proporciona los datos exigidos correspondientes al Estado miembro de su nacionalidad, la firma se contabilizará en su Estado miembro de nacionalidad. Por ejemplo, un nacional austríaco que viva en Estonia puede rellenar el impreso que después será verificado y, por tanto, contabilizado en Estonia, proporcionando su nombre, apellidos, dirección, fecha y lugar de nacimiento y nacionalidad, o bien rellenar el impreso que se verificará y contabilizará en Austria, proporcionando además de los datos mencionados un número de identificación personal que figure entre los aceptados por Austria, según la lista que figura en la parte C del anexo III del Reglamento.

En cualquier caso, los ciudadanos solo pueden firmar una iniciativa una vez.

19. ¿Podrán firmar una iniciativa los ciudadanos de la Unión que residan fuera de la UE? ¿En qué Estado miembro se contabilizarán sus declaraciones de apoyo?

El que los ciudadanos de la Unión residentes fuera de la UE puedan firmar una iniciativa dependerá del Estado miembro del que sean nacionales. De hecho, algunos Estados miembros no tienen los medios para verificar las declaraciones de apoyo de sus nacionales residentes fuera de la UE. La propuesta de la Comisión abría la posibilidad de firmar una iniciativa a todos los ciudadanos de la Unión residentes fuera de la UE. Dados los nuevos requisitos exigidos por los Estados miembros, es posible que algunos ciudadanos no puedan firmar iniciativas. Las firmas de aquellos que sí puedan hacerlo se contabilizarán en el Estado miembro de su nacionalidad.

20. ¿Las ICE podrán firmarse en línea?

Los ciudadanos tendrán la posibilidad de firmar en línea. Los organizadores deberán crear un sistema de recogida de firmas en línea que se ajuste a los requisitos técnicos y de seguridad establecidos en el Reglamento. La Comisión desarrollará normas técnicas y facilitará software de fuente abierta para ayudar a los organizadores a construir su sistema.

21. ¿Cómo pueden asegurarse los ciudadanos de que es seguro firmar una iniciativa en línea?

En todos los supuestos (incluso cuando se utilice el software de fuente abierta creado por la Comisión), los organizadores tendrán que solicitar a la autoridad nacional competente del lugar en el que se vayan a almacenar los datos la certificación de su sistema de recogida de firmas en línea antes de iniciar dicha recogida en línea. Las autoridades nacionales controlarán que las características técnicas y de seguridad de su sistema de recogida en línea se ajusten a los requisitos mínimos fijados en el Reglamento. , lo que garantizará la seguridad de las firmas.

22. ¿Cómo pueden asegurarse los ciudadanos que den su apoyo a una iniciativa de que sus datos personales no se utilizarán con otros fines?

El Reglamento vela por que todos los actores implicados —los organizadores, los Estados miembros y la Comisión— garanticen plenamente la protección de datos durante la organización y el seguimiento de una iniciativa ciudadana. La legislación vigente sobre protección de datos personales se aplicará al tratamiento de datos personales realizado a efectos de una iniciativa ciudadanas. Los organizadores de una iniciativa ciudadana, como responsables del tratamiento de los datos, tendrán que responder del daño que causen de conformidad con la legislación nacional aplicable y quedarán sujetos a las sanciones pertinentes en caso de infracción del Reglamento.

23. ¿Cómo se controlarán las declaraciones de apoyo?

En sus declaraciones de apoyo, los ciudadanos tendrán que rellenar la información requerida según el Estado miembro del que procedan (el Estado miembro de su residencia o el de su nacionalidad), entre la cual puede figurar su nombre, apellidos, dirección, fecha y lugar de nacimiento, nacionalidad y, en varios Estados miembros, un número de identificación personal. En algunos Estados miembros no se exige una parte de esta información (como la dirección completa, el lugar o la fecha de nacimiento). En los dos modelos de impreso de declaración de apoyo que figuran en el anexo III (partes A y B) del Reglamento se exponen de forma detallada los datos exigidos. En cuanto al número de identificación personal exigido por algunos Estados miembros, la lista de documentos/números aceptados por cada uno de ellos figura en la parte C del anexo III.

Los organizadores deberán recoger, en el mismo impreso, solo las firmas de aquellos firmantes que deban ser verificados por un mismo Estado miembro. Posteriormente, enviarán estas declaraciones de apoyo a la autoridad nacional de ese Estado miembro. Las autoridades nacionales procederán entonces a los controles apropiados para certificar el número de declaraciones de apoyo válidas que se hayan recogido.

24. ¿Cómo responderá la Comisión a las iniciativas que prosperen?

El acuerdo establece que la Comisión tendrá un plazo de tres meses para examinar las iniciativas ciudadanas que hayan reunido las declaraciones de apoyo necesarias conforme al Reglamento y que le hayan sido remitidas. Antes de plasmar sus conclusiones en una comunicación, la Comisión recibirá a los organizadores a un nivel apropiado a fin de que puedan explicar con detalle los asuntos planteados en su iniciativa. Asimismo, se organizará una audiencia pública en el Parlamento Europeo.

25. ¿Qué sucede si la Comisión decide no actuar en respuesta a una iniciativa ciudadana? ¿Qué derechos de recurso tienen las personas?

La iniciativa ciudadana es una iniciativa cuya finalidad es incluir un asunto en la agenda de trabajo y no afecta al derecho de iniciativa de la Comisión. Sin embargo, obligará a la Comisión, en tanto que órgano colegiado, a prestar una atención muy particular a las peticiones hechas en las iniciativas ciudadanas. Si decide no actuar ante una iniciativa ciudadana, la Comisión deberá explicar sus razones con claridad. Este análisis político del fondo de la iniciativa por parte de la Comisión no puede quedar sujeto a un procedimiento de recurso.

En cambio, podrá impugnarse la decisión sobre el registro de las iniciativas propuestas, que se basa en razones legales. En caso de denegación del registro, la Comisión informará a los organizadores de las razones y de todas las posibles vías de recurso judiciales y extrajudiciales que estén a su disposición.

26. ¿Podrá presentarse una iniciativa que sea contraria a otra iniciativa en curso? ¿Será posible presentar la misma iniciativa de forma reiterada?

El Reglamento no impone ninguna norma por lo que se refiere a la presentación sucesiva de la misma iniciativa ciudadana o de iniciativas similares. Del mismo modo, no hay ninguna disposición que impida que se lancen iniciativas contrarias entre sí.

27. ¿Por qué necesitan los Estados miembros un año para aplicar la ICE?

Muchos Estados miembros necesitan adaptar su Derecho nacional para poder llevar a cabo la verificación de las declaraciones de apoyo y/o asegurarse de que los organizadores quedan sujetos a las sanciones pertinentes en caso de infracción del Reglamento.

28. ¿El acuerdo no burocratiza excesivamente la ICE?

La iniciativa ciudadana no quedará sujeta a normas burocráticas innecesarias. Las normas acordadas logran un buen equilibrio entre la necesidad de velar por que este instrumento sea creíble y la necesidad de garantizar que sea fácil de usar para los ciudadanos.

Por otra parte, la Comisión se propone elaborar una guía completa y de fácil consulta que permitirá familiarizarse con las distintas etapas del procedimiento y brindará ayuda a los organizadores cuando sea necesario.


Side Bar

My account

Manage your searches and email notifications


Help us improve our website