Navigation path

Left navigation

Additional tools

MEMO/10/587

Bruselas, 18 de noviembre de 2010

Nota informativa: Comunicación de la Comisión sobre el futuro de la PAC

La Comisión Europea ha adoptado hoy una Comunicación sobre el futuro de la PAC titulada «La PAC en el horizonte de 2020: responder a los retos futuros en el ámbito territorial, de los recursos naturales y alimentario». Ese documento marca el inicio de un proceso de consulta que se prolongará hasta la próxima primavera y que permitirá a la Comisión elaborar propuestas legislativas de aquí al verano de 2011. La PAC reformada deberá entrar en vigor el 1 de enero de 2014.

¿Qué directrices sigue la Comisión para incrementar la competitividad de la agricultura europea?

La competitividad a largo plazo del sector agrario depende de su capacidad para hacer frente a los retos del cambio climático y de la utilización sostenible de los recursos naturales, aumentando al mismo tiempo su productividad. Para ello, es necesario mantener en el conjunto del territorio europeo la aptitud de la agricultura para innovar, invertir y hacer frente a la evolución de los mercados.

La Comunicación de la Comisión propone varios elementos clave. En primer lugar, revisar la estructura de los pagos directos, que deben incorporar un componente de competitividad ecológica y distribuirse de manera más equitativa y transparente. A continuación, redoblar los esfuerzos de innovación y lucha contra el cambio climático en el marco de los programas de desarrollo rural. Por último, insistir en la transparencia de la cadena alimentaria y estudiar la posibilidad de brindar a los Estados miembros nuevos instrumentos para mitigar la excesiva volatilidad de los precios de las materias primas agrícolas.

¿Por qué debe ser más equitativa la PAC ?

Criterios de ayuda heredados del pasado. Los criterios de referencia de los pagos directos concedidos a los agricultores de los antiguos Estados miembros de la UE datan de los años 2000-2002. Los importes se fijaron en función de los volúmenes de producción de aquella época, por lo que es preciso hacerlos evolucionar hacia un mecanismo más objetivo y justo para el conjunto de los agricultores y de los Estados miembros.

Importancia de las ampliaciones. Actualmente coexisten dos mecanismos de referencia de las ayudas directas; uno para los antiguos Estados miembros, basado en criterios históricos, otro para los Estados miembros que se adhirieron a la UE a partir de 2004, basado en un importe único por hectárea. Es preciso establecer un nuevo sistema adaptado al conjunto de la UE, equitativo y transparente.

Fomento de la diversidad de la agricultura europea. Los criterios de referencia deben incorporar la dimensión económica de los pagos directos destinados a sostener la renta agraria, así como su dimensión medioambiental (garantizar la producción de bienes públicos por parte de los agricultores). Se están estudiando soluciones económica y políticamente pragmáticas que permitan crear las condiciones necesarias para una ayuda justa y que tome en consideración todo un conjunto de parámetros relacionados con el contexto social, económico y medioambiental de trabajo de los agricultores.

¿Deben imponerse límites a los pagos directos?

Las ayudas directas son complementos de la renta indispensables para el mantenimiento de la agricultura en el conjunto del territorio europeo. Por ese motivo, es preciso asegurarse de que las ayudas públicas se destinen específicamente a los agricultores en activo que verdaderamente las necesitan. Por encima de determinado importe, las ayudas dejan de ser pertinentes excepto cuando concurren circunstancias tangibles relacionadas con el empleo asalariado que las justifican.

¿Puede ser más útil la PAC para las pequeñas explotaciones ?

No se trata de ayudar a las explotaciones que han dejado de ser viables, sino de estimular su integración en el mercado. Es preciso simplificar la PAC. Los trámites administrativos frenan el acceso a las ayudas de la PAC de las pequeñas explotaciones, que desempeñan un importante papel económico en la dinámica de ciertas zonas rurales. Es preciso llevar a cabo una labor de simplificación para asegurar que el conjunto de agentes económicos tenga un acceso justo a las políticas públicas.

¿Se otorgará una ayuda específica a las regiones desfavorecidas?

Las ayudas actualmente contempladas en el marco de los programas de desarrollo rural no corren peligro de desaparecer. El mantenimiento de la agricultura en las zonas donde las condiciones de producción son más difíciles constituye un elemento esencial de la preservación de la biodiversidad y del dinamismo de los territorios rurales. Por lo tanto, las limitaciones naturales específicas también podrían tenerse en cuenta para el cálculo de los pagos directos.

¿Qué prácticas agrícolas se fomentarán para luchar contra el cambio climático y proteger el medio ambiente?

En este momento, no existe una lista exhaustiva de prácticas agrícolas que vayan a fomentarse mediante el componente ecológico de los pagos directos. Está en curso una evaluación de impacto para determinar las técnicas más pertinentes, por ejemplo, el mantenimiento de la cubierta vegetal, la rotación de los cultivos, la creación de barbechos medioambientales o los pastos permanentes.

El mantenimiento de una cubierta vegetal durante el periodo invernal consiste en sembrar ciertas plantas inmediatamente después de las cosechas. Esa práctica permite enriquecer los suelos, mejorar su capacidad de retención de agua y luchar contra la erosión. Además, permite producir los llamados cultivos intermedios.

La rotación de cultivos es un método tradicional que respeta la capacidad de regeneración de los suelos. Como principal ventaja, reduce el recurso a los productos químicos (plaguicidas, herbicidas y abonos).

Los pastos son importantes reservorios de biodiversidad. Constituyen ecosistemas de alto valor añadido en lo que respecta a los suelos, la utilización del agua, la captura del carbono y los paisajes.

Los barbechos medioambientales enriquecen los ecosistemas agrarios al preservar refugios para la fauna y la flora. Para que desplieguen todo su potencial, las tierras en barbecho deben segarse meticulosamente con el fin de proteger el crecimiento de pequeños arbustos.

¿Es necesario conservar los dos pilares de la PAC?

Ambos pilares son dos facetas complementarias de la PAC. El primer pilar debe permitir sostener a los agricultores sobre una base anual a fin de que hagan frente a los desafíos comunes al conjunto de la UE. El segundo, que incluye la estrategia «Leader», constituye una herramienta de inversión plurianual y flexible, adaptada a las realidades locales de cada Estado miembro, con la que se pretende sobre todo fomentar la competitividad, la innovación, la lucha contra el cambio climático y el carácter sostenible de la agricultura.

¿Por qué es la Comunicación parca en detalles sobre determinados aspectos?

La Comunicación de la Comisión no examina todos los detalles de la reforma. Para ello, será necesario esperar a las propuestas legislativas que se presentarán de aquí al verano de 2011. El texto que se presenta hoy es un documento político que expone las principales directrices basadas en los retos detectados durante el debate público que se llevó a cabo al principio del año. De aquí a la presentación de las propuestas legislativas, se llevarán a cabo evaluaciones de impacto precisas con el fin de determinar las herramientas más pertinentes y eficaces para cumplir los objetivos señalados en la Comunicación.

¿Cuáles son las etapas siguientes a la publicación de la Comunicación?

La Comunicación de la Comisión va a debatirse en el Consejo, en el Parlamento Europeo, en el Comité Económico y Social y en el Comité de las Regiones de la UE. La Comisión organizará una consulta durante la que las partes interesadas serán invitadas a presentar sus puntos de vista y sus argumentos sobre las distintas opciones con el fin de alimentar el análisis de impacto de las mismas. Teniendo en cuenta los estudios de impacto detallados en curso para cada una de las opciones de la Comunicación, la Comisión preparará una serie de propuestas legislativas que se presentarán en el verano de 2011 y que se tramitarán mediante el procedimiento de codecisión, por primera vez aplicado a una reforma de la PAC tras la entrada en vigor del nuevo Tratado. La PAC reformada deberá entrar en vigor en 2014.

¿Cuáles son los próximos retos para la agricultura europea?

Abastecimiento alimentario. Según los expertos de la FAO, el crecimiento de la población mundial y los cambios en los hábitos alimentarios va a ocasionar un aumento del 50 % de la demanda de productos agrícolas de aquí a 2030 y del 70 % de aquí a 2050. Europa debe asumir su cuota de responsabilidad a escala internacional y mantener su capacidad para producir productos de calidad en cantidad suficiente, respetando normas sanitarias muy estrictas y fomentando prácticas de producción sostenibles para no dañar al medio ambiente.

Utilización sostenible de los recursos naturales. El sector agrario es un usuario intensivo de los suelos, el agua y la biodiversidad y uno de los principales artífices de la formación de los paisajes. Casi catorce millones de explotaciones gestionan más de la mitad del territorio europeo. De hecho, la agricultura y la silvicultura ocupan un 80 % del territorio europeo. La actividad agraria puede ofrecer respuestas concretas en la lucha contra el cambio climático y la pérdida de biodiversidad. Además, los agricultores deben modificar sus prácticas en función del calentamiento de las temperaturas.

Desarrollo equilibrado de los territorios rurales. La agricultura es el motor económico de la mayor parte de las zonas rurales y la base sobre la que reposa el sector agroalimentario europeo, que genera un total de 17,5 millones de puestos de trabajo (un 13,5 % del empleo en el sector industrial). Para asegurar un recambio generacional mínimo, resulta esencial que los empleos en la agricultura sigan siendo adecuadamente atractivos. La renta agraria solo representa un 40 % de la media de los ingresos medios europeos.

ANEXO : DESCRIPCIÓN DE LAS TRES OPCIONES GENERALES

Pagos directos

Medidas de mercado

Desarrollo rural

Opción 1

Introducir más equidad en la distribución de los pagos directos entre Estados miembros (manteniendo el sistema actual).

Reforzar los instrumentos de gestión de riesgos.

Racionalizar y simplificar en caso necesario los instrumentos de mercado.

Mantener la orientación de la revisión de la PAC de aumentar la financiación para superar los retos relacionados con el cambio climático, el agua, la biodiversidad y las energías renovables, y la innovación.

Opción 2

Introducir más equidad en la distribución de los pagos directos entre Estados miembros y un cambio substancial en su concepción.

Los pagos directos constarían de:

un tipo básico en apoyo de las rentas,

una ayuda adicional obligatoria para bienes públicos «medioambientales» mediante acciones agroambientales simples, generalizadas, anuales y no contractuales sobre la base de los costes suplementarios necesarios para realizar estas acciones,

un pago adicional para compensar condicionantes naturales específicos, y

un componente de ayuda asociada voluntaria para sectores y regiones específicos1,

Introducir un nuevo régimen para las pequeñas explotaciones agrícolas.

Introducir un límite máximo para el tipo básico, considerando al mismo tiempo la contribución de las grandes explotaciones agrícolas al empleo rural.

Mejorar y simplificar en caso necesario los instrumentos de mercado.

Ajustar y complementar los instrumentos existentes para responder mejor a las prioridades de la UE, centrándose el apoyo en el medio ambiente, el cambio climático y/o la restructuración y la innovación, y potenciar las iniciativas regionales y locales.

Reforzar los instrumentos actuales de gestión de riesgos e introducir un instrumento opcional de estabilización de las rentas compatible con el «compartimento verde» de la OMC, que permita compensar las pérdidas de renta substanciales.

Podría considerarse una cierta redistribución de fondos entre Estados miembros sobre la base de criterios objetivos.

Opción 3

Eliminar progresivamente los pagos directos en su forma actual.

Proporcionar en su lugar pagos limitados para bienes públicos medioambientales y pagos adicionales por condicionantes naturales específicos.

Supresión de todas las medidas de mercado, con la posible excepción de las cláusulas de perturbación del mercado, que podrían activarse en periodos de crisis grave.

Las medidas se centrarían principalmente en el cambio climático y en aspectos medioambientales.

1 :

El mismo equivaldría a la ayuda asociada que actualmente se paga en virtud del artículo 68 y a otras medidas de ayuda asociada.


Side Bar

My account

Manage your searches and email notifications


Help us improve our website