Chemin de navigation

Left navigation

Additional tools

Carta del Presidente Barroso a los Miembros del Parlamento Europeo

Commission Européenne - MEMO/10/393   07/09/2010

Autres langues disponibles: FR EN DE DA NL IT SV PT FI EL CS ET HU LT LV MT PL SK SL BG RO

MEMO/10/393

Bruselas, 7 de septiembre de 2010

Carta del Presidente Barroso a los Miembros del Parlamento Europeo

"Estimado Presidente Buzek:

Hace un año presenté al Parlamento Europeo mis directrices políticas para los próximos cinco años y propuse establecer una relación especial entre el Parlamento y la Comisión. Me complace ver que en los pocos meses transcurridos desde que el presente Colegio de Comisarios entró en funciones hemos podido dar un contenido político y práctico a ese enfoque. En particular, fue importante celebrar rápidamente nuestro Acuerdo marco, gracias al cual disponemos ahora de un marco claro y acordado para nuestras relaciones.

Como ya sabe, nuestro Acuerdo marco introduce importantes cambios en la manera en que la Comisión adopta su programa anual de trabajo. Prevé que la adopción del Programa de trabajo irá precedida por debates entre nuestras instituciones sobre las prioridades políticas de la Unión. También incluye una disposición con arreglo a la cual el Presidente de la Comisión pronunciará un discurso sobre el estado de la Unión Europea ante el Pleno del Parlamento. A la vez que pronuncio este discurso, quisiera proporcionarle un esquema de los principales elementos que guiaron la preparación del Programa de trabajo de la Comisión. Ello apoyará un intercambio de puntos de vista entre la Comisión y el Parlamento que ayudará a la Comisión a finalizar su Programa de trabajo a finales de octubre de 2011, tal como se prevé en el Acuerdo marco.

Tal como se desprende de la presente carta, durante el resto de 2010 se hará mucho hincapié en los temas económicos, y este hincapié se mantendrá en el próximo Programa de trabajo de la Comisión. Ello refleja la continua prioridad que se da al hecho de abordar la crisis económica, a la cual seguimos enfrentándonos. Presentaremos propuestas y perseguiremos políticas cuyo objetivo es mejorar la situación de la economía de la UE, y también adelantaremos propuestas que puedan ayudar a fomentar el crecimiento sostenible y crear nuevos puestos de trabajo. Ello deberá dar esperanza a nuestros ciudadanos en toda la UE y demostrar el auténtico valor añadido de la actuación a nivel de la UE. Confiamos en poder conseguir el acuerdo del Parlamento Europeo y del Consejo para programar las negociaciones «de vía rápida» sobre ciertas propuestas clave fundamentales para la recuperación económica y la creación de empleo. Ello demostrará que nuestro sistema de toma de decisiones es capaz de responder a las necesidades particulares y a las emergencias particulares.

En el resto de la presente carta he agrupado los principales elementos que estamos considerando para nuestro futuro Programa de trabajo bajo los siguientes epígrafes:

Gobernanza económica y reglamentación de los servicios financieros

La Comisión ha presentado ideas que han enmarcado el debate sobre el refuerzo de la gobernanza de la política económica en la UE y en la zona del euro. La piedra angular la constituye la mejora de la vigilancia de las políticas fiscales, las políticas macroeconómicas y las reformas estructurales. Ello deberá ser apoyado por firmes mecanismos de aplicación destinados a prevenir o corregir los excesos que podrían poner en peligro el crecimiento y nuestra estabilidad financiera común.

La Comisión ha actuado rápidamente para ejecutar los ajustes necesarios del «código de conducta» del Pacto de Estabilidad y Crecimiento y seguirá actuando en relación con las medidas que sean competencia suya directa. A finales de septiembre presentaremos propuestas legislativas. Estas propuestas serán obvias candidatas para un acuerdo de programación interinstitucional con vistas a considerar y adoptar los textos «por la vía rápida».

El Parlamento Europeo se está dedicando muy activamente a codecidir el nuevo marco reglamentario para el sector de servicios financieros de la UE. Tal como lo expusimos en junio, la Comisión completará su programa de reforma financiera efectuando nuevas propuestas que incluirán un conjunto de instrumentos de gestión de las crisis para la prevención y resolución de las crisis bancarias, la mejora de la transparencia del mercado, sanciones contra el abuso del mercado, una nueva intensificación de las normas sobre capital bancario e iniciativas para mejorar la gobernanza corporativa en el sector financiero. Durante los próximos días presentaremos propuestas legislativas para aportar transparencia y seguridad a los mercados derivados, y para atender al problema de la venta en corto al descubierto, incluidas las permutas de cobertura por incumplimiento crediticio. La mayoría de estas propuestas serán adoptadas este otoño por la Comisión, y el resto lo será a comienzos del próximo año, garantizando así que cumplimos nuestros compromisos internacionales para con el G20. Queremos trabajar estrechamente con el Parlamento para acelerar las decisiones sobre estas propuestas.

El Programa de trabajo 2011 incluirá:

  • El trabajo en curso para completar y concluir un nuevo marco para la gobernanza económica, incluidas las propuestas legislativas.

  • Las medidas finales para completar la reforma exhaustiva del sistema financiero europeo: revisión de la Directiva relativa a los mercados de instrumentos financieros, normas del OICVM sobre depositarios y remuneración, legislación sobre productos preempaquetados de inversión minorista, nuevas modificaciones a la normativa sobre las agencias calificadoras de la solvencia crediticia, legislación sobre la gestión de las crisis y la resolución de las crisis bancarias, y legislación sobre gobernanza corporativa. La Comisión también efectuará el seguimiento de las conclusiones que se alcancen el próximo otoño en ámbitos como la fiscalidad del sector financiero.

Europa 2020: una estrategia de crecimiento para la UE

Las propuestas de la Comisión para una nueva estrategia de crecimiento para la UE se han establecido ahora como marco fundamental para el futuro. La hipótesis subyacente de Europa 2020 es que la recuperación y el futuro de Europa están supeditados a que se busque un crecimiento inteligente, sostenible e integrador, con objetivos cuantificados y acciones concretas a nivel nacional y de la UE. Esta hipótesis fue bien recibida y fue refrendada en junio por el Consejo Europeo. Ahora se tratar de ejecutar esta estrategia, haciendo particular hincapié en anticipar la aplicación de sus elementos de refuerzo del crecimiento. La Comisión ya ha puesto en marcha su emblemática Agenda Digital para Europa, y para finales de este año presentará otras iniciativas emblemáticas clave, entre otras sobre la Unión por la Innovación, la Política Industrial, «Juventud en movimiento», Nuevas Cualificaciones y Empleos y la Plataforma Europea contra la Pobreza. También llevaremos adelante elementos clave de los programas emblemáticos de la UE, particularmente en materia de energía y transporte, ateniéndonos a nuestra estrategia global de lucha contra el cambio climático. Un claro punto de referencia para 2011 será la primera aplicación anual del enfoque de 2020, y a principios de 2011 el análisis del crecimiento anual pondrá en marcha el nuevo semestre europeo de coordinación de políticas.

Una plataforma social adecuada para modernizar Europa

Nuestras sociedades se basan en un modelo social en el que el crecimiento y el bienestar, la competitividad y la inclusión se complementan mutuamente. Se trata de un modelo único, que proporciona oportunidades a todos, pero que también debe ser constantemente desarrollado para ser efectivo. Vista la actual crisis, nuestros esfuerzos deben centrarse en luchar contra el desempleo mediante la creación de puestos de trabajo. Debemos actuar, apoyar, formar y alentar, siempre que ello sea posible.

La UE debe trabajar con los gobiernos y los interlocutores sociales para asegurarse de que estamos siguiendo todas las vías posibles para crear puestos de trabajo apropiados y sostenibles. La Comisión, ateniéndose a los compromisos que contraje con el Parlamento, propondrá la revisión de la Directiva relativa a la ordenación del tiempo de trabajo y efectuará una propuesta legislativa sobre la interpretación de la Directiva relativa al desplazamiento de trabajadores.

Europa 2020 ha reconocido el papel fundamental de la educación como piedra angular de la prosperidad y la justicia social. La UE debe estudiar la contribución que puede efectuar para ayudar a los gobiernos nacionales a alcanzar sus metas para 2020.

También se incluirán en las medidas con arreglo al Programa de trabajo para 2011:

  • Una revisión del paquete de medidas de 2005 sobre servicios de interés general, particularmente a la luz del marco de calidad para los servicios públicos y sociales.

  • Iniciativas sobre la dimensión europea en la modernización de la enseñanza superior y la equidad de los sistemas de educación.

Liberar el potencial del mercado único

El mercado único es uno de los principales logros de la integración europea y nuestra principal baza para fomentar la competitividad y crear empleo. Basándose en el exhaustivo informe preparado a petición mía por Mario Monti, la Comisión presentará una ambiciosa «Acta del Mercado Único» que contiene una lista de propuestas legislativas prioritarias y otras propuestas, que serán presentadas durante 2011, todas ellas con el objetivo de obtener beneficios directos para las empresas y los ciudadanos. El «Acta del Mercado Único» incluirá mejoras de las normas de contratación pública, propuestas para una base imponible consolidada común del impuesto sobre sociedades, la continuación de los esfuerzos para reducir las tarifas de itinerancia para los ciudadanos en una Europa sin fronteras, y el desarrollo de un marco para la identidad y autenticación electrónicas. La meta deberá ser aportar un verdadero cambio a las PYME y otros interlocutores clave del mercado único.

El Derecho civil europeo ofrece posibilidades complementarias para facilitar las operaciones de cruce de fronteras, colmando las lagunas del mercado único. Entre los problemas más frecuentes de las pequeñas y medianas empresas se incluyen cómo redactar un contrato o cómo ser pagado por los productos o servicios suministrados.

El Programa de trabajo para 2011 incluirá:

  • Medidas a incluir en el Acta del Mercado Único.

  • Un marco europeo de referencia para el Derecho contractual y medidas contra los obstáculos a los que se enfrentan las empresas y los ciudadanos cuando tratan de recuperar sus créditos en otros Estados miembros. Cuando el acceso al capital es limitado, una ejecución rápida de las deudas es esencial para la supervivencia de una empresa.

  • Una evaluación del avance del desarrollo de los servicios de itinerancia.

  • Normas revisadas para la reutilización de información del sector público.

  • Conclusión del trabajo sobre el recurso colectivo.

  • Definición de cómo puede contribuir la UE a abordar el enorme desafío de la reforma de las pensiones.

Legislación inteligente

Al elaborar sus propuestas, la Comisión respetará los más altos niveles de legislación inteligente y mantendrá un fuerte enfoque horizontal y bien fundamentado para la elaboración de políticas, basado en un sistema integrado de evaluación del impacto y que respete los principios de proporcionalidad y subsidiaridad. Seguiremos haciendo propuestas para reducir la carga administrativa de los operadores económicos, especialmente las pequeñas y medianas empresas, y nos hemos comprometido a trabajar con otras instituciones para desarrollar este enfoque.

La Comisión también seguirá trabajando para garantizar una gestión financiera adecuada y responsable del presupuesto de la UE. Trabajará estrechamente con el Parlamento Europeo y el Consejo sobre el marco reglamentario que regula la OLAF, la Oficina Europea de Lucha contra el Fraude.

Transformación en una sociedad eficiente en materia de recursos

Un pilar fundamental de Europa 2020 es la necesidad de generar un mayor crecimiento utilizando menos recursos. La sociedad europea necesita una visión que promueva la nueva orientación a largo plazo de nuestra economía hacia un crecimiento verdaderamente sostenible. Ello supone integrar los diferentes capítulos de las políticas sobre cambio climático, energía, transporte y medio ambiente en un enfoque coherente sobre la eficiencia de los recursos y un futuro con pocas emisiones de carbono, que deberá incluirse en las preparaciones para la «Cumbre de la Tierra» de Río+20 de 2012.

Está también claro que la agricultura desempeñará un papel fundamental de cara a abordar algunos de los principales desafíos, tales como la seguridad alimentaria mundial, la lucha contra la pérdida de biodiversidad y la gestión sostenible de nuestros recursos naturales. En consecuencia, la Comisión propondrá una reforma sustancial de la política agrícola común para modernizarla y hacer que responda a las expectativas de la sociedad europea, que desea un sector agrícola sostenible, competitivo y que respete el medio ambiente.

La UE seguirá dirigiendo la lucha contra el cambio climático, tanto a nivel de nuestras políticas interiores como exteriores. Seguiremos ensamblando los componentes del más ambicioso programa de acción que existe en el mundo para luchar contra el cambio climático, y tratando de alcanzar un acuerdo mundial para conseguir las ambiciosas reducciones de emisiones que necesitamos.

En los próximos meses, la política energética seguirá ocupando un puesto especial en nuestro programa, atendiendo a los objetivos establecidos de competitividad, sostenibilidad y seguridad del suministro. Este año verá la presentación de una plan de acción energético, un documento estratégico que establecerá los puntos de acción prioritaria para 2011-2020. Será apoyado por una actividad destinada a crear el entorno adecuado para la modernización de la infraestructura energética europea.

El Programa de trabajo incluirá:

  • La programación hasta 2050 de una economía con pocas emisiones de carbono y el establecimiento de los escenarios en los que la UE puede revolucionar la energía y el transporte en las próximas décadas.

  • Propuestas para incorporar la lucha contra el cambio climático en las políticas de la UE.

  • Propuestas para la modernización y reforma de la política agrícola común.

  • Una estrategia de eficiencia energética que indique cómo alcanzar la meta del 20 % para 2020, por ejemplo en los sectores de la construcción, los servicios públicos y el transporte.

  • Un nuevo enfoque para la infraestructura estratégica europea de transporte.

  • Un estudio exhaustivo del problema de la capacidad de los aeropuertos, a fin de fomentar la competencia, atender mejor a los intereses de los consumidores y mejorar los resultados medioambientales de los aeropuertos.

  • Una nueva era para la política pesquera común.

Participación de los ciudadanos

La Comisión efectuará propuestas para reforzar los derechos de los ciudadanos que cruzan las fronteras. Debemos tener también como objetivo finalizar nuestras tareas de cara a la Iniciativa ciudadana, de manera que los europeos puedan gozar plenamente de este incremento de sus derechos de participación.

La UE debe seguir promoviendo la importancia directa de sus políticas para los ciudadanos y una dimensión claramente europea que refleje su riqueza y diversidad culturales.

Incrementar la seguridad de la UE

El Tratado de Lisboa concede a la UE nuevas competencias para ayudar a Europa a convertirse en un espacio más abierto, en el que sea más fácil desplazarse o realizar negocios, pero también en un lugar más seguro, donde una estrategia efectiva de seguridad interior garantice que los criminales y los terroristas no puedan aprovecharse de los fallos del sistema. La Comisión ha presentado un programa muy ambicioso para los próximos años —el Plan de acción del Programa de Estocolmo—, y estamos decididos a mantener el equilibrio que refleja entre la necesidad de seguridad y el imperativo de la libertad.

Los millones de viajeros que cruzan diariamente las fronteras no quieren que se produzca un repentino incremento en las cargas a las que se enfrentan. Tenemos que abrirnos a los intercambios internacionales y comprender los beneficios económicos del reconocimiento internacional. La inmigración es un recurso clave para la sociedad europea, pero tiene que ganarse la confianza de los ciudadanos. Ello implica una política de inmigración común, con una clara distinción entre la inmigración legal y la ilegal, y un sistema que gestione adecuadamente el desafío del asilo. El próximo año propondremos complementar el paquete de medidas sobre migración legal que hemos empezado a aplicar desde 2005. También seguiremos actuando en el campo de la inmigración ilegal, colaborando con los países de origen.

El Programa de trabajo de 2011 incluirá:

  • Una propuesta para ayudar a las víctimas de la delincuencia.

  • El marco jurídico global para la protección de los datos personales en la UE.

  • La continuación del trabajo para garantizar el reconocimiento y la aplicación de las sentencias en materia matrimonial y de responsabilidad parental.

  • Propuestas para facilitar el viaje a los visitantes, controlando al mismo tiempo nuestras fronteras exteriores de manera más efectiva, con un Programa de registro de pasajeros y un Sistema de entrada y salida..

El próximo marco financiero plurianual

La Comisión presentará el próximo año su propuesta para el próximo marco financiero plurianual. Nuestros gastos deben reflejar los principales desafíos a los que se enfrenta Europa y debe contribuir a que consigamos nuestros objetivos estratégicos clave, particularmente la estrategia de Europa 2020. Como principio rector, el presupuesto de la UE deberá orientarse hacia las políticas en las que puede suponer una diferencia y aportar auténtico valor añadido. Al mismo tiempo, el sistema de recursos propios de la Unión requiere modernización y racionalización.

La revisión del presupuesto de la Comisión, que se presentará durante las próximas semanas, proporcionará una buena oportunidad para discutir los principales principios y opciones que deben informar el próximo marco financiero plurianual. Los puntos de referencia fundamentales de 2011 incluirán:

  • Las propuestas fundamentales para un nuevo marco financiero plurianual, en el primer semestre de 2011.

  • Propuestas detalladas para la próxima generación de programas de gastos. Entre los puntos de referencia particulares se incluirá la legislación que regulará la política agrícola común a partir de 2013; la legislación sobre las políticas de cohesión, para abordar el desempleo y para ejecutar las reformas estructurales de Europa 2020; la legislación para potenciar la innovación y el desarrollo del transporte y la infraestructura y las interconexiones energéticas, así como para realizar la Agenda Digital. También serán fundamentales los instrumentos para elaborar las políticas exteriores de la Unión y aplicar las políticas en los ámbitos de la ciudadanía y la libertad, la seguridad y la justicia.

Una nueva orientación en las relaciones exteriores

Las nuevas estructuras de la UE para la política exterior, creadas por el Tratado de Lisboa, pronto estarán listas y funcionarán plenamente. La Comisión seguirá apoyando al nuevo Servicio Europeo de Acción Exterior, con el que cooperaremos muy estrechamente.

Con las estructuras existentes, tenemos ahora la oportunidad de promover una política global y coherente sobre los principales desafíos exteriores a los que hoy nos enfrentamos, centrando nuestros esfuerzos en los socios estratégicos y demostrando que la UE es capaz de hablar con una sola voz, como un socio fuerte y fiable. La Comisión presentará su visión sobre cómo podemos maximizar el papel de la UE a nivel mundial para marcar el primer año de aplicación del Tratado de Lisboa.

Una parte de este enfoque consiste en hacer pasar de manera coordinada nuestros valores y nuestros intereses por toda la gama de instrumentos exteriores de la UE. Para la Comisión, ello debe incluir una política efectiva de desarrollo, centrada donde pueda tener un auténtico impacto en los necesitados. Ayudar a los afectados por las catástrofes humanitarias sigue siendo un componente central del compromiso de la UE a nivel mundial, y deben efectuarse cuanto antes propuestas para garantizar que la UE puede responder de manera rápida y efectiva a las crisis humanitarias.

Para garantizar que las ventajas del libre comercio puedan beneficiar a todos, la nueva estrategia de política comercial de este otoño favorecerá una mayor apertura de la economía internacional, tanto a nivel multilateral como bilateral. Con nuestra nueva estrategia de inversión internacional, la Comisión ha empezado a asumir su nueva competencia exclusiva sobre la inversión extranjera directa y a establecer las principales orientaciones estratégicas de la política de inversiones de la UE, manteniendo al mismo tiempo una plena seguridad jurídica para los inversores mediante disposiciones transitorias. Confiamos en cooperar con el Parlamento y el Consejo para reforzar esta estrategia con iniciativas concretas.

El Programa de trabajo de 2011 incluirá:

  • Una importante revisión de la política de desarrollo de la UE y del Consenso europeo sobre el desarrollo, sobre la base de la revisión de los ODM de la reunión de alto nivel de Nueva York.

  • Una adaptación del régimen de preferencias generalizadas para los países en desarrollo, que se aplicará a finales de 2014.

  • Una importante reelaboración de los instrumentos de ayuda humanitaria.

  • Una nueva intensificación de nuestra capacidad de respuesta ante las crisis mediante propuestas para poner en común la capacidad y las logísticas de los Estados miembros.

  • La continuación del proceso de adhesión sobre la base del enfoque que presentará la Comisión en noviembre de 2010.

  • Una revisión de la Política Europea de Vecindad.

Para concluir, confío en que el nuevo enfoque de la programación que hemos acordado proporcione una sólida base para la cooperación interinstitucional. El trabajo de la Conferencia de Presidentes de Comisión en forma de informe resumido ya ha efectuado valiosas aportaciones a nuestras reflexiones. Confío en recibir la contribución del Parlamento después de un proceso de consulta entre los Comisarios individuales y los correspondientes Comités, y en revisar la totalidad del proceso con ustedes y con la Conferencia de Presidentes antes de la adopción final del Programa de trabajo por el Colegio de Comisarios."


Side Bar

Mon compte

Gérez vos recherches et notifications par email


Aidez-nous à améliorer ce site