Chemin de navigation

Left navigation

Additional tools

Enfoque europeo en materia de protección y seguridad en el ámbito de la energía nuclear

Commission Européenne - MEMO/07/10   10/01/2007

Autres langues disponibles: FR EN DE DA NL IT SV PT FI EL CS ET HU LT LV MT PL SK SL BG RO

MEMO/07/10

Bruselas, 10 de enero de 2007

Enfoque europeo en materia de protección y seguridad en el ámbito de la energía nuclear

La decisión en cuanto al recurso a la energía nuclear corresponde a cada Estado miembro. Si bien la energía nuclear puede desempeñar un papel importante en la diversificación de fuentes energéticas de la Unión Europea, persiste la necesidad de solventar diversos aspectos en relación con la protección y seguridad en el ámbito de la energía. Reconociendo este hecho, la Comisión Europea ha propuesto la creación de un Grupo de alto nivel de órganos nacionales de reglamentación nuclear de la UE, al objeto de continuar desarrollando un planteamiento común y una normativa europea en materia de protección y seguridad en el ámbito de la energía nuclear.

De acuerdo con el artículo 40 del Tratado Euratom, la Comisión Europea debe publicar periódicamente programas de carácter indicativo en materia nuclear. A tal efecto, la Comisión ha presentado una Comunicación en la que se pasa revista a las inversiones realizadas durante los últimos diez años en el ámbito de la energía nuclear, se analiza la generación de energía nuclear desde la óptica económica, sus repercusiones sobre la diversificación de fuentes energéticas y las condiciones de su aceptación por la sociedad.

Corresponde a cada Estado miembro decidir sobre el recurso o no a la energía nuclear para la producción de electricidad. Finlandia y Francia han decidido recientemente ampliar el uso de la energía nuclear. Otros países de la UE, entre ellos los Países Bajos, Polonia, Suecia, la República Checa, Lituania, Estonia, Letonia, Eslovaquia, el Reino Unido, Bulgaria y Rumanía, han reabierto el debate en torno a su política en materia de energía nuclear. Con 152 reactores repartidos a través de la EU 27, la proporción de electricidad generada a partir de la energía nuclear en Europa es actualmente del 30%; no obstante, de mantenerse la política de eliminación progresiva prevista en algunos Estados miembros de la UE, la mencionada proporción disminuirá en medida apreciable. Para hacer frente a la demanda energética prevista y reducir la dependencia de Europa de las importaciones, podrían adoptarse decisiones sobre nuevas inversiones o sobre la prolongación del período de vida de algunas centrales.

El incremento de la generación de energía nuclear podría asimismo constituir una alternativa con vistas a la reducción de las emisiones de CO2, y contribuir de manera significativa a mitigar el cambio climático mundial. La energía nuclear está prácticamente exenta de emisiones de carbono y se inscribe en el escenario de reducción de carbono de la Comisión, uno de cuyos objetivos consiste en reducir las emisiones de CO2 derivadas de la generación de energía. Éste podría ser también un importante aspecto a tener en cuenta a la hora de estudiar futuros regímenes de comercio de derechos de emisión.

El factor que mayor incidencia tiene de cara a las perspectivas de desarrollo de la energía nuclear es el aspecto económico, ya que una central nuclear supone una inversión inicial de entre 2.000 y 3.000 millones de euros. Si bien la generación de energía nuclear comporta costes de construcción superiores a los que conllevan los combustibles fósiles, los costes de explotación, una vez realizada la inversión inicial, son sustancialmente más bajos. Por otra parte, la generación de energía nuclear apenas se ve afectada por la variación de los costes del suministro de materias primas, dado que para mantener un reactor funcionando durante décadas basta una modesta cantidad de uranio, procedente, por lo general, de regiones del mundo estables. Así pues, en la mayor parte de los países industrializados la construcción de nuevas centrales nucleares representa un medio económico de generar electricidad de base.

La industria nuclear ha realizado cuantiosas inversiones desde 1997. La UE reconoce la importancia de mantener el liderazgo tecnológico en el ámbito de la energía nuclear y apoya el desarrollo del marco más avanzado al respecto, que abarca aspectos tales como la no proliferación, la gestión de residuos y la clausura de centrales. Desde la celebración del Tratado Euratom, la seguridad nuclear y la protección radiológica de la población han sido uno de los puntos de atención prioritaria de la Comunidad Europea y han adquirido una importancia aún mayor a raíz de la anterior y de la actual ampliación.

A nivel de la UE, el objetivo ha de consistir en seguir desarrollando el marco más avanzado en materia de energía nuclear en aquellos Estados miembros que opten por esa forma de energía, de acuerdo con las normas más estrictas en lo referente a la protección, seguridad y no proliferación, tal como exige el Tratado Euratom, y, asimismo, a la gestión de residuos nucleares y la clausura de centrales.


Side Bar

Mon compte

Gérez vos recherches et notifications par email


Aidez-nous à améliorer ce site