Navigation path

Left navigation

Additional tools

Preguntas y respuestas sobre la peste porcina clásica

European Commission - MEMO/01/422   05/12/2001

Other available languages: EN FR DE NL

MEMO/01/422

Bruselas, 5 de diciembre de 2001

Preguntas y respuestas sobre la peste porcina clásica

¿Qué es la peste porcina clásica?

La peste porcina clásica es una enfermedad vírica muy contagiosa que afecta a los cerdos domésticos y a los jabalíes. Es grave y provoca una mortalidad muy elevada en los animales infectados, que llega al 90% en los animales jóvenes. La infección es muy contagiosa y se transmite por contacto directo o indirecto entre los animales. El virus se transmite por la sangre, tejidos, secreciones y excreciones de animales enfermos y muertos. Los cerdos pueden infectarse por ingestión, inhalación, transmisión sexual (esperma) o por contaminación de abrasiones. Además, los lechones con infección congénita tienen viremia persistente y liberan el virus durante varios meses.

¿Cómo se propaga la peste porcina clásica?

Esta enfermedad se propaga principalmente por contacto con cerdos infectados. Sin embargo, también puede propagarse de una explotación a otra por contacto indirecto a través de visitantes de las explotaciones, vehículos contaminados, equipos de ganadería, vestimenta, instrumentos, etc., o por residuos alimenticios tratados de forma insuficiente que se dan a los cerdos, así como por carne de cerdo fresca contaminada o productos de esta carne. La enfermedad puede transmitirse a gran distancia mediante materiales o carne o productos cárnicos contaminados. A lo largo de los últimos diez años se ha ido viendo que en algunas regiones de Europa los jabalíes sirven de reservorio del virus de la peste porcina clásica y constituyen una fuente de infección de los cerdos domésticos.

¿Supone la peste porcina clásica algún riesgo para el hombre?

No, según los conocimientos actuales, el virus de la peste porcina clásica no puede causar ninguna enfermedad humana.

¿Qué se hace para prevenir los brotes de peste porcina clásica?

La Comunidad ha establecido normas estrictas sobre importación de cerdos vivos y de carne fresca y curada para evitar la introducción de esta enfermedad. Las importaciones se autorizan sólo si el país o región de origen está libre de peste porcina clásica y si se considera que sus servicios veterinarios son capaces de detectar la enfermedad y reaccionar ante ella adecuadamente. Los países o regiones exportadores deben cumplir asimismo las demás exigencias de la legislación comunitaria en relación con la salud pública y la zoosanidad.

¿Qué se hace en caso de brote de peste porcina clásica?

El objetivo actual respecto a la peste porcina clásica consiste en erradicarla de la Comunidad, lo que significa que en caso de que aparezca un brote se sigue una política de supresión de la piara, con sacrificio de todos los cerdos de las explotaciones afectadas, la destrucción de los cuerpos y de las camas, y la desinfección de las explotaciones de las zonas infectadas reconocidas.

Se limitan la entrada y la salida de cerdos de la zona infectada, se lleva a cabo una investigación epidemiológica para rastrear las fuentes y la propagación de la infección, y se toman medidas especiales de vigilancia dentro de la zona infectada.

¿Cuál es la política de vacunación frente a la peste porcina clásica?

Desde la década de 1990 está vigente una política de no vacunación. Las vacunas sólo pueden utilizarse en caso de urgencia, previa confirmación de la enfermedad, si hay riesgo de que se produzcan nuevos brotes graves. La validez de esta política fue confirmada por el Comité científico en 1997.

Tras la infección con el virus de la peste porcina clásica, los animales vacunados generalmente no muestran signos clínicos de enfermedad, es decir, quedan protegidos frente a esta. Sin embargo, cabe la posibilidad de que la vacunación permita que pase desapercibida la circulación de virus en una población de cerdos vacunados pero no totalmente inmunes, por lo que los científicos son prudentes respecto al uso de la vacuna como medio eficaz de erradicación de la enfermedad. Por otra parte, las restricciones al comercio que se aplican en las zonas en que se ha utilizado la vacuna para prevenir la propagación del virus pueden hacer que la vacunación resulte menos atractiva.

En caso de una política de vacunación preventiva generalizada, habrían de tenerse en cuenta también sus costes, ya que la producción anual de cerdos de la Comunidad asciende a unos doscientos millones de animales.

¿Qué son las vacunas marcadoras y cuál es su ventaja?

Las vacunas marcadoras son vacunas que pueden proteger a los cerdos frente a la peste porcina clásica dándoles una inmunidad que, mediante una prueba de laboratorio, es posible distinguir de la respuesta inmune debida a una infección natural. La ventaja de las vacunas marcadoras consiste en que permitirían distinguir entre cerdos infectados (que pueden propagar la enfermedad a otros cerdos, incluso sin mostrar signos de enfermedad) y cerdos vacunados. Así pues, dejarían de ser necesarias las restricciones comerciales actualmente aplicables a los cerdos vacunados y a sus productos.

¿Por qué no se utilizan aún las vacunas marcadoras?

Recientemente se han desarrollado dos nuevas vacunas contra la peste porcina clásica con características específicas que facilitarían su posible utilización como vacunas marcadoras por inducir la formación de inmunidad sólo frente a una de las proteínas del virus; su uso como vacunas contra la peste porcina clásica ha sido autorizado por la Agencia Europea para la Evaluación de Medicamentos.

Sin embargo, en un ensayo de laboratorio a gran escala, efectuado en 1999 con ayuda financiera de la Comisión, se ha demostrado que, a pesar de las características especiales de estas vacunas marcadoras, no se dispone aún de un método de prueba adecuado para distinguir entre su presencia y una infección real. Están en marcha las investigaciones para desarrollar un método de prueba de este tipo.

De acuerdo con la nueva Directiva del Consejo sobre la lucha contra la peste porcina clásica (véase más abajo), el uso de estas vacunas será posible en caso de urgencia, una vez se hayan desarrollado y validado estas pruebas de laboratorio.

¿Cuáles son las consecuencias económicas de los brotes?

La peste porcina clásica es incompatible con la ganadería porcina en una sociedad moderna. En caso de brote deben tomarse las medidas adecuadas de lucha, entre las que se incluyen las restricciones comerciales de acuerdo con las normas internacionales y con la legislación comunitaria. Un brote de peste porcina clásica dificulta el comercio interior e internacional y el movimiento de cerdos y de productos derivados, y las consecuencias económicas totales pueden ser muy graves.

Por ejemplo, el coste total para el presupuesto comunitario de la gravísima epidemia que se dio en los Países Bajos en 1997-1998 ascendió a unos seis cientos millones de euros. Se calcula que el coste y las pérdidas globales de esta epidemia suponen unos dos millardos de euros.

¿Está prevista alguna revisión de la política actual sobre la peste porcina clásica?

El Consejo de Ministros de Agricultura adoptó el 23 de octubre de 2001 una nueva Directiva sobre la lucha contra la peste porcina clásica, siguiendo una propuesta presentada por la Comisión Europea en septiembre de 2000 (COM (462) final). La nueva Directiva consolida las normas vigentes y las adapta en función de los nuevos datos y del progreso científico, así como de la experiencia obtenida en los últimos años con los brotes de peste porcina clásica en zonas de elevada densidad de ganadería porcina.

Las nuevas normas continúan con la política de no vacunación basada en la eliminación de todos los cerdos de las explotaciones infectadas de peste porcina clásica, pero prevén que en el futuro pueda hacerse un mayor uso de la vacunación en caso de urgencia mediante vacunas marcadoras. Estas vacunas marcadoras permitirán, una vez desarrollados y aprobados los métodos adecuados de prueba, distinguir entre cerdos vacunados y cerdos realmente infectados. Su uso tendrá que ser aprobado por la Comisión en cada caso y será objeto de evaluación y control estrictos. Deberán tomarse también en cada caso decisiones específicas sobre las restricciones comerciales que hayan de aplicarse a las explotaciones donde se hayan utilizado las vacunas marcadoras.

La nueva Directiva prohíbe alimentar a los cerdos con residuos alimenticios, y perfecciona y refuerza las medias anteriores de lucha, por ejemplo ampliando los requisitos de notificación y exigiendo una investigación epidemiológica a fondo tras un brote de peste porcina clásica. Prevé asimismo la posibilidad de vacunar jabalíes en caso de brote de peste porcina clásica, e introduce más disposiciones detalladas sobre planes de urgencia. Las nuevas normas serán aplicables a partir del 1 de noviembre de 2002.

¿Qué eficacia han tenido las medidas de lucha contra la peste porcina clásica en los últimos años?

En conjunto, durante la década de 1980 hubo varios miles de brotes de peste porcina clásica en la Comunidad. Desde la década de 1990, cuando se introdujo la política de no vacunación, la tendencia era de descenso considerable de presencia de la enfermedad, hasta que se produjo una importante epidemia en 1997/98 (con un total de unos 600 brotes). La situación ha mejorado mucho en los últimos años, pero la enfermedad persiste entre los jabalíes en ciertas zonas de la Comunidad y en algunos países limítrofes. Por tanto, sigue suponiendo una grave amenaza para la ganadería porcina de la Comunidad, especialmente en las regiones de elevada densidad porcina, en las que puede ser muy difícil erradicar los brotes.

¿Cuántos brotes de peste porcina clásica ha habido en los últimos años?

La última epidemia importante de peste porcina clásica se produjo en 1997/1998, con brotes en Alemania, Bélgica, Italia y, especialmente, España y los Países Bajos. Sólo en este último país se sacrificaron y destruyeron durante esta epidemia entre diez y once millones de cerdos (correspondientes a más de 400 brotes), mientras que en España fueron más de un millón (de unos 100 brotes). En los dos años siguientes, la enfermedad ha mostrado una tendencia claramente descendente (véase la figura adjunta).

[Graphic in PDF & Word format]

Sin embargo, el Reino Unido contó en el año 2000 con 16 brotes debidos a una cepa del virus de la peste porcina clásica procedente del exterior de la Comunidad, probablemente introducida en el Reino Unido a través de residuos alimenticios contaminados.

En el año 2001 se han producido brotes de peste porcina clásica en España (29), debidos probablemente a la introducción del virus desde el exterior de la Comunidad, y en Alemania (5) e Italia (5, localizados en la isla de Cerdeña), en zonas en que la enfermedad se da entre jabalíes.

La peste porcina clásica ¿es producto de la ganadería porcina intensiva?

No, la ganadería intensiva no es causa de la peste porcina clásica, como demuestra la frecuente presencia de la enfermedad en pequeñas explotaciones familiares y en cerdos que deambulan libremente y pueden entrar en contacto con jabalíes infectados o con residuos alimenticios o de cocina contaminados, como sucedió probablemente en el Reino Unido.

Sin embargo, la peste porcina clásica ocasiona los mayores problemas en las zonas de densidad porcina elevada, debido a los múltiples factores de riesgo potencial presentes en tales zonas.

La aparición y la persistencia de la peste porcina clásica entre la población de jabalíes es motivo de preocupación en ciertas regiones de Alemania, Italia, Francia y Austria, aunque la situación general ha mejorado respecto a la de 1999.

¿Cuál es la situación respecto al reciente brote de peste porcina clásica de España?

Entre junio y septiembre de 2001 se ha producido un total de 29 brotes de peste porcina clásica en España, en la zona nororiental del país (Cataluña, Valencia y Castilla-La Mancha). La Comisión ha tomado diversas medidas (cláusulas de salvaguardia) para limitar los movimientos de los animales y el comercio de cerdos y de ciertos productos de porcino procedentes de las zonas afectadas por la peste porcina clásica. Las medidas se han ido adaptando según las necesidades al ritmo de la evolución de la situación. Ya para el 15 de noviembre de 2001 se habían retirado todas las limitaciones del comercio y de los movimientos de los animales.

Las autoridades españolas han aplicado un régimen nacional de vigilancia serológica de las explotaciones de porcino para detectar o excluir la presencia eventual de la enfermedad.

¿Cuál es la situación respecto al actual brote de peste porcina clásica de Alemania?

En 2001 se ha detectado en Alemania un total de cinco brotes de peste porcina clásica, dos de ellos en Baja Sajonia en junio-julio y tres en Renania-Palatinado en octubre.

¿Cuál es el origen del brote de peste porcina clásica de Alemania?

El virus responsable de estos brotes es del mismo tipo que el detectado en los jabalíes de estas regiones, lo que indica que el origen del brote se encuentra en la población local de jabalíes.

¿Qué medidas se han tomado en relación con el brote de peste porcina clásica de Alemania?

Se está aplicando en toda Alemania un programa de vigilancia y lucha, incluida la realización a gran escala de pruebas con cerdos domésticos y jabalíes. En las zonas en que persiste la enfermedad entre la población de jabalíes se aplican medidas especiales de lucha, como las siguientes:

    - pruebas obligatorias de peste porcina clásica en los jabalíes abatidos o encontrados muertos en las zonas pertinentes;

    - prohibición de comercialización de la carne de los jabalíes con resultado negativo en las pruebas de peste porcina clásica, fuera del área local;

    - estrategia de caza para reducir la población sensible de jabalíes seleccionando animales jóvenes;

    - vigilancia estricta y restricciones rigurosas de los movimientos de cerdos domésticos en las zonas de presencia de la enfermedad entre la población de jabalíes, con prohibición de trasladar cerdos domésticos de estas zonas a otros Estados miembros.

Por otra parte, se están llevando a cabo pruebas de vacunación de la población de jabalíes en diferentes partes de Alemania, Parece que estas pruebas están dando resultado favorable en algunas regiones, como en Mecklemburgo-Pomerania Occidental. Aunque estas medidas no siempre han resultado en la erradicación de la enfermedad entre los jabalíes, sí han tenido éxito en cuanto a limitar el número de brotes de la enfermedad en las explotaciones de cerdos domésticos y a prevenir la propagación de la enfermedad desde las zonas en que persiste el virus entre los jabalíes.

¿Cuál es la situación en los países candidatos?

Se ha visto que la peste porcina clásica aparece y persiste entre la población de jabalíes de algunos países candidatos. Este tema se trata en el contexto de las negociaciones de adhesión. Los países candidatos deben proporcionar información detallada sobre la presencia de peste porcina clásica y sobre las medidas adoptadas para vigilar y luchar contra la enfermedad en sus poblaciones de cerdos domésticos y de jabalíes.

¿Cuáles son las normas de indemnización de los ganaderos y cuál ha sido el coste de los brotes recientes de peste porcina clásica para el presupuesto comunitario?

La Comunidad reembolsa a los Estados miembros hasta el 50% de los gastos realizados para indemnizar a los ganaderos cuyos animales se hayan sacrificado y destruido y los gastos de desinfección de las explotaciones despobladas.

¿Qué está haciendo la Comisión para evitar el sacrificio de grandes cantidades de animales?

Para evitar que se propague un brote de peste porcina clásica, la legislación comunitaria exige que las autoridades competentes nacionales apliquen un plan de urgencia donde se especifiquen las medidas nacionales para la erradicación rápida y eficaz del brote. La eficacia potencial de estos planes es objeto de una serie de inspecciones por la Oficina Veterinaria y Alimentaria de la Comisión.

La Comisión Europea admite que es preferible evitar la destrucción de grandes cantidades de animales en la medida de lo posible. Sin embargo, actualmente todos los expertos están de acuerdo en que debe aplicarse una política rigurosa de supresión de la piara en cuanto aparece un brote, especialmente en zonas con elevada densidad porcina, ya que este es el mejor método para prevenir la propagación de la enfermedad y la muerte de animales a gran escala.

Por otra parte, la legislación comunitaria no excluye el uso de la vacunación de urgencia en caso de que resulte necesario y eficaz.

¿Cuál es la situación científica del momento?

En su dictamen de 1997 sobre la lucha contra la peste porcina clásica, el Comité científico de la salud y bienestar de los animales recomendaba con insistencia una política de no vacunación y la realización de más estudios sobre el desarrollo y la utilización de vacunas marcadoras. Tales estudios se están realizando desde entonces con la ayuda financiera de la Comisión (véase más arriba).

Este Comité recomendaba en su informe de agosto de 1999 sobre la peste porcina clásica en los jabalíes la aplicación de ciertas medidas de lucha contra la enfermedad que podían mejorar la situación, como la reducción selectiva de la población de jabalíes jóvenes y la vacunación de poblaciones de jabalíes.

Actualmente están en marcha pruebas de vacunación en diversas regiones de Alemania y los resultados obtenidos hasta ahora son positivos. Sin embargo, es necesario aún resolver varios problemas técnicos antes de que puedan extraerse conclusiones sobre la eficacia de la vacunación como método apropiado de lucha contra la enfermedad y de erradicación de la misma de entre la población de jabalíes.

http://europa.eu/eur-lex/es/dat/2001/l_316/l_31620011201es00050035.pdf

Anexo: Brotes de peste porcina clásica en 1980 - 2000

Anexo 1

Número de brotes de peste porcina clásica

comunicados por los Estados miembros en 1980-1990 y 1990-2000

PAÍS

1980 19901990 - 2000
Austria-3
Bélgica534175
Dinamarca00
Finlandia00
Francia1097
Alemania2240475
Grecia300
Irlanda00
Italia304262
Luxemburgo110
Países Bajos453441
Portugal2430
España15799
Suecia00
Reino Unido1116
TOTAL40921478

Side Bar

My account

Manage your searches and email notifications


Help us improve our website