Chemin de navigation

Left navigation

Additional tools

Autres langues disponibles: FR EN DE DA NL IT SV PT FI EL

IP/99/829

Bruselas, el 10 de noviembre 1999

Prohibición de los ftalatos en los juguetes y artículos de puericultura

La comercialización en el mercado europeo de juguetes y artículos de puericultura fabricados en PVC blando con ftalatos y destinados a ser mordidos por niños menores de 3 años debería prohibirse inmediatamente. La Comisión Europea ha aprobado un conjunto de propuestas legislativas para la prohibición del uso de ftalatos en los juguetes de PVC blando: en primer lugar, la prohibición inmediata de dichos productos, porque los ftalatos que liberan cuando los niños se los introducen en la boca representan un grave riesgo para su salud. En segundo lugar, la Comisión propone una segunda medida para confirmar la prohibición de este uso concreto de los ftalatos a largo plazo y de forma permanente. Esta medida adoptará la forma de una modificación de la legislación sobre la comercialización de sustancias peligrosas que, por razones de procedimiento, los Estados miembros no podrán aplicar hasta dentro de algunos años. Además, como medida de precaución, exigirá que los demás juguetes de PVC blando destinados a niños menores de tres años y que puedan ser introducidos en la boca de un niño, aunque no sea éste el fin previsto por el fabricante, lleven una etiqueta de advertencia si contienen ftalatos, a fin de garantizar su uso seguro en cualquier circunstancia.

Algunos datos científicos recientes han demostrado que los controles sobre la liberación de ftalatos a partir de productos fabricados en PVC blando no permiten garantizar de forma fiable que los niños de corta edad no absorban cantidades peligrosas de dichas sustancias, por lo que resulta necesaria su prohibición con carácter inmediato. Dicha prohibición entrará en vigor a los diez días de su adopción final por la Comisión, previa consulta con el comité de urgencia, compuesto por representantes de los Estados miembros y creado en virtud de la Directiva sobre la seguridad general de los productos (92/59/CE). Se prevé que este procedimiento se concluya en dos semanas.

Los ftalatos son sustancias químicas utilizadas para plastificar, o ablandar, el PVC. Se ha demostrado que pueden causar daños hepáticos, renales y testiculares (1). La liberación de ftalatos se produce cuando los niños chupan y mastican durante largos periodos de tiempo, sobre todo en el momento de la dentición, anillas, chupetes, sonajeros u otros objetos destinados a ellos y fabricados en PVC blando.

David Byrne, Comisario responsable de la salud y la protección de los consumidores, y Erkki Liikanen, Comisario responsable de las empresas y la sociedad de la información, que presentaron conjuntamente esta propuesta, han declarado que "esta medida está destinada a proteger a los más jóvenes y vulnerables.

Hemos recibido dictámenes científicos que indican que los ftalatos constituyen un serio riesgo para la salud humana, y hemos decidido reaccionar inmediatamente cuando los científicos han llegado a la conclusión de que los tests de que se dispone para controlar estos productos no aportan una garantía fiable de protección. Confiamos en que los padres y las madres de Europa estarán de acuerdo con nosotros en que debe hacerse todo lo que esté en nuestras manos para proteger a sus hijos".

Desde que la Comisión publicó una Recomendación, el 1 de julio de 1998, ocho Estados miembros (Austria, Dinamarca, Finlandia, Francia, Alemania, Grecia, Italia y Suecia) decidieron restringir el uso de ftalatos en los juguetes y artículos de puericultura. Otros países adoptaron una postura de "uso controlado", midiendo los ftalatos liberados en los juguetes. La Decisión que propone la Comisión garantizará rápidamente un nivel uniforme y elevado de protección de la salud de los niños en toda la Unión Europea contra el riesgo grave e inmediato que representan los productos destinados a ser introducidos en la boca. La propuesta de Directiva pretende armonizar, a más largo plazo, el empleo de ftalatos en los juguetes y artículos de puericultura, tanto los previstos para ser introducidos en la boca como los que puedan serlo.

Otros dictámenes del Comité científico de la toxicidad, la ecotoxicidad y el medio ambiente, de 28 de septiembre de 1999 (1) han demostrado que los métodos de laboratorio utilizados para comprobar el nivel de liberación de ftalatos a partir de los productos en cuestión no permiten garantizar un control eficaz. Según los científicos, los tests elaborados en los Países Bajos y en el Reino Unido no permiten distinguir, en la actualidad, los juguetes seguros de los que no lo son.

La prohibición es, por lo tanto, la única postura posible para garantizar la salud de los niños, y debe ser impuesta inmediatamente mediante una decisión urgente, a fin de proteger a los niños que se encuentran en los primeros años de vida. De hecho, serán precisos de dos a tres años para adoptar y aplicar una prohibición permanente como la prevista en la propuesta de Directiva. Los servicios de la Comisión estarán en contacto con las empresas, el comercio y las instancias nacionales de control para velar por que se retiren cuanto antes todos los productos que se encuentran aún a la venta.

Los juguetes que no están destinados a ser introducidos en la boca, pero que pudieran serlo, constituyen un peligro menos grave. La evaluación de riesgos efectuada por el Comité científico de la toxicidad, la ecotoxicidad y el medio ambiente se ha basado en hipótesis prudentes sobre el tiempo de introducción en la boca y el nivel de liberación de ftalatos. Estas hipótesis son las que se aplican en el caso de los productos destinados a ser chupados, los cuales pueden ser sistemáticamente chupados y mordidos por niños de corta edad y deben, por lo tanto, respetar estrictos criterios de seguridad. Los demás juguetes no suelen plantear el mismo nivel de riesgo, aunque los niños puedan metérselos en la boca como parte de su "exploración del mundo". No obstante, como precaución, debe aconsejarse a los padres y a las personas que cuidan a niños que no permitan que los niños de corta edad se introduzcan tales juguetes en la boca de forma prolongada. A este objeto, la Directiva propuesta por la Comisión prevé que dichos juguetes lleven una advertencia apropiada.


Side Bar

Mon compte

Gérez vos recherches et notifications par email


Aidez-nous à améliorer ce site