Navigation path

Left navigation

Additional tools

La Comisión adopta una Comunicación destinada a poner fin a las ayudas públicas a los seguros de crédito a la exportación en operaciones garantizadas a corto plazo

European Commission - IP/97/538   18/06/1997

Other available languages: EN FR DE DA NL IT SV PT FI EL

          IP/97/538

       Bruselas, 4 de junio de 1997

La Comisión adopta una Comunicación destinada a poner fin a las ayudas públicas a los seguros de crédito a la exportación en operaciones garantizadas a corto plazo

En el día de hoy, la Comisión Europea adoptó una Comunicación a los Estados miembros referente al seguro de crédito a la exportación en operaciones garantizadas a corto plazo con objeto de suprimir los falseamientos de la competencia provocados por las ayudas estatales a dicha actividad aseguradora en la que existe competencia entre los aseguradores de crédito a la exportación públicos o con apoyo público y los aseguradores privados de dicho riesgo.

La Comunicación solicita a los Estados miembros que pongan fin, en el plazo de un año a partir de la publicación de la Comunicación, a la concesión de ayudas estatales a los aseguradores de crédito a la exportación públicos o con apoyo público respecto al seguro de crédito a la exportación en el que existe un mercado comercial. Sin embargo, en algunos países, la cobertura de seguro para dichos riesgos puede no existir temporalmente en el mercado comercial.

En dicho caso, estos riesgos podrán, previa notificación a la Comisión, ser cubiertos por aseguradores de crédito a la exportación públicos o con apoyo público que operen por cuenta o con la garantía del Estado. También se permiten durante un periodo transitorio los contratos complementarios estatales de reaseguro vigentes.

El sector comercial del seguro de crédito a la exportación corresponde a los seguros de riesgos "negociables", es decir, riesgos comerciales con un periodo máximo de riesgo de menos de dos años en el comercio dentro de la Unión Europea (UE) y con la mayoría de los países miembros de la OCDE enumerados en el anexo a la Comunicación. Todos los demás riesgos se consideran no negociables por el momento. Sin embargo, a medida que se modifica la capacidad del mercado privado de reaseguro se modifica la definición de riesgos no negociables, por lo que ésta habrá de ser revisada periódicamente.

Con vistas a ajustarse a lo dispuesto en la Comunicación, los aseguradores de crédito a la exportación públicos o con apoyo público deberán llevar una administración y contabilidad separadas de sus seguros de riesgo negociables y no negociables que demuestre que no disfrutan de ayuda estatal en su seguros de riesgos negociables. Además, cualquier Estado miembro que cubra mediante un reaseguro a un asegurador de crédito a la exportación, mediante la participación o implicación en contratos de reaseguro del sector privado que abarquen los riesgos negociables y no negociables, habrá de demostrar que dichos contratos no contienen elementos de ayuda estatal en el sentido de lo dispuesto en la Comunicación.

La Comunicación no se refiere al seguro de crédito a la exportación en operaciones garantizadas a medio y largo plazo, que actualmente son en su mayoría no negociables. En este ámbito se están realizando actividades de armonización de los términos de los seguros de crédito a la exportación, de las primas y de la política de cobertura por países, teniendo en cuenta los programas de países no comunitarios con objeto de no socavar la competitividad de los exportadores de la UE.

La Comisión, en cooperación con los Estados miembros y las partes interesadas, revisará periódicamente el funcionamiento de la Comunicación, que entrará en vigor el 1 de enero de 1998.

Antecedentes de la Comunicación

Los Estados miembros mantienen su política de apoyo activo a sus industrias exportadoras, principalmente en forma de condiciones favorables para los créditos a la exportación y para el seguro de crédito a la exportación. Las subvenciones a la exportación influyen directamente sobre la competencia en el mercado entre posibles proveedores rivales de bienes y servicios. La Comisión siempre ha condenado estrictamente las ayudas a la exportación en el comercio intracomunitario. Sin embargo, aunque el apoyo de los Estados miembros a sus exportaciones fuera de la UE puede también afectar a la competencia en el seno de esta última, la Comisión no ha intervenido de forma sistemática en este ámbito con arreglo a las normas sobre ayudas estatales de los artículos 92 a 94 del Tratado CE.

Esto se debe a distintos motivos. En primer lugar, una de las disposiciones del Tratado CE referentes al comercio exterior, el artículo 112, se refiere a la armonización de las ayudas a la exportación. En segundo lugar, las ayudas a la exportación extracomunitaria no sólo afectan a la competencia dentro de la UE sino también a la competitividad de los exportadores europeos frente a la de los socios comerciales de la UE, que conceden ayudas similares. Sin embargo, las actividades del Grupo del Consejo sobre créditos a la exportación y las causas vistas por el Tribunal de Justicia de las Comunidades Europeas reflejan que, en el área del seguro de crédito a la exportación en operaciones garantizadas a corto plazo, los falseamientos de la competencia en la Comunidad, de hecho o en potencia, podrían justificar la iniciativa de la Comisión con arreglo a las normas sobre ayudas estatales sin necesidad de esperar a los avances que se produzcan en otros frentes. Los falseamientos de la competencia en este ámbito pueden surgir no sólo entre exportadores de distintos Estados miembros en su comercio dentro y fuera de la UE, sino también entre empresas aseguradoras de crédito a la exportación que presten sus servicios en la UE. Aunque los Estados miembros han efectuado importantes esfuerzos para eliminar las ayudas en el sector comercial del seguro de crédito a la exportación anticipándose a la iniciativa de la UE, el Mercado Único exige salvaguardias que garanticen una igualdad de condiciones en todos los casos.

Formas de ayuda que deben suprimirse

Se solicita a los Estados miembros que pongan fin en el plazo de un año a la concesión de ayudas estatales de los siguientes tipos a aseguradores de crédito a la exportación públicos o con apoyo público:

  •  garantías estatales sobre empréstitos o pérdidas;
  •  exención del requisito de constituir las reservas pertinentes y de los demás requisitos enumerados en el segundo guión del apartado 3.1;
  •  reducción o exención de impuestos u otros gravámenes pagaderos normalmente;
  •  concesiones de ayuda o aportaciones de capital u otras formas de financiación en circunstancias en las que un inversor privado que actuase en unas condiciones normales de mercado no hubiera invertido en la empresa o en condiciones que no aceptaría un inversor privado;
  •  prestación, por parte del Estado, de servicios en especie, tales como acceso y utilización de infraestructuras estatales, facilidades o información privilegiada (por ejemplo, información sobre deudores obtenida por embajadas), en condiciones que no reflejan su coste; y
  •  reaseguro por parte del Estado, ya sea directa o indirectamente a través de otro asegurador de crédito a la exportación público o con apoyo público, en condiciones más favorables que las ofrecidas en el mercado privado de reaseguros debido a la concesión al reasegurador de ayuda estatal en cualquiera de las modalidades contempladas en los anteriores guiones, dando lugar o bien a un precio más bajo de la cobertura de reaseguro o a la creación artificial de capacidad que no podría obtenerse en el mercado privado.

No obstante, los contratos complementarios estatales de reaseguro vigentes seguirán estándolo durante un período provisional, siempre que:

  •  El reaseguro estatal sea un elemento minoritario en el paquete global de reaseguro del asegurador.
  •  Cuando los contratos de reaseguro del asegurador combinen riesgos negociables y no negociables, y, por lo tanto, cualquier reaseguro estatal lleve consigo inevitablemente riesgos negociables, el nivel de reaseguro estatal de riesgos negociables no podrá exceder del que hubiera estado disponible en el mercado privado de reaseguro si se hubiese pretendido reasegurar únicamente dichos riesgos.
  •  El reaseguro estatal no haga posible que el asegurador asegure operaciones de compradores individuales que superen los límites establecidos por los reaseguradores privados participantes.
  •  Se pueda demostrar que la prima del reaseguro estatal refleja el riesgo, que está calculada utilizando técnicas comerciales de mercado y que, cuando existe una tarifa de prima de mercado equivalente, es, por lo menos igual a dicha tarifa.
  •  El reaseguro estatal de riesgos negociables esté abierto a todos los aseguradores de crédito que satisfagan los criterios habituales pertinentes.

La definición de riesgos "negociables" sólo incluye actualmente los denominados "riesgos comerciales"que, a efectos de la presente Comunicación, quedan definidos de la siguiente forma:

  •  renuncia arbitraria a un contrato por el deudor, es decir cualquier decisión arbitraria tomada por un deudor no público de interrumpir o poner fin al contrato sin justificación legítima;
  •  negativa arbitraria del deudor no público a aceptar los bienes cubiertos por el contrato sin justificación legítima;
  •  insolvencia del deudor no público o de su garante;
  •  impago por parte del deudor no público o por parte de un garante de una deuda resultante del contrato, es decir, incumplimiento prolongado.

Side Bar

My account

Manage your searches and email notifications


Help us improve our website