Navigation path

Left navigation

Additional tools

COMUNICACION SOBRE LOS DERECHOS DE AUTOR Y DERECHOS AFINES EN LA SOCIEDAD DELA INFORMACION

European Commission - IP/96/1042   20/11/1996

Other available languages: EN FR DE DA NL IT PT EL

La Comisión Europea ha adoptado  una Comunicación sobre los derechos de autor
y derechos  afines en la sociedad  de la información. Esta  Comunicación, que
constituye un seguimiento  al Libro Verde de  julio de 1995, pone  de relieve
las  iniciativas   legislativas  precisas   para  lograr   una  igualdad   de
condiciones  en la Unión  Europea en lo que  respecta a  la protección de los
derechos de  autor  en  el  mercado  único,  presentándolas  en  un  contexto
coherente. La igualdad  de condiciones resulta  capital para el  éxito de  la
sociedad de la información  en la UE, ya que  el contenido de la  mayor parte
de  los  nuevos  servicios  interactivos  está  protegido  por  la  propiedad
intelectual. Las iniciativas  de la UE se  propondrán en la primera  mitad de
1997: se  centrarán en  la reproducción,  las  comunicaciones en  línea y  la
distribución de material  protegido, así como la protección contra la elusión
de  los dispositivos  de prevención  de  las copias  ilegales  y otros  actos
similares. Estas iniciativas  correrán parejas  con otras  a escala  mundial,
que se están negociando en la actualidad.

El Sr. Mario MONTI, Comisario  responsable del mercado único,  por iniciativa
del cual se adoptó  la Comunicación, comentó: "Tenemos  que sentar las  bases
para que la sociedad de la información resulte un éxito para los  inversores,
los titulares  de  derechos, los  usuarios  y  los consumidores,  velando  al
propio  tiempo  por  el  respeto  del  mercado  único  y de  las  iniciativas
multilaterales en curso a escala internacional".

En su Comunicación, la  Comisión aborda todos los problemas planteados  en el
Libro  Verde  de  la  Comisión  y  destaca  cuatro  ámbitos  en  los  que  es
prioritario emprender  iniciativas legislativas, con  objeto de eliminar  los
falseamientos  de competencia  entre  los  Estados miembros  y/o  importantes
obstáculos  a los intercambios  comerciales de  bienes y  servicios cubiertos
por los derechos de autor. Se trata de:

* Derecho de reproducción: El derecho de reproducción siempre ha desempeñado
  una función  básica en la  protección de  los derechos de  autor. Su papel
  será aún más importante en la nueva sociedad de la  información. Al dar un
  formato electrónico al  material protegido y transmitirlo digitalmente, se
  hace  mucho más vulnerable  a la explotación mediante  la reproducción que
  anteriormente.

  Ante  la aparición  de  nuevas  formas de  reproducción, como  la  lectura
  electrónica  de obras impresas  o la carga y/o  almacenamiento de material
  digital (como texto, música y vídeo)  en la memoria de un ordenador u otro
  sistema electrónico, resulta conveniente  determinar claramente el  objeto
  de la protección, así como dar una protección equivalente en toda la UE.

  Por  consiguiente, la Comisión  proseguirá la armonización del  derecho de
  reproducción  dándole prioridad.  La armonización  de las  restricciones y
  excepciones a este derecho será de importancia capital.
  Como se explica también en la Comunicación, las actuales discrepancias  en
  las legislaciones o  jurisprudencias entre Estados miembros, en particular
  en  cuanto  se   refiere  a  los  derechos  exclusivos  e   ilimitados  de
  reproducción, el  hecho de  reducir el derecho  de reproducción  a un mero
  derecho a remuneración (licencia  legal) y el  de que se permitan  ciertos
  actos de reproducción sin remuneración (excepción por "uso  leal") deberán
  abordarse de nuevo y armonizarse en el nuevo entorno electrónico.

* Derecho de comunicación  al público: El mercado  de servicios "a la carta"
  se considera uno  de los principales ámbitos de  expansión y se esperan en
  él  nuevos   adelantos  tecnológicos.  Los  servicios  "a   la  carta"  se
  caracterizan por el hecho de que el material almacenado en formato digital
  (como  textos, películas,  fonogramas, programas  informáticos o  bases de
  datos) se hace llegar al público o a los clientes de modo que éstos pueden
  acceder a él y pedir que se les transmita  personalmente indicando fecha y
  lugar.

  Dado  que la  explotación de  las obras  y otro  material protegido  en el
  contexto de los  servicios "a la carta" deberá  hacerse en buena medida en
  mercados que abarquen  a toda la UE y dependerá  de un grado de protección
  claro y homogéneo de  estas actividades en todos  los Estados miembros, la
  armonización del derecho aplicable a las transmisiones "a la carta" deberá
  ser prioritaria.

  La Comisión propondrá  la protección de las transmisiones digitales  "a la
  carta" tras una mayor armonización del derecho de comunicación al público.
  Este derecho comportará "la cesión a clientes aislados de una  posibilidad
  de acceso individual a las obras y  otro material protegido". Las  medidas
  armonizadas fijarán también las restricciones a este derecho, siguiendo el
  patrón adoptado para la armonización del derecho de reproducción.

* Protección jurídica de los  sistemas de prevención de  las reproducciones:
  La  digitalización no conlleva  sólo nuevos riesgos para  los titulares de
  los derechos de autor y derechos afines, sino que facilita  potencialmente
  la gestión y el  control de los actos de explotación, mediante  el control
  del  acceso, la  identificación  y  los mecanismos  de prevención  de  las
  reproducciones.

  La introducción a gran escala de estos  sistemas o mecanismos -en  proceso
  de elaboración o ya puestos a punto por el sector privado- dependerá de la
  aplicación  de medidas  que establezcan  la protección  jurídica  frente a
  actos como la elusión, la violación o la manipulación de estos sistemas.

  Para   armonizar  la   protección  jurídica   de   la  integridad   de  la
  identificación  técnica y de los sistemas de protección  será por lo tanto
  preciso recurrir a nuevas normativas comunitarias.

* Derecho de distribución:  El derecho de distribución habilita al  autor de
  una  obra  a  supeditar  a  su consentimiento  la  distribución  de copias
  tangibles de su obra. Hay importantes discrepancias entre Estados miembros
  en cuanto  al contenido exacto de  este derecho y  a las restricciones que
  deben  imponérsele,  en  particular  en cuanto  a  su "agotamiento".  Este
  derecho  puede  considerarse  agotado  en  lo que  respecta  a  las copias
  tangibles de una  obra cuando éstas se ponen  en circulación en el mercado
  con el consentimiento del titular.

  Algunos Estados  miembros  no contemplan  en absoluto  el agotamiento  del
  derecho de distribución,  mientras que otros lo aplican incluso  cuando el
  primer acto legal de  distribución se produjo fuera de la UE ("agotamiento
  internacional"). La falta  de una normativa armonizada para la  mayoría de
  las categorías  de obras  genera importantes obstáculos a  la libertad  de
  comercialización  de los  bienes,  ya que  los titulares,  en determinadas
  condiciones, pueden bloquear  la importación de copias de sus obras  de un
  país que aplique el principio del "agotamiento internacional".

  Por consiguiente, la  Comisión tiene la intención de armonizar  el derecho
  de distribución para los autores en relación  con todas las categorías  de
  obras. Cualquier iniciativa  en este ámbito deberá  establecer también que
  el principio del agotamiento afecta sólo a la distribución de los bienes y
  no a la prestación de servicios, incluidos los servicios en línea.

  Otros aspectos asimismo fundamentales  para la explotación de los derechos
  de autor en la sociedad de la información (los relacionados con el derecho
  de radiodifusión, el  derecho aplicable, la gestión de los derechos  y los
  derechos  morales)  requieren más  estudio  y/o iniciativas  antes de  que
  puedan adoptarse decisiones al respecto. Esto obliga, entre otras cosas, a
  examinar los  cambios pertinentes  en el  mercado,  mediante estudios  y/o
  contactos con  las partes interesadas y  los Estados  miembros. Ya se  han
  emprendido  algunas de estas  iniciativas; otras se pondrán  en marcha más
  adelante este mismo año.

Derechos de autor, sociedad de la información y mercado único

La Comunicación toma como  punto de partida  los resultados de las  consultas
realizadas en 1995 antes de  la adopción del Libro Verde de la Comisión sobre
los  derechos de autor  y derechos  afines en  la sociedad de  la información
(véase IP(95) 798). El Libro Verde centró el  debate (celebrado con las demás
instituciones de  la UE, los Estados  miembros, la  industria, los titulares,
los usuarios y  los demás interesados) en  el desafío que suponen  las nuevas
tecnologías para  los  derechos de  autor  y  los derechos  afines.  Tras  la
publicación  del   Libro  Verde,   los  interesados   enviaron  más   de  350
observaciones  o comentarios. Una conferencia celebrada en Florencia en junio
de  1996  (véase IP(96)  479)  selló  el  final  de este  amplio  proceso  de
consulta, que ha durado prácticamente dos años.

Muchos interesados han puesto  de relieve la conveniencia de un mercado único
para que los  nuevos productos y servicios  de la sociedad de  la información
puedan  desarrollarse con éxito y tener  viabilidad comercial. En particular,
el  mercado  único  debe  ofrecer  condiciones  idóneas  y  seguras  para  la
inversión, dando una seguridad jurídica similiar en  toda la UE, que no  debe
verse interrumpida por  las diferentes normativas que podrían imperar en cada
uno de los Estados miembros.

En  la Comunicación se afirma que, cuando  sea preciso, la nueva armonización
debe ajustar  y completar  el marco  normativo actual sobre  los derechos  de
autor  y  los derechos  afines, de  cara al  buen funcionamiento  del mercado
único. Asimismo,  insiste en la conveniencia  de crear  un entorno favorable,
en el que se  proteja y fomente la creatividad y las  actividades innovadoras
en los Estados  miembros. En este proceso deberá preservarse e incrementarse,
a  escala  comunitaria e  internacional, el  tradicionalmente  alto  grado de
protección  de los  derechos  de  autor en  Europa.  Al propio  tiempo,  debe
mantenerse un  equilibrio  justo en  cuanto a  los derechos  y los  intereses
entre las  diferentes categorías  de titulares  y entre  los titulares  y los
usuarios.

La Comunicación sobre  los derechos de autor se  inscribe en los esfuerzos de
la  Comisión  por garantizar  un  marco  normativo  flexible  que asegure  la
instauración  de un  mercado  único de  los servicios  de  la sociedad  de la
información (véase Memo/96/94).  Ya se han adoptado  varias directivas,  como
la Directiva  sobre protección  de los datos  (96/46/CE) y  la relativa a  la
protección jurídica de las  bases de datos (96/9/CE).  En otros ámbitos,  las
iniciativas legislativas  ya están muy avanzadas  (como los  libros verdes de
la  Comisión  sobre  los  servicios  codificados,  sobre  las  comunicaciones
comerciales y  sobre la  protección  de los  menores frente  a los  servicios
audiovisuales,  así  como  la  Directiva propuesta  sobre  un  "mecanismo  de
transparencia").

Aspectos internacionales de la sociedad de la información

También deben  realizarse  progresos  en  materia  de  derechos  de  autor  y
derechos afines a  escala internacional. Una  respuesta aislada  de la  Unión
Europea no será suficiente.  Dado el carácter universal de la sociedad  de la
información,  ésta precisa  de  respuestas universales,  al menos  en  cuanto
respecta a  los aspectos más cruciales  relacionados con  el entorno digital.
Entre los  días 2  y 21  de diciembre  de 1996 se  celebrará una  conferencia
diplomática bajo  los auspicios de la  Organización Mundial  de la Protección
Intelectual  (OMPI),  que debatirá  la posible  conclusión  de  tres tratados
internacionales -un Protocolo  a la Convención de Berna, un Nuevo Instrumento
para  la  protección   de  los  artistas  intérpretes  y  ejecutantes  y  los
productores de fonogramas y un Instrumento para la protección sui generis  de
las bases de datos-.  En su Comunicación, la Comisión  recalca la importancia
del  éxito de  esta conferencia,  ya que  constituye  una ocasión  oportuna y
única para convenir las normas  mínimas de protección a  nivel internacional.
Estos acuerdos  podrían reducir considerablemente  los riesgos que  conllevan
diferentes enfoques  en  la legislación  y la  creación de  paraísos para  la
piratería.

* * *

Side Bar

My account

Manage your searches and email notifications


Help us improve our website