Navigation path

Left navigation

Additional tools

Comisión Europea - Comunicado de prensa

La Comisión Europea recomienda al Consejo Europeo (artículo 50) que concluya que se han producido avances decisivos en las negociaciones del Brexit

Bruselas, 14 de noviembre de 2018

Los negociadores de la Comisión Europea y del Reino Unido han alcanzado hoy un acuerdo sobre los términos del acuerdo de retirada en virtud del artículo 50.

Todos los aspectos del acuerdo de retirada se han ultimado y aprobado ya a nivel de negociadores. Este acuerdo supone un momento decisivo en las negociaciones. Por ello, la Comisión Europea ha recomendado al Consejo Europeo (artículo 50) que concluya que se han producido avances decisivos en las negociaciones sobre la retirada ordenada del Reino Unido de la Unión Europea, permitiendo así que finalicen las negociaciones sobre el acuerdo de retirada y dé comienzo la siguiente etapa del proceso. Los negociadores han acordado, asimismo, las líneas generales de la declaración política sobre la futura relación entre la UE y el Reino Unido.

El acuerdo de retirada abarca todos los elementos de la retirada del Reino Unido de la UE: los derechos de los ciudadanos, la liquidación financiera, un período de transición, la gobernanza y los Protocolos sobre Irlanda, Chipre y Gibraltar, así como otra serie de cuestiones relacionadas con la separación.

Los negociadores de la UE y del Reino Unido han llegado a un acuerdo sobre cómo evitar una frontera rígida entre Irlanda e Irlanda del Norte. Ambas partes se esforzarán al máximo para lograr que, a más tardar el 1 de julio de 2020, se haya celebrado el futuro acuerdo antes de que finalice el período de transición. Si este no fuera el caso, la UE y el Reino Unido podrían ampliar conjuntamente el período de transición. Por otra parte, a partir de enero de 2021, se aplicaría la solución de último recurso entre Irlanda e Irlanda del Norte, sujeta a un mecanismo de revisión conjunta.

La solución de último recurso entraña la creación de un territorio aduanero único entre la UE y el Reino Unido, que se aplicará desde el final del período de transición hasta que sea aplicable un acuerdo posterior. Irlanda del Norte seguirá, por tanto, formando parte del mismo territorio aduanero que el resto del Reino Unido. El territorio aduanero único abarca todas las mercancías, con excepción de los productos de la pesca y de la acuicultura.

La creación del territorio aduanero único incluye los compromisos correspondientes en materia de condiciones de igualdad y mecanismos de aplicación adecuados para garantizar una competencia leal entre la EU27 y el Reino Unido.

Las líneas generales de la declaración política publicadas hoy registran los avances en la consecución de un consenso general sobre el marco de la futura relación entre la UE y el Reino Unido. Los negociadores de la UE y del Reino Unido seguirán trabajando basándose en ellas.

Nada está acordado hasta que todo esté acordado. El presente acuerdo de retirada, incluido el período de transición, debe tener en cuenta el marco de la futura relación. Por tanto, la declaración política debe seguir desarrollándose y acordarse en su forma definitiva.

Al mismo tiempo, la Comisión Europa proseguirá su labor de preparación y contingencia para todas las eventualidades.

Próximos pasos

Los negociadores de la UE y del Reino Unido seguirán trabajando en la declaración política sobre el marco para la futura relación basándose en las líneas generales publicadas hoy. Compete al Presidente del Consejo Europeo decidir si, y en qué momento, convocar una reunión de los 27 jefes de Estado o de Gobierno. Corresponderá al Consejo Europeo (artículo 50) aprobar el acuerdo de retirada y la declaración política conjunta sobre el marco de la relación futura.

Una vez que el acuerdo de retirada sea aprobado por el Consejo Europeo (artículo 50), y antes de que pueda entrar en vigor, debe ser ratificado por la UE y el Reino Unido. Por lo que respecta a la UE, el Consejo de la Unión Europea debe autorizar la firma del acuerdo de retirada antes de transmitirlo al Parlamento Europeo para su aprobación. El Reino Unido debe ratificar el acuerdo de conformidad con sus propias disposiciones constitucionales.

Contexto

La primera ministra Theresa May activó el artículo 50 del Tratado de la Unión Europea el 29 de marzo de 2017 (más información aquí). Su carta a Donald Tusk, presidente del Consejo Europeo, puso oficialmente en marcha el proceso de retirada del Reino Unido de la UE. Las negociaciones sobre las condiciones de la retirada del Reino Unido comenzaron oficialmente el 19 de junio de 2017, tras las elecciones generales del Reino Unido. El 8 de diciembre de 2017, la UE y el Reino Unido publicaron un informe conjunto en el que se precisaban los ámbitos de acuerdo entre ambas partes sobre aspectos relacionados con la retirada. El informe iba acompañado de una Comunicación de la Comisión Europea. En marzo de 2018, la Comisión Europea y el Reino Unido publicaron un proyecto de acuerdo de retirada. Este documento ponía de relieve los ámbitos de acuerdo y desacuerdo por medio de un código de colores verde, amarillo y blanco. La futura relación entre la UE y el Reino Unido se esbozará en una declaración política y solo se negociará una vez que el Reino Unido se convierta en un tercer país, es decir, esté fuera de la UE, a partir del 29 de marzo de 2019.

 

Para más información:

Texto de la versión final del acuerdo de retirada

Líneas generales de la declaración política sobre el marco de la futura relación

Informe conjunto

Preguntas y respuestas – Negociaciones del Brexit: qué recoge el acuerdo de retirada

Preguntas y respuestas – Protocolo sobre Irlanda e Irlanda del Norte

Más información en nuestro sitio web

 

IP/18/6424

Personas de contacto para la prensa:

Solicitudes del público en general: Europe Direct por teléfono 00 800 67 89 10 11 , o por e-mail


Side Bar