Navigation path

Left navigation

Additional tools

Comisión Europea - Comunicado de prensa

Brexit: la Comisión Europea intensifica las labores de preparación y esboza un plan de acción de contingencia en caso de no alcanzarse un acuerdo con el Reino Unido

Estrasburgo, 13 de noviembre de 2018

La Comisión Europea ha publicado hoy información detallada sobre sus labores de preparación y contingencia en caso de no alcanzarse un acuerdo con el Reino Unido en las negociaciones en virtud del artículo 50.

  1. En primer lugar, la Comisión ha publicado una Comunicación en la que esboza un número limitado de acciones de contingencia en ámbitos prioritarios que podrían aplicarse de no alcanzarse un acuerdo con el Reino Unido. Sucede a una primera Comunicación sobre preparación publicada el 19 de julio de 2018.
  2. En segundo lugar, el Colegio de Comisarios ha aprobado dos propuestas legislativas para modificar el Derecho vigente de la UE en el ámbito de los visados y de la eficiencia energética para tener en cuenta la retirada del Reino Unido. Estas adaptaciones legislativas son necesarias, con independencia del resultado de las negociaciones sobre la retirada.
  3. En tercer lugar, se ha publicado una comunicación en la que figura amplia información sobre los cambios que se van a producir, de no alcanzarse un acuerdo, para las personas que viajen de la UE al Reino Unido y viceversa después del 29 de marzo de 2019, o para las empresas que presten servicios en relación con esos viajes. Incluye información sobre aspectos tales como los controles fronterizos y los controles de aduanas, los permisos de conducción y los pasaportes de los animales de compañía, entre otros.

A pesar de que la UE está trabajando sin descanso para llegar a un acuerdo y sigue dando prioridad a los ciudadanos en las negociaciones, no cabe duda de que la retirada del Reino Unido causará perturbaciones (por ejemplo, en las cadenas de suministro de las empresas), haya acuerdo o no. Las medidas de contingencia no pueden paliar completamente los efectos de tales perturbaciones. En caso de no alcanzarse un acuerdo, estas serían aún más graves y la velocidad de los preparativos tendría que aumentar considerablemente. Podrían hacer falta excepcionalmente medidas de contingencia en ámbitos estrictamente definidos, a fin de proteger los intereses y la integridad de la Unión.

Comunicación: Un Plan de acción de contingencia

La Comunicación de hoy ofrece detalles sobre el tipo de medidas que podrían adoptarse, en el caso de que parezca probable que el Reino Unido vaya a abandonar la Unión de forma desordenada. La Comisión ha definido ámbitos prioritarios en los que tales medidas podrían ser necesarias, dado el gran impacto que una situación sin acuerdo representaría para los ciudadanos y las empresas: las cuestiones de residencia y visado, los servicios financieros, el transporte aéreo, las aduanas, las normas sanitarias y fitosanitarias, la transferencia de datos de carácter personal, y la política en materia de clima. Cualquier medida de contingencia solo debería adoptarse en un número limitado de ámbitos en los que resulten necesarias para proteger los intereses esenciales de la UE y cuando no sean actualmente posibles medidas de preparación. Serían de carácter temporal y limitado en su alcance, las adoptaría unilateralmente la UE y deberían seguir siendo compatibles con el Derecho de la Unión. La Comunicación de hoy también indica en detalle las medidas legislativas que deberían adoptarse en caso de que se consideraran necesarias medidas de contingencia.

Como se indica en la primera Comunicación de la Comisión, de 19 de julio de 2018, las instituciones de la UE solo pueden llevar a cabo una pequeña parte de los preparativos. La preparación para la retirada del Reino Unido es un esfuerzo conjunto a escala local, regional, nacional y de la UE, y también es una tarea de los agentes económicos. Aunque las medidas nacionales de los Estados miembros constituyen un elemento fundamental en la planificación de contingencia, la Comisión está dispuesta a intensificar su coordinación de la labor de los Estados miembros con el fin de garantizar que la UE permanezca unida y que todas las medidas se apliquen de manera consistente y coherente en la UE. En particular, la Comisión prestará apoyo a Irlanda en la búsqueda de soluciones para hacer frente a los desafíos específicos de las empresas irlandesas.

Propuestas legislativas (eficiencia energética y requisitos de visado)

El Colegio de Comisarios ha adoptado hoy dos propuestas legislativas:

- Eficiencia energética: La Comisión ha propuesto hoy que se realice una adaptación técnica de la legislación energética de la UE (la Directiva relativa a la eficiencia energética) teniendo en cuenta la retirada del Reino Unido. Los objetivos de eficiencia energética de la UE se basan en las cifras de consumo de energía de la EU-28. Puesto que el Reino Unido se va a retirar, es necesario adaptar estas cifras a fin de reflejar el consumo de la UE de 27 Estados miembros. Esto no afecta en modo alguno al acuerdo político de junio de 2018 sobre los objetivos de eficiencia energética de la UE. La UE sigue comprometida con su objetivo de eficiencia energética para 2030 de, al menos, el 32,5 %.

- Visados: La Comisión ha propuesto hoy que se modifique el Reglamento sobre visados. De esta manera, cuando el Derecho de la UE deje de ser de aplicación en el Reino Unido el 30 de marzo de 2019, en caso de no alcanzarse un acuerdo o al final del período de transición en el caso de una retirada ordenada, los nacionales del Reino Unido estarían exentos de toda obligación de visado para estancias de corta duración en la UE. Esto dependería de la concesión recíproca y no discriminatoria por parte del Reino Unido de la exención de visado para los ciudadanos de la UE que viajen al Reino Unido. Esto se ajusta al compromiso de la Comisión de dar prioridad a los ciudadanos en las negociaciones con el Reino Unido.

A lo largo del pasado año, la Comisión ha escrutado la totalidad del acervo de la Unión (corpus legislativo de la UE) para examinar si la retirada del Reino Unido requiere la introducción de algún cambio. A tal efecto, la Comisión ha adoptado (y adoptará siempre que sea necesario) propuestas legislativas específicas y delimitadas destinadas a garantizar que las normas de la UE sigan funcionando sin perturbaciones en la Unión de 27 consiguiente a la retirada del Reino Unido. Las dos propuestas presentadas hoy forman parte de esta labor. Una lista completa de estas propuestas legislativas se adjunta a la Comunicación de hoy.

Las medidas propuestas son específicas y limitadas, y tienen por objeto corregir el impacto negativo de una retirada desordenada o facilitar la necesaria adaptación de la legislación.

Comunicación sobre los viajes entre la UE y el Reino Unido después del 29 de marzo de 2019

La comunicación indica varios ámbitos en los que la retirada del Reino Unido de la UE tendrá una gran incidencia en la facilidad de viajar entre la UE y el Reino Unido tras el Brexit. En caso de no alcanzarse un acuerdo, el Derecho de la UE dejará de ser de aplicación en el Reino Unido el 29 de marzo de 2019 a medianoche, por lo que serán necesarios determinados controles de entrada y salida en las fronteras exteriores de la UE. Las mercancías que entren en la UE desde el Reino Unido (en particular, las de origen animal) podrán también ser sometidas a controles aduaneros y a otras comprobaciones, controles y restricciones conexos. Algunos permisos y certificados, por ejemplo, los permisos de conducción o los pasaportes de los animales de compañía, podrían también dejar de ser válidos.

Seminarios de preparación

A lo largo del pasado año, la Comisión ha mantenido debates técnicos con los Estados miembros de la EU-27, tanto sobre cuestiones generales de preparación como sobre medidas de preparación sectoriales, jurídicas y administrativas específicas. La Comisión intensificará sus esfuerzos de coordinación y apoyo a lo largo de las próximas semanas mediante la organización de una serie de seminarios de preparación sobre una serie de cuestiones, tales como los servicios financieros, el transporte aéreo, la coordinación de la seguridad social y los requisitos sanitarios y fitosanitarios.

Contexto

El 29 de marzo de 2017, el Reino Unido notificó al Consejo Europeo su intención de retirarse de la Unión Europea. Salvo que un acuerdo de retirada ratificado establezca otra fecha o que el Consejo Europeo, de conformidad con el artículo 50, apartado 3, del Tratado de la Unión Europea y de consuno con el Reino Unido, decida por unanimidad que los Tratados dejen de aplicarse en una fecha posterior, todo el Derecho primario y derivado de la Unión dejará de aplicarse al Reino Unido a partir del 30 de marzo de 2019, a medianoche (hora central europea) (la «fecha de retirada»). En ese momento, el Reino Unido pasará a ser un tercer país.

Tanto los distintos interesados como las autoridades nacionales y de la UE deben, por tanto, prepararse para dos grandes hipótesis:

  • Si el acuerdo de retirada se ratifica antes del 30 de marzo de 2019, el Derecho de la UE dejará de aplicarse al y en el Reino Unido el 1 de enero de 2021, es decir, transcurrido un período transitorio de 21 meses.
  • Si el acuerdo de retirada no se ratifica antes del 30 de marzo de 2019, no habrá periodo transitorio y el Derecho de la UE dejará de aplicarse al y en el Reino Unido a partir del 30 de marzo de 2019. Esta hipótesis se conoce como «escenario sin acuerdo» o «escenario límite».

La Comisión publicó el año pasado 78 comunicaciones sectoriales para informar a los ciudadanos de las consecuencias de la retirada del Reino Unido en ausencia de cualquier forma de acuerdo de retirada. Casi todas están disponibles en todas las lenguas oficiales de la UE. Asimismo, la Comisión ha aprobado ocho propuestas legislativas sobre medidas de preparación que deberán adoptarse con independencia de si la retirada del Reino Unido es ordenada o no. Por ejemplo, el 30 de marzo de 2019 a más tardar, las dos agencias ubicadas en Londres (la Agencia Europea de Medicamentos y la Autoridad Bancaria Europea) y otros organismos con sede en el Reino Unido, como el Centro de Supervisión de la Seguridad de Galileo, saldrán de ese país y las tareas realizadas por las autoridades británicas tendrán también que ser reasignadas a otros países.

El trabajo de preparación de la Comisión es coordinado por la Secretaría General de la Comisión.

Más información:

Texto de la Comunicación

Comunicación sobre los viajes entre la UE y el Reino Unido después del 29 de marzo de 2019

Propuesta legislativa: Eficiencia energética

Propuesta legislativa: Requisitos de visado

Ficha informativa: «Siete cosas que hay que saber al viajar entre el Reino Unido y la UE después del Brexit» (véase el documento adjunto)

1.ª Comunicación sobre preparación, julio de 2018

Lista de iniciativas legislativas pendientes sobre preparación

Sitio web de la Comisión Europea sobre preparación para el Brexit (en el que se encuentran las «Comunicaciones sobre la preparación para el Brexit»)

Conclusiones del Consejo Europeo (artículo 50) de 29 de junio de 2018

Orientaciones del Consejo Europeo (artículo 50) sobre el marco de las relaciones futuras entre la UE y el Reino Unido (23 de marzo de 2018)

 

IP/18/6403


Side Bar