Chemin de navigation

Left navigation

Additional tools

Comisión Europea - Comunicado de prensa

Informe de situación de la Comisión Europea relativo a Rumanía en el marco del Mecanismo de Cooperación y Verificación

Estrasburgo, 13 de noviembre de 2018

Informe de situación de la Comisión Europea relativo a Rumanía en el marco del Mecanismo de Cooperación y Verificación

La Comisión Europea ha adoptado hoy su último informe sobre los avances de Rumanía de cara a cumplir sus compromisos asumidos en materia de reforma judicial y lucha contra la corrupción, en el contexto del Mecanismo de Cooperación y Verificación (MCV).

El informe presentado hoy hace balance de la situación desde el mes de noviembre de 2017. Señala que, aunque Rumanía ha tomado algunas medidas para implementar las doce últimas recomendaciones formuladas por la Comisión en enero de 2017 con objeto de cumplir los indicadores de referencia del MCV, los acontecimientos recientes han supuesto un retroceso y han puesto en tela de juicio la evaluación positiva realizada en enero de 2017. Ello se constata especialmente en materia de independencia judicial, reformas judiciales y lucha contra la corrupción de alto nivel. Por lo tanto, el informe presentado hoy también incluye una serie de recomendaciones adicionales para su seguimiento inmediato.

El vicepresidente primero Frans Timmermans ha declarado: «Lamento que Rumanía no solo haya paralizado su proceso de reformas, sino que también haya dado marcha atrás en cuestiones en las que había avanzado en los diez últimos años. Es fundamental que Rumanía vuelva inmediatamente a retomar su trayectoria en la lucha contra la corrupción y garantice también un poder judicial independiente. Es la única forma de que pueda reanudar el camino hacia la conclusión del proceso del MCV, en interés de sus ciudadanos, del país y de la UE en su conjunto.»

A lo largo de los doce meses transcurridos desde el informe de noviembre de 2017, Rumanía ha tomado algunas medidas para aplicar las recomendaciones que figuran en el informe de enero de 2017. No obstante, la evaluación del informe de enero de 2017 estuvo siempre supeditada a la ausencia de una evolución negativa que pusiese en tela de juicio los avances alcanzados en los diez últimos años. La entrada en vigor de la normativa modificada en materia de justicia, la presión sobre la independencia judicial en general y sobre la Dirección Nacional Anticorrupción (DNA) en particular, y otras medidas que menoscaban la lucha contra la corrupción han invertido o cuestionado la irreversibilidad de los avances logrados. La Comisión también ha señalado otros factores que van más allá del ámbito de aplicación del MCV, pero que inciden en el fomento de las reformas judiciales y la lucha contra la corrupción. A este respecto, el informe señala que unos medios de comunicación libres y pluralistas desempeñan una función importante a la hora de que los gobernantes rindan cuentas, como, por ejemplo, cuando se trata de sacar a la luz posibles casos de corrupción.

Como consecuencia de ello, las doce recomendaciones formuladas en el informe de enero de 2017 ya no bastan para cumplir las orientaciones marcadas por el presidente Jean-Claude Juncker al comienzo de su mandato de concluir el MCV en el marco del mandato de esta Comisión. Por tanto, el informe establece otras ocho recomendaciones para subsanar la situación actual. Ello requerirá que las principales instituciones de Rumanía demuestren su firme compromiso con la independencia del poder judicial y la lucha contra la corrupción como elementos básicos indispensables, y el restablecimiento de la capacidad de los contrapesos nacionales para actuar cuando exista riesgo de retroceso. Para poner remedio a la situación se preconizan las medidas siguientes:

1. Normativa en materia de justicia:

  • Suspender inmediatamente la aplicación de las leyes sobre la justicia y posteriores decretos urgentes.
  • Revisar las leyes sobre la justicia teniendo plenamente en cuenta las recomendaciones dictadas en el marco del MCV, de la Comisión de Venecia y del Grupo de Estados contra la Corrupción del Consejo de Europa (GRECO).

2. Nombramientos y destituciones en el poder judicial:

  • Suspender inmediatamente todos los procedimientos de nombramiento y destitución en curso relativos a los fiscales de mayor rango.
  • Relanzar un proceso para nombrar a un fiscal general de la Dirección Nacional Anticorrupción con experiencia contrastada en el procesamiento de los delitos de corrupción y con un mandato claro para que la DNA siga investigando los casos de corrupción de manera profesional, independiente y no partidista.
  • El Consejo Superior de la Magistratura ha de nombrar con carácter inmediato un equipo provisional para la gestión de la Inspección Judicial y, en un plazo de tres meses, ha de designar por concurso un nuevo equipo de dirección en la Inspección.
  • Respetar los dictámenes negativos emitidos por el Consejo Superior en materia de nombramientos y destituciones de fiscales en cargos directivos, hasta que no se establezca un nuevo marco legal de conformidad con la recomendación 1 de enero de 2017.

3. Códigos penales:

  • Congelar la entrada en vigor de las modificaciones introducidas en el Código Penal y la Ley de Enjuiciamiento Criminal.
  • Reabrir la revisión del Código Penal y de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, teniendo plenamente en cuenta la necesidad de compatibilidad con el Derecho de la Unión y los instrumentos internacionales en materia de corrupción, así como con las recomendaciones en el marco del MCV y del dictamen de la Comisión de Venecia.

La Comisión seguirá de cerca la evolución de los acontecimientos y evaluará la situación antes de que finalice su actual mandato. Aplicar medidas adicionales de forma inmediata es esencial para reconducir el proceso de reformas y reanudar el camino hacia la conclusión del MCV, tal como se establece en el informe de enero de 2017.

Contexto

El 1 de enero de 2007, la Comisión estableció el Mecanismo de Cooperación y Verificación para evaluar los avances con respecto a los compromisos contraídos por Rumanía en los ámbitos de la reforma judicial y la lucha contra la corrupción. Desde 2007, la Comisión ha venido informando con regularidad sobre los avances logrados en estos ámbitos mediante informes por escrito remitidos al Parlamento Europeo y al Consejo. Los informes se han nutrido de los contactos mantenidos con los Estados miembros, la sociedad civil, organizaciones internacionales, expertos independientes y fuentes diversas. Las conclusiones de la Comisión y la metodología del MCV han gozado sistemáticamente del firme apoyo del Consejo de Ministros expresado en las Conclusiones del Consejo a raíz de cada informe.

El informe relativo al MCV de enero de 2017 hizo un balance de los diez años del Mecanismo, presentó una visión de conjunto de los logros y los retos pendientes y definió las principales medidas que quedaban por tomar para alcanzar sus objetivos. La Comisión formuló doce recomendaciones que, de cumplirlas Rumanía, podrían considerarse suficientes para dar por concluido el MCV, a menos que otros acontecimientos invirtiesen claramente el curso de los avances. En el informe de enero también se indicaba que la celeridad del proceso dependería de la rapidez con que Rumanía pudiese alcanzar dichos objetivos de manera irreversible. Una primera evaluación realizada en noviembre del año pasado puso de relieve que, si bien se estaba avanzando a buen ritmo en el cumplimiento de determinadas recomendaciones, en el transcurso de 2017 se había perdido el impulso general del proceso de reformas, con la consiguiente ralentización en el cumplimiento de las restantes recomendaciones, y con el riesgo de reapertura de cuestiones que el informe de enero de 2017 había dado por cumplidas. Los retos y el cuestionamiento a los que se ha tenido que enfrentar la independencia judicial también han sido una fuente continua de preocupación.

El informe se complementa con un documento de trabajo de los servicios de la Comisión que presenta un análisis detallado, basándose en un diálogo permanente entre las autoridades rumanas y los servicios de la Comisión.

Información adicional

MEMO – Informes relativos al MCV sobre Bulgaria y Rumanía: Preguntas y respuestas

Todos los informes relativos al MCV

 

IP/18/6365

Personas de contacto para la prensa:

Solicitudes del público en general: Europe Direct por teléfono 00 800 67 89 10 11 , o por e-mail


Side Bar