Navigation path

Left navigation

Additional tools

Comisión Europea - Comunicado de prensa

Grecia inicia un nuevo capítulo tras la conclusión de su programa de ajuste macroeconómico.

Bruselas, 20 de agosto de 2018

Grecia ha finalizado con éxito sus tres años de Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE), el programa de ajuste macroeconómico, de manera que su lugar en el núcleo de la zona del euro y la Unión Europea queda asegurado.

La conclusión con éxito del programa es un testimonio de los sacrificios del pueblo griego, del compromiso del país con las reformas y de la solidaridad de sus socios europeos.

El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, ha declarado: «La conclusión del programa de ajuste macroeconómico supone un hito importante para Grecia y Europa. Al tiempo que sus socios europeos han demostrado su solidaridad, el pueblo griego ha respondido a cada reto con marcada valentía y determinación. Siempre he luchado por mantener a Grecia en el corazón de Europa. Ahora que el pueblo griego inicia un nuevo capítulo en su rica historia, siempre tendrá en mí un aliado, un socio y un amigo».

Pierre Moscovici, comisario de Asuntos Económicos y Financieros, Fiscalidad y Aduanas, ha declarado: «La conclusión del programa de ajuste macroeconómico es una buena noticia para Grecia y la zona del euro. Para Grecia y sus ciudadanos, supone el comienzo de un nuevo capítulo después de ocho años especialmente duros. Para la zona del euro, traza una línea simbólica en una crisis existencial. Las profundas reformas que ha aplicado Grecia han sentado las bases de una recuperación sostenible, que debe cuidarse y mantenerse para que el pueblo griego pueda cosechar los frutos de sus esfuerzos y sacrificios. Europa mantendrá su apoyo a Grecia».

Un total de 61 900 millones de euros en préstamos se han concedido a Grecia con cargo a este programa de ajuste macroeconómico en función de la ejecución de un paquete de reformas global y sin precedentes. El programa de ajuste macroeconómico adoptó un enfoque coordinado para afrontar los problemas estructurales duraderos y profundamente arraigados que habían contribuido a que Grecia sufriera una crisis económica.

Grecia ha tomado medidas para garantizar su sostenibilidad presupuestaria, con lo que el saldo presupuestario de las Administraciones públicas ha pasado de presentar un déficit considerable a un superávit en 2017, que se prevé que se mantenga. Estas medidas de reforma y los esfuerzos de saneamiento tendrán efectos acumulativos y, por lo tanto, seguirán teniendo repercusiones positivas en la sostenibilidad presupuestaria mucho después de la finalización del programa.

El sector financiero se encuentra ahora en una posición mucho más saneada como resultado del éxito de las operaciones de recapitalización, de una revisión de la gobernanza bancaria y de la labor de aplicación de una estrategia dirigida a reducir los préstamos no productivos, que debe mantenerse.

La eficacia y la eficiencia de la Administración pública han mejorado, especialmente gracias a la introducción de nuevas normas sobre el nombramiento, la evaluación y la movilidad de los trabajadores del sector público, a la creación de la Autoridad Tributaria Independiente y medidas para hacer que el sistema judicial sea más eficiente.

Por último, se han aplicado importantes medidas estructurales para mejorar el entorno empresarial y la competitividad de Grecia a fin de hacer de este país un destino atractivo para la inversión, para facilitar que las empresas ya existentes innoven y creen puestos de trabajo, y para establecer regímenes sostenibles y universales de pensiones, sanidad y prestaciones sociales, incluido un sistema de renta mínima garantizada.

En su conjunto, estas reformas transformadoras han sentado las bases para una recuperación sostenible, creando las condiciones necesarias para el crecimiento sostenible, la creación de empleo y el saneamiento de las finanzas públicas en los próximos años.

La mejora de los indicadores económicos confirma que, si bien queda trabajo por hacer, los esfuerzos realizados ya están arrojando beneficios tangibles al restablecerse el orden en las finanzas públicas, disminuir el desempleo y garantizar la vuelta al crecimiento. El crecimiento económico se ha reactivado, pasando del -5,5 % en 2010 al 1,4 % en 2017, y se prevé que se mantenga en torno al 2 % en 2018 y 2019. El saldo presupuestarios ha pasado de un déficit del 15,1 % del PIB en 2009 a un superávit del 0,8 % en 2017 (correspondiente a un superávit primario del 4,2 % en términos de programa). Si bien el desempleo sigue siendo inaceptablemente elevado, de acuerdo a las cifras recientemente publicadas por la autoridad estadística griega, disminuyó al 19,5 % en mayo de 2018, alcanzando un nivel inferior al 20 % por primera vez desde septiembre de 2011.

La conclusión del programa marca el final de un capítulo y el comienzo de otro para Grecia. Será necesario seguir centrándose en abordar plenamente las consecuencias sociales y económicas que son el legado de los años de crisis. Esto requerirá que las autoridades griegas mantengan la asunción de responsabilidades en materia de reformas y su aplicación constante, según los compromisos que asumieron en la reunión del Eurogrupo de 22 de junio de 2018. Ello es crucial para arraigar la confianza de los mercados y fortalecer la recuperación económica de Grecia, especialmente en el período inmediatamente posterior al programa.

Grecia estará totalmente integrada en el Semestre Europeo de coordinación social y económica para ayudar a garantizar que el país y sus ciudadanos aprovechen plenamente los beneficios de los esfuerzos realizados en los últimos años. En el período posterior al programa también se controlarán la conclusión, el cumplimiento y la aplicación constante de las reformas acordadas en el marco del programa a través del marco de supervisión reforzada.

El Servicio de Apoyo a las Reformas Estructurales de la Comisión seguirá asistiendo a las autoridades griegas, a petición de estas, en el planeamiento y la aplicación de reformas impulsoras del crecimiento.

 

Contexto

Grecia ha venido recibiendo asistencia financiera de sus socios europeos desde 2010. Las autoridades griegas solicitaron un nuevo programa MEDE de apoyo a la estabilidad el 8 de julio de 2015. El 20 de agosto de 2015, la Comisión Europea firmó, en nombre del MEDE, un memorando de acuerdo de tres años sobre un programa de ajuste macroeconómico.

El 23 de junio de 2018, el Eurogrupo confirmó que se habían completado todas las actuaciones previas al amparo de la cuarta y última revisión del programa de ajuste macroeconómico. El Eurogrupo también llegó a un acuerdo sobre una serie de medidas enérgicas en materia de deuda, añadidas a las medidas a corto plazo ya en vigor, a fin de garantizar la sostenibilidad de la deuda de Grecia a largo plazo. El 6 de agosto de 2018, el MEDE aprobó el desembolso de 15 000 millones de euros de asistencia financiera.

Desde 2010, se ha concedido a Grecia un total de 288 700 millones de euros en préstamos. Este importe incluye 256 600 millones de euros desembolsados por sus socios europeos y 32 100 millones de euros aportados por el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Paralelamente al programa de ajuste macroeconómico, la Comisión puso en marcha en julio de 2015 el plan «Nuevo impulso para el empleo y el crecimiento en Grecia» para facilitar a este país el máximo aprovechamiento de los fondos de la UE a fin de estabilizar su economía y fomentar el empleo, el crecimiento y la inversión. Como resultado de las medidas excepcionales adoptadas con arreglo al plan, Grecia es actualmente uno de los principales países destinatarios de fondos de la UE. Para el período 2014-2020, Grecia ya ha recibido casi 16 000 millones de euros de un amplio conjunto de fondos de la UE. Esto equivale a más del 9 % del producto interior bruto (PIB) anual de 2017 de Grecia.

En relación con el PIB, Grecia es también el país mayor beneficiario del Fondo Europeo para Inversiones Estratégicas (FEIE) del Plan Juncker. El FEIE está listo ahora para movilizar más de 10 000 millones de euros en inversiones y ayudar a más de 20 000 pequeñas y medianas empresas en Grecia.

Más información

Fichas informativas: Un nuevo capítulo para Grecia

Declaración del Eurogrupo, de 22 de junio de 2018

Folleto: Un nuevo impulso para el empleo y el crecimiento en Grecia – La experiencia de tres años

Más datos sobre la ayuda financiera de la UE a Grecia

Comunicado de prensa: La Comisión apoya la normalización en Grecia mediante la activación del marco posterior al programa

IP/18/5002

Personas de contacto para la prensa:

Solicitudes del público en general: Europe Direct por teléfono 00 800 67 89 10 11 , o por e-mail


Side Bar