Navigation path

Left navigation

Additional tools

Comisión Europea - Comunicado de prensa

Una Europa que proteja: la UE está trabajando para aumentar la resiliencia y repeler más eficazmente las amenazas híbridas

Bruselas, 13 de junio de 2018

A raíz del atentado de Salisbury y atendiendo el llamamiento del Consejo Europeo, la Comisión Europea y la alta representante han propuesto hoy nuevas medidas para proseguir la labor ya realizada en respuesta a las amenazas híbridas y las amenazas químicas, biológicas, radiológicas y nucleares (QBRN).

Además, han presentado un informe sobre la aplicación general del marco común relativo a la lucha contra las amenazas híbridas. Por otra parte, la Comisión hace un balance de los avances registrados en los expedientes clave en materia de seguridad, incluido el Plan de acción QBRN.

La alta representante y vicepresidenta, Federica Mogherini, ha declarado: «En una era caracterizada por el brote de nuevos desafíos en todas partes del mundo, estamos reforzando nuestra actividad dentro de la Unión Europea para repeler las amenazas híbridas, tanto en el ámbito de la ciberdelincuencia como en el de la desinformación o el de la contrainteligencia. Junto con nuestros Estados miembros y nuestros socios, como la OTAN, estamos trabajando para reforzar nuestras capacidades de hacer frente a estos desafíos y de aumentar nuestra resiliencia con respecto a los riesgos químicos, biológicos, radiológicos y nucleares a fin de proteger eficazmente a nuestros ciudadanos.»

El comisario de Migración, Asuntos de Interior y Ciudadanía, Dimitris Avramopoulos, ha declarado: «La seguridad ha sido nuestra prioridad desde el primer momento, pero tenemos que esforzarnos aún más para privar a los agentes extranjeros hostiles y a los terroristas de los medios y el espacio para actuar. En este momento, estamos acelerando todavía más nuestros esfuerzos para cortar su acceso a las sustancias químicas potencialmente mortales, con ánimo de construir una Europa más resiliente y plenamente equipada para hacer frente a amenazas complejas y dinámicas contra la seguridad.»

El comisario de la Unión de la Seguridad, Julian King, ha afirmado: «El atentado de Salisbury nos recuerda de forma brutal el carácter muy real de la amenaza que plantean los riesgos químicos, biológicos, radiológicos y nucleares para la seguridad. En estos momentos, seguimos aplicando nuestro Plan de Acción QBRN del pasado año con el fin de estar mejor preparados frente a esas amenazas y otras amenazas híbridas capaces de causar graves daños y aumentar la inestabilidad. Tenemos que mantenernos especialmente alerta cara a las próximas elecciones.»

Intensificar la respuesta de la UE frente a las amenazas híbridas

Las actividades híbridas por parte de agentes estatales y no estatales siguen suponiendo una amenaza tan seria como grave para la UE y sus Estados miembros. Los períodos electorales, por ejemplo, han resultado un objetivo especialmente estratégico y vulnerable. Si bien generar resiliencia frente a estas amenazas y reforzar las capacidades existentes con tal fin son, esencialmente, responsabilidades de los Estados miembros, la UE lleva algún tiempo desarrollando la capacidad necesaria para combatirlas, empresa en la que colabora con socios internacionales como la OTAN. Para reforzar todavía más la respuesta colectiva a estas amenazas en plena evolución, la Comisión y la alta representante han identificado los sectores en los que deben adoptarse medidas adicionales:

  • Conciencia situacional: La célula de fusión contra las amenazas híbridas creada dentro del Servicio Europeo de Acción Exterior y considerada ya un activo importante recibe y analiza información, pero todavía necesita acumular más conocimientos especializados para poder hacer frente a todo el espectro de este tipo de amenazas. Por lo tanto, la célula se ampliará mediante componentes especializados en materia química, biológica, radiológica y nuclear (QBRN), en contrainteligencia y en ciberanálisis.
  • Comunicación estratégica: Partiendo de la experiencia previa, la alta representante y la Comisión seguirán desarrollando las capacidades de comunicación estratégica de la UE, para lo que asegurarán una interacción y una coherencia sistemáticas entre las estructuras existentes. Esta capacidad se extenderá a otras instituciones y Estados miembros de la UE, e incluirá la plataforma en línea protegida sobre desinformación, ya anunciada.
  • Desarrollo de la resiliencia y la disuasión en el sector de la ciberseguridad: A lo largo del pasado año, la UE ha propuesto diversos medios para reforzar las capacidades y luchar contra las ciberamenazas, como la propuesta de marco de certificación de la ciberseguridad, el mandato para la ampliación y la modernización de la Agencia de Ciberseguridad de la Unión Europea, las pautas de la cooperación entre los Estados miembros y las agencias de la UE en caso de ataque y el conjunto de instrumentos de ciberdiplomacia. El Parlamento y el Consejo deben acelerar su actividad dirigida a concluir las negociaciones sobre el Reglamento de ciberseguridad y llegar a un acuerdo sobre las nuevas normas de recopilación de pruebas electrónicas. Se está construyendo una plataforma específica de formación y educación para coordinar la formación en materia de ciberdefensa. La atribución de los ciberataques es también un factor importante, por lo que la UE anima a los Estados miembros a que prosigan su labor al respecto.
  • Desarrollo de la resiliencia frente a las actividades de inteligencia hostiles: La coordinación entre los Estados miembros y entre estos y otras organizaciones internacionales, en particular la OTAN, es crucial. El SEAE y la Comisión aplicarán medidas prácticas perfeccionadas que sustenten y amplíen la capacidad interactiva de la UE para repeler la actividad de inteligencia hostil dirigida contra las Instituciones. La célula de fusión híbrida se reforzará mediante conocimientos especializados en contrainteligencia, lo que le permitirá presentar análisis detallados y sesiones informativas.

La alta representante y la Comisión también han presentado hoy información sobre la aplicación de las 22 medidas determinadas en el marco común relativo a la lucha contra las amenazas híbridas, que van desde la mejora del intercambio de información hasta el desarrollo de resiliencia frente a la radicalización y el extremismo en nuestras sociedades, pasando por el refuerzo de la protección de las infraestructuras críticas y la ciberseguridad. Los Estados miembros han recibido apoyo a través de este marco, y la respuesta de la UE a las amenazas híbridas ha superado con éxito las pruebas realizadas en una serie de ejercicios conjuntos con la OTAN.

Mejor preparación contra las amenazas químicas, biológicas, radiológicas y nucleares

En octubre de 2017, la Comisión presentó un Plan de acción para reforzar la preparación y la resistencia frente a los riesgos de seguridad químicos, biológicos, radiológicos y nucleares (QBRN) a escala de la UE. El atentado de Salisbury y la creciente preocupación en cuanto al interés de los terroristas para utilizar dichas sustancias y su capacidad para hacerlo ponen de manifiesto que los desafíos en materia de seguridad que plantean los QBRN, y en particular las amenazas químicas, son reales. La UE estudiará medidas de defensa de las normas y principios internacionales, que podrían incluso recogerse en un régimen de sanciones de la UE aplicable a las armas químicas. En paralelo, la Comisión y los Estados miembros acelerarán su actividad de lucha contra las amenazas químicas antes del final de 2018, con medidas como las siguientes:

  • Elaboración de una lista de sustancias químicas que suponen una amenaza particular para la seguridad.
  • Apertura de un diálogo con los distintos eslabones de la cadena de suministro para hacer frente a las amenazas procedentes de las sustancias químicas que puedan utilizarse como precursores.
  • Mejora de la detección de amenazas químicas mediante la revisión de los escenarios de amenazas y el análisis de los métodos de detección existentes.
  • Labor de concienciación de los servicios de primera intervención, especialmente las fuerzas y cuerpos de seguridad y el personal de protección civil.
  • Elaboración de inventarios de las existencias de productos médicos de respuesta sanitaria y de las capacidades de análisis en laboratorio, de tratamiento y otras, y mapeo periódico de su disponibilidad en toda la UE.

Avances en los expedientes de seguridad prioritarios

El Informe de situación de la Unión de la Seguridad presentado hoy por la Comisión ofrece una actualización de los aspectos relativos a la supresión de contenidos terroristas en línea y a la manera de mejorar la prevención de la radicalización en consonancia con el informe final del grupo de expertos de alto nivel sobre radicalización presentado el 18 de mayo. El informe calibra asimismo los avances conseguidos en otros aspectos prioritarios de la seguridad como la interoperabilidad, el intercambio de información, la ciberseguridad y la financiación del terrorismo.

Por último, la Comisión ha presentado hoy un Plan de acción de la UE para aumentar la seguridad de los pasajeros y el personal ferroviario, cumpliendo con ello su compromiso de mejorar la protección de los espacios públicos. El Plan de acción tiene el objetivo de prevenir posibles atentados contra los servicios ferroviarios y responder a ellos mediante un nuevo marco de cooperación y coordinación entre Estados miembros, del que forma parte una nueva plataforma de seguridad de los viajeros ferroviarios de la UE.

La Comisión también ha presentado hoy un informe sobre las repercusiones de las posibles restricciones de los pagos en metálico en el que se concluye que tales restricciones no supondrían un gran obstáculo a la financiación del terrorismo. En la fase actual, la Comisión no se plantea presentar ninguna iniciativa legislativa en esta materia.

Próximos pasos

La Comunicación conjunta sobre las amenazas híbridas presentada hoy informa al Consejo Europeo acerca del trabajo que ya está en curso y de los ámbitos en los que es preciso redoblar los esfuerzos. Corresponde a los Estados miembros de la UE, a la Comisión y a la alta representante garantizar la rápida aplicación de las medidas de seguimiento.

La Comisión proseguirá su labor en todos los expedientes prioritarios de seguridad, especialmente con vistas a la reunión informal de Jefes de Estado o de Gobierno sobre la seguridad interior que se celebrará en septiembre.

Contexto

La seguridad ha sido una prioridad política desde el inicio del mandato de la Comisión Juncker, extremo que se reflejaba ya en las Orientaciones políticas de julio de 2014 y que sigue patente en el último discurso sobre el estado de la Unión, de 13 de septiembre de 2017.

Las actividades híbridas por parte de grupos estatales y no estatales siguen planteando una amenaza tan seria como grave para la UE y sus Estados miembros. Las campañas híbridas son pluridimensionales, combinan medidas coercitivas y subversivas y utilizan medios y tácticas convencionales y no convencionales. Están diseñadas para ser difíciles de detectar o de atribuir a cualquier individuo o grupo. El atentado con un agente neurotóxico perpetrado el pasado mes marzo en el Reino Unido puso de relieve el amplio espectro que ocupa la guerra híbrida y la necesidad de aumentar la resiliencia frente a ella.

Más información

Comunicación conjunta: Aumento de la resiliencia e impulso de las capacidades para hacer frente a las amenazas híbridas

Informe conjunto sobre la aplicación del marco común relativo a la lucha contra las amenazas híbridas entre julio de 2017 y junio de 2018

Ficha informativa: Amenazas híbridas

Decimoquinto Informe sobre la evolución hacia una Unión de la Seguridad genuina y efectiva

Anexo 1: Plan de acción de la UE para mejorar la seguridad de los viajeros ferroviarios

Informe final del grupo de expertos de alto nivel sobre radicalización

Ficha informativa: Unión de la Seguridad: una Europa que proteja

Conclusiones del Consejo Europeo sobre el atentado de Salisbury, 22 de marzo de 2018

Participa en la conversación en línea con las etiquetas #SecurityUnion y #EUDefence

IP/18/4123

Personas de contacto para la prensa:

Solicitudes del público en general: Europe Direct por teléfono 00 800 67 89 10 11 , o por e-mail


Side Bar