Navigation path

Left navigation

Additional tools

Comisión Europea - Comunicado de prensa

Lucha contra la incitación ilegal al odio en línea: una iniciativa de la Comisión produce continuas mejoras y se suman otras plataformas

Bruselas, 19 de enero de 2018

La tercera evaluación del Código de conducta relativo a la lucha contra la incitación ilegal al odio en línea llevada a cabo por ONG y organismos públicos y hecha pública hoy indica que las empresas del sector de las TI eliminaron una media del 70 % de los casos de incitación ilegal al odio que les había sido notificada.

Desde mayo de 2016, Facebook, Twitter, YouTube y Microsoft se han comprometido a combatir la propagación de contenidos de ese tipo en Europa por medio del Código de conducta. La tercera de estas rondas de control indica que las empresas cumplen ahora cada vez más sus compromisos de eliminar la mayor parte del discurso ilegal de incitación al odio en el plazo de 24 horas. Sin embargo, siguen persistiendo varios retos, especialmente la falta de información sistemática a los usuarios.

Instagram y Google+ han anunciado hoy que van a adherirse al Código de conducta, de manera que aumentará el número de usuarios que abarca el Código.

Andrus Ansip, vicepresidente de la Comisión Europea responsable de Mercado Único Digital, ha expresado su satisfacción: «Estos resultados ponen claramente de manifiesto que las plataformas en línea se toman en serio su compromiso de examinar las notificaciones y eliminar la incitación ilegal al odio en el plazo de 24 horas. Quisiera animar firmemente a las empresas del sector de las TI a que mejoren la transparencia y la información a los usuarios, en consonancia con las orientaciones que publicamos el año pasado.También es importante establecer salvaguardias para evitar excesos en la eliminación y preservar derechos fundamentales tales como la libertad de expresión».

Vĕra Jourová, comisaria de Justicia, Consumidores e Igualdad de Género de la UE, ha declarado: «Internet debe ser un lugar seguro, libre de incitación ilegal al odio y exento de contenido racista y xenófobo. El Código de conducta está resultando ser un instrumento valioso para combatir los contenidos ilegales de forma rápida y eficaz. Esto demuestra que, cuando existe una estrecha colaboración entre las empresas, la sociedad civil y los responsables políticos, podemos conseguir resultados y, al mismo tiempo, preservar la libertad de expresión. Espero que las empresas del sector de las TI demuestren la misma determinación a la hora de trabajar en otras cuestiones importantes, tales como la lucha contra el terrorismo o las condiciones desfavorables para sus usuarios».

Desde su adopción en mayo de 2016, el Grupo «Código de Conducta» no ha cesado de avanzar en la eliminación de los contenidos ilegales, tal como indica la evaluación publicada hoy:

  • Por término medio, el 70 % de las empresas del sector de las TI ha eliminado toda la incitación ilegal al odio notificada por las ONG y los organismos públicos participantes en la evaluación. Esta tasa ha aumentado constantemente desde el 28 % de la primera ronda de control de 2016 y el 59 % de la segunda ronda de mayo de 2017.
  • En la actualidad, todas las empresas del sector de las TI cumplen plenamente el objetivo de examinar la mayoría de las notificaciones en el plazo de 24 horas, alcanzando una media superior al 81 %.Esta cifra se ha duplicado en comparación con la primera ronda de control y aumentado desde el 51 % de las notificaciones evaluadas en un plazo de 24 horas registrado en la ronda de control anterior.

Mejoras previstas

Si bien se han cumplido plenamente los principales compromisos del Código de conducta, deben introducirse más mejoras en los ámbitos siguientes:

  • Todavía falta información a los usuarios en relación con casi un tercio de las notificaciones de media, con diferentes tasas de respuesta según las diversas empresas de TI. La transparencia y la información a los usuarios son ámbitos en los que deben introducirse nuevas mejoras.
  • El Código de conducta complementa la legislación relativa a la lucha contra el racismo y la xenofobia, que obliga a enjuiciar eficazmente a los autores de delitos de incitación ilegal al odio, ya sea en línea o fuera de línea. Por término medio, uno de cada cinco casos notificados por las ONG a las empresas también ha sido objeto de una denuncia ante la policía o la fiscalía. Esta cifra se ha duplicado con creces desde el último informe de seguimiento. La policía debe investigar inmediatamente esos casos. La Comisión ha facilitado una red de cooperación e intercambio de buenas prácticas para las autoridades nacionales, la sociedad civil y las empresas, así como ayuda financiera específica y orientaciones operativas. Casi dos tercios de los Estados miembros ya han establecido un punto de contacto nacional responsable en materia de incitación al odio en Internet. En la primavera de 2018 está previsto un diálogo específico entre las autoridades competentes de los Estados miembros y empresas del sector de las TI.

Próximas medidas

La Comisión continuará realizando un seguimiento periódico de la aplicación del Código por las empresas del sector de las TI participantes con la ayuda de las organizaciones de la sociedad civil y aspira a ampliarlo a otras plataformas en línea. La Comisión estudiará la posibilidad de adoptar medidas adicionales si no prosiguen o se frenan los esfuerzos.

Antecedentes

La Decisión Marco relativa a la lucha contra el racismo y la xenofobia prohíbe expresamente la incitación pública e intencionada a la violencia o al odio contra un grupo de personas o un miembro de dicho grupo, definido en relación con la raza, el color, la religión, la ascendencia o el origen nacional o étnico. La incitación al odio, tal como se define en esta Decisión Marco, es un delito también cuando se produce en línea.

La UE, sus Estados miembros y las empresas de redes sociales y otras plataformas comparten la responsabilidad colectiva de fomentar y facilitar la libertad de expresión en línea. Al mismo tiempo, todas estas partes tienen la responsabilidad de velar por que Internet no se convierta en un refugio de la violencia y el odio.

Para hacer frente a la proliferación del discurso de odio racista y xenófobo en línea, la Comisión Europea y cuatro grandes empresas del sector de las TI (Facebook, Microsoft, Twitter y YouTube) presentaron un «Código de conducta para combatir la incitación ilegal al odio en Internet en línea» en mayo de 2016.

Esta tercera evaluación la han realizado ONG y organismos públicos de 27 Estados miembros, que emitieron las notificaciones. El 7 de diciembre de 2016, la Comisión presentó los resultados de una primera ronda de control para evaluar la aplicación del Código de conducta. El 1 de junio de 2017 se publicaron los resultados de una segunda ronda de control.

El 28 de septiembre, la Comisión adoptó una Comunicación que establece orientaciones para las plataformas sobre procedimientos de notificación y actuación contra contenidos ilegales en línea. La importancia de la lucha contra la incitación ilegal al odio en línea y la necesidad de seguir trabajando en la aplicación del Código de conducta ocupan un lugar destacado en ese documento de orientación.

El 9 de enero de 2018, varios comisarios europeos se reunieron con representantes de plataformas en línea para debatir los progresos alcanzados en la lucha contra la difusión de contenidos ilegales en línea, incluida la propaganda terrorista en la red, la incitación ilegal al odio racista y xenófobo, así como violaciones de los derechos de propiedad intelectual (véase la declaración conjunta).

Más información:

Ficha informativa sobre la tercera ronda de control del Código de conducta

Preguntas y respuestas

 

IP/18/261

Personas de contacto para la prensa:

Solicitudes del público en general: Europe Direct por teléfono 00 800 67 89 10 11 , o por e-mail


Side Bar