Navigation path

Left navigation

Additional tools

Comisión Europea - Comunicado de prensa

Lucha contra la desinformación en línea: El Grupo de Expertos defiende una mayor transparencia entre las plataformas en línea

Estrasburgo, 12 de marzo de 2018

En un informe entregado hoy a la comisaria de Economía y Sociedad Digitales, Mariya Gabriel, el Grupo de Expertos de Alto Nivel sobre las noticias falsas y la desinformación en línea sugiere una definición del fenómeno y formula una serie de recomendaciones.

Los expertos independientes abogan por un código de principios que las plataformas en línea y las redes sociales deben respetar. El informe complementa los primeros datos obtenidos de una consulta pública y una encuesta del Eurobarómetro, publicados también hoy. Estas aportaciones contribuirán a preparar una Comunicación sobre la lucha contra la desinformación en línea, que la Comisión publicará en la primavera.

La comisaria Gabriel ha manifestado: «Agradezco al Grupo de Expertos de Alto Nivel y a la profesora Madeleine de Cock Buning el gran trabajo realizado para cumplir los estrictos plazos a que ha tenido que atenerse. Con todas las opiniones recogidas y las amplias competencias colectivas, contamos ahora con una extensa gama de materiales que nos ayudarán a proponer una serie de opciones concretas para combatir mejor los riesgos que plantea la desinformación en línea».

La presidenta del Grupo de Expertos de Alto Nivel, profesora Madeleine de Cock Buning, ha declarado lo siguiente: «Estoy muy satisfecha de nuestros resultados, y en particular del compromiso de todas las partes interesadas, incluidas las plataformas en línea, sobre las medidas que recomendamos adoptar a la Comisión. Se trata de un gran paso adelante en el problema de la difusión de desinformación: hemos creado un sólido punto de partida para un código de prácticas apoyado por una coalición de diversas partes interesadas».

El Grupo de Expertos de Alto Nivel define el problema

El informe del Grupo de Expertos de Alto Nivel se centra específicamente en los problemas relacionados con la desinformación en línea, más que en las noticias falsas. Los expertos han evitado deliberadamente el término «noticias falsas», por considerarlo inadecuado para reflejar los problemas complejos de la desinformación, cuyos contenidos pueden también combinar información ficticia con hechos reales.

El informe define la desinformación como información falsa, inexacta o engañosa diseñada, presentada y promovida para obtener un beneficio o para causar intencionadamente un perjuicio público. La desinformación puede poner en peligro los procesos y valores democráticos y apuntar específicamente a diversos sectores, como la salud, la ciencia, la educación y las finanzas. El informe subraya la necesidad de implicar a todas las partes interesadas en cualquier acción eventual y recomienda en primer lugar y ante todo un enfoque de autorregulación.

El Grupo recomienda promover la alfabetización mediática a fin de contrarrestar la desinformación; desarrollar instrumentos que empoderen a usuarios y periodistas para hacer frente a la desinformación; proteger la diversidad y la sostenibilidad de los medios informativos europeos; y proseguir la investigación sobre los efectos de la desinformación en Europa.

Asimismo, aboga por un código de principios que las plataformas en línea y las redes sociales deberían hacer suyo. Uno de los diez principios clave expuestos en el informe propugna que las plataformas en línea deberían, por ejemplo, garantizar la transparencia explicando cómo seleccionan sus algoritmos las noticias presentadas. En cooperación con los medios de información europeos, se les invita asimismo a adoptar medidas eficaces para mejorar la visibilidad de las noticias fiables y fidedignas y facilitar el acceso a ellas de los usuarios.

Estas medidas son especialmente importantes en el período previo a un proceso electoral. Por último, el Grupo recomienda establecer una coalición multilateral de partes interesadas que vele por que las medidas acordadas se ejecuten, controlen y revisen periódicamente.

Las encuestas subrayan la importancia de los medios de comunicación de calidad

La Comisión ha recibido casi 3 000 respuestas a la consulta pública puesta en marcha en noviembre de 2017. La desinformación intencionada para influir en las elecciones y en las políticas migratorias son las dos categorías en las que la mayoría de las respuestas considera probable que las noticias falsas perjudiquen a la sociedad.

Según la última encuesta del Eurobarómetro, en la que se entrevistó a unos 26 000 ciudadanos, estos perciben una gran cantidad de noticias falsas en la UE, afirmándose en un 83 % de las respuestas que tal fenómeno representa un peligro para la democracia. Destaca también la importancia de los medios de comunicación de calidad: los encuestados consideran los medios de comunicación tradicionales como la fuente de noticias más fiable (radio 70 %, televisión 66 %, medios impresos 63 %). Las fuentes de noticias en línea y los sitios web de alojamiento de vídeos son las que suscitan menos confianza, con un 26 % y 27 %, respectivamente.

Estos resultados se confirman en la consulta pública, donde la menor confianza se deposita en las redes sociales, los agregadores de noticias en línea y los sitios web y blogs de internet, y la mayor en los periódicos y revistas tradicionales, los sitios web y las publicaciones en línea especializados, las agencias de prensa y las agencias públicas (por regla general, más del 70 %).

Según la consulta pública, la opinión general es que la desinformación se propaga fácilmente a través de las redes sociales porque las noticias falsas apelan a las emociones del lector (88 %), se difunden para orientar el debate público (84 %) y están concebidas para generar ingresos (65 %). La mitad de los encuestados cree que la verificación después de que la desinformación se haya publicado no es una buena solución, ya que no va a llegar a la población que recibió la información inicial.

Contexto

En su carta de mandato, el presidente Juncker encomendó a la comisaria de Economía y Sociedad Digitales, Mariya Gabriel, la tarea de analizar los retos que suponen las plataformas en línea para nuestras democracias en lo que se refiere a la difusión de información falsa e impulsar una reflexión sobre qué actuaciones serían necesarias a escala de la UE para proteger a nuestros ciudadanos.

El Grupo de Expertos de Alto Nivel se creó para asesorar a la Comisión sobre el alcance del fenómeno de las noticias falsas. Los 39 expertos designados representaban a la sociedad civil, las plataformas de medios sociales, las organizaciones de medios de información, los periodistas y el mundo académico.

La Unión Europea está ya actuando en la lucha contra las noticias falsas: en 2015, a raíz del Consejo Europeo de marzo de ese año, se creó, bajo la responsabilidad de la alta representante y vicepresidenta Mogherini, el Grupo de Trabajo East Stratcom para contrarrestar la desinformación en la vecindad oriental de la UE. Además, las recientes propuestas de la Comisión para modernizar la normativa sobre derechos de autor de la UE incluyen una cláusula encaminada a proteger el periodismo de alta calidad mediante la concesión de nuevos derechos editoriales en línea, a fin de que puedan adaptarse a un entorno digital en transformación. A nivel de la UE, el Grupo de Expertos de la UE sobre Alfabetización Mediática también sirve de plataforma para el intercambio de mejores prácticas sobre alfabetización mediática, incluida una herramienta para que los ciudadanos desmonten la desinformación.

 

Más información

Informe del Grupo de Expertos de Alto Nivel sobre las noticias falsas y la desinformación

Primeros resultados de la consulta pública:

Presentación de la encuesta del Eurobarómetro

IP/18/1746

Personas de contacto para la prensa:

Solicitudes del público en general: Europe Direct por teléfono 00 800 67 89 10 11 , o por e-mail


Side Bar