Navigation path

Left navigation

Additional tools

Comisión Europea - Comunicado de prensa

Defensa de la competencia: propuesta de la Comisión para reforzar la eficacia de las autoridades nacionales de competencia en beneficio del empleo y el crecimiento

Bruselas, 22 de marzo de 2017

La Comisión Europea ha propuesto nuevas normas que permitan a las autoridades de competencia de los Estados miembros ser más eficaces en la aplicación de las normas de defensa de la competencia de la UE, garantizando que dispongan de todos los instrumentos necesarios para alcanzar este objetivo.

Margrethe Vestager, comisaria de Política de Competencia, declaró: «Las normas de competencia de la UE mejoran el funcionamiento de los mercados, y las autoridades de competencia de los Estados miembros y la Comisión colaboran con este objetivo. Por eso queremos que todas las autoridades nacionales de competencia puedan tomar decisiones de forma totalmente independiente y que dispongan de instrumentos eficaces para poner fin a las infracciones y para sancionarlas, ya que un mercado único que funciona correctamente beneficia a los consumidores y a las empresas de Europa».

Jyrki Katainen, vicepresidente de Fomento del Empleo, Crecimiento, Inversión y Competitividad, afirmó: «La Comisión profundizará en su cooperación con todas las autoridades nacionales de competencia para mejorar el funcionamiento del mercado único y para estar más cerca de los ciudadanos y las empresas de la UE».

La Comisión Europea y las autoridades nacionales de competencia de los Estados miembros colaboran estrechamente en la aplicación de las normas de defensa de la competencia de la UE, en el marco de la Red Europea de Competencia (REC). Esta Red constituye la base para una aplicación coherente de dichas normas por todas las autoridades pertinentes. Desde 2004, la Comisión y las autoridades nacionales de competencia han adoptado más de 1 000 decisiones y han investigado una amplia gama de asuntos en todos los sectores de la economía. Desde 2004 hasta 2014, más del 85 % de las decisiones de aplicación de normas de defensa de la competencia de la UE fueron adoptadas por dichas autoridades.

La propuesta presentada hoy por la Comisión tiene por objeto capacitar aún más a las autoridades de competencia de los Estados miembros. Su objetivo es garantizar que, al aplicar la misma base jurídica, estas autoridades dispongan de instrumentos de ejecución adecuados, a fin de alcanzar un verdadero espacio común de aplicación de la normativa de competencia.

El lugar del mercado único donde tenga la sede una empresa no debería importar a la hora de aplicar las normas de competencia. Al garantizar que las autoridades nacionales de competencia puedan actuar eficazmente, la propuesta de la Comisión pretende contribuir a alcanzar el objetivo de un auténtico mercado único que se traduzca en unos mercados competitivos, en empleo y en crecimiento.

La propuesta de nueva normativa da continuidad a la consulta pública sobre la capacitación de las autoridades nacionales de competencia para mejorar su eficacia, que fue puesta en marcha por la Comisión en noviembre de 2015. Una vez adoptadas, las normas propuestas dotarán a las autoridades nacionales de competencia de un mínimo de instrumentos comunes y de una garantía de aplicación efectiva, al velar por que:

a) Actúen con independencia al hacer cumplir las normas de competencia de la UE y trabajen de forma totalmente imparcial, sin recibir instrucciones de entidades públicas o privadas.

b) Cuenten con los recursos financieros y humanos necesarios para realizar su trabajo.

c) Dispongan de las prerrogativas necesarias para recabar todas las pruebas pertinentes, tales como el derecho a acceder al contenido de teléfonos móviles, ordenadores portátiles y tabletas.

d) Dispongan de instrumentos adecuados para imponer sanciones proporcionadas y disuasorias en caso de infracción de las normas de competencia de la UE. La propuesta contiene normas sobre la responsabilidad de las empresas matrices y la sucesión, de modo que las empresas no puedan eludir las multas amparándose en una reestructuración empresarial. Las autoridades nacionales de competencia podrán asimismo imponer el pago de multas a las empresas infractoras que no tienen una presencia legal en su territorio, una disposición importante, ya que cada vez es mayor el número de empresas que operan a escala internacional.

e) Dispongan de programas coordinados de clemencia que animen a las empresas a presentar pruebas de la existencia de carteles ilegales. Esto aumentará los incentivos para que las empresas participen en los programas de clemencia e informen de su participación en un cartel.

La propuesta de la Comisión destaca la importancia de los derechos fundamentales de las empresas y requiere que las autoridades establezcan garantías adecuadas para el ejercicio de sus potestades, con arreglo a lo dispuesto en la Carta de Derechos Fundamentales de la UE.

La propuesta de nueva normativa adopta la forma de Directiva, lo que permite respetar las especificidades nacionales. Ahora la Directiva será transmitida al Parlamento Europeo y al Consejo para su adopción, de conformidad con el proceso legislativo habitual. Una vez adoptada, los Estados miembros deberán incorporar la Directiva a su ordenamiento jurídico nacional.

 

Antecedentes

El Reglamento 1/2003 del Consejo ha contribuido a una aplicación más estricta de las normas de defensa de la competencia en la UE desde que entró en vigor el 1 de mayo de 2004, al modernizar la aplicación de las normas de la UE en materia de prácticas comerciales restrictivas (artículo 101) y abusos de posición dominante (artículo 102). El Reglamento puso fin al sistema de notificación previa de los acuerdos, según el cual las empresas los notificaban a la Comisión para su aprobación con arreglo a las normas de defensa de la competencia, y permitió que los órganos jurisdiccionales y las autoridades de competencia de los Estados miembros incrementasen su contribución a la aplicación de las normas europeas de competencia. El Reglamento también creó la Red Europea de Competencia (REC), en la que la Comisión y las autoridades nacionales coordinan la aplicación de las normas de defensa de la competencia de la UE.

La Comunicación de la Comisión relativa a los diez años de aplicación del Reglamento 1/2003 [COM (2014) 453] citaba una serie de posibles ámbitos de acción para reforzar la eficacia de las autoridades nacionales de competencia.

Posteriormente, entre noviembre de 2015 y febrero de 2016, la Comisión procedió a una consulta pública y sondeó las opciones de medidas concretas, tanto con las autoridades nacionales de competencia como con los ministerios de los Estados miembros.

El 19 de abril de 2016, la Comisión de Asuntos Económicos y Monetarios del Parlamento Europeo y la Dirección General de Competencia de la Comisión organizaron una audiencia pública sobre cómo capacitar a las autoridades nacionales de competencia para que sean más eficaces en la aplicación de las normas.

 

 

IP/17/685

Personas de contacto para la prensa:

Solicitudes del público en general: Europe Direct por teléfono 00 800 67 89 10 11 , o por e-mail


Side Bar