Navigation path

Left navigation

Additional tools

Other available languages: EN FR DE DA NL SV

Comisión Europea - Comunicado de prensa

Defensa de la competencia: La Comisión vuelve a adoptar una Decisión e impone una multa de € 776 millones a varios transportistas aéreos integrantes de un cártel de fijación de precios

Bruselas, 17 de marzo de 2017

La Comisión Europea ha vuelto a adoptar una Decisión sobre las prácticas colusorias de once compañías aéreas de carga y les ha impuesto una multa por un importe total de € 776 465 000 por conformar un cártel de fijación de precios. El Tribunal General había anulado la Decisión original de la Comisión por motivos de procedimiento.

La comisaria Vestager, responsable de la Política de Competencia, ha declarado: «Millones de empresas dependen de los servicios de carga aérea, que transportan más del 20 % de todas las importaciones de la UE y casi el 30 % de sus exportaciones. Para la Comisión, conformar un cártel, en vez de competir para ofrecer mejores servicios a los clientes, es una práctica con plomo en las alas. La Decisión adoptada hoy garantiza que las empresas integrantes del cártel en el sector del transporte aéreo de mercancías sean sancionadas por su comportamiento».

En noviembre de 2010, la Comisión impuso una multa de casi 800 millones EUR a once compañías aéreas de carga que, desde diciembre de 1999 hasta febrero de 2006, habían integrado un cartel de fijación de precios en el mercado de servicios de transporte aéreo que había afectado a vuelos realizados dentro del Espacio Económico Europeo o con destino u origen en él. Los acuerdos del cártel consistían en numerosos contactos entre las aerolíneas, a nivel tanto bilateral como multilateral, a fin de fijar el nivel de los recargos por combustible y seguridad.

Las empresas multadas en 2010 fueron Air Canada, Air France-KLM, British Airways, Cargolux, Cathay Pacific Airways, Japan Airlines, LAN Chile, Martinair, Qantas, SAS y Singapore Airlines. Lufthansa (el duodécimo miembro del cártel) y su filial Swiss International Air Lines quedaron totalmente exentas de las multas.

Todas las compañías aéreas sujetas a la Decisión de 2010, menos una, Qantas, impugnaron la Decisión ante el Tribunal General de la UE. En diciembre de 2015, dicho órgano anuló la Decisión de la Comisión contra las once compañías interesadas, concluyendo que se había producido un vicio de procedimiento. No se pronunció, no obstante, sobre la existencia del cártel.

A juicio de la Comisión, esas compañías aéreas participaron en un cártel de fijación de precios, por lo que ha decidido volver a adoptar una Decisión y reestablecer las multas. Esta nueva Decisión subsana el vicio apreciado por el Tribunal General, sin dejar de ser idéntica a la anterior por lo que respecta a los comportamientos contrarios a la competencia que había sancionado la Comisión. La Decisión confirma que la Comisión no permitirá que los cárteles queden impunes. Los cárteles son ilegales y menoscaban los intereses de las empresas y los consumidores.

 

Las multas

Las multas se han fijado sobre la base de las Directrices pertinentes establecidas en 2006 por la Comisión (véase también la nota informativa). Se han fijado en exactamente el mismo nivel que en la Decisión de 2010 para todas las compañías, excepto en lo que se refiere a Martinair. En la Decisión de 2010, la multa impuesta a esa compañía se había limitado a un máximo del 10 % de su volumen total de negocios en 2009. Las normas de la UE permiten imponer una multa de hasta el 10 % del volumen de negocios total realizado en el ejercicio anterior al de la adopción de la Decisión. En 2016, el volumen de negocios de Martinair fue significativamente inferior al de 2009. La multa impuesta se ha reducido para reflejar tal circunstancia.

Conforme a la Decisión de 2010, Lufthansa y su filial Swiss International Air Lines gozaron de una dispensa total en virtud de la Comunicación sobre clemencia de 2006, pues habían puesto el cártel en conocimiento de la Comisión y le habían proporcionado información valiosa. Conforme a la Comunicación sobre clemencia, también se redujo la mayoría de las multas impuestas a las compañías que habían cooperado con la Comisión.

 

Relación de multas:

 

 

Multa (EUR)*

Reducción conforme a la Comunicación sobre clemencia

 

Air Canada

21 037 500

15%

 

Air France

182 920 000

20%

KLM

127 160 000

20%

 

Martinair

15 400 000

50%

 

British Airways

104 040 000

10%

 

Cargolux

79 900 000

15%

 

Cathay Pacific Airways

57 120 000

20%

 

Japan Airlines

35 700 000

25%

 

LAN Chile

8 220 000

20%

 

SAS

70 167 500

15%

 

Singapore Airlines

74 800 000

 

 

Lufthansa

0

100%

Swiss International Air Lines

0

100%

(*)   Las personas jurídicas en el seno de la empresa podrán ser consideradas responsables solidarias de la totalidad o de parte de la multa impuesta.

 

Contexto general

La investigación se inició a raíz de una solicitud de dispensa presentada por Lufthansa en diciembre de 2005. En febrero de 2006, la Comisión llevó a cabo, sin previo aviso, inspecciones en los locales de varias compañías prestadoras de servicios de transporte aéreo. En noviembre de 2010, la Comisión adoptó una Decisión contra doce compañías aéreas de carga e impuso multas por un total de 799 445 000 EUR.

Todas las compañías afectadas, salvo Qantas, interpusieron un recurso ante el Tribunal General de la UE contra dicha Decisión. Como no interpuso recurso, la Decisión de 2010 pasó a ser firme para Qantas.

En diciembre de 2015, el Tribunal anuló la Decisión impugnada después de haber constatado una discrepancia entre la motivación y la parte dispositiva. En la motivación de la Decisión se describía la infracción como una infracción única y continuada, en la que estaban involucradas todas las compañías sancionadas. Sin embargo, algunos artículos de la parte dispositiva sugerían que existían cuatro infracciones distintas, y que solo algunas de las compañías habían participado en las cuatro.

La Comisión ha ajustado a las conclusiones del Tribunal la Decisión adoptada hoy, poniendo la parte dispositiva en consonancia con la motivación.

 

Acción por daños y prejuicios

Cualquier persona o empresa afectada por el comportamiento contrario a la competencia descrito en este asunto puede acudir a los tribunales de los Estados miembros y reclamar una indemnización por daños y perjuicios. La jurisprudencia del Tribunal y el Reglamento del Consejo n.º 1/2003 confirman que, en los casos que se dirimen ante los órganos jurisdiccionales nacionales, una Decisión de la Comisión constituye una prueba vinculante de que el comportamiento se produjo y fue ilegal. El hecho de que la Comisión haya impuesto multas a las compañías involucradas no obsta para que puedan concederse también indemnizaciones, sin que proceda su reducción como consecuencia de la imposición de tales multas.

La Directiva sobre daños y perjuicios en materia de defensa de la competencia, que los Estados miembros deberían haber incorporado a sus ordenamientos jurídicos antes del 27 de diciembre de 2016, facilita a las víctimas de las prácticas contrarias a la competencia obtener una indemnización por daños y perjuicios. Se puede obtener en este enlace más información sobre las acciones de daños y perjuicios, incluida una guía práctica sobre cómo cuantificar el perjuicio causado por las infracciones.

IP/17/661

Personas de contacto para la prensa:

Solicitudes del público en general: Europe Direct por teléfono 00 800 67 89 10 11 , o por e-mail


Side Bar