Chemin de navigation

Left navigation

Additional tools

Comisión Europea - Comunicado de prensa

Acuerdo sobre la propuesta de la Comisión de endurecer las normas para unos vehículos más seguros y más limpios

Bruselas, 7 de diciembre de 2017

El Parlamento Europeo, el Consejo y la Comisión han alcanzado un acuerdo político para aumentar significativamente el nivel de calidad y la independencia de la homologación de tipo y los ensayos de vehículos, incrementar los controles de los vehículos que ya se encuentran en el mercado de la UE y reforzar el sistema global con una supervisión europea.

Los colegisladores de la UE han alcanzado un acuerdo sobre la propuesta de la Comisión de enero de 2016 para reformar totalmente el marco de la «homologación de tipo» de la UE: las normas para certificar que un vehículo cumple todos los requisitos para poder ser comercializado y para un control riguroso del cumplimiento actual de la legislación de la UE por parte de los fabricantes. 

Jyrki Katainen, vicepresidente responsable de Fomento del Empleo, Crecimiento, Inversión y Competitividad, ha afirmado: «Con unas normas más estrictas que se supervisen de manera más rigurosa, la industria del automóvil tiene la posibilidad de recuperar la confianza de los consumidores. Tan solo unas semanas después de las propuestas sobre movilidad limpia de la Comisión, el acuerdo alcanzado hoy marca otro nuevo hito en los esfuerzos más generales que realiza la UE para reforzar el liderazgo mundial de nuestra industria automovilística en vehículos limpios y seguros.» 

Por su parte, la comisaria Elżbieta Bieńkowska, responsable de Mercado Interior, Industria, Emprendimiento y Pymes, ha declarado: «El "Dieselgate" ha sacado a la luz las deficiencias de nuestro sistema de regulación y de vigilancia del mercado. Sabemos que algunos fabricantes de automóviles estaban haciendo trampa y que muchos otros se aprovechaban de las lagunas de la legislación. Para poner fin a esta situación, estamos reformando todo el sistema. Después de casi dos años de negociaciones, me congratulo de que se hayan mantenido los elementos clave de nuestra propuesta, lo que incluye que la UE pueda realizar una auténtica supervisión y tenga competencias para hacer cumplir las normas. En el futuro, cuando se incumpla la ley, la Comisión podrá realizar controles de los automóviles, poner en marcha recuperaciones a escala de la UE e imponer multas de hasta 30 000 euros por vehículo.»

Estos son los principales pilares de las nuevas normas: 

  1. Elevar el nivel de calidad y la independencia de la homologación de tipo y los ensayos antes de que un vehículo se introduzca en el mercado:

    Se auditarán de manera periódica e independiente los servicios técnicos, sobre la base de estrictos criterios de rendimiento, a fin de obtener y mantener su designación por un Estado miembro para someter a ensayo e inspeccionar los nuevos modelos de vehículos. La Comisión y otros Estados miembros podrán impugnar una designación cuando exista alguna deficiencia.

    Las autoridades nacionales de homologación de tipo estarán sometidas a auditorías de la Comisión a fin de asegurar que las normas correspondientes se apliquen y se hagan valer de manera rigurosa en toda la UE.

    No se ha mantenido la propuesta de la Comisión de modificar el sistema de remuneración para evitar que el fabricante pague directamente a los servicios técnicos. 

  2. Incrementar los controles de los vehículos que ya se encuentran en el mercado de la UE:

    Si bien las normas actuales de homologación de tipo se ocupan principalmente de los controles previos de prototipos procedentes de la cadena de producción, en el futuro los Estados miembros deberán llevar a cabo controles aleatorios periódicos de vehículos que ya se encuentren en el mercado y los resultados se pondrán a disposición del público.

    Todos los Estados miembros podrán ahora tomar inmediatamente medidas de salvaguardia en su territorio contra los vehículos no conformes, sin necesidad de esperar a que actúe la autoridad que haya concedido la homologación de tipo, como todavía sucede en la actualidad. 

  3. Supervisión europea:

    En el futuro, la Comisión realizará controles del mercado independientemente de los Estados miembros y tendrá la posibilidad de iniciar recuperaciones a escala de la UE. Asimismo, tendrá competencias para impugnar la designación de servicios técnicos y para imponer sanciones administrativas a los fabricantes o los servicios técnicos de hasta 30 000 euros por cada vehículo no conforme.

    La Comisión liderará un nuevo foro sobre la aplicación de la normativa a fin de garantizar una interpretación más uniforme de la legislación pertinente de la UE, una transparencia completa en relación con los casos de incumplimiento y unas actividades de vigilancia del mercado por parte de los Estados miembros mejores y más coordinadas.

El nuevo Reglamento mantiene la actual prohibición de los dispositivos de desactivación, que las autoridades nacionales tienen la obligación permanente de vigilar y cuya utilización deben impedir, pero va un poco más allá. En el futuro, los fabricantes de automóviles tendrán que proporcionar acceso a los protocolos de software de los vehículos. Esta medida es paralela al paquete de emisiones en condiciones reales de conducción, que hará mucho más difícil eludir los requisitos relativos a las emisiones y que incluye la obligación de que los fabricantes revelen sus estrategias de reducción de emisiones, como ya es el caso en los EE. UU. 

El Reglamento de homologación de tipo complementa una serie de otras importantes iniciativas de la Comisión en relación con una movilidad limpia, lo que incluye unos nuevos y mejorados ensayos de emisiones de automóviles, que se convirtieron en obligatorios el 1 de septiembre de 2017, y propuestas de nuevos objetivos de emisiones de CO2 para contribuir a acelerar la transición hacia los vehículos de emisiones bajas y nulas.

Próximos pasos

El acuerdo político preliminar alcanzado por el Parlamento Europeo, el Consejo y la Comisión en las denominadas negociaciones tripartitas debe ahora ser formalmente aprobado por el Parlamento Europeo y el Consejo. A continuación, el Reglamento será directamente aplicable en todos los Estados miembros y será obligatorio a partir del 1 de septiembre de 2020.

Antecedentes

Según las normas actualmente en vigor, si bien es la UE la que establece el marco jurídico, las autoridades nacionales son plenamente responsables del control de la conformidad de los fabricantes de automóviles. Una vez que un vehículo se certifica en un Estado miembro, puede circular libremente por toda la UE. Solamente la autoridad nacional que realizó la homologación de tipo de un vehículo puede tomar medidas correctoras, tales como ordenar una recuperación e imponer sanciones administrativas en caso de incumplimiento. 

La Comisión ya estaba revisando el marco de la homologación de tipo de la UE para los vehículos de motor antes de que se conocieran las prácticas de Volkswagen en septiembre de 2015. En ese momento llegó a la conclusión de que era necesario llevar a cabo una reforma más amplia para evitar que se repitan casos de incumplimiento de la normativa como este, lo que propuso el 27 de enero de 2016

Paralelamente, la Comisión sigue vigilando si los Estados miembros están aplicando correctamente las normas vigentes y realiza un estrecho seguimiento de los esfuerzos de las autoridades nacionales en relación con los automóviles contaminantes que ya se encuentran en circulación. 

La Comisión ha apoyado el trabajo de los Estados miembros mediante el desarrollo de una metodología común de ensayo para detectar los dispositivos de desactivación que alteran los resultados de los ensayos en laboratorio y para garantizar la coherencia de los resultados de las investigaciones nacionales. Asimismo, ha publicado orientaciones para ayudar a las autoridades de los Estados miembros a evaluar si un fabricante de automóviles está utilizando dispositivos de desactivación u otras estrategias que conducen a un aumento de las emisiones del vehículo fuera del ciclo de ensayo y a analizar si están justificadas desde el punto de vista técnico. 

La Comisión también vela por que se respeten las normas en materia de competencia y seguirá haciéndolo, además de velar por que se trate de manera justa a los consumidores. 

Más información

Comunicado de prensa: La Comisión Europea endurece la legislación sobre vehículos para mejorar su seguridad y reducir la contaminación (27 de enero de 2016)

Preguntas frecuentes: Propuesta de Reglamento relativo a la homologación y la vigilancia del mercado de los vehículos de motor, ensayos de emisiones en condiciones reales de conducción (27 de enero de 2016)

Comunicado de prensa: El 1 de septiembre serán obligatorios los nuevos ensayos mejorados de las emisiones de los automóviles (31 de agosto de 2017)

Preguntas frecuentes: Acción de la UE para frenar la contaminación causada por los vehículos (31 de agosto de 2017)

Comunicado de prensa: Unión de la Energía: La Comisión adopta medidas para reforzar el liderazgo mundial de la UE en el ámbito de los vehículos limpios (8 de noviembre de 2017)

Propuesta de Reglamento sobre la homologación y la vigilancia del mercado de los vehículos de motor

Documento de trabajo de los Servicios de la Comisión: evaluación de impacto

 

IP/17/5131

Personas de contacto para la prensa:

Solicitudes del público en general: Europe Direct por teléfono 00 800 67 89 10 11 , o por e-mail


Side Bar