Navigation path

Left navigation

Additional tools

Comisión Europea - Comunicado de prensa

Mercado único digital: los negociadores de la UE han acordado para poner fin al bloqueo geográfico injustificado

Bruselas, 20 de noviembre de 2017

El Parlamento Europeo, el Consejo y la Comisión han cumplido los compromisos contraídos en septiembre en la Cumbre Digital de Tallin al poner fin al bloqueo geográfico injustificado, uno de los temas prioritarios de la UE para 2017

El Parlamento Europeo, el Consejo y la Comisión alcanzaron un acuerdo político para poner fin al bloqueo geográfico injustificado para los consumidores que deseen comprar productos o servicios en línea dentro de la UE. Las nuevas normas impulsarán el comercio electrónico en beneficio de los consumidores y las empresas que aprovechan el creciente mercado europeo en línea.

El vicepresidente Andrus Ansip, responsable del Mercado Único Digital, ha declarado: «Hoy ponemos fin a la discriminación injustificada a la hora de hacer compras en línea. Esta es una excelente noticia para los consumidores. Con las nuevas normas, los europeos podrán elegir en qué sitio web desean comprar sin sufrir bloqueos ni desvíos. Será ya una realidad para las Navidades del año próximo.»

La comisaria Elżbieta Bieńkowska, responsable de Mercado Interior, Industria, Emprendimiento y Pymes, ha añadido: «Estamos mejorando el mercado único de la UE para adaptarlo al mundo digital ofreciendo a los consumidores las mismas posibilidades de acceder a la oferta más amplia posible, independientemente de si van en persona a una tienda en otro país o si compran en línea. Próximos pasos: bajar los precios de los envíos transfronterizos de paquetes, que todavía disuaden de comprar y vender productos en toda la UE».

Mariya Gabriel, comisaria responsable de Economía y Sociedad Digitales, concluyó lo siguiente: «Poner fin al bloqueo geográfico injusto es un gran paso adelante para los consumidores y para la construcción de un verdadero mercado único digital que sirva a todos. Junto con el fin de las tarifas de itinerancia y la transferibilidad, los ciudadanos de la UE podrán comprar en línea sus muebles nuevos, reservar habitaciones en un hotel o utilizar su tarjeta de crédito a través de las fronteras, como en su propio país.»

Para los ciudadanos, esto significa que podrán comprar sus nuevos electrodomésticos en línea, alquilar un coche o adquirir entradas para conciertos en otros países como lo hacen en el suyo propio. Se garantizará así que ya no encuentren barreras, por ejemplo que se les pida pagar con una tarjeta de débito o de crédito emitida en otro país. Para las empresas, esto significa mayor seguridad jurídica en sus operaciones transfronterizas.

Como declaró el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, en la Cumbre Digital de Tallin el pasado mes de septiembre, los legisladores de la UE han de llegar a una conclusión sobre las 24 propuestas legislativas que ha presentado la Comisión desde el comienzo del presente mandato para completar el mercado único digital. La Comisión Europea está dispuesta a ayudar al Parlamento Europeo y al Consejo a conseguir buenos resultados y lo ha demostrado haciendo posible el acuerdo.

Las nuevas normas definen tres situaciones específicas en las que, desde el principio, no se concibe justificación ni criterios objetivos para que se dé un trato distinto a clientes de diferentes Estados miembros de la UE.

Son las siguientes:

· La venta de bienes sin entrega física. Ejemplo: un cliente belga desea comprar un frigorífico y encuentra la mejor oferta en un sitio Internet alemán. El cliente podrá encargar el producto y recogerlo en los locales del operador u organizar él mismo la entrega en su domicilio.

· La venta de servicios prestados por vía electrónica. Ejemplo: una consumidora búlgara quiere comprar a una empresa española servicios de alojamiento de datos para su sitio web. Ahora tendrá acceso al servicio y podrá registrar y comprar este servicio sin tener que pagar recargos con respecto a un consumidor español.

· La venta de servicios prestados en un lugar físico específico. Ejemplo: una familia italiana puede contratar un viaje directamente a un parque de atracciones en Francia sin tener que pasar por un sitio web italiano.

El Reglamento no impone la obligación de vender ni armoniza los precios. No obstante, aborda la discriminación en el acceso a los bienes y servicios en casos en que no pueda estar objetivamente justificada (por ejemplo, obligaciones en materia de IVA o requisitos legales diferentes).

El nuevo Reglamento entrará en vigor a los nueve meses de su publicación en el Diario Oficial de la Unión Europea para dar tiempo, especialmente a los pequeños comerciantes, a adaptarse.

Antecedentes

Un estudio de la Comisión llegó a la conclusión de que se habían constatado prácticas de bloqueo geográfico en el 63 % de todos los sitios web examinados. Esto demuestra que en 2015 menos del 40 % de los sitios web permitían a los clientes de otros países realizar compras. Esto se traduce en menos ingresos para las empresas y menos posibilidades de elección para los consumidores. Propuesto en mayo de 2016 como parte del mercado único digital, el Reglamento para poner fin al bloqueo geográfico injustificado fue señalado como prioridad legislativa para 2017 por el acuerdo de las tres instituciones europeas en su Declaración conjunta a principios de año. El Reglamento formaba parte de un paquete de medidas sobre comercio electrónico junto con una propuesta legislativa sobre servicios de paquetería transfronterizos y una propuesta legislativa para reforzar la defensa de los derechos de los consumidores.

Para más información

Estudio de mayo de 2016 sobre el bloqueo geográfico de los consumidores en línea:

Conclusiones de una compra misteriosa realizada por la Comisión Europea

Fichas informativas sobre la estrategia para el mercado único digital

IP/17/4781

Personas de contacto para la prensa:

Solicitudes del público en general: Europe Direct por teléfono 00 800 67 89 10 11 , o por e-mail


Side Bar